09/11/2007. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Centro de Convenciones Iberoamericano. Santiago de Chile, Chile.

Sesión Inaugural de la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno iberoamericano

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Bienvenidos a esta XVII Cumbre Iberoamericana, quiero dar mi saludo fraternal y cordial a todos, a Su Majestad, a todos los jefes de Estado, jefes de Gobierno, jefes de delegaciones, a todos los representantes de las organizaciones internacionales que aquí nos acompañan. Por cierto nuestro Secretario General de la Segib, y decirles que estamos muy felices que estén acá, y que esperamos, como ayer lo señaláramos todos quienes tuvimos la ocasión de hablar con ocasión de la inauguración de esta cumbre, que ésta pueda ser un paso potente importante para avanzar en tareas muy concretas en relación al tema que nos convoca, al tema de hacer de nuestra región iberoamericana una región más justa, más humana, más solidaria. Pero antes de pasar justamente a inaugurarlo yo quisiera decirles que esta cumbre, en ella se resume el trabajo de muchos y quisiera primero que nada, invitarlos entonces a mirar un video que va a representar lo que todos nuestros ministros, funcionarios realizaron a lo largo de este año, para poder llegar a esta cumbre con resultados concretos.

Quisiera que pudiéramos ver el video por favor.

[Video introductorio de la reunión]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Hemos querido compartir con ustedes lo que fue el trabajo de este año, donde para nosotros también constituyó una experiencia extraordinaria como país, dado que como ustedes pudieron ver buscamos que la cumbre, todo el país hiciera parte de la cumbre al hacer estas reuniones en muchos lados y también hemos querido mostrarles esto para que vean que su gente si estuvo trabajando efectivamente, muy intensamente para que llegáramos acá como muy buenos resultados.

Bueno yo quiero señalar nuevamente, darle la bienvenido a todos los Presidentes, Jefes de Estado, Jefes de Gobierno y delegación a nuestros dos Presidentes electos recientemente, la senadora Cristina Fernández presidenta electa de Argentina. Caluroso aplauso.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Y a don Álvaro Colom, presidente electo de Guatemala también.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Y también en representación de todos los Jefes de Estado y de Gobierno aquí presentes, quisiera que pudiéramos enviar un mensaje de solidaridad, de esperanza a todos los pueblos que han estado asolados por tremendos problemas climáticos y que explican dentro de otras cosas que nuestros colegas de México y República Dominicana no puedan acompañarlos y también para el presidente de Panamá que tampoco puede estar acá, por otro tipo de situación contingentes.

Nos reunimos para debatir sobre la cohesión social en un momento de oportunidad para Iberoamérica, nuestra región ha sido marcada por la construcción de sociedades que a lo largo de la historia han reproducido patrones de inequidad y exclusión y nos ha convertido en la región más desigual del planeta, en los últimos años ha habido avance, hemos ingresado en una etapa de extensión y profundización democrática sin precedente y a la vez hemos tenido un casi inédito período de crecimiento económico en los últimos 5 años. Los fundamentos macros parecen consolidarse en gran parte de los países y la región se moderniza, aumenta su competitividad, se abren nuevos mercados, la integración aumenta, si la medimos en términos de comercio o de inversión interregionales.

Sin embargo, estos procesos tanto el de democratización como el de modernización económica, como decía anoche, no han podido ocuparse con éxito de la deuda social histórica de la región, ni tampoco han sido capaces de dar respuestas efectivas a la nueva demanda social.

La ausencia de políticas que promuevan de manera efectiva la cohesión social, debilita los sentimientos de solidaridad, pertenencia, entidad social y tan importante como la anterior, un cierto sentimiento de desencanto con la democracia y con la política, el desafío de esta reunión es iniciar una discusión amplia y profunda que seamos capaces de dar pasos por un lado importante y por otro lado concretos hacia la renovación de un pacto social que se haga cargo de estos temas, y yo se que podremos también demostrar que la democracia puede crecer de manera sostenida y a la vez simultáneamente reducir la pobreza y brindar igualdad de oportunidades. Chile ha pretendido hacerse cargo de este problema y mi gobierno ha tenido como sello la creación de un sistema de protección social que acoja a los chilenos desde la cuna hasta la vejez y para ello hemos impulsado la materialización de un pacto social en nuestro país acerca de reformas muy concretas, pero a la vez muy imperiosas, educación, previsión social, seguridad ciudadana, infancia, probidad y transparencia del estado son los temas que hoy promovemos grandes acuerdos en nuestro país y son temas que también son de gran importancia para toda nuestra íbero América porque si bien cada país tiene una historia y realidades especificas también tenemos un origen y desafíos compartidos, para lograr lo anterior es fundamental un gran consenso sobre los fundamentos de este nuevo llamémosle pactos social, y creo que si hemos llegado a esta cumbre con el tema social como tema prioritario para la región, quiere decir que podemos llegar a un nivel de acuerdos suficientes sobre estos fundamentos, me refiero por ejemplo a que debemos impulsar políticas públicas capaces de garantizar y no sólo proclamar el acceso universal a los servicios sociales, sólo un enfoque de derechos sociales de las personas garantizados jurídica y financieramente por el estado, me refiero también a la construcción de sistemas de protección social, los que de manera progresiva vayan asegurando esta prestaciones e integrándolas bajo un mismo enfoque de derechos ciudadanos, pero como señalé anoche en la inauguración no basta para esto la solidaridad con nuestros sueños como alertaba García Márquez, tenemos el desafío adicional de ser capaces de traducir estos acuerdos generales y buenas intenciones en resultados tangibles, definiendo metas, plazos y estrategias y demostrar que este tipo de reuniones son un instrumento efectivo para mejorar la vida de nuestros ciudadanos y ciudadanas, un buen ejemplo en este sentido es que esta cumbre haya sido capaz de llegar a esta reunión con un excelente propuesta, que deberemos de examinar para adoptar un convenio Iberoamericano de seguridad social, de esta forma le estaremos diciendo a los millones emigrantes Iberoamericanos que podrán regresar a su país de origen sin perder el esfuerzo de los duros años de trabajo, de esta forma también los gobiernos hemos sido capaces de dar un paso trascendental para proteger los derechos de los emigrantes tal como lo acordáramos en el cumbre iberoamericana del año pasado en Uruguay, pero esta cumbre puede ir más allá, esta reunión puede iniciar un proceso que nos permita por ejemplo avanzar hacia un sistema de protección de la infancia en íbero América, se ha propuesto una iniciativa muy concreta para intercambiar experiencia, apoyar la implementación de políticas y medir los avances e inactiva que ciertamente apoyamos, en este mismos espíritu Chile da la bienvenida a las iniciativas que han sido presentadas para reducir la mortalidad y la desnutrición infantil de los recién nacidos y tenemos la oportunidad de avanzar en esta cumbre en esta meta y cumplir así los objetivos del milenio número cuatro y cinco reduciendo significativamente la mortalidad infantil y mejorando la salud materna, tarea en la que nos hemos comprometido personalmente con el presidente Lula y con el primer ministro Jens Stoltenberg de Noruega, pero la protección de la infancia va más allá y se intercepta con la igualdad, sabemos que la desigualdades comienzan a gestarse en los primeros años de vida de los niños, tenemos la obligación de llegar en ese momento y no después, mi gobierno ha iniciado una red de salas cuna, jardines infantiles, justamente para hacernos cargo de esa desigualdad que parte desde la cuna, y permítanme compartir con ustedes una cifra, en Chile hoy existen dos mil salas cunas públicas gratuitas, al país les tomó 30 año construir las primeras mil, a mi gobierno le tomó 18 meses construir las segundas mil, y seguiremos este ritmo 900 salas por año hasta el 2.010, de manera de asegurar que al menos el 40 por ciento más pobre de la población y los hijos de madres trabajadoras tengan acceso salas cunas y lo mismo con los jardines infantiles y queremos que iniciativas como esta recorran toda íberoamérica progresivamente, porque una iniciativa donde ganan todos, ganan los niños, las madres que pueden salir a trabajar tranquilas y agregar un ingreso al hogar y a la sociedad toda.

Chile se pone a disposición de la comunidad para trabajar este tema y con este propósito deseo anunciar nuestra decisión de crear un fondo para el desarrollo de la infancia a disposición de la secretaria general iberoamericana e invitamos a los países que deseen participar en este esfuerzo, un fondo que permita el intercambio de experiencias y la promoción de iniciativas concretas que estimulen al máximo las capacidades de nuestras niñas y nuestros niños. En esta cumbre también podemos hacer nuestro mejor esfuerzo y avanzar hacia un pacto especial para el acceso y la calidad de la educación en general, podemos empezar ahora por ejemplo poniendo en marcha un programa de movilidad para estudiantes universitarios mediante becas que de manera creciente ponga la educación de calidad al alcance de cualquier estudiante Iberoamericano según su merito y no según su origen social, étnico o territorial, pero eso no es lo único han sido presentadas propuestas que nos permitirán completar la alfabetización de la región antes del 2.015.

También estamos ante una oportunidad sin parangón para dar un impulso definitivo a las políticas que promueven la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, nuestras ciudadanas y nuestros ciudadanos nos están dando señales claras, entre el año pasado y este han sido elegidas presidentas en Chile y Argentina, por eso quiero formular un llamado para que avancemos en este camino, poniendo en marcha el consenso de Quito, incorporando la dimensión de genero en toda las políticas sociales y realizando un seguimiento detallado en los avances, amigas y amigos Jefes de estado y de gobierno, hay muchos temas que vamos a debatir y yo sólo he quiero poner algunos temas, pero vamos a asumir todos los que acá tienen que ver como hacemos de nuestra región una región y más justa para todos y como es posible observar esta cumbre iberoamericana se encuentra entre un gran desafío y es en esta perspectiva una reunión de una importancia extraordinaria, porque nos estamos preocupando de encarar el déficit social de toda nuestra región, tiene por tanto la oportunidad de convertirse en un punto de inflexión y poder entonces garantizar a nuestra sociedades que estamos cumpliendo con las esperanzas y anhelos que ellos pusieron en nosotros al elegirnos, por eso es que comenzó esta reunión con un gran optimismo, porque creo que es una gran oportunidad para toda íbero América, porque con esta reunión estamos instalando lo social, en el centro de nuestras políticas, las personas en el centro de la política porque la estamos consolidando como nuevo pilar de nuestro proceso de cooperación y de integración y también entonces en un punto de convergencia para trabajar unidos en íbero América y de esa manera también estaremos consolidando la democracia, estaremos fortaleciendo nuestra capacidad de concertación política regional para enfrentar con más fuerza los grandes desafíos del mundo, me refiero a la reducción de la pobreza, la lucha efectiva contra el calentamiento global y el cambio climático, la construcción de un mundo basado en reglas y en instituciones multilaterales, democráticas en paz y en seguridad. y de esta forma entonces, comenzamos a saldar 200 años después de nuestro nacimiento como comunidad iberoamericana una deuda de equidad y de inclusión por la que nuestros pueblos han luchado y continúan luchando sin descanso. Muchas gracias por la participación que se inicia acá, muy bienvenidos y voy a proceder entonces a pedirles lo siguiente, yo quisiera someter el proyecto de agenda a la aprobación de los señores Jefes de estado y de gobierno.

Este proyecto agenda fue sometido a consulta de todos los países miembros con debida anticipación y entiendo que fue aprobado por nuestro ministro de relaciones exteriores en el día de ayer y por lo tanto sino hubiera comentario o sugerencia pudiéramos darla por aprobada, hay algún comentario, o sugerencia, alguien que quisiera añadir algo, supongo que quien calla otorga y por tanto damos por aprobada la agenda.

Bueno, como primer punto de la agenda, el secretario general Iberoamericano señor Enrique Iglesias, presentará el informe sobre las actividades de la Segib. Tiene la palabra el señor Iglesias.

Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias Presidenta en el día de ayer nosotros presentamos ante los cancilleres el plan de trabajo, las actividades de la Segib, yo no voy a cansar a los Presidentes con este tema, sus gobiernos están perfectamente enterados de la venimos haciendo y por tanto ese tema me parece que sería sacarle tiempo a las exposiciones de ustedes que eso es lo que importa en el día de hoy, diría simplemente lo siguiente: Que a dos años de constituida esta Secretaría, hoy podemos decir que tenemos una Secretaría que está funcionando, una Secretaría pequeña, organizada entorno a un grupo muy dedicado de colaboradoras y colaboradores y sobre todo con ese grupo pequeño el gran apoyo que nos dan los organismos que muchos los que están representados allí y presentes en este momento, porque creemos de alguna forma que tenemos que aprovechar el capital y conocimiento de ellos para poder trabajar. Eso nos permite generar una relación muy fluida de apoyo que es lo que realmente nos permite funcionar. Creo que el video que usted mostró da cuenta de la dinámica que tienen que estar... que precede a esta Cumbre, estas once reuniones ministeriales, los foros parlamentarios, los foros de los gobiernos locales, de empresarios, de sociedad civil, quiere decir que es todo un andamiaje y ese andamiaje tiene su dinámica propia, los ministros tienen sus procesos de cooperación de manera que hay en marcha un proceso a donde de alguna manera de orientaba la creación de esta Secretaría hace un par de años en Salamanca.

Quiero decir que además existe este foro político, yo creo que es muy importante que en esta construcción de la Comunidad Iberoamericana, este foro es la pieza central, un foro donde se dialoga con... en que se dialoga y se coopera dentro de la diversidad y dentro de un ambiente de convivencia y de intercambio de opiniones que es muy importante para mantener precisamente la presencia de las mejores tradiciones de la Comunidad Iberoamericana. El tema que usted mismo eligió ha sido un tema muy importante, el tema de la cohesión social que es el tema central donde vamos a ir ahora los presidentes, creo que en el fondo es abordar la gran contradicción que muestra el desarrollo de nuestros países que es un crecimiento que no ha estado acompañado por avances sociales y eso significa ciertamente una gran demanda sobre las políticas y la calidad de las políticas.

Yo creo que en esta materia además este debate se plantea a partir de muchas experiencias acumuladas, pero también se plantea en un momento particular donde hay una bonanza especial, entonces la idea es ver si realmente aprovechar esa bonanza para darle a la región respuesta a esta contradicción histórica entre crecimiento y exclusión, que es un poco el centro del debate sobre el cual está centrada esta reunión.

El tema de cohesión social como tal es nuevo en su formulación pero no es nuevo en su problemática, en el fondo lo que es interesante del concepto es que por una parte incluye la idea de crecimiento pero incluye la idea de políticas sociales explícitas y junto con eso la idea de que tenemos también que ocuparnos de problemas como la creación de ciudadanía, el sentido de pertenencia, la confianza y de la participación de los ciudadanos y eso es lo que le da al tema su importancia y su presencia.

Yo creo que se han hecho muchos trabajos en este año en esa materia y todos ellos alimentan y alientan un poco la base de esta discusión. Claramente cada país es una realidad, las generalizaciones aquí siempre son peligrosas, pero yo diría que lo importante es que junto con tomar conciencia del tema que ya existe hay una idea de reformas que habrá que abordar sobre todo en el área fiscal donde están los pactos fiscales involucrados de alguna manera, está presente también la idea del diálogo entre los distintos sectores en la sociedad, yo creo que usted ha mencionado la valorización de los diálogos entre el sector público, privado, el sector sindical, la sociedad civil, forma parte un poco de la respuesta que cada país tendrá que instrumentar y nosotros hemos iniciado a nivel regional un ensayo de diálogo entre los distintos sectores que creo que apunta a tomar y dándole cuerpo un poco a esta idea a futuro.

Creo que también es importante recordar en este momento que si la política, yo lo decía anoche, si la política de cohesión social es ciertamente una política interna no podemos olvidarnos que el comportamiento de la coyuntura internacional y las asimetrías que hay en materia de políticas comerciales y financieras es un componente también importante al que hay que apelar de alguna forma. De manera que yo creo que en todo esto, señora Presidenta, los antecedentes están arriba de la mesa y como digo que lo importante es oír ahora los presidentes de manera con esto yo termino mi presentación. Gracias.

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet En el Centro Internacional de Prensa se están exhibiendo 14 documentales sobre programas sociales para fortalecer la cohesión social, remitido por los Estados miembros. Quisiera agradecer a todos los país que cogieron esta iniciativa que demuestra que somos capaces de logra cuando pensando y actuamos en favor del desarrollo y de la inclusión social. A continuación quisiera ofrecer las palabras para abordar el tema de la cohesión social que es el tema central de esta Cumbre.

Antes de proceder a dar la palabra quisiera señalar que el orden de las intervenciones va a ser conforme a lo solicitado por los señores Jefes de Estado de gobierno y delegación, apretando el correspondiente botón que se encuentra en la consola de sus micrófonos. El programa contempla que las intervenciones tengan una duración máxima de cinco minutos cada una con la idea de poder tener la mayor cantidad de intervenciones de los señores Jefes de Estados y Jefes de Gobierno.

Daría entonces la palabra al presidente de Portugal... ¡ah! No, no, no... ¿sí? es ese ¿sí? sí.

Presidente de la República Portuguesa, Aníbal Cavaco Silva Señora Presidenta de la República de Chile, señores Jefes de Estado y de gobierno, me gustaría empezar por saludarles y felicitarlos por la importancia y el significado político del tema de esta reunión Cumbre. La situación de pobreza extrema, de exclusión social y de la chocante desigualdad en la distribución del ingreso son enemigos del respeto por los Derechos Humanos, minan la confianza en las instituciones democráticas y perjudican la concreción plena de la idea de progreso que nosotros ambicionamos. Tenemos que dar especial atención a los grupos sociales que enfrentan un mayor riesgo de progreso, los ancianos, los cesantes y los niños.

Los gobiernos tienen un papel fundamental en este combate, pero también debemos reconocer la importancia de soluciones flexibles e innovadoras que promuevan una mayor movilización de las organizaciones no gubernamentales y de los ciudadanos en general y que favorezcan una mayor concertación entre las acciones del Estado y las iniciativas de la sociedad civil. La pobreza, la exclusión y la desigualdad en la distribución de la riqueza no son problemas nuevos sobre todo si nosotros observamos a las sociedades iberoamericanas. Sin embargo, son nuevos los contextos en que ellos se ponen en evidencia y que en muchos casos se agravan. Vivimos en un mundo cada vez más global en la era de la sociedad de la información y del conocimiento, en mi opinión es un error político ignorar sus efectos sobre las estructuras, las dinámicas sociales y también sobre la eficacia de las políticas. Si nosotros insistimos mucho en las viejas políticas de la redistribución del ingreso, si nosotros confiáramos exclusivamente en la acción del Estado y en la protección asistencial de otras épocas, difícilmente podríamos cumplir el designio de tener sociedades más cohesionadas y más justas.

Sí es verdad que la globalización puede suponer una amenaza a la cohesión social no es menos verdad que ésta proporciona también oportunidades de generación de riqueza y de participación en la economía mundial como nunca antes había ocurrido en el pasado, China y la India son buenos ejemplos de aquello. En el combate la exclusión y a la pobreza, lo fundamental es proporcionar más y mejores oportunidades para que todos los ciudadanos puedan compartir la generación de riqueza y se beneficien de más trabajo. La educación tiene un rol decisivo, actualmente a nivel europeo está cada vez más presente la idea de una inclusión activa para además de garantizar un nivel de protección social mínimo lo que se le exige al Estado es principalmente que cree oportunidades para que los ciudadanos se realicen profesionalmente, que capacite a las nuevas generaciones a través de la educación y de la formación y que promuevan el hábito de aprender a lo largo de la vida. Para combatir la pobreza y la exclusión social no basta, repito la acción del estado. Es necesario involucrar a todos porque todos son responsables y a todos los niveles en la responsabilidad cívica de los ciudadanos, en las redes de solidaridad y de ayuda mutua en la cohesión de las comunidades locales, en la mayor eficacia de las políticas sociales y también en la propia cooperación internacional, dando de este modo sentido a la idea de un esfuerzo global por la inclusión social. El intercambio de opiniones que nuestros debates nos entregan, estoy cierto que serán aportes importantes para que podamos evaluar mejor lo que en cada uno de nuestros países se está haciendo en este ámbito y también lo que se puede hacer en las relaciones de los países entre ellos. De manera que el progreso económico y social llegue a todos y que asegure además una consolidación efectiva de sociedades abiertas y apoyadas en los valores de la libertad y de la democracia, siempre según el respeto por la dignidad del ser humano. Muchas gracias señora Presidenta.

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Antes de dar la palabra quisiera informar a todos los Jefes de Estados, Jefes de Gobierno y delegación que esta plenaria está siendo transmitida hacia la sala de prensa. Yo quisiera saber si... varios de ustedes lo plantearon que les parecía así, quisiera saber si alguien se opone a esta posibilidad ¿nadie? Nuevamente. Muy bien, quisiera yo entonces dar la palabra a su majestad el rey Juan Carlos de Borbón.

Rey Juan Carlos de Borbón Muchas gracias Presidenta. Señora Presidenta de la República de Chile, señores Jefes de Estado y de Gobierno, señor Secretario General Iberoamericano, señoras y señores.

Cuando hace un año decidimos reflexionar conjuntamente sobre la cohesión social en el ámbito iberoamericano, lo hicimos concientes de que es uno de los principales retos a los que se enfrenta nuestra comunidad. Es verdad que Iberoamérica ha hecho en estos años progresos indudables, pero también lo es que persisten desigualdades lacerantes e injustas, unas desigualdades que excluyen a una parte significativa de nuestros ciudadanos de unas condiciones de vida signas. Buena prueba de la complejidad del desafío y de la envergadura del compromiso que requiere por parte de todos, es que estas desigualdades persistan cuando mayores son los recursos y la toma de conciencia sobre la necesidad de acabar con ellas. Tanto la Secretaría protémpore chilena y la Secretaría General Iberoamericana, como la Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas se han concentrado en el estudio de este complejo fenómeno.

También han volcado sus mejores esfuerzos los responsables de la sociedad civil y del mundo empresarial, así como nuestros gobiernos y parlamentos, sus reflexiones y propuestas resultan tanto o más valiosas cuanto más nos inspiren, nos inciten y nos ayuden a actuar.

La mayor cohesión social es un desafío para cada uno de nuestros países, para Iberoamérica en su conjunto y disponemos de la voluntad necesaria, para convertir nuestros valores comunes en principios compartidos de actuación. Felicito a la Secretaría General Iberoamericana y a su titular don Enrique Iglesias, por el cumplimiento cabal esforzado y brillante de la misión que le hemos encomendado.

Quisiera por último expresar nuestro agradecimiento a la presidenta Bachelet y a su gobierno de Chile, por su generosa hospitalidad en estos días y probada dedicación iberoamericana a lo largo de todo este año.

Y ahora cedo las palabras al señor Presidente del gobierno de España. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Gracias su majestad, señor presidente Zapatero.

Presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero Muchísimas gracias señora presidenta de la República de Chile, señores Jefes de Estado y de Gobierno, señor Secretario General Iberoamericano, señoras y señores, especial satisfacción me produce tener entre nosotros a la presidenta electa de Argentina, Cristina Kirchner, al presidente electo de Guatemala, Álvaro Colom, ambas personalidades y su trayectoria política encajan muy bien en el objetivo de esta cumbre, que es la cohesión social en Latinoamérica, es el pálpito de su trayectoria política, el centro de sus intervenciones y el corazón de sus objetivos políticos. Por ello creo que este aire renovado de nuevos liderazgos en Iberoamérica tiene sin duda alguna y representa un gran empuje para este objetivo.

Presidenta Bachelet, al centrar la Cumbre Iberoamericana en la cohesión social hemos puesto el dedo en la llaga, hemos centrado nuestra deliberaciones y nuestra decisiones en el tema más importante de Latinoamérica, en el que va a dirimirse el futuro de este continente, de esta gran región. La democracia ha ido ganando terreno, consolidándose, extendiéndose, el crecimiento económico es hoy una realidad en la gran mayoría de los países y desde luego del conjunto de Latinoamérica y junto al crecimiento económico tiene que llegar la cohesión social. La cohesión social, las políticas sociales no consumen riqueza, ayudan a crear riqueza, cuanta más igualdad social, cuanta más cohesión social hay en un país más capacidad para que la inmensa mayoría de los ciudadanos puedan contribuir al crecimiento de riqueza de un país.

España ha venido desarrollando una política tendente a favorecer la cohesión social en Latinoamérica, tendente a reducir las desigualdades, la pobreza, la miseria, la falta de educación, la falta de salud, la desesperanza, porque señora presidenta Bachelet, cabría preguntarse ¿qué sentido tienen nuestras vidas cuando hay millones de ciudadano y de ciudadanas cuyas vidas no tienen sentido, por la falta de educación, de salud, por la miseria entera que asola a mucha gente en el continente y en planeta? Por ello un país desarrollado, un país con crecimiento económico, con bienestar como España tiene una doble obligación, un doble imperativo moral, España quiere crecer, quiere que sus ciudadanos tengan un alto grado de bienestar, pero no quiere hacerlo sola, quiere que en ese objetivo sea acompañado y especialmente por Latinoamérica. Nadie puede ser, ni puede ser plenamente, no puede estar plenamente realizado en sus objetivos políticos y sociales si otros no avanzan de igual manera.

Como saben, la ayuda a la cooperación que España está desarrollando en Latinoamérica crece sin cesar, este año 2007 vamos a llegar a los 900 millones de euros, mil 300 millones de dólares, para educación, para salud, para los ciudadanos de Latinoamérica, ya les puedo garantizar que el año 2008 superaremos los mil millones de euros y que nos hemos propuesto como objetivo alcanzar en los próximos 4 años, llegar al 0,7 por ciento de ayuda al desarrollo y destinar más del 40 por ciento al desarrollo de Latinoamérica, me referiré brevemente a los programas donde estamos haciendo más esfuerzo, para hacer también un anuncio en esta Cumbre ante todos los Jefes de Estado y Gobierno que tiene, yo creo, que un gran valor.

Como saben hemos centrado en la educación buena parte de nuestro esfuerzo en la ayuda de la cooperación y al desarrollo, a través del programa de canje de deuda por educación, respondiendo a uno de los grandes objetivos del milenio. Agradezco la valoración que ha hecho la Segib, la Secretaría sobre este programa y también me complace comprobar que aprobamos endosando a la Secretaría un programa de movilidad de estudiantes de maestría y doctorado en el conjunto de Iberoamérica, para fortalecer nuestras señales de identidad y me alegro que ese programa se llame “Pablo Neruda” y que lo hayamos decidido aquí esa denominación.

Quiero referirme ahora junto a la educación a otro de los grandes objetivos que tenemos en la cooperación al desarrollo, uno de los retos más importantes que tiene una buena parte de la población de Latinoamérica, se trata del acceso al agua potable y al saneamiento, es uno de los problemas fundamentales de la humanidad, mil 100 millones de personas no tienen acceso a suficiente agua potable y 2 mil 400 millones en el mundo carecen de saneamiento adecuado, esto causa la muerte de 22 millones de personas anualmente en el mundo. El objetivo 7 del programa del milenio de Naciones Unidas, pretende que en el año 2015 se haya reducido a la mitad el número de personas sin acceso adecuado al agua. España por su especial relación histórica con Iberoamérica puede y debe comprometerse para que el objetivo del milenio se cumpla aquí en esta región.

En Iberoamérica el 4,4 por ciento de la población urbana y el 30 por ciento de la población rural carecen de acceso al agua potable y el 15,8 de la población urbana y el 55,8 de la rural carece de saneamientos, significa que en Iberoamérica hay 58 millones de personas sin acceso al agua potable y 138 millones de personas sin acceso a saneamientos adecuados, la gran mayoría viven en ámbitos rurales, una buena parte son poblaciones indígenas habitualmente en una situación de desigualdad y de menos acceso al desarrollo. Por tanto mejorar el acceso al agua y al saneamiento en Iberoamérica es un objetivo fundamental, prioritario, si queremos hablar de desarrollo y de cohesión social.

El acceso al agua tiene un elevado rendimiento social, pequeñas inversiones tienen un gran impacto en las condiciones de vida de las personas y además la inversión en agua genera las condiciones mínimas para disfrutar de otros derechos básicos, como la salud o la educación, impulsa la cohesión social y la igualdad de género, es una inversión que tiene un efecto multiplicador, sobre el nivel económico de las comunidades y además contribuye a conservar el medio ambiente. Por ello tengo el honor, señor, de anunciar en esta Cumbre a los 22 Jefes de Estado y de Gobierno que participamos la creación del Fondo para el Agua en el que el gobierno español compromete, como mínimo, mil 500 millones de dólares para los próximos 4 años, para cumplir los objetivos de desarrollo del milenio, ya cuantificados en los presupuestos para 2008.

Asistentes [aplausos]

Presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero El fondo está abierto a otras contribuciones, espero que sea acogido favorablemente por la comunidad Iberoamericana de Naciones y por los organismos multilaterales de la región. Junto al agua, permítame que subraye la satisfacción que tenemos por el acuerdo en materia de seguridad social que se ha producido, es un gran avance, crea comunidad, garantiza derechos, derechos de los trabajadores, que han de tener un horizonte de igualdad en los representa la prestación de los servicios y la satisfacción de las prestaciones que necesitan.

Señora Presidenta, me complace de manera singular que esta Cumbre haya pasado de la retórica a los compromisos, que esta Cumbre haya pasado de las musas al teatro, que esta Cumbre haya dejado atrás los discursos y se ponga en marcha con las acciones, con los hechos y con actos. Se que la cumbre de Chile y en ello tiene mucho que ver quién la preside, por su sensibilidad social, por su afán de lograr la cohesión social en Chile y en el conjunto de Latinoamérica, sea recordada como la Cumbre en la que se movilizaron los esfuerzos, se pusieron los recursos y se centraron nuestros anhelos y nuestras esperanzas en la tarea que más nos demandan los ciudadanos de la Latinoamérica, en la tarea más alta, más noble, más digna que puede tener alguien que se sienta aquí representando democráticamente a sus pueblos, que acabemos con la injusticia, la desigualdad, la pobreza, la miseria, que no haya un solo niño que no tenga la posibilidad de ceder a una agua potable, a un puesto escolar, a un médico que le garantice una vida digna. Los que estamos aquí podemos conseguirlo, desde luego España va a poner todo su esfuerzo para que así sea y para que el conjunto de los pueblos de esta región puedan, a partir de hoy, tener un paso más de esperanza en lo que representamos y en los que somos. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias presidente Zapatero, tiene la palabra el presidente Correa de Ecuador.

Presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa Señores presidentes, su majestad Rey de España, queridos amigos y amigas, señora presidenta Michelle Bachelet y a través suyo a todo este pueblo hermano de Chile.

La historia de nuestra América es el cuento de la patria grande, emancipada y altiva que registró los episodios heroicos de nuestros próceres, desde Bolívar, San Martín, Manuela Sáenz y Artigas, en este Chile fértil provincia herida larga, fue conflicto y paradoja con O`Higgins, José Miguel Carrero y Manuel Rodríguez, la lucha anti colonialista dejó esa de dignidad, pero al mismo tiempo la historia republicana trajo nuevas manifestaciones de la codicia, como la voracidad del capitalista salvaje y el neoliberalismo inhumano, es por ello que nuestra inequidad, la desigualdad, los gobiernos represivos y entreguistas, los éxodos por la pobreza, los exilios políticos, de esta forma nuestra región la más desigual del mundo América Latina, no olvidemos jamás que es la región más desigual del mundo y ese debe ser el punto de partida para cualquier discusión sobre cohesión social, en promedio América Latina, es la clase media mundial, hay regiones más pobres como África y ciertos sectores de Asia, pero aquí podemos encontrar pobres más pobres que en África y ricos más ricos que en Suiza, nunca ha sido en consecuencia nuestra región un paradigma de cohesión social, sin embargo, durante la larga y triste noche neoliberal que ha sufrido nuestro continente, la destrucción de la cohesión social se exacerbo, súbitamente, aquel execrable defecto humano, el egoísmo, se convirtió en la máxima virtud social, la competencia se transformó en el modo de vida, supuestas manos invisibles eran las que nos iban a dar la máxima felicidad, en ese contexto entonces para qué tener un proyecto social en común, para qué tener cohesión alguna, no nos engañemos, tal vez el más nefasto legado del neoliberalismo ha sido la destrucción de la cohesión social en América Latina, mientras impere el evangelio del mercado, buscad el fin de lucro y el resto se os dará por añadidura, será muy difícil alcanzar una verdadera cohesión social, mientras sociedades, vidas y personas estén sometidas al enteleque y al mercado, donde los excluidos, los pobres, los miserables son considerados poco menos que daños colaterales, muy difícilmente habrá cohesión social, y si algo nos enseñó el siglo XX, es que los países más prósperos, ya no son aquellos que tienen más abundancia, recursos naturales, trabajo humano, capital físico, sino aquellos que tienen mayor talento humano y cohesión, puesto que sin un proyecto de vida en común por recursos que tenga un país sencillamente este comunidad social no podrá salir adelante.

En consecuencia su majestad, señores presidentes, señores Jefes de Eestados, amigos, amigas, hablar de cohesión social sólo puede ser entendido a través de la consagración a los intereses de las mayorías, con sistemas que rompan las profundas asimetrías económicas y sociales y de voz aquellos que nunca la tuvieron, una democracia que encauce la transformación social que demandan nuestros pueblos y que logre para todos el acceso a la justicia, al trabajo y a la dignidad, en este contexto también propongo que esta cumbre se pronuncia de manera radical en su condena al racismo y a la xenofobia, no podemos olvidar al gran Neruda, que proclamaba que antes de la peluca y la casaca ya esta América era una civilización maravillosa, de antorcha, petroglifo y cosecha.

Esta es la hora de los pueblos, del cambio de época, es también el tiempo de la mujer de América, representada en Chile por la palabra y la ternura de Gabriela Mistral, la canción Arpillera Violeta Parra y el coraje de luchadora y estadista de Michelle Bachelet, como presidente constitucional de la república del Ecuador, saludo esta XVI cumbre y proclamo, a nombre de mi pueblo la voluntad irreversible construir una patria soberana que no se humilla ante los poderosos para ser junto a los pueblos hermanos de iberoamérica dignos de la herencia que nos legaron los libertadores, muchas gracias presidenta por su hospitalidad, muchas gracias Chile por acogernos como hermanos.

Asistentes Aplausos.

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias presidente Correa. Tiene la palabra el presidente Kirchner de Argentina.

Presidente de la República de Argentina, Néstor Kirchner En primer lugar, quiero agradecer a nuestra querida amiga y presidenta de la república hermana de Chile, Michelle Bachelet, todas las atenciones, todo el cariño, todo el afecto y todo el compartir tantas cosas, agradecer la presencia de su majestad, de los Jefes de Estados, y me voy a permitir con el permiso de ustedes de hacer dos acotaciones que las debo hacer con mucho dolor, una con mucha alegría y una con mucho dolor que una obviamente tiene que ver seguramente con lo que es la temática de la cumbre, que es agradecerle a todos los jefes de estados y a todos los países hermanos y a vuestros pueblos el apoyo por nuestra permanente lucha por la soberanía de las Islas Malvinas, muchísimas gracias en nombre del pueblo argentino, el gesto que hoy la cumbre tiene realmente un profundo agradecimiento.

En el otro tema, su majestad, yo le quiero pedir realmente disculpas porque en su momento le pedí, fui uno de los que le pidió que facilite, que medie en este problema que tenemos con la república hermana del Uruguay, yo creí que esto no iba a ser tema de la cumbre, iba a utilizar la cumbre para tocar un tema donde una relación bilateral y donde usted está haciendo, hizo un esfuerzo tremendo, pero lamentablemente la incomprensión, vaya a saber qué, no soy yo ni me interesa juzgar la actitud de los demás, pero asegurar que me he sentido muy mal, creo el pueblo argentino se siente muy mal también porque en principio tenemos un gran respeto a usted y un gran agradecimiento por lo que ha hecho permanentemente por la región, por lo que están haciendo, por la comprensión que están teniendo de la región hay una compresión mucho más avanzada, mucho más real de lo que realmente pasaba y pasa en Latinoamérica, en la relación Latinoamérica España, que nosotros valoramos tremendamente, fundamentalmente a partir de la gestión de José, del presidente José Luis Rodríguez Zaptero, de España y por supuesto la tarea suya inmensurable durante tanto tiempo, por eso yo no quería traer el problema de la república hermana de Uruguay, la Argentina a esta cumbre, bajo ningún aspecto quería incomodar a ningún jefe de estado, les pido perdón a todos igual porque no era tema, pero, realmente gracias en nombre del pueblo argentino su majestad, nosotros a pesar de la incomprensión de algunos, a pesar a veces de estas cosa que pasan siempre vamos a creer en el diálogo, siempre vamos a creer en la fraternidad, nunca vamos a utiliza en la política corta de la coyuntura, estos temas y yo nunca lo quise colocar a usted bajo ningún aspecto en una situación difícil pero usted demostró su capacidad estadista y tomó en sus manos un problema muy difícil, sin ver si va a perder, o ganar, sin ver cuales eran los costos que usted tenia, al igual que la tarea del canciller Moratíno que fue también ejemplar, así que en nombre del pueblo argentino muchísimas gracias y a todos ustedes mis pensas por haber tocado este tema, pero creo, que con todas las cosas que se fueron dando en el día de ayer y hoy lamentablemente tenia que hacer una acotación de este tema. Lo hago desde el amor, yo no nací para cultivar rencor, ni me interesa tener como argentino, ni a los argentinos nos interesa tener bajo ningún aspecto ninguna victoria sobre nadie, porque sufrimos demasiado por la confrontación, sufrimos demasiado por los regimenes que nos tocaron vivir, ustedes saben lo dañada que quedó nuestra sociedad, por eso, desde la diversidad y la pluralidad siempre vamos a predicar el acuerdo y la convivencia.

Creo que este tema de la cohesión social, querida presidenta, es un tema central y fundamental y que tenemos que tocarlo como un problema no solamente de las políticas sociales, yo creo que el presidente Correa, acaba de hacer una clara visión de estadista en lo que dije que el problema de la cohesión social obviamente, que nuestros países necesitan políticas sociales, directas, activas, necesitamos, la Argentina durante mucho tiempo fue un ejemplo de cohesión social, hasta que en 1.976 vino la larga noche de la dictadura militar complementada con las políticas neoliberales de los años 90, donde decía bien nuestro amigo presidente de Ecuador, no sé que mano invisible nos prometía que iba a desbordar, el vaso iba a crecer, el país iba a crecer y después se iba a desbordar, iba a llegar a todos los sectores, obviamente no desbordó el vaso, no lleno el vaso, no llegó la mano invisible y transferimos riquezas a los lugares concentrados de la economía muy fuerte, cosechamos pobreza, indigencia, destruimos toda nuestra estructura productiva, toda nuestra industria, fue durísimo.

La Argentina llegó a índices desconocidos después de haber sido un país que era ejemplo de cohesión social, de leyes laborales de avanzada, de programas y de leyes educativas y de formación educativa, ustedes saben los recursos humanos que tiene la Argentina, que era realmente un ejemplo, bastaron casi 30 años de este tipo de políticas para colocarnos casi al limite, nos estamos tratando de recuperar, yo la verdad que cuando empecé mi gestión y le comentaba al presidente Lula y a otros presidente que ya estaban, Lagos, que ya tenían experiencia, y le decía que no podía creer que la Argentina tenga 60 por ciento de pobreza, y hoy cuando me toca ya terminar mi mandato, todavía tenemos un índice muy grande que es el 23 por ciento de pobreza, pero en cuatro años y medio pudimos bajar el 37 por ciento de la pobreza generando políticas que tiendan al desarrollo, con autonomía en la globalización, la construcción de un proyecto nacional, la construcción de un modelo nacional integrado al mundo por su puesto, pero con sus perspectivas, con políticas de inclusión social, con políticas de redistribución del ingreso, teniendo en claro que hay un modelo neoliberal, no es un problema de eficiencia, o ineficiencia la pobreza, o la falta de política sociales, es un problema de modelos, o se tiene un modelo inclusivo de distribución de la riqueza, de desconcentración de la economía, que construye un modelo industrial en convivencia con la producción y el campo, pero un modelo que tenga fuertes raíces industriales. Se construye un proyecto educativo fuerte, lo estamos haciendo en la Argentina, hemos destinado hacia el 2.010, el bicentenario del seis por ciento del producto bruto interno, se deja y se entra a gobernar por propia decisión nacional esta cumbre iberoamericana tiene que consolidar este pensamiento también porque las políticas fondo monetaristas y esto lo vuelvo a repetir y espero que cambie el fondo monetario internacional y algunos organismos internacionales, lo he dicho donde estuve, fueron quienes guiaron y nos decían quienes eran los buenos alumnos y cómo había que hacer las cosas para que nuestra gente esté bien y aún hoy nos quieren seguir dando elecciones de las cosas que tenemos que hacer, y yo creo que esta cumbre iberoamericana tiene que avanzar en la construcción de un pensamiento, que por supuesto incluye la cohesión social, pero nosotros tenemos que avanzar en un pensamiento que sirva, que desde la cumbre iberoamericana quienes representamos a nuestros pueblos podamos construir un modelo plural y diverso de acuerdo a cada país, pero que tenga contenidos y principios que hagan a la consolidación de un discurso alternativo a ese discurso uniforme y único que nos quisieron implantar en determinado momento, determinados organismos internaciones, que sojuzgaron a nuestros pueblos, ya sea por medio de la dictadura, la represión, la falta de libertad, tenemos que tener, defender la cohesión social, pero también para defender la cohesión social hay que aplicar políticas claras, profundas que se garantice esa distribución de ingreso, tiene que ver los sistemas impositivos, tiene que ver el funcionamiento y la posibilidad de acceso de todos los ciudadanos a igualdad de condiciones. Fijen bien ustedes que nosotros bajamos la indigencia del 27 por ciento que tenía la Argentina al 8,2, todavía tenemos el 8,2 de indigencia, bajamos la desocupación del 30 al 7,8; subimos nuestras reservas de 6 mil millones a 44 millones, pasamos de un endeudamiento del 140, 150 por ciento del Producto Bruto Interno relación deuda-producto a un 57 por ciento. Hemos crecido cinco años consecutivos, sexto año consecutivos estamos creciendo y vamos a tener el crecimiento más importante en los últimos 100 años, miren las cosas que habremos hecho en la Argentina que este va hacer el crecimiento más importante que nuestro país tenga en los últimos 100 años y no tengo ninguna duda que el año que viene va a crecer, porque el país va a tener una mejor Presidenta [risas] y va hacer por primera vez creceremos seis años seguidos a estos niveles. No, es mejor, yo lo bueno, es decir, esto lo charlábamos una vez con Lula y Ricardo Lagos y decíamos que la satisfacción de uno es cuando sabe que lo que viene es mejor que lo que pudo hacer uno, porque esto significa que nuestro país va a estar mejor, nuestro mundo va a ir mejor, nuestra región va a estar mejor, porque siempre hay que aspirar a que lo que viene sea superador de lo nuestro y esto es así y así estamos absolutamente convencidos los argentinos de que este tema es así.

Entonces, enfocando que el tema de la cohesión social es un tema de modelo, es muy importante que podamos trabajar y profundizar en políticas comunes, pero atrevámonos hablar de la construcción del modelo que necesita la región, empecemos a generar los equipos, entremos a generar los debates necesarios, porque si nosotros logramos articular un modelo conjunto con la diversidad, con la pluralidad, sin perder la individualidad como país, vamos a estar dándole una verdadera fuerza y un verdadero empuje a la cohesión social, a la cohesión de la región y a la cohesión iberoamericana que es tan importante.

La Argentina va a colaborar profundamente en todas las políticas que decía recién el presidente de España, para todos aquellos que lo necesiten, porque nosotros estuvimos a un punto de la disolución nacional, sabemos y aprendimos los argentinos, porque tuvimos que aprender los argentinos, los argentinos tenemos que a veces nos creemos los mejores del mundo cuando las cosas nos va bien y a veces nos creemos los peores del mundo cuando la cosa nos va mal, nos pasamos de autoestima y a veces perdemos toda la autoestima, nos falta el equilibrio ustedes los saben, pero los argentinos aprendimos la lección de la historia y vamos a ser absolutamente solidarios, lo que marcó Michelle cuando estaba hablando recién el presidente de Portugal, el presidente de Ecuador y recién José Luis con toda claridad, el tema del agua potable es un problema fundamental en la región.

Yo me acuerdo que cuando asumí como Presidente, fui a La Matanza, un lugar donde viven un millón y medio de personas y habían 650 mil personas sin agua. Cristina va a estar inaugurando a mediados del 2008 las últimas redes y todas esas personas van a tener agua y cuando uno mira la inversión económica y mira la inversión que se dio en salud, en inclusión social no hay comparación, tiene razón lo que dice el presidente de España, son desafíos y no tienen la relación económica con el logro que se obtiene no tiene comparación, tenemos que avanzar todos decididamente y todos tenemos que tener un gesto de aportar económicamente para que esas cosas se puedan solucionar, en donde haya hermanos y hayan países que más lo necesiten en cada momento, porque uno para poder mirar el futuro tiene que mirarse en el otro y tiene que tratar que al otro le vaya bien también y le vaya mejor en un marco de solidaridad total y absoluta, esa es la cohesión social, esa es la cohesión política que tenemos que lograr en la región.

Yo no me quiero extender, les quiero decir que he vivido una experiencia inolvidable en todos estos 4 años y medio, he conocido gente maravillosa, creo que Latinoamérica tiene una posibilidad excepcional, Iberoamérica también de poder darnos cuenta que podemos ser parte activa de este mundo, que podemos tener opinión propia, que podemos discutir a los centros de poder, que tenemos que luchar por las políticas multilaterales, que tenemos que perder los miedos, que cuando vemos un hecho como el de Iraq tenemos que tener la fuerza de levantar nuestra voz y decir ese no es el mundo que queremos, por dar un ejemplo. Eso nos va a dar identidad, eso nos va a sentir y nos va a devolver a nosotros lo que nosotros somos y que alguna vez nos hicieron sentir que no lo podíamos hacer, pero se que vamos por muy buen camino, se que los gobernantes de Latinoamérica e Iberoamérica, hoy se parecen a sus pueblos y eso es muy importante y son todos votados por sus pueblos, eso es muy importante y están decididos a la construcción de políticas alternativas, muchos pasos para adelante, nunca más un paso para atrás, porque ya sabemos que nos pasó y que nos sucedió, respetando siempre la diversidad y la pluralidad, cada país tiene su cultural, su identidad, pero hay cosas que son comunes a todas las regiones: respeto a los derechos humanos, inclusión social, justicia social, equidad, la concesión libertaria, clara y concreta que debemos tener de la construcción de esta región, en eso no podemos tener diferencias si aspiramos a un mundo progresista y distinto, como yo se que todos ustedes aspiran.

He conocido presidentes y presidentas maravillosos, hemos compartido momentos realmente muy buenos y yo soy un militante político, comprometido desde siempre y voy a seguir trabajando fuertemente por todas estas cosas que creo, como se que lo hacen muchos otros ex-presidentes y lo tienen que hacer con la misma fuerza que lo hacían cuando se es presidente, porque se es presidente un tiempo de la historia nada más, pero se es ciudadano argentino, latinoamericano, del mundo, permanentemente y hay que trabajar permanentemente por los ideales y la convicciones que uno tiene, porque con esos ideales, con esas convicciones y con esas experiencias podemos construir un mundo mejor y podemos dar las respuestas que cuando nos incorporamos a la política, que nos incorporamos con fuerza creyendo que este mundo se podía cambiar, hoy tenemos que construir los instrumentos para que este mundo se pueda cambiar.

Así que muchísimas gracias a todos, muchas gracias por la solidaridad permanente, muchas gracias a los amigos de Venezuela que nos ayudaron permanente en momentos muy difíciles que nunca lo voy a dejar del olvidar, muchas gracias su Majestad cuando usted me recibió apenas fui a España, donde los empresarios españoles me corrían por todos lados [risas] y yo no tenía más remedio que pelear, mi Majestad, que le iba a decir, mentirle no me gusta, entonces tenía que discutir, pero usted tuvo esa mano solidaria en su hogar, yo tuve su consejo permanente y la ayuda permanente, estamos permanentemente agradecidos los argentinos. Muchas gracias los hermanos colombianos, cubanos, chilenos, uruguayos, a Lula y Lula me decía: que poco vas; porque yo tuve que asumir muy rápido ¿no? entonces dije que el mejor período de un presidente -esto es palabra del presidente Lula- dice que es el tiempo cuando es electo, hasta que asume [risas] y a mi me causó una gran desilusión porque yo tuve que asumir en una semana, le digo: que poco tiempo voy a tener para disfrutar, pero gracias Lula, gracia en serio.

Bueno es tanta gente, Nicanor, tantas cosas que hicimos juntos, yo no quiero ser injusto con ninguno, pero me encanta ver rostros, el presidente que tiene Ecuador, el presidente que tiene Nicaragua, muchas gracias Uribe, con nuestras diversidades de pensamientos y demás hemos siempre pensado en la región, esto es muy importante, es decir, gracias, nada más que gracias y fuerza que podemos. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias presidente Kirchner, tiene la palabra el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage.

Vicepresidente de Cuba, Carlos Lage Su majestad el rey de España me decía que observara que él y el presidente Zapatero están a la izquierda de la delegación cubana, yo comprendo que eso no es fácil, comprendo, pero en definitiva estoy a gusto, es prueba de los cambios que están ocurriendo en este mundo, parecía una broma pero después de escuchar los discursos empiezo a tomarlo en serio, excelencia la cohesión social no se alcanzará nunca como consecuencia de las supuestas bondades del mercado, ni por el efecto de un programa, un plan o una campaña de propaganda.

La cohesión social sólo puede ser el fruto de un sistema de justicia e igualdad, si todos los seres humanos no tienen el mismo derecho a la atención médica, así sea una operación del corazón o un trasplante de órgano, si hay analfabetos, si los niños y los jóvenes no están en las escuelas, si hay niños que tienen que trabajar para vivir y adultos que no tienen trabajo, si el dinero domina los procesos electorales, corrompe el sistema político y pervierte la legalidad, si los medios de prensa tienen dueños y respondes a castas nacionales o mundiales y la libertad de prensa incluye la liberta de mentir, si la propiedad privada se adueña del patrimonio cultural e histórico de las naciones, si unos poseen unas riquezas innecesaria y absurda y otros viven sin techos, no se alcanzará la cohesión social.

Un orden político y económico internacional justo y democrático también resulta imprescindible, si las naciones que se desarrollaron con nuestros recursos y con el sudor y la sangre de nuestros pueblos, se comportan con irresponsable egoísmo o tratan de seducirnos con demagógicas ayudas, si los bancos centrales están bajo la ordenes del Fondo Monetario Internacional y de un cuestionado consenso en Washington e ignoran las necesidades de sus pueblos, si el comercio de pequeñas y pobres naciones, con grandes y poderosas tiene que ser en condiciones de una reciprocidad impuesta e inviable, si los adelantos de la ciencia y el conocimiento humano son objetos de propiedad y de negocio, si las naciones más ricas levantan muros para los inmigrantes pobres y abren puerta y multiplican incentivos para los profesionales y técnicos, humillan a unos y roban a los otros, si nos hacemos la ilusión de que sin unirnos es posible conseguir nuestro desarrollo, no se alcanzará la cohesión social y tampoco se alcanzará o no tendría sentido la búsqueda de la cohesión social si no logramos salvar la existencia de nuestra especie, los elevados precios del petróleo y los alimentos, la tambaleante y voraz economía de la nación más poderosa, el agotamiento ya visible de los combustibles fósiles, la irresponsable conducta de los países más desarrollados ante el deterioro del medio ambiente, las epidemias, las guerras imperiales son realidades ante las cuales debemos actuar con determinación. Quién podría negar la primordial responsabilidad y nefasta influencia del gobierno de los Estados Unidos en esta circunstancia.

Para alcanzar la cohesión social hay que estar dispuesto a enfrentar a las egoístas y violentas oligarquías nacionales y a la política criminal de la actual administración de Estados Unidos, ellos harán todo para impedir que alcancemos la justicia social o si quiera un poco más de cohesión social, porque afectaría sus privilegios históricos, nada nos será regalado.

En cuanto a Cuba, sólo diré que pese a invasiones, actos terroristas, guerra económica y multimillonarios esfuerzos por organizar una contrarrevolución interna, la cohesión social fruto directo de la obra histórica de Fidel, es orgullo de los cubanos y una conquista irrenunciable que tiene sólidos pilares: educación gratuita a todos los niveles, incluso para los estudios universitarios extendido ahora a los 169 municipios del país, donde ya estudian en distintos tipos de cursos el 67 por ciento de todos los jóvenes entre los 18 y 24 años, sin cultura no hay libertad posible; atención médica a todos por igual sin cobrar un centavo, que nos permite tener una esperanza de vida de 77 años y una mortalidad infantil de sólo 5,3 fallecidos por cada mil nacidos vivos, nadie tiene más derecho a vivir que otros; pleno empleo facilitado por el concepto de que el estudio puede ser una ocupación remunerada, en Cuba hoy el índice de desempleo es del 1,9 por ciento, en una sociedad que se considere justa ningún ser humano debe sobrar. La prisiones están siendo convertidas en centros de trabajo y de estudio, mientras la sociedad se prepara para recibir a los reclusos y brindarle el apoyo necesario y justo que requieren, este programa comprende ya todos los centros penitenciarios del país, un joven preso es también responsabilidad de la sociedad y está debe esforzarse por ayudarlo a rectificar su error.

Las personas menos favorecidas por razones sociales, congénitas o accidentales, los niños desnutridos, los discapacitados, los ancianos que viven solos, reciben y recibirán cada vez más atención especial y diferenciada, 42 mil jóvenes graduados como trabajadores sociales se suman hoy a los que realizan esta labor, para que ni un solo ser humano quede abandonado a su propia suerte, la solidaridad no ha de ser un acto aislado de generosidad sino una obligación moral de todos, en las austeras condiciones de vida de nuestro pueblo, en medio del más prolongado bloqueo de la historia del hombre luchamos y defenderemos la unidad y la dignidad de los cubanos. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias al vicepresidente Lage, vamos a darle la palabra ahora al presidente Berger de Guatemala.

Presidente de la República de Guatemala, Óscar Berger Muchas gracias, su Majestad, señora presidenta Michelle Bachelet, estimados colegas, Jefes de Estado, de Gobierno, señor secretario general amigo Enrique Iglesias.

Muy impresionado, muy optimista, muy esperanzador lo que estamos viviendo en esta Cumbre, quisiera manifestar que es mi última cumbre y que para mí en lo personal estos conceptos tan claro y estas concreciones, como dijo el presidente Rodríguez Zapatero, me hubiera gustado vivirlas al inicio de nuestra administración, pero siendo congruente con lo que está sucediendo en Iberoamérica, quisiera manifestar que en Guatemala pese a los rezagos históricos y a la alarmante indicador de pobreza y de falta de cohesión social, algunos avances hemos tenido y uno muy importante es la presencia el día de hoy de quien va a ser mi sucesor, el pueblo guatemalteco acudió a las urnas este último 4 de noviembre con mucha participación, con mucha transparencia, sin ningún obstáculo ni hecho que lamentar y escogió a su próximo presidente, el ingeniero Álvaro Colom quien me acompaña, no es de mi partido, no es de mi familia como el presidente Kirchner tiene esa suerte [risas] pero estamos queriendo no perder un minuto con el presidente Álvaro Colom y desde que fue electo hemos tenido un acercamiento para comprometernos y facilitarle a él su tarea de emprender una lucha frontal contra la pobreza, contra la inseguridad, un esfuerzo fundamental en los temas de educación, en los temas de salud y el día de hoy pienso que para Álvaro ha sido fundamental el poder participar con todos ustedes.

Yo les agradezco a todos estos años que pude compartir y al igual que el presidente Kirchner dar unas gracias muy generalizadas a todos, especialmente a su Majestad, al apoyo del gobierno y pueblo español, a mis colegas cercanos al presidente Saca, presidente Zelaya, al presidente Ortega, al presidente Arias, a mi buen amigo el presidente Felipe Calderón de México que no está presente, a Martín Torrijos, a Álvaro Uribe con quien tuve una relación extraordinaria, igual que con todos y no puedo dejar de mencionar los apoyos del presidente Lula, así es que se que Guatemala va a estar muy dignamente representada y que este mensaje de la cohesión social está en la mente, en el corazón del próximo presidente Álvaro Colom.

Muchas gracias a todos.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias presidente Berger, tiene la palabra el presidente del Uruguay, Tabaré Vásquez.

Presidente de la República del Uruguay, Tabaré Vázquez Su majestad el rey, don Juan Carlos de Borbón, señores presidentes, señora presidenta, señor Secretario General, señora presidenta electa de la República Argentina, señor presidente electo de Guatemala, señoras y señores.

En primer lugar quiero expresar en nombre del pueblo uruguayo, del gobierno de mi país y en el mío propio, nuestro profundo agradecimiento una vez más al pueblo chileno, a su gobierno y a la señora Presidenta por la recepción que siempre nos hacen cuando llegamos a este hermano país. Muchísimas gracias señor Presidenta por todas las atenciones que hemos recibido. Expresar también nuestra satisfacción de participar en una Cumbre de este tipo, donde se tratan temas realmente tan importante y trascendentes, que en un mundo globalizado y regionalizado, hace que los problemas que cada uno tenemos, sin duda, sean los problemas de todos.

Esta globalización que no es la primera, ni es nueva que sufre o que experimenta el mundo, lleva a que necesariamente por un relacionamiento intenso entre los países y las regiones los problemas de cada uno de ellos o de cada uno de nosotros sean problemas compartidos de todos, porque si la integración regional no alcanza o no es necesaria o no sirve para tratar los problemas que tenemos, quienes la integramos, muchas veces nos preguntamos dónde es que tenemos que hablar de esos problemas; precisamente la clave de la democracia están en cumplir con los compromisos y gobernarlos de disensos.

Quiero expresamente expresar mi adhesión a la discusión del tema en cuestión, al que hice referencia en la noche de ayer y a lo que no tengo más que agregar y necesariamente quiero expresar, en primer lugar en este ámbito donde todos participamos, en nombre del pueblo uruguayo, reitero, del gobierno y mío propio mi agradecimiento a su majestad el Rey, al gobierno español, a sus señor canciller Moratinos, al señor embajador Yáñez Barnuevo por su incansable trabajo y también por esa fraternidad, esa comprensión, esa buena disposición que usted señor su majestad el Rey, ha tenido, está teniendo y seguramente va a tener en el futuro, para intentar llevar adelante una facilitación en el tratamiento de un tema que es, como muy bien decía el señor presidente de Argentina, es de dos países, pero yo creo que abarca en su impacto a la dimensión regional de esta comunidad. Su Majestad, yo le expreso el mayor de los agradecimientos por toda su disposición así como al gobierno español.

Y quiero decir que coincido totalmente con las palabras del señor presidente de Argentina, en cuanto al camino para solucionar nuestros problemas, nuestras divergencias, es el diálogo, no hay otro. Coincido también con las palabras del señor vicepresidente de la hermana República de Cuba, en cuanto a que los bloqueos realmente son absolutamente ilegales y un golpe muy fuerte para cualquier comunidad, por eso hemos rechazado el bloqueo que injustamente sufre el hermano pueblo cubano. Quiero decir que coincido también con el señor presidente de Argentina en cuanto a que nos tenemos que mirar a la cara y decir realmente que mejoraremos en función de lo que el otro pueda mejorar, estoy seguro que es el mejor sentimiento del presidente de nuestra hermana República Argentina, a la que nos une históricamente lazos más que de vecindad, lazos más que de amistad, lazos de fraternidad entre nuestros pueblos, no nos olvidamos lo que el hermano pueblo y querido pueblo argentino ha hecho por cientos de miles de uruguayos, que encontraron en ese pueblo hermano soluciones a los problemas que nuestro país no le podía dar, que encontraron refugio, que encontraron un hogar, que encontraron trabajo, que encontraron educación para sus hijos, que encontraron una vida digna que el hermano pueblo argentino le dio a los uruguayos que fueron hacia esa patria querida, hermana buscando caminos que no encontraba, reitero, en el Uruguay.

Por eso asumo el reto de continuar por el camino del diálogo, creo que es ese el camino y también quiero expresar públicamente mi agrado, por las palabras que la señora Presidenta electa de Argentina tuvo en su momento, que nada separe a nuestros países, que sigamos el camino del diálogo y de la comprensión, que podamos superar esta instancia tan desgraciada para nosotros en este momento histórico tan importante y que encontremos, sin duda yo se que lo vamos a encontrar, porque si no los encontramos los gobiernos lo van a encontrar los pueblos, el camino del máximo acercamiento, porque con los argentinos más que vecinos somos hermanos y queremos siendo fuertemente fraternales entre ambos pueblos.

Su Majestad, públicamente le reitero nuestro agradecimiento y nuestra disposición a seguir trabajando en el camino del diálogo, para un mejor destino para todos nuestros países, y al resto de los países de esta comunidad iberoamericana, mis excusas por hacer este planteo, pero creo que era oportuno y mi agradecimiento a todos ustedes por haberme escuchado. Gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias, presidente Vázquez, tiene la palabra el presidente Zelaya de Honduras.

Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Señores Jefes de Estado de América Latina, el Caribe, Iberoamérica, señora presidenta Bachelet, su majestad Rey de España. Quiero en primer orden felicitar a los presidentes electos que han venido de un proceso, de un sistema democrático y que hoy están aquí acompañándonos, al presidente electo de Guatemala, Álvaro Colom, felicitando desde luego también al presidente saliente, Óscar Berger, sin su colaboración Presidente la democracia no diera esos saltos importantes en el pluralismo y en el cambio de la alternabilidad en el poder.

Así mismo a la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, usted junto a la presidenta Bachelet, Cristina ha hecho realidad un sueño del mundo entero, que lo decía Gabriel García Márquez muy expresamente hace algunos años, el siglo XXI es siglo de la reforma, desde la reforma llegan con la participación de la mujer en la política, felicidades por su triunfo Cristina. Así mismo quisiera saludar también a mi amigo Enrique Iglesias, que desempeñó un papel tan importante en el BID y hoy en esta Secretaría Iberoamericana.

Quisiera presidenta Bachelet ser lo más breve posible en aras del tiempo, porque este tema de la exclusión social, para nosotros es la inclusión de acuerdos de la mayoría de una sociedad, pero para que haya exclusión tiene que haber marginalidad y tiene que haber abuso, por tanto lo contrario será esa cohesión social que estamos buscando, en nuestras sociedades y en nuestras repúblicas, pero la cohesión social está muy ligada primero al comportamiento internacional de nuestra conducta como país, hay que luchar por la cohesión social también entre las sociedades y entre los países, en Centro América lo estamos haciendo al unir países importantes, para convertidos en un bloque americano. Mi reconocimiento a todos los presidentes del área centro americana, igual como lo han hecho la unión europea y como lo hacen en otras regiones también del mundo, unirse para presentarse con mayores posibilidades de fuerza frente a la adversidad.

La cohesión social tiene que regular internacionalmente también sus leyes, especialmente cuando el libre comercio se convierte en excluyente de los derechos humanos, de muchos pobladores, y cuando solo se privilegia la parte material pero se olvida en forma permanente la parte de los derechos humanos, y en este caso, recuerdo la cumbre 16 Iberoamericana, el año recién pasado, donde su tema esencial fue la migración, los derechos humanos de los migrantes, los derechos humanos aún de los ilegales deben de ser considerados dentro de los acuerdos comerciales del mundo de hoy, es parte de una expresión humana y permanente de la cohesión social que necesitan nuestros pueblos.

La cohesión social se podrá dar entonces cuando las leyes internacionales también, incidan sobre la alta especulación en el comercio de medicinas, de alimentos y también como aquí ya lo expresaban algunos que me antecedieron en la palabra de la alta especulación que hoy nos afecta a todos, de recursos tan importantes en nuestras economías como los recursos energéticos de los derivados del petróleo. Allí hay que poner correctivos, hay que levantar la voz sobre ese tipo de problema que estamos padeciendo, especialmente en los países que no tenemos esos recursos.

En esto reconozco algunos esfuerzos que hace en este caso Venezuela, que crea un proyecto que se llama Petrocaribe, pues así, otras naciones del mundo, deberían también tener ese tipo de recursos, ese tipo de esfuerzos para compensar esa especulación que por problemas de devaluaciones, por problemas internos, muchas veces del comercio internacional están desangrando a nuestras economías, están drenando nuestros escasos recursos hacia las economías más desarrolladas del mundo.

Consideramos en forma especial que la libertad debe ser parte fundamental de la cohesión social dentro de nuestros países. Ya James D. Wolfensohn el ex presidente del Banco Mundial lo expresaba muy abiertamente cuando visitó al presidente Lula, en su toma de posesión, en ese espacio de tiempo, decía James D. Wolfensohn: Por más que los organismos internacionales —dice— hemos invertido en la reducción de la pobreza, en los países en vías de desarrollo, muchas veces vemos efectos contrarios. Más bien el incremento de este flagelo, esta palabra igual como cuando él expresó claramente que el consenso de Washington no había dado los resultados esperados y que el consenso de Washington había muerto prácticamente para volver a rescatar un proceso diferente en América.

Creo que también debe llamar a la reflexión a los organismos internacionales, los organismos internacionales deben ser parte de estas reformas de cohesión social entre países, para agilizar para ser más expeditos, para volcarse realmente donde puede existir soluciones en los procesos democráticos, en desarrollo institucional y en el combate a la pobreza, al flagelo de la corrupción; y tantos temas que nosotros tenemos dentro de nuestra agenda.

La libertad es fundamental para exista posibilidad de que el ciudadano defienda con sus propias armas y sus propios derechos sus conquistas. Juan Jacobo Rousseau, un conocido escritor y luchador del renacimiento europeo, decía una frase que se ha convertido en una lapida, que se han convertido realmente en un estigma para la sociedad: El hombre nace libre —dice—, sin embargo vive entre cadenas. Cómo romper esas cadenas, si la libertad está expresada en las leyes, en libertades formales pero no en libertades reales.

Si el ser humano mientras no interiorice para sí mismo, mientras no fortalece su confianza para defender sus derechos a través de la educación, de la salud, a través de un trabajo digno, de un salario justo no puede convertirse realmente en el ser humano y en el ciudadano que nosotros aspiramos.

Por eso los retos de hoy, de América Latina, los retos del mundo de habla hispana, los retos de los latinoamericanos, iberoamericanos y caribeños, forman parte de este contexto mundial, de esa inmensa fuerza que se creó durante los siglos pasados, que consideró a América el continente de la esperanza y el siglo XXI hoy, con estas reuniones debe de convertirse también con la cohesión social en el sistema de la esperanza. Muchas gracias Presidenta.

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Gracias presidente Zelaya.

Asistentes [aplausos].

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Yo quisiera aprovechar de saludar al primer ministro de Portugal, Sócrates que acaba de llegar, muy bienvenido. Y pasaría ahora, la palabra la tiene el vicepresidente de la República Dominicana, Rafael Alburquerque.

Vicepresidente de la República Dominicana, Rafael Alburquerque Señores jefes de Estado, señora presidenta Bachelet. El hecho de que la XVII Cumbre Iberoamericana haya seleccionado como su tema central de debates la cohesión social, muestra el gran desafío que enfrentan nuestros países ante la necesidad imperiosa e impostergable de poner en práctica sin más dilaciones, políticas públicas orientadas a lograr la inclusión en nuestras sociedades democráticas, de segmentos importantes de nuestras poblaciones hoy marginados del crecimiento económico y el bienestar.

Para nadie en esta sala es un secreto, la complejidad de los problemas que agobian en pleno siglo XXI a América Latina, aumento de las brechas sociales y pobres resultados a pesar de los avances en la última década; limitada generación de empleo de calidad, vinculados a la baja calidad del crecimiento, crisis de sostenibilidad y capacidad de respuesta de los sistemas de protección social, creciente inseguridad ciudadana y debilidad institucional y cultura política excluyente.

Ante este panorama, es necesario preguntarse hacia dónde deben dirigirse las políticas públicas, vistas éstas como soluciones específicas que se apliquen a los problemas de nuestros países. Las políticas públicas para impulsar la cohesión social, requieren de acciones sectoriales encaminadas a mejorar las capacidades de la población, la protección social y el sentido de pertenencia, en un contexto donde se generen oportunidades productivas para la población. Estas políticas públicas deben priorizarse y formar parte de la agenda social, no sólo de los gobiernos sino también de la sociedad en su conjunto, pero mejorar las capacidades de la población requiere de acciones destinadas fundamentalmente a enfrentar las inequidades educativas, no solamente en el acceso, sino también en los resultados con mayor énfasis en la calidad, a otorgar mayor actividad a los sistemas de salud que desarrollen la atención primaria, dado su alto impacto, y apuntar a mejorar la empleabilidad de las poblaciones más pobres, jóvenes y mujeres, mediante políticas activas de empleo.

En la República Dominicana, nos hemos esforzado precisamente en una serie de programas que apuntan a esta dirección, pero no hay duda, de que es fundamental para la cohesión social la acción y una acción decidida en todo lo que tiene que ver con generación de mecanismos más solidarios, en la financiación de la protección social, para evitar la fragmentación de los beneficios y la exclusión social. En el aseguramiento universal, en la salud, sobre la base de mecanismos más solidarios y en la ampliación y fortalecimiento, como ya lo hacen varios de los países de nuestra región y la República Dominicana, en programas focalizados de transferencias condicionadas, destinados a la población pobre y a la población indigente.

Pero no hay duda, de que es necesario como lo ha dicho al inaugurar esta sesión la presidenta Bachelet, en la necesidad de un pacto social, de un pacto social que nos permita corregir las irritantes desigualdades de nuestras sociedades, de combatir para eliminarlos de una vez y para siempre, el trabajo infantil que nos avergüenza en pleno siglo XXI, el trabajo precario, la informalidad, la desigualdad, la brecha profunda entre pobres y ricos.

La democracia que hemos conquistado, debe ir a la par con la justicia social. El crecimiento económico es indispensable para reducir la pobreza, pero todos sabemos que no es suficiente para luchar contra la desigualdad, comprometámonos pues a la adopción y aplicación de políticas públicas, que extiendan toda una red de protección social y que vayan en ayuda de los sectores más vulnerables de nuestras sociedades.

Anoche, no los recordaba la presidenta Bachelet. En 1850, cuatro de diez latinoamericanos se encontraban en la pobreza, en el 2007, cuatro de diez latinoamericanos continúan en la pobreza. Sencillamente, esto no puede seguir, no hay democracia que pueda sustentarse en la pobreza de su pueblo. Preservar nuestras democracias, fortalecer nuestras democracias implica un compromiso con la justicia social, un compromiso con la dimensión social, con la participación de todos nuestros ciudadanos en los beneficios del crecimiento y el desarrollo; esa es la gran tarea que nos aguarda.

No quiero terminar mis palabras, sin agradecer la solidaridad y generosidad que los gobiernos y pueblos de Iberoamerica nos han ofrecido en estos momentos de sufrimiento y dolor para nuestro pueblo, con motivo de la tormenta Noel. Y por esa razón, el presidente Fernández no ha podido estar presente, pero desde la República Dominicana, le envía presidenta Bachelet y a todos los jefes de Estado y de Gobiernos reunidos, sus expresiones de gracias por el apoyo que hemos recibido.

Asistentes [aplausos].

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias vicepresidente Alburquerque. Usted sabe como México y los demás países afectos, que pueden seguir contando con nuestra solidaridad y ayuda. Tiene la palabra ahora el primer ministro Pintat, de Andorra.

Primer ministro de Andorra, Albert Pintat Majestedad, señora Presidenta, jefes de Estado y Gobierno, en mis primeras palabras... al pueblo mexicano y dominicano por las inundaciones que han sufrido.

Antes de iniciar mi intervención, quisiera agradecer a la presidenta Michelle Bachelet, su coraje, su simpatía y la buena acogida y magnífica organización de la Cumbre.

Chile, cuenta con dos premios nobel de literatura, que han sabido expresar mejor que nadie, profundos sentimientos de valores universales que ayudan la cohesión de pueblos, naciones y personas. El tema escogido de esta cumbre, siendo su complejidad enorme, es una asignatura pendiente de la mayoría de los países. En la magnífica novela de García Márquez Cien Años de Soledad, contiene esta frase lapidaria: “Vivimos intoxicados de prejuicios”. La verdad, que se cierra esta rotunda y contundente afirmación es en gran parte la culpable de que en muchos casos no sea posible lograr una verdadera cohesión de los distintos segmentos de la sociedad.

Para que la cohesión social sea una realidad, uno de los requisitos necesarios es que el país goce de buena salud económica. Una sociedad con un capital social fuerte, facilita todo tipo de desarrollos, sociales, cívicos, culturales y políticos, sin un adecuado grado de identificación con el país y con sus normas, es difícil imaginar una sociedad que funcione; existe una estrecha relación entre el nivel de desarrollo económico y su capital social, que es la base esencial para la cohesión de la sociedad y uno de los principales componentes del bienestar de una nación.

En el transcurso de los últimos años, la economía mundial está viendo profundas transformaciones que alteran la posición competitiva de las empresas y en consecuencia, afectan a las economías nacionales y a sus ciudadanos. La globalización que ha efectuado en los flujos comerciales, tecnológicos y de información han contribuido al incremento de las profundidades del nivel de vida de los ciudadanos.

El cambio continuo ha pasado a ser el protagonista de los agentes económicos y de todos los países. Entre la transformación registrada en la economía mundial, la progresiva eliminación de los obstáculos de la actividad económica, la reducción en los costos del transporte y las telecomunicaciones, junto a la liberización del comercio, han ocupado un lugar destacado. Todo ello a conllevado a una expansión global en los intercambios y los conocimientos.

Les voy a hablar el caso de Andorra, porque no yo creo que no es la cantidad que cuenta, sino el individuo con su dignidad indiscutible. Para un país pequeño como nosotros, 468 kilómetros cuadrados, donde se da la oportunidad y realidad de que los nacionales representan como máximo 36%; Andorra es para nuestro caso, de condición social, un verdadero laboratorio y un excelente observatorio; de como reaccionan las sociedades modernas; sobre un total de 8.222 habitantes y 3.000 trabajadores españoles que cruzan diariamente la frontera, más unos 2.000 chilenos y argentinos que vienen a ayudarnos en la temporada de invierno.

Permítame que les hable de las políticas de la administración, no se trata de la mano invisible, sino de la mano eficaz y eficiente y solidaria de la administración. El primer elemento que es universal, es la educación, es uno de nuestros objetivos primarios; sin educación resulta difícil alcanzar niveles de productividad y bienestar a los ciudadanos. En Andorra, se ha dado en particular de tres sistemas educativos que luchan en competencia y son integradores, y dentro del recinto escolar es por excelencia el lugar donde todos los alumnos se tratan de igual y del mismo modo; es donde tienen las mismas y exactas oportunidades. Las reducidas dimensiones de nuestro país, permite un seguimiento exhaustivo individualizado y también permite, una actuación completa por cada caso en consecuencia de los cambios enormes que está sufriendo la célula familiar, y requiere situaciones y análisis específicos.

Por ejemplo, la aula taller, la aula abierta y aulas recogidas, afecta al trato adecuado cuando llegan emigrantes con chicos adultos, en dificultad de adaptarse al sistema educativo.

Una sociedad cohesionada, es una sociedad que sabe encontrar el encaje más armónico en todas sus piezas, y el acceso al deporte es proveído desde las edades más tempranas.

La sanidad, es otro factor determinante para lograr la igualdad dentro de los conciudadanos, en un ámbito tan sensible y fundamental como es la salud. Andorra cuenta con un sistema sanitario mixto, un sistema social, que da libre elecciones a todos los profesionales... tanto de Andorra, Francia y España. Nuestro sistema sanitario es el más valorado por la Organización Mundial de la Salud y la creación en el año 68 de nuestro sistema de seguridad social constituyó la implantación del mecanismo más potente para asegurar el bienestar y la atención de la población.

Existe una gran actividad en las actividades cívicas, ONG’s que son la mejor manera de combatir nuestra sociedad moderna cada día menos homogénea y más individualizada.

En el plano económico hay que reconocer que nuestro país goza de pleno empleo, aunque empiecen a aparecer algunas dificultades en el proceso de la construcción. En conclusión, nuestra economía se basa en el sector turístico. Esto requiere una gran cantidad de mano de obra y nuestro mercado de trabajo se caracteriza por la llegada de personas, motivadas por el legítimo derecho de encontrar un futuro mejor, en un marco de la promoción personal y familiar. Andorra quiere continuar siendo un país abierto, una sociedad de acogida y de inclusión, construida a partir de relaciones sociales que no dejen paso a ningún tipo de exclusión. Este es el tipo y único camino posible para mantener nuestro crecimiento y nuestro progreso, tanto en Europa como el resto del mundo. Continuaremos impulsando la colaboración con las comarcas y regiones vecinas, ya que la prosperidad sólo tiene solidez, si se comparten en ambos lados de la frontera.

Se ha evitado la fractura, el enfrentamiento, la incomprensión, los egoísmos y la atomización dentro de diferentes comunidades, lo consideramos una necesidad imprescindible para la convivencia de las personas y para su desarrollo individual, familiar, económico y social; no sólo se trata de un deber sino de una necesidad indispensable para poder consolidar, fortalecer y garantizar la identidad de un país con una historia tan singular y única como es nuestro caso. Tenemos una clara conciencia que nuestro futuro pasa necesariamente por la fortaleza de nuestra identidad y requiere tantos y variados corales y matices que nos aporta el fenómeno la inmigración. Lo que de verdad nos une, lo que de verdad nos fortalece, y lo que de verdad nos enriquece es compartir un conjunto de valores, normas, sistemas, instituciones libremente aceptados. Muchas gracias, Porto Obrigado.

Asistentes [aplausos].

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias le damos al jefe de gobierno, al principado de Andorra, y ahora tiene la palabra la señora Patricia Espinosa Castellano, secretaria de Relaciones Exteriores de México.

Asistentes [aplausos].

Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa Castellano Señora presidenta Michelle Bachelet; señores jefes de Estado y de gobiernos, señoras y señores. Soy portadora del más caluroso saludo del presidente de México Felipe Calderón Hinojosa quien hubiera deseado estar presente en este encuentro. Como es de su conocimiento, los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas atraviesan por una emergencia sin precedente, motivo de la ausencia del presidente Calderón en esta XVII Cumbre Iberoamericana, con la anuencia de los señores Jefe de Estado y de gobierno, y de la señora presidenta, permítanme transmitir a continuación el sentir del presidente Calderón. En primera instancia México agradece profundamente las expresiones de solidaridad y ayuda que hemos recibido de todos los pueblos y gobiernos de la Comunidad Iberoamericana. Como en otras ocasiones la determinación de los mexicanos ha probado ser más grande que sus adversidades, siempre apuntalados en la indispensable cooperación y la solidaridad internacionales cuando se presentan situaciones de emergencia.

En el marco de este encuentro el gobierno de México ha propuesto darnos a la tarea como comunidad iberoamericana de crear un mecanismo eficaz para atender situaciones como las que enfrentamos actualmente Haití, República Dominicana y México.

Agradezco cumplidamente el respaldo mostrado por todos los países participantes a la propuesta presentada por mi país, que pretende conjugar nuestras experiencias y habilidades en la prevención, atención y mitigación de desastres naturales.

En lo que se refiere al tema central de esta cumbre, debemos reconocer, como ya lo han mencionado prácticamente todos los Jefes de Estado y de Gobierno que aún no contamos con sociedades plenamente inclusivas, millones de personas carecen de las condiciones mínimas para vivir con dignidad y se ven impedidas por ello a ejercer sus derechos y libertades y aprovechar su potencial. De ahí la oportunidad y el valor de la iniciativa de la presidenta Bachelet de dedicar esta XVII Cumbre al tema de cohesión social y políticas para poder alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica.

Las deliberaciones de esta cumbre son concluyentes, se ha destacado que el crecimiento económico de los últimos años no es suficiente para asegurar mejores niveles de desarrollo y bienestar entre amplios sectores de nuestras sociedades.

México considera que la cohesión social es un componente fundamental en la formulación y ejecución de las políticas públicas nacionales, pero también de la cooperación iberoamericana. El gobierno de México despliega una estrategia de desarrollo que tiene como objetivos centrales consolidar el crecimiento económico sostenido, generar más y mejores empleos y fortalecer los programas de lucha contra la pobreza.

A partir de la perspectiva de desarrollo humano sostenible, el programa oportunidades contribuye a asegurar el acceso a servicios de salud, alimentación y educación a más de 5 millones de hogares mexicanos, además el seguro médico para una nueva generación, proporciona un seguro voluntario de gastos médicos para los niños y familias que no estén afiliados a ninguna institución de seguridad social.

Como complemento de estos programas el gobierno de México realiza una inversión sin precedentes en infraestructura social básica, a fin de que las comunidades más remotas y marginadas cuenten con caminos, electricidad, agua potable y drenaje, para combatir la pobreza y la marginación en el medio rural, así como para contribuir al pago de servicios ambientales a través del Programa Pro árbol, este año se plantarán en México 250 millones de árboles, lo que constituye una cuarta parte de la meta mundial.

Quiero destacar también la importancia que esta cumbre ha atribuido a las conmemoraciones de los bicentenarios de la independencia de varias naciones iberoamericanas, como ha sido señalado, esta conmemoración debe producir una reflexión histórica pero también prospectiva. Con ese motivo deseo dejar constancia del reconocimiento del gobierno de México, al respaldo que ha dado este encuentro para que la Secretaría General Iberoamericana ponga en marcha una comisión regional del bicentenario.

Concluyo con una felicitación a usted, señora Presidenta, y a su gobierno por su impecable liderazgo en la conducción de esta cumbre y en las tareas a cargo de la Secretaría Pro Témpore; deseamos también el mayor de los éxitos al gobierno de El Salvador en la organización de la XVIII Cumbre Iberoamericana sobre Juventud y Desarrollo. Muchas gracias.

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias canciller.

Ahora tiene la palabra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Muchas gracias Presidenta, queridos amigos, presidentes, primero ministros, ministros, delegados, su majestad, gracias por sus atenciones Presidenta y quiero rendir tributo primero que nada a Salvador Allende, el presidente mártir de esta tierra. ¿Cómo estaría hoy América Latina si los Estados Unidos le hubiesen dado libertad a nuestros pueblos? Uno se pregunta siempre, no nos hubiesen aplicado el yugo de la tiranía norteamericana, Bolívar ya lo preveía, 1823 Bolívar en una carta lanzó aquella frase: “Los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados por la providencia, para plagar la América de miserias a nombre de la libertad”.

¿Cómo estaría Chile hoy si le hubieran permitido a Salvador Allende, al pueblo chileno pues y él al frente, desarrollar su proyecto socialista, democrático, profundamente democrático, cómo estaría Dominicana hoy, nuestros hermanos dominicanos, si los Estados Unidos hubieran permitido al pueblo dominicano con don Juan Bosh al frente, desarrollar su proyecto social, profundamente social, democrático, cómo estaría Panamá, si no hubiesen matado al general Torrijo? Y así el continente, por eso quería rendir tributo al gran Salvador Allende, el que nos dejó un reto este de las anchas alamedas, Presidenta, algún día, llegará el día en que los hombres y mujeres libres transitaremos las anchas alamedas. Andamos buscándolas, construyéndolas, abriéndolas.

Nosotros en Venezuela estamos haciendo un esfuerzo, igual como todos los países lo hacen, lo hacemos todos los gobiernos cada quien con su particularidades, cada quien con sus enfoques, con sus énfasis y como nos agreden a nosotros, agresiones ¿qué hubiera pasado en Nicaragua, Daniel, si hubieran permitido los yanquis que ustedes llevaran adelante el proyecto sandinista, pero no, sembraron de terror, de muerte y de dolor aquellas tierras y me decía Daniel recorriendo Nicaragua, hace una semanas atrás fuimos hasta León, me decía: mira allí están los restos del ferrocarril que hubo aquí y cuando ustedes entregaron el gobierno el analfabetismo había caído, la pobreza había caído, a pesar de toda la guerra y el sabotaje, bueno hoy recibe Nicaragua con un grado de analfabetismo superior al de los 80, con miseria y pobreza superior ¿producto de qué? de los gobiernos neoliberales y el cuento del Fondo Monetario Internacional y como dice el presidente Correa, la larga noche neoliberal, como nos agreden, golpes de Estado.

Bueno, aquí estoy leyendo una noticia reciente: “Estados Unidos califica de espantoso los disturbios en Venezuela” y tal cual el golpe de abril de 2002, tal cual, ellos produjeron el golpe, lo impulsaron, masacraron a muchas personas para señalar al gobierno, nos culparon a nosotros de la masacre, igual están haciendo ahora mismo en Caracas en una nueva arremetida fascista, apoyada por los medios de comunicación social, apoyada por CNN todo los días y los medios privados venezolanos. Fíjate lo que dice aquí, permítame Presidenta, dice aquí: “Un grupo de enmascarados en motocicletas entró disparando al campo de la Universidad Central de Venezuela, el miércoles e hirió al menos 18 estudiantes, que participaban en una manifestación contra la Reforma Constitucional, propuesta por el presidente Hugo Chávez” la cosa es al revés, los hijos de los ricos, me decía el presidente Néstor Kirchner, ¿se fue Néstor ya? Aja, a una bilateral, hay que felicitarlo por su excelente labor y a la presidenta Cristina, el presidente Colom, felicitaciones y Venezuela estará siempre, siempre juntos, trabajando juntos.

Decía Kirchner ayer por teléfono, me decía: te voy a manda unos libros, porque yo veo por televisión lo que está pasando en Venezuela, es exactamente igual lo que pasó aquí en la época de Perón, cuando arremetieron contra el gobierno de Perón. Las clases ricas esos no quieren, ellos quieren su cohesión social, la de ellos, la de las minorías a expensas de la disolución de las mayorías y cuando llega un gobierno que como el venezolano, enfrenta con resolución y echa andar un proyecto de transformación democrático, revolucionario, pues se quitan la careta democrática y lo que se descubre detrás es la horrible cara del fascismo de las oligarquías de este continente. El fascismo más fascista, permítanme la expresión, bueno Estados Unidos califica de espantoso y entonces nos echa la culpa a nosotros, como el golpe, cuando el golpe de abril nosotros fuimos los culpables, casi que me acusaron a mí de haberle dado el golpe a Carmona.

Y por aquí leo también que el Presidente de la Patronal Española, vino aquí a la cumbre a una reunión de empresarios a manifestar preocupación por Venezuela, son los mismos que apoyaron el golpe de abril la derecha española, los empresarios vienen a recomendarnos y a decirnos en documentos que es el libre mercado la solución, es el libre mercado el camino, el neoliberalismo pues, están totalmente desconectados de la realidad, también manifestaron preocupación, el caballero Gerardo Díaz Ferrán vino aquí, rechazo a nombre de Venezuela estas declaraciones y es parte de esta cumbre, porque es una cumbre de empresarios, que como sabemos precede a las cumbres de presidentes y creo que ayer entregaron un documento a nuestra Presidenta, pero ellos vienen es a pregonar el libre comercio y atacarnos a nosotros. También mostraron preocupación por Bolivia y por Ecuador los empresarios y han dicho por ahí en un documento que la responsabilidad social es voluntaria, es voluntaria, ese es el empresariado el elitesco, el que sigue detrás del consenso de Washington y el... que quiere extender, parafraseando de nuevo al presidente Correa, permítamelo Presidente, la larga noche neoliberal [risas] pero esa noche se está acabando y se va acabar.

Bien cohesión, cohesión a veces nosotros creo que nos ponen hablar de unas palabras, unos términos así como durante años estuvimos hablando del ALCA, creo que tú hiciste muchas cosas buenas Néstor te felicito de verdad, presidente Kirchner y nadie tiene dudas que el gobierno próximo va a ser mejor que el tuyo, nadie tiene dura aún cuando no será fácil superarte pero lo hará Cristina presidenta.

Ahora una de las más grandes cosas que en mi criterio, modesto, tú hiciste fue dirigir aquella batalla de Mar del Plata, así la hemos llamado, cuando vino Bush a tratar de imponernos el ALCA, nunca se me olvidará aquella expresión tuya “no nos gusta que nos patoteen” el ALCA Área de Libre Comercio para las Américas, el proyecto imperialista más acabado y más refinado de la historia el ALCA, sólo el resurgir de los pueblos de esta continente nos salvaron del ALCA y el cambio en el mapa político y social de este continente, que es evidente, veámonos los rostros, nunca se me olvida fue en una Cumbre de éstas la primera a la que yo asistí hace ya casi diez años. Estaba Fidel y después de mis palabras Fidel me dijo en una notita, me mandó una nota y me dijo: “Chávez, siento que ya no soy el único diablo en estas Cumbres”, porque entonces aquellas Cumbres eran un canto general al neoliberalismo, al consenso de Washington y era precisamente, lo recuerdo, el entonces presidente de España que es un fascista a toda carta y ahora es el jefe... ¡Néstor! Espero que no te metas tú en ese club de ex presidentes, que andan ahora agrediendo sobre todo a mí, por todos lados. Andan haciendo foros, van mucho a Washington, vienen por aquí, por América Latina, andan por Europa hablando de un populismo radical, del comunismo que vuelve, el peligro, la amenaza para los pueblos de nuestra América.

Aquél ex presidente español era el que venía a vendernos aquí aquella tesis, como la mejor de la tesis ¿eh? Y es en verdad un fascista, un verdadero fascista ¿eh? Ahora nos ponemos a hablar de algunos términos, hoy estamos hablando de cohesión. Me parece muy bueno que coloquemos, Presidenta, el tema social en la mesa en primer lugar. Ahora ¿qué es cohesión? Yo venía preguntándome ¿qué es cohesión? Bueno, pudiera, pudiera haber un camino muy cohesionado sabemos aquí todos lo que significa en el buen castellano la palabra cohesión ¿verdad? tiene una connotación hasta física, las moléculas, el grado de unión que tengan y de solidez que tenga la unión de unas moléculas o de los componentes de un cuerpo, etc. Un camino pudiera estar muy bien cohesionado de piedras o de asfalto, de ese petróleo que Lula acaba de conseguir allá en Brasil que ahora, Brasil pudiera ingresar a la OPEP ahora Lula si es cierto, ojalá, esa gran cantidad de petróleo que ha conseguido Petrobras. Pudiera estar muy bien cohesionado un camino, ahora, ese camino pudiera ser el camino al infierno.

El discurso del Vicepresidente cubano, yo lo aplaudo, lo comparto como comparto muchas de las cosas que se han dicho el presidente Correa, el presidente Kirchner. Ahora ¿qué cohesión es la que nosotros queremos? ¿qué cohesión? ¿cómo vamos a cohesionar estas sociedades con el grado de miseria, de pobreza...? es decir, digo que necesario sería si vamos a hablar de una fórmula, de unos factores, el orden de los factores primero creo que tendríamos que hablar de la transformación, mucho antes de hablar de cohesión ¿cómo cohesionar algo que está despedazado? Debilitado al extremo. Nosotros en Venezuela, ustedes saben, hemos optado por el camino al socialismo y estamos batallando duro por un socialismo nuestro, americano. Decía Mariátegui: “Indoamericano” el socialismo, decía Mariátegui -ustedes saben- “No debe ser ni calco ni copia, sino creación heroica” dice también Galeano, Eduardo Galeano “El socialismo no hay nada menos extraño a estas tierras nuestras, que el socialismo, cómo vivían nuestros aborígenes, cómo vivían, ahí está la historia para estudiarla, antes que llegaran los conquistadores.

Ahora, proponemos pues, sólo como una reflexión presidenta, presidentes, amigos, amigas, colocar también en la mesa el tema de la transformación, ya Néstor, el presidente Kirchner hablaba del modelo, se trata del modelo, siempre Venezuela insistirá en eso, el modelo, la discusión del modelo, de los proyectos nacionales, de lo que pudiéramos llamar un proyecto gran nacional para nuestra América, en lo cual España, Portugal, pudieran ayudarnos muchísimo y sobre todo ahora que estamos entrando como decía la cancillera mexicana a la era bicentenaria de la independencia, el inicio de la revolución de independencia, que bueno seria celebrarla con un gran proyecto de transformación, rumbo a una sociedad justa, rumbo a la justicia social, término que creo que es mucho más adecuado que la equidad, mucho más adecuado desde mi modesto punto de vista que la cohesión, no hay nada más sólido, no hay nada creo más cohesionado que la justicia, dice la Biblia es el camino a la paz, es el camino sólido a la paz, así que por orden de factores creo que deberíamos comenzar por ahí, para darle verdadera y profunda cohesión, un plan de transformación, donde lo social debe ocupar lugar preponderante, nosotros desde Venezuela, ustedes saben hemos estado proponiendo ideas, muy felices nos sentimos de que algunas de esas ideas presidenta han comenzado a tomar cuerpo, hace ocho años atrás éramos unos solitarios en estas cumbres en verdad, éramos unos solitarios, ahora afortunadamente gracias a la evolución de los procesos políticos en el continente, gracias a la evolución y al dinamismo mundial, ya aquí sabemos que es imposible el mundo unipolar que Estados Unidos pretendió imponernos, el mundo es pluripolar, ya está a la vista, el amanecer de un mundo distinto, un mundo pluripolar.

Luego, algunos de esos planes pudieran, yo quiero insistir en ello, porque estuve leyendo, el plan de acción de la cumbre, nosotros lo compartimos por supuesto lo vamos a firmar junto con la declaración, pero, como casi todos estos planes se quedan sólo como que en las declaración de buenas intensiones, no hay metas que se puedan medir en el tiempo, objetivos que podamos ir midiéndolo a lo largo del tiempo, es decir, un verdadero plan, un verdadero proyecto, con recursos, estrategias, objetivos.

Nosotros hemos estado conformando, ya el presidente Zelaya, lo comentaba que agradezco mucho su comentario, me trajo a la memoria y lo anoté por aquí, la Petroamerica, la Petroamerica, que hemos venido avanzando por partes, hay una Petrocaribe que ya está funcionando, tenemos la próxima cumbre en Cuba, proponemos una Petroandina, con los países de la comunidad andina, ahora pudiéramos Lula, ahora que tienes tanto petróleo, una Petroamazonia, y me alegro mucho, porque en verdad, el presidente Zapatero anunciaba ese plan del agua que aplaudimos con intensidad y Venezuela, dispuesta humildemente a cooperar, ahora nosotros en mecanismos de cooperación, de suministro de petróleo y derivados en condiciones ventajosas para los países más pobres del continente estamos aportando unos cinco mi millones de dólares al año, que dejamos de percibir, si vendiéramos ese petróleo al norte, a los países desarrollados, nosotros obtendríamos cinco mil millones que los estamos sometiendo a un modelo o a un modo en el cual a largo plazo, la mayor parte de ese monto, como una vez me lo decía el virrey Enrique Iglesias, perdón, nuestro secretario general al que saludo con mucho afecto, ¿no te han nombrado virrey todavía? Enrique, yo recuerdo que Enrique me decía una vez en Caracas, mira Hugo ese plan tuyo, tiene un componente de donación de un 70 por ciento, me prometiste una fórmula que tú tienes y nunca me ha llegado, pero sí, eso es un mecanismo, y ahora que el petróleo está por 100 dólares, por eso es que Lula anda tan feliz, creo que hizo una fiesta anoche, 100 dólares el barril, pero ahora yo te invito a que Petrobras y Pdvsa nos echemos encima Petrocaribe, Petrosur y establezcamos mecanismos, nosotros no podemos venderle ese petróleo a los países más pobres a 100 dólares y proponemos y no sólo a los más pobres, Argentina que es un país rico aun cuando el neoliberalismo la fundió, como bien lo ha explicado su Presidente, nuestro amigo Néstor, pero nosotros tenemos un mecanismo ¿de qué? de trueque, mandamos petróleo a Argentina y nos envían qué: tractores, unas vaquillonas peñadas además que producen mucha leche y preñadas y bien preñadas, maquinarías, ahora estamos haciendo unos laboratorios genéticos para levantar nuestra producción, lo mismo con Uruguay, enviamos algún petróleo, derivados del petróleo y nos han también estado pagando eso ¿con qué? con software, con una vaquillonas que los uruguayos dicen que son mejores que la argentinas, las argentinas dicen que son mejores que las uruguayas, para mi son igualitas ¿no? es una raza, como dice Pepe Mújica, que es producto de, me dijo: mira Hugo, esa vaca que va ahí es producto de 100 años de trabajo, de generaciones y generaciones de trabajadores uruguayos, igual los argentinos.

En fin, todos estos mecanismos, Lula, ahora que eres magnate petrolero, que Brasil tiene tanto petróleo te propongo que nos unamos y nos juntemos en estos mecanismos de cooperación con los países que no tienen petróleo, los países que no tienen posibilidades de pagar 100 dólares el barril de petróleo y la gasolina pues llegará a 120 y eso va a seguir subiendo, dentro de unas semanas tenemos la cumbre en la OPEP para tratas estos temas.

Ahora, Presidenta, no voy abusar del tiempo, creo que no he hablado más que el rey ¿no? y rey es rey, entonces lo de Petroamérica, yo insisto en esto, que sigamos dándole cohesión, permítanme la palabra, a esta propuesta, lo de Telesur, a mi me parece muy importante lo de Telesur, muy, pero muy importante, porque los medios de comunicación eso es un problema que casi nunca lo hablamos, pero es un problema grave que tenemos nosotros, la elites se adueñaron de los medios, bueno aquí todo el mundo, hasta un problema hubo por ahí con algunos congresos, porque cuando a uno lo agreden uno tiene el derecho de responder o no, pero el que me tira una piedra a mí a lo mejor yo no le tiro nada, pero de repente le tiro 4. Entonces nosotros en Venezuela hace poco tomamos una decisión de Estado, una televisora de privada se le acabó la concesión de 20 y tanto años, televisoras que apoyaron al golpe de Estado, mientras yo estaba preso por allá en una isla, estaban leyéndole al mundo una renuncia falsa que después se demostró que era falsa y cuando el pueblo tomó el Palacio de Gobierno y tomó las calles de Caracas y los golpistas se fueron corriendo, comenzaron a pasar películas “Tom y Jerry”, no, no, en Venezuela no pasa nada, negando la información al mundo.

Ahora, decía Rafael Correa en una ocasión, le preguntaban que qué opinaba sobre Venezuela y que Chávez cerró un canal, así lo dijeron al mundo y mucha gente en el mundo cree que eso es verdad que yo cerré un canal, no, se le acabó la concesión. Correa dijo, que recuerdo que dijo: bueno yo la hubiera cerrado entonces; en verdad tuvimos razones en Venezuela para cerrar todos los canales privados, yo le pregunté a unos norteamericanos que me visitaban un día, en esos días del fin de la concesión de ese canal y entonces estaban que preocupados por la libertad de expresión y yo le dije a uno que es representante, le dije, y amigo, le dije: mira qué hubiera pasado en Estados Unidos si la cadena Fox y el otro y el CNN apoyan un golpe de Estado ¿no? como aquí se demostró públicamente que lo apoyaron, me dijo: bueno allá no sólo estuvieran presos sino que hubieran ido a la silla eléctrica los dueños de las estaciones de televisión. En Venezuela no somos tanto, en Venezuela somos generosos, le permitimos que termine la concesión y sencillamente se acabó y el canal sigue en el aire, pero ahora es otra canal una televisora social, con producción nacional.

Entonces ese es un problema grave, nosotros hemos propuesto Telesur, yo insisto a los gobiernos de América Latina, del Caribe, revisar esta propuesta, estamos saliendo al aire y pronto saldremos hasta Europa incluso, pudiéramos hacer convenios con Europa. Pronto saldremos Lula en Portugués, Telesur y espero que tú canal nuevo que anunciaste ¿no? podamos conectarlo también con Telesur.

Petrosur, Telesur, el Banco del Sur que al fin lo acordamos un grupo de nosotros, el Banco del Sur, hace poco estaba por Caracas Joseph Stiglitz, bien conocido por todos nosotros, y él decía [risas] bueno los países del tercer mundo están financiando a los Estados Unidos ¿dónde están las reservas internacionales de nuestros países? ¡ah! Hay una cosa que llaman autonomía del Banco Central ¡ah! Ese es una imposición del Fondo Monetario y la política imperialista de los Estados Unidos. Los Bancos Centrales se convirtieron en autónomos de los gobiernos nacionales pero no en autónomos del imperialismo económico mundial.

Entonces nosotros tenemos las reservas colocadas en el norte ¿por qué no podemos traer nuestras reservas o una parte de ellas al menos a un Banco nuestro...? pronto nacerá el Banco del Sur y nacerá con un capital, bueno, modesto pero avanzamos hacia el fortalecimiento de un gran Banco de Desarrollo y luego debemos, debemos crear un fondo, un fondo de protección a nuestras economías, de apoyo fiscal a los países que así lo requieran.

Pues bien estas propuestas yo las traigo, las coloca en la mesa porque creo que sólo transformando estructuras internacionales, uniéndonos de verdad, uniéndonos sólo transformando estructuras nacionales cada quien con su ritmo, yo no voy a pedirle a mi amigo el presidente García que aplique el socialismo en el Perú ¡no! él tiene su pensamiento que respetamos, no le voy a pedir al rey de España que declare allá monarquía socialista ¿no? a España, cada quien tiene su sistema, cada quien tiene sus ritmos como Sócrates, como Cavaco ahora avancemos, unámonos de verdad.

Hacemos poco Uribe y yo estuvimos en La Guajira, inaugurando el primer gasoducto del Gasoducto del Sur, ese es otro proyecto, bueno y como decía Néstor, bueno, Uribe y yo somos buenos amigos, enfoques que no son exactamente los mismos, yo soy un socialista, un revolucionario, no voy a definirle al presidente Uribe, mi amigo, no, pero nos conocemos, él está dirigiendo un gobierno, un hermano país, le apoyamos, nos apoyamos mutuamente y decíamos allá -testigo el presidente Correa- esa es la integración independientemente de nuestras diferencias ideológicas, políticas, tenemos que integrarnos, cohesionarnos entre nosotros para poder dejar atrás esa larga noche, esa larga agonía de la miseria, de la pobreza que son 500 años. Hace 300 años Bolívar lanzó un primer discurso en Caracas cuando estaban discutiendo su majestad si desprenderse de la corona española o no, algunos decían “no, vamos a mantenernos fieles a Fernando VII” Bolívar decía: “No, independencia plena” y lanzó aquella frase “¿Trescientos años de calma no bastan?” hoy habría que parafrasearlo diciendo: ¿Quinientos años de calma no bastan? Cohesionémonos, transformémonos para lograr justicia social y transitar algún día las grandes alamedas. Perdóneme Presidenta. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet Muchas gracias Presidente Chávez. Hay una serie de Jefes de Estado, gobiernos que están inscritos pero yo quisiera que pudiéramos cumplir el programa completo y por eso no hice la pausa de café entre medio. Así que querría invitarlos a que pasemos a la otra actividad que es un almuerzo y también en el parque Metropolitano al lado del restaurant donde vamos a almorzar, vamos a invitar a todos los presidentes y Jefes de Estado de los gobiernos a que hablantemos el parque iberoamericano, así que yo quisiera darle la palabra a Javier Luis Egaña, para que nos explique cómo vamos a seguir trabajando en la tarde luego del almuerzo, vamos a tener un retiro de los presidentes, Jefes de estado, jefes de Gobierno y podremos continuar y así seguiremos el día también de mañana, habrá nuevos momentos para quienes no hayan podido intervenir continúen con la palabra, doy la palabra a Javier Luis Egaña, para que nos explique los procedimientos a seguir.

Javier Luis Egaña Gracias presidenta, terminada esta sesión, los Jefes de Estado y de Gobierno y jefes de delegaciones, en un bus especial nos dirigimos al Cerro San Cristóbal, para el almuerzo oficial que ofrece la presidenta y en buses sucesivos los cancilleres, los coordinadores nacionales, los responsables de cooperación, los jefes de los organismos.