13/04/2003. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Teatro Teresa Carreño, Caracas, Parroquia San Agustín, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez, acto de clausura del Foro con la revolución.

Presidente Chávez: Que bonito, que profundo, que bonito. Aquí dice: Aparición con vida de los desaparecidos, Madres de Plaza de Mayo.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez:   Lo llevaré toda mi vida conmigo en la lucha en nuestra lucha, los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos estarán vivos siempre con nosotros, luchando y batallando por la dignidad de nuestros pueblos. Bueno, miren son las cuatro de la tarde ya.  _ No la cadena la vamos hacer allá en la Avenida Bolívar.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Allá vamos hacer la cadena dentro de pocos minutos porque hay miles, miles, miles y miles de personas, nos informan de la Avenida Bolívar.   Allá están concentrados de toda Caracas y de Venezuela también, de varias partes de Venezuela y del mundo y de aquí nos vamos todos para allá al acto del pueblo heroico y de la unión cívico-militar, un abrazo bolivariano revolucionario para todos, para todas. Yo lo primero que debo decir en mis breves palabras, voy a ser breve verdad, verdad no estoy mamando gallo.   Voy a ser breve pero lo primero que voy a decir quiero decir, primero que me sale de aquí del alma es darles una palabra de felicitación a los organizadores de este evento.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: A Rafael Vargas, ¿dónde está Rafael?, aquí está Rafael felicitaciones Rafael y a todos.

Rafael Vargas: Todo un equipo Presidente.

Presidente Chávez: Todo un equipo, todo un equipo Rafael; Marichina que ha estado aquí haciendo las presentaciones, animando el espectáculo y un gran equipo donde está Maximiliano; Blanca.  _ ¡Cuántos otros!  No tengo la lista a la mano pero un grupo y sobre todo de gente muy joven porque todos somos jóvenes no lo olvidemos, todos somos jóvenes.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Se pone viejo el que quiere y aquí nadie se pone viejo, pero sobre todo de gente muy joven que han organizado este evento y además hay que decir que, es el primer evento de esta magnitud y de esta calidad y de este signo mundial revolucionario y alternativo, que en Venezuela se hace en toda nuestra historia.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Ha sido un éxito rotundo, por eso nuestro aplauso para los organizadores y todos los que han participado quiero que le demos un aplauso pero encendido a todos los hombres y mujeres que han venido del mundo entero a visitarnos en estos días, a traernos su aliento de hermanos de hermanas del continente americano de Oceanía, de Asia, de África y de Europa el mundo se ha dado cita en Venezuela en estos días de Abril y como si fuera poco ha llovido esta madrugada, ha llovido hoy llegaron las lluvias son signos de la propia naturaleza y de Dios.

Pues bien, hermanos y hermanas que han venido y que han compartido con nosotros estos días, estas horas maravillosas a nombre de todo el pueblo venezolano a nombre de la Revolución Bolivariana, un millón de gracias; Caracas y Venezuela es de ustedes esta patria es de ustedes llévensela en el corazón y siéntanla suya para siempre.

Ahora, decía que el evento mundial “Encuentro Mundial de Solidaridad” ¡Ah! Aquí está el equipo miren aquí están los muchachos y las muchachas, aparecieron por aquí pero pónganse por aquí al frente no sean tímidos, así como los grandes artistas salgan al frente para darles un gran aplauso y felicitaciones a todos por ese trabajo.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Que bueno, “Primer Encuentro Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana”.   Creo que el evento ha desbordado todas las expectativas, muchísimas gracias, todas las expectativas. Miren, yo me aparecí en varios escenarios, vine por aquí y me senté por allá a oír sobre todo en primer lugar pues la inauguración, el tremendo mensaje que nos dejó ese amigo de todos nosotros que es Ignacio Ramonet, quien tuvo que partir para Paris el día de ayer por compromisos de fuerza mayor, no pudo quedarse hasta hoy, pero desde aquí nuestro saludo a Ramonet, a Bernard Casén y a todos quienes nos ayudaron desde allá desde acullá y desde por aquí en la preparación de este evento y aquella clase magistral que nos ha dado el doctor Samuel Moncada, cuyo discurso ya anda por allí en un folleto para que lo leamos, lo analicemos acerca de la vigencia del pensamiento de Bolívar en la Venezuela de hoy, en la América de hoy, en el mundo de hoy.

Pues bien, también me aparecí por allá en la Sala Plenaria de Parque Central en un evento donde estaban exponiendo un grupo de economistas y de filósofos del mundo hablando sobre la economía, el modelo neoliberal y estaban allí haciendo lo que hay que hacer lanzándole mísiles, pero mísiles al modelo neoliberal, lanzándole unos fuertes ataques al modelo salvaje neoliberal a ese sí hay que lanzarle mísiles pero mísiles ideológicos, mísiles de ideas, de fuerza, de trabajo estaba oyendo allí entre otros a este amigo, filósofo, húngaro Istvan Meszarros, y hablando de lo que es la crisis del modelo del capital y la transición a un modelo más allá del capital una tesis interesantísima y que bueno yo logré una hazaña, entré a la Sala Plenaria de Parque Central y nadie me vió, no estaba disfrazado ah.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: No estaba disfrazado, sólo que gracias a los muchachos de la Casa Militar hicieron un buen operativo, hicimos una operación de distracción y entré rápidamente y me senté y dije: Que nadie me vea Dios mío y nadie me  vio, por algunos minutos.

Pero fíjense que me llamó la atención primero la calidad de los expositores, estaba nuestro buen amigo el ex Ministro el doctor Giordanni haciendo de moderador y aquello estaba full, y eran como casi las diez de la noche y además de eso todo el mundo atento, no vi que se parara una persona, no vi una persona hablando con el de al lado o haciendo algún comentario. Todo el mundo atento a la exposición de eso grandes maestros que estaban hablándonos allí de la crisis del modelo capitalista, neoliberal y de las alternativas de lucha para hacer un mundo mejor, un mundo de iguales, un mundo de justicia de paz y de dignidad.

Luego, me aparecí también en la Casa de los Pueblos allí en el Parque de Los Caobos allí estaban unos muchachos mucha gente joven de varios países de Colombia, de Argentina, de Chile, de Ecuador sobre todo latinoamericanos estaban allí con las juventudes revolucionarias venezolanas en la carpa grande que ahí pusieron.  Ahí tenían música, estaban viendo videos, hicieron foros, talleres y me llamó la atención que estaban ahí como a la una de la mañana y con que ánimo. Y luego, aparecí también aquí pues a oír y a presenciar varias exposiciones algunas las vi un rato por televisión, porque también tenía que atender cosas de todos los días de gobierno. Pero en verdad que por la asistencia, hasta la media noche, esta sala llena, la asistencia, la calidad, la profundidad, el debate donde se tocaron creo que todos los temas que hoy palpitan el mundo en verdad no queríamos que fuese así pero este encuentro se ha convertido en una verdadera Cumbre Mundial.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Así ha sido, una Cumbre Mundial y yo que he ido a tantas Cumbres en estos cuatro años y de casi todas he salido muy decepcionado, en una ocasión me salió una frase a alguien se le ocurrió que yo hablara en la clausura de una Cumbre, después de eso no he hablado en más ninguna, en las clausuras pues siempre uno interviene por aquí o por allá a veces dicen: “No, tres minutos”.  _ Tres minutos una vez dije: Bueno, venir de tan lejos darle la vuelta casi al mundo, para venir aquí hablar tres minutos ¿no? Como que no vale la pena y además no sólo por hablar sino por los resultados que es lo más importante. Pero en aquella ocasión en una Cumbre se me ocurrió y dije: Nosotros, hablándole a mis colegas presidentes, “nosotros andamos de Cumbre en Cumbre y nuestros pueblos andan de abismo en abismo”.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Llamando la atención, llamando la atención porque hay una crisis en los sistemas de las Cumbres, hay una crisis en verdad en el mundo, la política está en crisis yo le he dicho a mis colegas presidentes donde quiera que voy, que es necesario que la política retome la primera línea en la batalla. Es necesario el retorno de la política, la economía es una ciencia sin duda.  Claro, que es una ciencia social no es una ciencia sólo económica o macro económica o matemática quise decir, no es sólo matemática no, es sobre todo social; La matemática es social y es casi divina creo yo, yo adora las matemáticas creo que fue Pitágoras el que dijo que Dios habla por las matemáticas.

Pero algunos usan las matemáticas endemoniadas para engañar, para manipular, pero en fin la economía es muy importante es necesaria pero la economía no puede ser la que ordene las cosas del mundo. El mercado no puede ser el que ordene las cosas del mundo porque el mercado está amenazando con acabar con el mundo, el libre mercado amenaza con acabar con el mundo se requiere el retorno de la política, del liderazgo político para buscar caminos alternativos a los que hasta ahora nos han presentado y por los que hemos venido transitando, los caminos tormentosos por los que el mundo ha venido pasando.

Pues bien sin que lo quisiéramos pues, gracias a ustedes amigas y amigos de otros países hermanos que han venido acá a participar con que rigor con que fuerza con que claridad con que pasión, que cúmulo tan hermoso, que abanico tan completo, que arco iris de ideas nos han dejado aquí ustedes, esta mañana este medio día y esta tarde en este día del pueblo heroico de Venezuela, hemos odio cuantas ideas, hemos oído cuantos discursos, que nos han puesto a vibrar, a reflexionar y que han contribuido sin duda a incrementar la fortaleza y la conciencia del pueblo bolivariano de Venezuela que hoy combate y seguirá combatiendo victoriosos siempre en la construcción del sueño  de Simón Bolívar.  Muchísimas gracias pues a todos, a todos, y de manera pues especial al Vicepresidente Carlos Lage, vicepresidente de la hermana República de Cuba por estar presente con nosotros de manera especial a ese soldado y batallador de siempre el ex presidente y líder sandinista Daniel Ortega, mil gracias Daniel y a todos hombres y mujeres.

Hemos oído aquí, saludos y más que saludos, más que saludos, ideas, propuestas alternativas de varios idiomas en inglés, en francés, en aborigen, español, por supuesto pero cuantas ideas, cuantas reflexiones acerca de lo que hoy ocurre en el mundo.  Mientras que en algunas otras partes truenan los  cañones de la guerra, aquí decimos nosotros paz, queremos paz para el mundo, queremos vida para el mundo, condenamos las guerras, exigimos respeto a la soberanía de los pueblos.

Ahora no basta que exijamos, no basta que exijamos porque podemos pasar quinientos anos exigiendo, hay que ir a las luchas, hay que ir a las batallas, y esta cumbre de solidaridad es parte de las batallas  que hoy se dan en el mundo, batallas por la paz, por  el respeto a los pueblos a la soberanía,   este ilustre caballero del mundo y ex ministro de defensa de Francia, Jean Pierre Chevenement, nos hacía tremendas reflexiones acerca de lo que deben ser las soberanías y es uno de los  principios sagrados de esta revolución venezolana, nosotros los venezolanos no aceptamos ni así, que se metan con la soberanía de Venezuela, nada ni nadie.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: No lo hemos aceptado, no lo aceptamos ni aceptaremos y exigimos respeto a la soberanía de los  pueblos del mundo y sobre todo la de nuestros  hermanos pueblos del tercer mundo y sobre todo la de nuestros hermanos pueblos de América Latina, del Caribe, de Asia de África, pueblos explotados durante siglos, colonizados, recolonizados, bombardeados, invadidos, ametrallados durante tanto tiempo.  Esa es consigna suprema de nuestra revolución.  Hemos recibido de ustedes este gesto de solidaridad, hermanos y hermanas del mundo, pero decimos también que el mundo nos importa tanto como Venezuela.     

El mundo nos duele tanto como Venezuela y es consigna esa también tendría que serla y tenía que serla, de nuestra revolución bolivariana, sino no fuese bolivariana.  _Bolivariana por la visión continental, mundial de lucha de los pueblos oprimidos de la tierra, por la lucha por la liberación de los pueblos encadenados y oprimidos, una lucha de siglos, una lucha de siglos.     

Cristo; Cristo lo dijo.   Cristo lo hizo y Cristo fue a la cruz, por precisamente haber luchado por  los pobres y los  condenados de la tierra en contra de los poderosos que han pisoteado durante siglo la dignidad de los pueblos.  Claro que ahora me ha surgido una idea, esta cumbre de hoy es sólo la primera cumbre, vendrán más cumbres.   Cumbres de los pueblos, por que ante el atropello de los  poderosos, no nos queda a nosotros sino una alternativa  unirnos para la lucha, unirnos en las entrañas unir todas las corrientes que luchan por la liberación de los pueblos en cualquier  parte de este planeta, se trata de la globalización de la revolución, se trata de globalizar las luchas por la dignidad de los pueblos, por la libertad por la igualdad.

En esa lucha Venezuela esta abierta de par en par para motivar para participar, en encuentros de este tipo, en encuentros  maravillosos como este, que habiendo sobrepasado las expectativas nos permiten mirar más allá en el horizonte; estábamos conversando anteanoche con Evo Morales, amigo y compañero, líder indígena y líder popular de Bolivia y ya no sólo de Bolivia, porque nosotros los  indios estamos levantándonos por todas partes y uniéndonos por  todas partes.  _Estamos planificando un encuentro continental indígena para hacerlo en Venezuela en los próximos meses pues, vamos a hacer el ‘Encuentro continental de indígenas del continente’ y por ahí andan los  campesinos y los Sin Tierra conversando, por ahí  los  conseguí hace poco, reunidos en Miraflores estaban antier, yo ni sabía, me tomaron Miraflores y yo me asomo por allá por una oficina y veo a una gente hablando.  _ ¿Y ustedes que hacen aquí?  _Estamos planificando.  _ ¿Que planifican?  _La reunión de todos los  campesinos y los  luchadores por  la tierra del continente americano: _Les dije, sigan adelante, planifiquen pues, planifiquen que este Palacio es de ustedes para reunirse, para planificar.

Y por ahí estaban también los estudiantes y las juventudes revolucionarias del continente coordinando un ‘Encuentro mundial de juventud’, para hacerlo aquí en Venezuela, y un ‘Encuentro de intelectuales del mundo entero’.  Ha surgido esa idea, también un ‘Encuentro de obreros y de trabadores y trabajadoras’ que luchan por la libertad sindical, que luchan por  la justicia para los trabajadores, bueno todas esas cumbres por supuesto que podemos hacerlas aquí en Venezuela.  La Cumbre Indígena yo propongo que la hagamos por  allá en las selvas del Orinoco, en las riveras del Orinoco, la cumbre de todos los pueblos indígenas.   

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Pues bien, así que ha nacido desde aquí una perspectiva, de este evento ha nacido una perspectiva, y que bueno que haya nacido en estos días, once, doce y trece de abril, días que nos marcaron a nosotros para siempre.  El once de abril, día de la mentira, día de la conspiración, día del fascismo, del golpismo, día del golpe de estado, día del atropello, día del engaño, día de la traición.  El doce de abril como decíamos ayer, el doce de abril fue el día en que cayó.   _Porque ese día ya se marcó la caída, fue el día en que se instaló pues el gobierno dictatorial, el doce de abril.

Pero por una parte se estaba instalando el gobierno tiránico más efímero de nuestra historia que no duró ni siquiera veinticuatro horas, que no tuvo tiempo ni siquiera de juramentar los ministros que habían designado, no tuvieron tiempo ni siquiera de tomarse las no se cuantas cajas de Whisky del más fino que tenían ya para celebrar, no tuvieron tiempo porque por una parte instalaban su tiranía  y por otra parte, al mismo tiempo,  a lo largo y ancho de esta tierra, se estaba activando la más profunda, la más consciente, la más extendida y la más eficaz rebelión popular cívico-militar de toda nuestra historia.

Una verdadera rebelión de pueblo y además una rebelión constitucional, una rebelión donde hombre, mujeres y hasta niños decidieron darlo todo por el todo, porque se estaba jugando la vida de la patria, una rebelión  que refleja y recoge aquello que.    _Yo se los decía, ellos, no que pasa es que ellos son tercos, estos golpistas, son tercos, yo se los  dije varias veces, y por  eso es que este video que han traído los  organizadores y que me ha causado un impacto tremendo, este último video.   Porque ese video en verdad yo no lo había visto completo, primera vez que lo veo completo, lo tomaron allá en Turiamo, ahora, lo tomó fue la Marina.  Lo tomó un oficial de la Marina y luego apareció en uno de los cuatro jinetes, ustedes saben.

Ahora esa, yo me estaban viendo desde allá, al lado de mis hijas y del Vicepresidente y de los ministros y de Lage y de mi hijo ahora Pedro, ahora tengo un nuevo hijo el esposo de Rosa, pues es mi hijo.   Bien estaba viendo ahí, evaluando el video, ese video fue filmado, esas escenas ocurrieron, exactamente casi a la hora en que lo estaban proyectando en esa sala, eso fue el trece de abril, cerca de las dos, tres de la tarde cuando me estaban llevando de Turiamo a La Orchila y aunque yo no había visto televisión durante veinticuatro horas, ni había hablado con ninguno de ustedes, estaba totalmente incomunicado yo.  Algo me decía aquí en el pecho, algo me decía en el corazón que el pueblo venezolano debería estar ya en la calle, reclamando su dignidad, asumiendo su rol ante la historia y algo me decía aquí en el pecho también que  soldados de la patria, la inmensa mayoría de los soldados de la patria también, deberían estar haciendo algo y que eso por supuesto no se iba a quedar así.

Y que ese gobierno, dictatorial que habían instalado estaba destinado a la derrota, lo único que no pensé en verdad era que iba a ser tan rápido, ahí si confieso que –porque ustedes hicieron un milagro- son ustedes un pueblo milagroso no me dejaron descansar ni un fin de semana en La Orchila, tomarme un descanso, leer un buen libro, de una vez  alargaron su gigantesco brazo y me trajeron de nuevo, son ustedes maravillosos hermanos, son ustedes maravillosos hermanas, amor con amor se paga dijo Martí una vez:  “Amor con amor se paga”.

Pues yo se lo había alertado a la contra revolución pero ellos no quieren coger consejo, en una ocasión cuando ellos comenzaron a reunirse y a prepararse para dar un golpe, alguno de ellos dijo que a Chávez había que aplicarle la formula de Allende.   Todo nuestro respeto y nuestro recuerdo para el compañero Salvador Allende.   ¡Gloria  a Allende!

Público: Aplausos

Presidente Chávez:  Este año se cumplirán treinta años del fascista golpe contra Allende, habrá que conmemorarlo con el pueblo de Chile, habrá que conmemorarlo con el pueblo chileno y con todos los  pueblos de la América Latino Caribeña y el mundo, para decir ¡Allende no murió allá!.   ¡Allende está aquí con nosotros!

Público: Aplausos

Presidente Chávez: Pues una vez algún dirigente de la oposición dijo por allí que a Chávez le iban a aplicar la fórmula que le aplicaron a Allende.  _Yo le dije, creo que fue en una cadenita para que no se quejaran de que no se lo había dicho, se los  dije en Cadena.  Se los dije no se equivoquen, no se equivoquen porque lamentablemente y eso es cierto absolutamente  cierto, lamentablemente la revolución socialista democrática y pacífica que el pueblo de Chile comenzó a impulsar a comienzo de los setenta y que fue liderizada por el Presidente Salvador Allende, lamentablemente  era una revolución pacífica y también –lo lamentable no es que haya sido pacifica, lo lamentable es que estaba desarmada- fue una revolución desarmada, bastó que bastó que saliera un general a dar una orden y cercenaron el proceso chileno.

Ahora yo les decía a los de aquí, no se equivoquen porque la revolución nuestra a diferencia de la chilena, de los  setenta tiene una semejanza o tiene muchas, pero uno de ellas es que es pacífica y democrática, pero hay una profunda diferencia aquella estaba desarmada, la revolución bolivariana está armada para defender los logros, para defender su avance, para defenderse de las amenazas y de las conspiraciones.

Ah, bueno yo se los dije a estos muchachos militares que me custodiaron y que me trataron bien en verdad, a pesar de que algunos estaban comprometidos, otros no, otos no sabía.  Por ejemplo allá en Turiamo, la mayor parte de aquellos muchos se sorprendió cuando en la madrugada llegué, me llevaron –no llegué me llevaron- me llevaron al Puesto Militar de Turismo y me llevaron al Puesto Militar de Turiamo, porque Dios en primer lugar, el pueblo en segundo y los militares patriotas me salvaron la vida, porque la orden que dieron desde Miraflores ya tomada por los golpistas, es que Hugo Chávez, debería amanecer el doce de abril, el trece de abril debería amanecer convertido en  un cadáver, esa orden la dieron.

Pero Dios es muy grande, el pueblo es grande y los soldados del pueblo neutralizaron la orden, muchos militares comenzaron a moverse a además de que ustedes estaban en la calle y luego los militares dentro de los cuarteles comenzaron a moverse, a comunicarse y lograron neutralizar la orden de eliminarme físicamente, pero ellos me llevaron al sitio y todo, era Turiamo el sitio, previsto para mi muerte y era la noche del doce de abril era una noche clara, recuerdo la luna y las estrellas, y allí estaba aferrado a mi fe y en un momento llegué a pensar que iba a morir, se los confieso, aquella noche, pero dije:   Bueno, agarré mi crucifijo que cargo, me acordé de Ernesto “Che” Guevara y dije bueno   me toco, parece que me tocó aquí.

Público: Aplausos.

Pero dije y recordé lo que el “Che” dijo una vez: “Donde quiera que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que otros hombres y mujeres tomen nuestras banderas y sigan batallando y lanzando nuestros gritos de combate, de batalla  y de victoria”

El publico corea: Uh, Ah, Chávez no se vá

Presidente Chávez.   En el dos mil veintiuno ustedes me tienen que permitir irme.  _ ¿Tampoco?  _Vamos a hacer un acuerdo nosotros, una alianza.  _En el dos mil veintiuno me voy para Arauca, o me voy con mi amigo y hermano el General Baduel para las vegas de allá de Altagracia, el Río Apure, por allá, los invito a que me visiten en un conuco, en un rancho a la orilla del Arauca, bueno de todos modos tendremos un tiempito para discutirlo, ya lo discutiremos con más calma, no nos pongamos a pelear aquí por  eso.

Ahora bien, fíjense una cosa en esos momentos en que el video es tomado por  un oficial de la Marina que estaba por allí –llegaron ellos a buscarme- yo ya había captado algunas cosas y estaba seguro como les dije que ya el pueblo estaba dando su batalla.  _Claro que lo me preocupaba muchísimo es o era la posibilidad de que el pueblo fuese masacrado, pero por otra parte recordaba a los militares dije no, si ese pueblo si ese pueblo –en primer lugar- me decía aquí en mi corazón en mi alma solitario por  allá recuerdo que miraba una estrella, creo que es el planeta Venus, que es muy lindo en un momento que salí a un patio, los muchachos me dijeron salir aun patio, estaba casi amaneciendo, y me puse a mirar una estrella.

Entonces yo decía: Si el pueblo venezolano se queda con los  brazos cruzados en ese supuesto negado, pero en ese supuesto, es como si no hubiese valido la pena vivir.  Es como si hubiese perdido tantos años, pero yo eso lo daba por negado de plano y entonces pensaba en un segundo supuesto, si el pueblo venezolano como estoy seguro pensaba sale a la calle en masa como debe estar ya decía y los militares salen a masacrarlo, entonces dije sería igual no habría valido la pena vivir veinticinco años casi en el seno de la Fuerza Armada luchando con los muchachos de la Fuerza Armada, aprendiendo de maestros muy buenos que tuve como el General Pérez Arcay; enseñando alumnos muy buenos que tuve como Cliver Alcalá, quien está por  aquí aquel coronel de tanques y como él muchos.

Habría que repetir dije la frase de Bolívar, y le tenía miedo a la frase de Bolívar aquella  frase de mi General Bolívar ya muriendo cuando dijo: “He arado en el mar”.   _Yo dije será que nos perseguirá esa frase, dije no en este caso estoy seguro que no.   _A mi general Bolívar lo traicionaron, a mi General Bolívar lo echaron de aquí los oligarcas, a mi General Bolívar quisieron matarlo, quisieron asesinarlo, lo echaron de Bogotá, a mi General Bolívar lo destrozaron ante la opinión pública, sobre todo la internacional, a mi General Bolívar lo destrozaron en verdad y por eso él dijo al final de su vida, hecho, hecho un desierto sería por dentro, lanzó aquella frase, terrible frase ah.  ¡Maldita frase! digo yo “He arado en el mar”.

_Claro que estaba equivocado, él no aró en el mar.  ¡Bolívar aró en tierra fértil y profunda y aquí está él con nosotros comandando esta batalla! El Jefe de esta batalla se llama el General Bolívar; Simón Bolívar, libertador de libertadores, libertador de pueblos, líder, hombre, soldado, pensador, estrella eterna, rayo eterno, luz eterna de este pueblo.

Pero, luego de pensar y pensar, de estar dándole vueltas a las ideas, buscándome por  dentro yo llegue a una conclusión mirando la estrella dije: No, yo estoy completamente seguro mi Dios, primero que el pueblo se va a estar, se va a ir, si es que no se ha ido ya, en masa a las calles y segundo estoy seguro que los soldados de Venezuela, los verdaderos soldados del pueblo no los  traidores que se visten de soldados, pero que no tienen patria como bien lo dijo el comandante del ejército, el General García Carneiro desde este misma tarima en este día histórico, los  verdaderos soldados esos con los  que pasé media vida, esos soldados que se multiplicaron y que juraron darle la vida a la causa de un pueblo.  _ Yo dije no, ellos no van a salir  a masacrar un pueblo, todo lo contrario, estoy seguro que viraran los  fusiles para  apuntar a los tiranos y eso fue lo que ocurrió.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez: Y eso fue lo que ocurrió aquel trece de abril un día como hoy hace exactamente un año.  ¡Bendito seas trece de abril!  día milagroso, el milagro político, el milagro de comienzos del siglo o como dijo un buen escritor y critico y político dijo Anibal Quijano, el trece de abril Venezuela, trece de abril del dos mil dos  ¡La primera gran victoria de los  pueblos de este siglo en todo el mundo!  La primera gran victoria contra la idea hegemonizante, contra la idea imperial, contra la idea de cercenar la soberanía, la primera gran victoria popular del siglo veintiuno, conmemoramos en este día del pueblo heroico, ese día las causas que lo que ocurrió el once de abril pues muchas pudiéramos mencionar pero cuando esta hermana aborigen de los pueblos indígenas de Suramérica, citaba aquí a Tupac Amaru, ese gran líder indígena y repetía sus palabras en el momento en que lo estaban descuartizando.  “Yo, me voy, muero, pero volveré hecho millones”.

Público: Aplausos

Presidente Chávez: En esa frase Tupac Amaru, podemos conseguir hoy una  de las causas de lo que ocurrió en Venezuela hace un año o lo que dijo Guicaipuró ese otro gran líder indígena de la tribu de Los Caracas, cuando también los  conquistadores  españoles le mataron la mujer y las hijas y le incendiaron al choza y la casa y salió a morir, él salió morir, él salió a enfrentarlos y los vió allá a los  imperialistas armados hasta los dientes y el Cacique les gritó:  “Venga aquí españoles.  Vengan aquí para que vean como muere el último hombre libre de esta tierra”.

_Desde por  allá vienen las causas de lo que en Venezuela ha acontecido y sigue aconteciendo, el que quiera descubrir las causas de la revolución  bolivariana tiene que buscarlas desde allá –tiene que buscarlas- porque desde entonces estamos batallando en estas tierras, contra imperios, contra invasiones, contra modelos extraños a nosotros mismo, modelos políticos, modelos económicos, impuestos a punta de invasiones, de bala y de cuchillo y de exterminio.  _Nosotros aquí y hay algunos contra revolucionarios que se ríen, pero bueno, bien decían ayer unos humoristas venezolanos que bautizaron un libro que lo recomiendo, me está doliendo todavía esta parte del abdomen, pero no es que este enfermo, es  de tanto reírme solo anoche leyendo el libro de ¿Cómo es que se llama?  “El contragolpe del humor”.  _Léanlo para que se rían sabroso. 

Pues bien como terminaba diciendo uno de éstos humorista ayer en la Asamblea nacional, es bueno que se rían, pero el que ríe de último ríe mejor.  Entonces se reían cuando nosotros le cambiamos el doce de octubre el sentido aquel del día del descubrimiento de América, ¿Qué descubrimiento, ni que nada?   ¡Que descubrimiento, ni que nada!  Ese día comenzó la  invasión, ese día comenzó el genocidio más grande de la historia de los pueblos, ese día comenzó una tragedia histórica para nosotros.  Nosotros  hemos traído de manera simbólica las cenizas de Guaicaipuró al Panteón nacional, líder indígena venezolano, suramericano, caribeño.   _Trajimos tierra de allá de las montañas donde él murió, ahí están sus huesos, ahí está su barro, y hemos eliminado el doce de octubre como día del descubrimiento de América en Venezuela, eso no es descubrimiento de América.

Y ahora el doce de octubre aquí se celebra como el ‘Día de la resistencia indígena y aborigen de los pueblos de este continente’.  Día de resistencia, día de batalla, día de moral.  No podemos permitir que nos borren la memoria histórica y nos pongan a aplaudir a quienes nos exterminaron hace quinientos años.  Cualquiera puede decir, bueno pero eso pasó hace quinientos años.   ¡No importa!   Nosotros no estamos llenos de odio, no, sólo que decimos que un pueblo para que sea un pueblo debe reconocerse en su memoria histórica y debe respetar a sus muertos,  que lucharon por  la dignidad.

Y si bien nosotros no podemos odiar, no, no nosotros amamos al pueblo español y está aquí dignamente representado, no se trata del pueblo español ni mucho menos el pueblo español de hoy, no sería un absurdo por supuesto, pero se trata de nuestra memoria histórica, se trata de esto, esto es memoria histórica, las madres de Plaza de Mayo, esto no se puede olvidar, ¿Cómo se va a olvidar esto?  _Esta causa no es sólo de ‘Las Madres de Plaza de Mayo’ esta causa es de todos nosotros, los  que nos sentimos padres y madres de generaciones que batallan, los que sentimos palpitar la sangre con dignidad, es causa nuestra, lo llevaré toda mi vida, me han honrado y me honran ustedes además para mi es un compromiso, un compromiso muy grande este paño, este paño, este pañuelo.

Ahora esas son, desde allá vienen las causas, el que quiera conocer las causas de esta revolución  váyase y lea por ejemplo la novela de Gabriel García Márquez “El General en su laberinto”, porque ahí también nos engañaron a los venezolanos, nos echaron un cuento muy bonito.  _”Simón Bolívar nació en Caracas, se casó en Madrid con Maria Teresa del Toro y Alaiza, se vino murió su esposa, quedó viudo y luego se hizo El Libertador y murió en Santa Marta y sus restos están en el Panteón Nacional”.  _ ¡Bravo!   No, esa es sólo una partecita de la verdad.

_Aquel hombre que habiendo nacido rico de cuna terminó muriendo con una camisa prestada, aquel hombre que murió a los cuarenta y siete años y parecía un anciano ya, aquél hombre fue humillado, aquél hombre fue traicionado.   _”La defensa de Bolívar”  de Simón Rodríguez, el maestro eterno.  _Leamos esto, para sacar una conclusión terrible, conclusión que es una enseñanza el día de hoy.   _Simón Rodríguez publicó este libro en mil ochocientos treinta, enero de mil ochocientos treinta en Arequipa y se llama “La defensa de Bolívar”.   _Salió él en defensa de Bolívar pero vean lo que escribe Simón Rodríguez, oigan bien y analicen bien.

_”Para defender al Rey, en la persona de Luis XVI, no faltó quien abrazase su causa, en presencia de un pueblo entero, enfurecido y armado.   Defendió una persona a Luis XVI.  Ahora para defender al héroe en la persona de Simón Bolívar no hay quien ose encararse”.   _Esto lo estaba escribiendo Simón Rodríguez en ochocientos veintiocho.   _”No hay quien ose encararse para defender a Bolívar, con un partido de pocos hombres resentidos o preocupados –y termina diciendo, una comparación terrible ah- “entre bayonetas contra un pueblo abogó un francés, un francés abogó por su señor el Rey, aquí en América entre plumas y cobardes, temen los  americanos apersonarse a defender a su libertador”

_ Y entonces escribe él la defensa de Bolívar, pero él tenía era una pluma, no  era líder de pueblos, no andaba por las calles, significa esto qué de aquí podemos sacar una conclusión.  _Bolívar se quedó solo, no salieron los pueblos a defenderlo ¿Por qué? Termina diciendo Simón Rodríguez   _”Será esto prudencia o será cobardía”.    Más bien yo creo que el mismo Bolívar, yo diría que ni prudencia ni cobardía ¿saben que creo yo?  _Bueno estamos hablando de doscientos años después, pero esa es una verdad.  

A Bolívar; Simón Bolívar, lo echaron de aquí, en Valencia redactaron un decreto para fusilarlo y uno se pregunta donde estaba el pueblo, que no salió a defender a su libertador.  _Y en Bogotá lo intentaron matar aquella noche en que lo salvó La Libertadora de El Libertador, la quiteña inmortal Manuela Sáenz, otra gran revolucionaria de estas tierras.

Público: Aplausos.

Presidente Chávez:  Pero lean ustedes, los que no han leído les recomiendo que lean la novela de Gabriel García Márquez;   Por que esa novela fue escrita por García Márquez, se fue para La Habana y se llevó no se cuantas cajas de libros de historia y leyó no se cuantas miles de cartas e internalizó y conoció fondo el drama y el dolor de Bolívar y lo volcó en la novela, pero esa novela a pesar de que es novela, está mucho más cerca de la realidad que miles de libros que sobre Bolívar se han escrito en este continente y donde se llegó incluso a cambiar la propia personalidad de Bolívar.

Hay gente que cree que Bolívar era blanco de ojos azules, no Bolívar era zambo; Bolívar era un zambo.   Alguna gente cree que Bolívar medía dos metros, no Bolívar medía uno sesenta, era un pequeño gigante soldado, revolucionario de verdad.  _“Cuando Bolívar salió de Bogotá el cuatro de mayo de mil ochocientos treinta, habiendo renunciado al poder”  -lo dice García Márquez –lo narra en la novela- “Iba solitario, una pequeña escolta, en una esquina estaba a caballo Manuela y allí se paró le dio un beso a la Manuela y se fue”.

_Uno se pregunta ¿y dónde estaba el pueblo de Bogotá?, ¿dónde estaban los pueblos de la Nueva Granda y de Venezuela sobre todo? _Engañados;   Bolívar lo había alertado años atrás lo dijo él mismo como retratando antes de que ocurriera su angustia y su derrota y su tragedia: “Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”. 

Así que hago esta reflexión sobre Bolívar y su tragedia porque esa tragedia de Bolívar es una  de las causas de lo que aquí está ocurriendo en Venezuela, con la diferencia histórica bastante importante y es una de las cosas que tenemos que reconocer, trabajar y cuidar, cuidar mucho, cuidar mucho.  Con la diferencia de que hoy el pueblo venezolano se ha quitado una venda, el pueblo venezolano ya no podrá ser manipulado más nunca jamás, por campaña mediática alguna.   El pueblo venezolano conoce ahora lo que es la libertad, lo que es protagonismo y está dando su propia batalla, si no, no estaríamos aquí sentados hoy, sino yo incluso no estaría vivo, si no en Venezuela hubiesen instalado una tiranía de verdad y se hubiese instalado y se hubiese mantenido como la instalaron en mil ochocientos treinta echando a Bolívar, ahora no, ahora afortunadamente tenemos un pueblo que cada día debe estar más consciente, que cada día está más organizado y listo para movilizarse y para derrotar cualquier intento interno o externo de echar atrás esta revolución bolivariana, para  derrotar cualquier intento de cualquier parte del mundo por más poderosa que sea.

Voy a terminar para irnos a la plaza, para irnos a la calle, tomando este pensamiento de Bolívar que leí por allí en los folletos y los materiales preparatorios y de trabajo de este Primer Encuentro de Solidaridad Mundial con Venezuela, de esta primera cumbre alternativa de los pueblos, de los  revolucionarios de este continente y del mundo.

En una ocasión Bolívar escribió lo siguiente, oigan bien amigas y amigos de Venezuela, de América y del mundo; Nosotros que estamos empeñados, incorporados a esta lucha para que un mundo mejor sea posible, para que este siglo veintiuno sea distinto a los siglos que nos precedieron y estoy seguro que va a ser distinto a pesar de que las primeras señales no parecieran muy alentadoras, sin embargo, no.  Más allá, más allá de las señales tormentosas de la guerra y del atropello, más allá estamos nosotros los pueblos, nosotros los que haremos un mundo mejor.

Bolívar lo dijo, leo –esto es tan vigente para hoy, en esto se nos va la vida hoy- “El impulso de esta revolución está dado, y ya nadie lo puede contener, retrogradar seria debilidad y ruina para todos, debemos triunfar por el camino de la revolución y no por otro camino, ese es el único camino”.   _Simón Bolívar en mil ochocientos veintiséis.

Hoy estamos aquí no sólo para recordar el día heroico, sino para decir con Bolívar y con todos los hombres y mujeres que luchamos por la dignidad de nuestros pueblos, para decir con todos los revolucionarios de la tierra, de América, de Venezuela, de América Latina y del Caribe para decir: El impulso de esta revolución está dado y está en marcha.  Nada ni nadie podrá detenerlo, retrogradar sería nuestra ruina, vacilar sería perdernos, nosotros sencillamente debemos triunfar por el único camino que nos es permitido, el camino de la revolución que es el camino de la vida.

Hermanos muchísimas gracias.  Un gran abrazo revolucionario, solidario, comprometido y bolivariano para ustedes, hermanas y hermanos del mundo, para todos los  pueblos del mundo y en especial el día de hoy para el pueblo heróico de Venezuela.  ¡Que viva Venezuela!  ¡Que vivan los pueblos del mundo!  ¡Que viva la patria!  ¡Que viva Bolívar!  ¡Que viva esta cumbre!  Un abrazo inmenso y eterno.  Mil gracias, los invito a la Avenida Bolívar, vamonos.