11/01/2007. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Teatro Nacional Rubén Darío, Managua, Nicaragua.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante acto de firma de adhesión de la República de Nicaragua al ALBA

[Interpretación del Himno Nacional de Nicaragua].

[Interpretación del Himno Nacional de Cuba].

[Interpretación del Himno Nacional de Bolivia].

[Interpretación del Himno Nacional de Venezuela “Gloria al Bravo Pueblo”].

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Buenas tardes, hermanas y hermanos nicaragüenses, queridos hermanos latinoamericanos, caribeños, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez; presidente de la República de Bolivia, Evo Morales; representante de nuestro hermano Fidel y vicepresidente de la República de Cuba, José Ramón Machado Ventura.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Nuestros saludos para todos los presentes, tanto nacionales como extranjeros y nuestro saludo y nuestro cariño muy especial para la delegación de Vietnam que vino al traspaso de mando.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Vamos a leer la Declaración de Adhesión de Nicaragua al ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América).

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra “Adhesión de la República de Nicaragua a la Declaración Conjunta firmada en La Habana el 14 de diciembre del 2004, entre los presidentes del Consejo de Estado de la República de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela y a la Declaración de contribución y suscripción de la República de Bolivia del 29 de abril de 2006.

Reconociendo:

Que las políticas de carácter neoliberal aplicadas en América Latina y el Caribe, han generado la exclusión de las mayorías populares, de los beneficios del crecimiento económico y han profundizado la desigualdad y la pobreza en la región; en Nicaragua estas políticas neoliberales han creado una situación de emergencia social donde a millones de ciudadanos se les ha negado el acceso a la educación, la salud y el empleo digno; obligando a cientos de miles de los y las nicaragüenses a la penosa experiencia de la emigración y el desarraigo.

La superación del modelo neoliberal y sus efectos en la región implica una alianza estratégica entre los estados y los pueblos de América Latina y el Caribe, basada en los principios de solidaridad, cooperación, complementación y ayuda mutua; y fundamentada en el rescate y valoración de nuestra identidad y la democracia participativa y el desarrollo económico con equidad.

La unidad e integración de los pueblos y repúblicas de América Latina y el Caribe, permitirá incorporar a nuestra región en el mundo, en condiciones que aseguren nuestro derecho al desarrollo sustentable y el ejercicio irrestricto de la soberanía nacional frente a las pretensiones hegemónicas, así como la construcción de un mundo multipolar.

La unidad de acción de nuestros pueblos y república debe regirse por altos principios, como la lucha por la dignidad humana, la erradicación de la pobreza y la resolución pacífica de los conflictos, la reconciliación y el fomento de la cultura, de la paz.

Declaro en nombre del gobierno de la República de Nicaragua, nuestra adhesión a los principios enunciados en la Declaración Conjunta, suscrita el 14 de diciembre de 2004 entre el presidente de la República Bolivariana de Venezuela y el presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, los cuales hizo suyos el gobierno de Bolivia, a través del presidente de la República de Bolivia en el acuerdo del 29 de abril de 2006.

Este acto, simboliza las aspiraciones de independencia de los pueblos americanos, cuyas raíces se hunden profundamente en la historia de América, desde la resistencia indígena a los conquistadores, emprendida por Tupac Amaru, Tupac Katari, Guaicaipuro, Diriangén, Miskut, pasando por las luces de soberanía encendidas por nuestros próceres Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Francisco Mora Sanz, José Martí, Eloy Alfaro Delgado y Augusto César Sandino hasta nuestros días, donde América Latina se levanta recogiendo las banderas de libertad y justicia de los que nos antecedieron. Suscrito en Managua a los 11 días de enero del 2007”.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Y hacíamos referencia en nuestra adhesión, vamos a firmar los cuatro presidentes; a ver, ¿tenemos ahí el documento? Sí aquí está, es el comunicado conjunto sobre la adhesión. Ya firmamos.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra El representante de nuestro querido hermano Fidel Castro, representante del heroico pueblo cubano, el vicepresidente de la República de Cuba, José Ramón Machado Ventura.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente de Cuba, Ramón Machado Ventura Querido presidente Daniel Ortega, Hugo Chávez y Evo Morales, distinguidos invitados, compañeras y compañeros todos.

Debo en primer lugar, resaltar lo que de un alto significado, de gran estímulo y de momentos de felicidad tiene que constituir este acto para nuestro compañero, el comandante en Jefe Fidel Castro.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente de Cuba, Ramón Machado Ventura Casi que me atrevo a decir que estamos usurpando su lugar, aunque en este caso no es así porque estamos autorizados, pero realmente sentimos que no este aquí, que no goce de estos momentos de ver cómo sus ideas, sus pensamientos avalados por su trayectoria y por sus hechos, comienzan a dar frutos.

Por lo tanto, en lo que a mi respecta y ese momento de felicidad que también vivo, lo traslado íntegramente, de todo corazón a nuestro compañero Fidel.

Necesidad del ALBA, algo que es inevitable ya en estos momentos. Hay cambios, ya son... no se pueden postergar más, los pueblos lo necesitan, hay necesidad de llegar a ellos; la vida, la historia ha demostrado el fracaso de cuantos experimentos, unos bien intencionados pero otros no con las mejores intenciones han fracasado, tratando de buscar para los pueblos soluciones, realmente que la mano del imperialismo, el egoísmo ha estado siempre atravesada, impidiendo que lleguen a los pueblos sus recursos, lo que les pertenece, lo que a lo largo de años han venido haciendo, construyendo con su trabajo y sin embargo han sido esquilmados, han sido explotados. Minorías han disfrutado de esos bienes, de esos recursos que pertenecen verdaderamente a los pueblos, aquellos que lo han creado; esos mecanismos ya se están demostrando, se están viendo, se están objetivizando que han fracasado. Ya el neoliberalismo, no es la opción, está claro que ha fracasado, que no es la aspiración de los pueblos.

Sin embargo, la verdad se abre paso, la lucha, lo que nuestros ancestros durante años proclamaron, sus reivindicaciones lógicas ya se ven a través de la creación del ALBA.

¿Qué significa esto? Fíjense como ya vamos creciendo. Oí en una de estas actividades, no recuerdo si fue el compañero Evo, o al compañero, perdón al compañero Chávez o al compañero Fidel, decir que teníamos que arreglar este problema de los cinco, porque cuando fueran muchos más países entonces bueno, iba a tomar mucho tiempo la actividad, tendríamos que regular eso; ya aquí lo estamos viendo en parte porque vamos creciendo, vamos aumentando nuestras filas; y por lo tanto, vamos por buen camino.

La verdadera defensa de los derechos humanos, se expresa aquí en el ALBA, en esa cooperación, en esa diferencia que se... sí, hay diferencias entre los pueblos, porque precisamente la verdadera cooperación, la fraternidad, la solidaridad está para eso; para que lo que nos falta a uno, lo compensen otros y viceversa, ese es el principio; no todos podemos tener las mismas condiciones, precisamente si somos verdaderos hermanos tenemos que compartir lo que tenemos; y así es como está expresándose en estos momentos, como acabamos de ver aquí ratificamos en estas palabras que leyó, esta Declaración que leyó el compañero Daniel.

Por lo tanto, ya esos derechos empiezan a verse, que mejor derecho humano que el derecho a la salud, que mejor derecho humano que es el derecho al trabajo, ese trabajo que necesita el hombre, el campesino, el obrero para precisamente poder subsistir, alimentar, desarrollar también su familia, darle cultura; que mejor derecho humano que la seguridad social, tener derecho a la seguridad social, a la educación; esos derechos humanos de esos no se habla, se habla de otras cosas, se habla de no se cuántos partidos y de esto y de lo otro para que haya democracia –entre comillas– ese tipo de democracia.

Por lo tanto, aquí es donde está la verdad, esta ayuda mutua, esta verdadera ayuda mutua, esta verdadera relación entre los pueblos. Como dijo ayer Daniel, que él era el presidente de los pobres y si Nicaragua tiene las condiciones que él mismo expresaba, tiene esos indicadores en cuanto a su desarrollo social donde hay una inmensa mayoría de pobres, el Presidente ¿para quién tiene que trabajar?, ¿para qué tiene que trabajar? Tiene que trabajar para esos pobres, no puede desconocer el resto de los sectores, el resto de los factores del país, lo lógico es que él trabaje, como el dice para los pobres.

Por lo tanto, esa es la tónica. Nosotros como firmantes nos sentimos plenamente satisfechos, nos sentimos solidarios como nunca antes, nos sentimos fuertes todos nosotros porque estamos unidos y somos más fuertes y seremos aún más fuertes, seremos capaces de llegar hasta la cima como nos hemos propuesto; y así estaremos reivindicando a nuestros antecesores, a nuestros héroes, a nuestros mártires, a nuestros libertadores, a Bolívar, a Martí, a Tupac Katari y al inolvidable Sandino, siempre presente. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente electo de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Augusto César Sandino. Esos años las empresas mineras que habían provocado hambre, miseria y despojo junto con la dictadura de Somoza, fueron nacionalizadas, pasaron al Estado, pasaron a manos del pueblo nicaragüense, y esta Orden Augusto César Sandino en su máxima, se llama Batalla de San Jacinto, porque hace 150 años en Nicaragua se produjo esa batalla en donde fueron derrotados los expansionistas que venían del Norte, los filibusteros que venían del Norte con la idea de adueñarse de Centroamérica e incorporarla al pensamiento más retrógrado, más conservador existente en ese entonces en los Estados Unidos que era el de los esclavistas del Sur, William Walter representaba, un periodista, un intelectual que representaba los esclavistas del Sur, y que iría a adueñarse de Centroamérica para retomar la batalla a favor del estadismo, a favor de las ideas más atrasadas y más ofensivas, y por eso esta Orden Sandino en su máxima expresión en la Batalla de San Jacinto, batalla donde un poeta sandinista, Fernando Gordillo escribió aquel poema, lo escribió en los años 60 Fernando este poema donde decía una parte del poema, recordemos que Andrés Castro es aquel soldado, aquel sargento nicaragüense que en el momento de la batalla se queda si munición, eran fusiles de un solo tiro, o sea, ya había disparado y se quedó si munición, entonces lo aprovechan los yanquis para saltar sobre lo que eran las trincheras que tenían ellos ahí en la Hacienda de San Jacinto, que eran los corrales, corrales de piedra, Hacienda Trinchera. Entonces saltan yanquis, y en ese momento Andrés toma una piedra y la lanza y derriba al yanqui. Entonces en ese poema, dice Fernando, él decía, la Batalla de San Jacinto fue en 1856, este poema lo escribió en 1956 realmente Fernando, que se cumpliría un siglo. Y entonces decía Fernando, a un siglo de descanso... Decía Andrés, se dirigía a Andrés Castro, le decía: “Andrés, a un siglo de distancia el enemigo es el mismo, lanza la piedra, lánzala...”

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías ¿Andrés Castro?

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Sí, haciendo referencia a Andrés Castro...

Presidente Chávez Ese sería abuelo de Fidel: Castro.

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Sí, sí.

Presidente Chávez ¿Seguro?

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Seguro.

Presidente Chávez O primo por lo menos...

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Entonces esta orden, fue en ese momento por nuestros artesanos, con el oro que está siendo trabajado, extraído por los nicaragüenses, las empresas mineras están en manos de los nicaragüenses, esta medalla fue trabajada por los hermanos artesanos con este oro que está en las entrañas de estas tierras benditas por Dios.

Igualmente creamos nosotros la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, ¿y qué pasó después? Después decidieron quitarle la palabra independencia cultural, le dejaron Orden Rubén Darío; la de Sandino la desaparecieron, pero, claro, no se puede desaparecer algo que está en el corazón del pueblo, algo que está resguardado.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Y por eso nosotros hemos continuado entregando la Orden Sandino y en su momento vamos a enviar el Decreto a la Asamblea para institucionalizar la Orden Sandino.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra De igual manera vamos a enviar el Decreto correspondiente a la Asamblea para institucionalizar nuevamente la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío...

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Rubén, luchando con sus palabras, con su genio por la independencia de nuestros pueblos; Rubén diciéndole a los poderosos del Norte, diciéndole: “tienen toda la fuerza del mundo, tienen toda la maquinaria, tienen todo el genio...” Pero diciéndole hay mil cachorros sueltos...

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Diciéndoles también, podéis tener todo ese poderío, que él describe en ese poema Oda a Roosevelt, donde al final, dice Rubén: “pueden tener toda esa potencia y todo ese poderío, es indiscutible, pero os falta una cosa: Dios, Dios...”

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Esta tarde vamos a entregarle la Orden Sandino a nuestro hermano Evo Morales, presidente de la República de Bolivia...

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Quien a continuación nos dirá también unas palabras.

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Bueno, muchísimas gracias compañero, hermano, Ortega, hermanos de Nicaragua, por este gran reconocimiento. Sorprendido y muy honrado.

Y aprovecho esta oportunidad para expresar nuestra enorme satisfacción por la adhesión del pueblo nicaragüense, mediante su presidente, a esos proyectos alternativos en busca de soluciones económicas, sociales, de nuestra América, especialmente para los sectores más abandonados en toda la historia de esta noble tierra.

Me acuerdo perfectamente, y cuando apareció hace diez, doce, o más años, el ALCA, Área de Libre Comercio para las Américas, de libre comercio. En Bolivia ya hemos sido víctimas de las políticas de la libre importación, las políticas de la libre importación dejaron a muchas familias sin medios de sobrevivencia, inclusive los agroindustriales en Bolivia marchaban contra las políticas de la libre importación, pidiendo mercado seguro para los productos; si a nuestros empresarios afectaron las políticas de la libre importación, qué sería de otras nuevas políticas, como el Área de Libre Comercio para las Américas, y desde el movimiento popular, desde el movimiento campesino indígena empezamos a entender estas nuevas propuestas de comercio, y en algún momento interpretamos la llamada Área de Libre Comercio para las Américas como una área de libre ganancia en las Américas, de la libre ganancia para los grupos, familias, empresarios transnacionales; queríamos cambiar por tanto, en vez de que se llame ALCA, que se llame ALGA, Área de Libre Ganancia de las Américas.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Es una interpretación desde un punto de vista económico, financiero, pero también hacíamos una interpretación desde un punto de vista ideológico, político, y decíamos en vez que se llame Área de Libre Comercio de las Américas, o para las Américas, pues parecía ser una Área de Libre Colonización en las Américas, también es ALCA, y nuestra protesta, nuestro rechazo, y ahí aparece nuestro Presidente, comandante, hermano, compañero, Hugo Chávez con el ALBA, tratamos de entender qué significaba ALBA, y así por ejemplo he leído otra propuesta, la Carta Social, que quiere el compañero Chávez, no estamos socializando, yo diría al compañero en verdad, he leído bastante, que es importante socializar, recoger más propuestas sobre esta Carta Social que plantea el compañero Chávez.

Pero el tema del ALBA, la Alternativa Bolivariana para las Américas, es realmente una alternativa, entendemos y asumimos la defensa, los movimientos sociales, estamos hablando de hace tres o cuatro años atrás, yo diría felizmente el ALBA derrotó al ALCA, ese ALCA que todavía eran instrumentos de recolonización, ALCA como un instrumento de más hambre y miseria, especialmente afectaba a los sectores de pequeños productores, a los artesanos; y muy bien cuando hay unidad de los pueblos, junto a algunos presidentes, comandantes, es posible organizarse unidos, derrotar algunos instrumentos de hambre y miseria que tratan de imponer a veces bajo caprichos, bajo ciertos intereses.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Yo quiero agradecer al compañero Hugo Chávez, después Fidel y él acordaron, nos sumamos el año pasado, se suma ahora Nicaragua, mediante el compañero Daniel Ortega, y esperamos que sigan sumándose otros presidentes, otros pueblos, a estas propuestas que permitan resolver nuestros problemas económico-sociales.

Pero después de que ALCA ha sido derrotado por el ALBA, aparece otro instrumento económico para el imperio, llamado TLC, Tratado de Libre Comercio, y frente a este nuevo instrumento de comercio para los pudientes y no para los pobres, en Bolivia intentamos cómo contrarrestar, como enfrentar al Tratado de Libre Comercio, y planteamos el Tratado de Comercio para los Pueblos, TCP, frente al TLC. Explicábamos al compañero Hugo Chávez primero.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Explicábamos al compañero Fidel, me ayudé bastante con el compañero Hugo en explicarle al compañero Fidel, y acordamos que es otro instrumento de comercio para los pueblos, el TCP, comercio justo. Y en algún momento decíamos: lo que no producimos importemos, pero no podemos importar lo que producimos, exportemos lo que producimos.

Tratamos de socializar en algunos momentos. Con mucha aceptación yo invitaría al compañero Daniel Ortega, al compañero Chávez, a ver si profundizando, explicando, socializando, recogiendo nuevas propuestas, como también adherirse a esta nueva propuesta, el TCP, frente al TLC.

Una forma de cómo crear instrumentos de comercio justo de los pueblos, en el marco de esta gran propuesta, el ALBA, ir avanzando en soluciones de manera práctica, solidaria. Y quiero nuevamente expresar de verdad, sorprendido, y no sólo sorprendido, admirado, de la solidaridad del pueblo cubano, su Presidente; del compañero Chávez, y esa forma de pensar en los pueblos, en las mayorías, no solamente hablando sino viendo los resultados, pues nos obliga, y quién sabe obliga a otros mandatarios a cambiar de actitudes.

Esta mañana un medio de comunicación comentaba acá, porque en la cultura andina y la cultura de los pueblos indígenas ser autoridad es servir al pueblo, y vivir esa situación junto a mis padres, mis padres asumían ser autoridad en una comunidad todo el año, mi padre vendía sus ganados, sus productos para servir al pueblo, por tanto ser autoridad es servicio al pueblo.

Yo tenía mucho miedo a hacer política, porque al político siempre se le ve como ladrón, como maleante, como farsante, yo nunca quería ser político. Pero recuperando y rescatando cómo es ser autoridad, porque uno hace política para ser autoridad, entonces yo entendí que la política es la ciencia de servir al pueblo, si realmente la interpretamos en su magnitud. Y por eso decidí entrar a la política para servir al pueblo.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Entonces como se trata de servicio, o sea hay que servir al pueblo. Y ahí empezamos a ver cómo ya países, presidentes, gobiernos avanzaban, y llego a la siguiente conclusión después de ver de cerca, no de ver, de vivir esa solidaridad de Cuba, de Venezuela; de Cuba por ejemplo, el país, la nación más agredida por el imperio, es el más solidario con los pueblos, con el pueblo boliviano.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Quiero reiterar algo que dije en Cuba, y con mucho respeto una verdad, y de ver al compañero Chávez, al compañero que representa al pueblo cubano, a Fidel, que en estos once meses de Gobierno, de Presidente, siento que Chávez y Fidel me obligan a consolidarme como Presidente, con su solidaridad me obligan a consolidarme como Presidente, con su solidaridad; es impresionante eso, no podía entender cómo esa solidaridad incondicional, apoyo incondicional, a veces en momentos tan difíciles, pues te ayudan y te consolidan. Sólo quiero decir a nombre del pueblo boliviano, especialmente del movimiento popular indígena originario, los otros compañeros patriotas, llamada clase media, perdón, de como algún escritor dijo por ahí, pueden haber muy pocos de la clase media, realmente son clase media, algunos llego en Bolivia a ver de cerca, no son tanto de clase media, sino clase a medias, esperamos esa gente recuperar, a sumarse a estos procesos de cambio.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Bolivia, Evo Morales Ayma Y en estos momentos tan difíciles veo que realmente hay presidentes, comandantes, dirigentes, que viven para el pueblo, eso es para mí Fidel, eso es para mí Chávez, y esperamos que más patriotas puedan seguir sumándose para servir al pueblo boliviano.

Sólo quiero expresar eso, muchas gracias, me voy, retorno de este viaje, en una nueva experiencia para mí, quiero seguir compartiendo experiencias, vivencias, ya no tanto como dirigente sino como Presidente, para seguir sirviendo a los pueblos, no solamente al pueblo boliviano, sino de manera conjunta servir a los pueblos de América, a los pueblos del mundo. Muchísimas gracias y le deseo muchas felicidades al compañero Ortega y a todo el pueblo nicaragüense.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Y hablar del comercio justo es ir rompiendo con esas condicionalidades, lo que cuesta una negociación con los organismos, con el Fondo Monetario (FM), con el Banco Mundial (BM), qué difícil. Teniendo el país tanto potencial. Porque ellos imponen limitaciones en cuanto al gasto, en cuanto a esto, en cuanto al otro, incluso en cuanto a la posibilidad de que el país pueda recibir créditos de mediano plazo; no, tienen que ser créditos de largo plazo.

Y quiénes están dispuestos a dar créditos de largo plazo, solamente los pueblos solidarios. Entonces, nosotros tenemos el reto de tratar este tema con el Fondo, porque tendremos que conversar con el Fondo Monetario, ya le hemos adelantado nuestras posiciones al respecto, para que no se siga sacrificando socialmente al pueblo nicaragüense. Porque queremos crecimiento, claro que queremos crecimiento; queremos control de la inflación de la inflación, claro que queremos control de la inflación, y vamos a seguir luchando para controlar la inflación y para que Nicaragua crezca. Pero que ese crecimiento de Nicaragua beneficie a todos los nicaragüenses, hasta el más humilde campesino que está ahí en la profundidad de la montaña, que sienta beneficiado por ese crecimiento, que sus hijos puedan ir a la escuela, que puedan contar con agua potable, que pueda llegarle energía eléctrica, que puedan contar con los alimentos básicos, que puedan producir ellos mismos esos alimentos básicos, con el financiamiento que se les hará llegar con intereses justos; que puedan contar con los medicamentos básicos para poder enfrentar enfermedades en Nicaragua, sencillamente enfermedades que con el medicamento se podrían curar, por falta de medicamentos se convierten en enfermedades mortales y mueren así miles de nicaragüenses.

Entonces, esa es la nueva alternativa, buscar un mundo realmente donde nos reconciliemos, que nos reconciliemos todas las naciones de la tierra, ese mundo en donde reine realmente la justicia, donde el mercado sea una mercado justo, un mercado justo que tome en cuenta los desequilibrios; es decir, no puede ponerle las mismas normas un país altamente desarrollado a un país que ha sido empobrecido, que ha sido saqueado; y es eso lo que tenemos que ir contrarrestando, no solamente con estas iniciativas como la del ALBA, sino que también con esa conciencia solidaria, de soberanía, de paz que hoy se multiplica en todo el mundo, en millones y millones de mujeres y hombres en todo nuestro planeta, en millones y millones de jóvenes de nuestro planeta; una conciencia de paz, de justicia que también se multiplica en los países desarrollados, en los países europeos, en sus pueblos y se multiplica en el mismo pueblo norteamericano.

Tenemos que ir a ese futuro, que es un futuro que anhelan nuestros pueblos. O sea, no bastan las etiquetas, faltan las acciones que den justicia, que den equidad y que nos hagan cumplir con ese mandato de Cristo, de: “amaos los unos a los otros...” Cristo nunca dijo: explotaos los unos a los otros, Cristo nunca dijo mataos los unos a los otros; él dijo: “Amaos los unos a los otros”, y el ALBA es el mensaje de Cristo, del amarnos los unos a los otros.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra La Orden Sandino, “Augusto César Sandino” en su máximo grado “Batalla de San Jacinto”, no se la hemos entregado al hermano Machado porque tuvimos la honra, el honor de entregársela personalmente a nuestro hermano Fidel aquí en Nicaragua en una de sus visitas.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Y ¿qué le entregamos a Fidel en este día, en esta fecha histórica? Le entregamos nuestro amor y nuestro compromiso de seguir luchando por esos ideales de justicia, de paz, de solidaridad que ha sido... es Fidel y es el pueblo heroico de Cuba.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Ahora nos sentimos honrados, con entregar también la “Orden Augusto César Sandino, Batalla de San Jacinto” a nuestro querido hermano, hijo de Bolívar, hijo de los luchadores latinoamericanos, hijos de nuestros antepasados que lucharon y enfrentaron a los colonizadores, a un hermano que ha venido a levantar banderas de esperanza, no solamente con sus palabras sino que también con sus acciones; a nuestro hermano Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra Tenemos las palabras, ya para clausurar este encuentro histórico, las palabras de nuestro hermano Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez No me quiten la musiquita, porque esa musiquita tranquiliza, ¡no!

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Me gusta este protocolo de Daniel.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Es un tremendo maestro de ceremonia y además le decía yo ahorita, que pedagógico, cuánto hemos aprendido aquí esta mañana, más bien provoca que él siga hablando y explicándonos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Explicándonos de todas esas historias de Nicaragua, de Centroamérica, de nuestros pueblos, de nuestros mundos. Gracias Daniel hermano, compañero, comandante. Evo, hermano, compañero y comandante también, comandante Evo es un comandante indio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Machado, compañero, comandante, compañero, camarada y sub comandante.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Compañero, camarada y comandante Fidel Castro, desde aquí le saludamos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fidel seguro que nos está viendo allá en La Habana, sin duda que está allá, es posible, muy probable que este transmitiendo Telesur (Televisora del Sur) este acto hacia el continente y otros canales de televisión de Venezuela, de Bolivia; Telesur ya está en Bolivia, Telesur está en Cuba, Telesur pronto estará aquí; en algunas partes ya lo ven.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ya está entrando Telesur a Nicaragua, en Honduras también, por allá hay unas comunidades que lo... captan la señal. Bueno, les saludo, estamos obligados a ser breves por el tiempo y los eventos que tenemos más adelante. Yo voy a... antes que nada quiero agradecer infinitamente este honor, esta condecoración, esta Orden que como siempre digo y lo digo del corazón, espero merecerla siempre, llevar en el pecho una Orden como esta, de hondo contenido revolucionario y con el rostro eterno de Sandino, compromete, compromete a seguir su causa hasta el final, a seguir su lucha hasta el final.

Saludo a todas las delegaciones, en primer lugar al pueblo hermano de Nicaragua, el pueblo de Nicaragua, a su nuevo gobierno, al gobierno de Nicaragua, a todos los ministros, ahí está el canciller Samuel Santos y demás ministros, ministras del gobierno de Nicaragua; a la delegación de Bolivia, a la delegación de Cuba, a la delegación venezolana que nos acompañan, a todos, la delegación de Vietnam tú los saludabas ¡no! están por allí, delegaciones del mundo, un saludo a nombre de todos nosotros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Este es un acto de una gran trascendencia, una gran trascendencia y que ya se visualizaba, porque este acto forma parte, ese encuentro de hoy en este bello teatro que lleva el nombre del poeta ¿no? del gran Rubén Darío. Aquí en el corazón de Managua, el corazón de Centroamérica forma parte, forma parte sin duda de una corriente, de un camino que anda, que se mueve, una corriente histórica que ha regresado.

Yo cuando digo que Evo es un comandante, en verdad no estoy exagerando nada, Evo es de los hijos de Tupac Katari, de Tupac Amaru, aquella legión de mártires que se levantaron en armas contra el coloniaje, la explotación y la dominación imperialista; en Evo, en Evo se resumen millones de mártires, de rebeldes, así que forma parte de una corriente que vuelve. Fukuyama escribió aquella tesis del fin de la historia, pero hace poco se ha retractado y ha dicho: ¡no! hay un retorno de la historia, una pretensión, una pretensión antihistórica el plantear el fin de la historia, la historia nunca se terminará.

Entonces esta es una corriente que ha vuelto. Por allá por 1992, yo estaba en prisión y a prisión llego uno de tantos libros que llegaron, fue el que escribió Tomás, me refiero, ustedes saben al comandante Tomás Borges a quien saludo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y a todo lo que el representa para nosotros los revolucionarios de este continente, los soldados revolucionarios de este continente.

Porque esa es otra cosa, y por eso yo me le cuadro a Daniel, el es comandante mucho más antiguo que yo, yo soy un nuevo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Como uno va a olvidar, yo anoche cuando... y ayer, este acto trascendental, histórico, recordaba muchas cosas cuando por allá por los 80, ustedes estaban aquí impulsando un proceso revolucionario y nosotros allá en Venezuela, en el seno del Ejército habíamos comenzado por los 70 precisamente, impulsados por esa historia, impulsados por el saqueo, la vejación a nuestro pueblo, impulsados por el bolivarianismo auténtico, estábamos conformando dentro del mismo Ejército un movimiento revolucionario, el Movimiento Bolivariano Revolucionario. Eso comenzó por los 70, y estaban ustedes aquí dando ejemplo y desde entonces, Daniel, Tomás, ustedes, el pueblo sandinista, la revolución sandinista se convirtió para nosotros en una bandera, en un ejemplo, en un faro.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En un rayo que nos sacudía, que nos movía a la acción revolucionaria, un motor. Y allá a lo alto el general de hombres libres, Augusto César Sandino y fue así como creamos un movimiento. Allá está el general en Jefe Raúl Isaías Baduel ministro de Defensa de Venezuela, de la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela por ejemplo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Raúl gracias, anda con mi delegación. Lo invité especialmente acá, porque él debe recordar aquellos años sin duda, fue uno de los fundadores del Movimiento Bolivariano, aquel juramento del Samán de Güere, un viejo Samán donde Bolívar acampó en una ocasión y quedó allí como símbolo de la guerra revolucionaria antiimperialista de Bolívar, éramos muy jóvenes, casi niños, salíamos de la adolescencia pero ya soldado, y ya bolivarianos, y ya revolucionarios.

Y luego fíjense, nosotros que lanzábamos la rebelión contra el modelo impuesto por el Fondo Monetario Internacional que destroza las economías, que destrozó las sociedades, que hundió en la miseria a millones y millones de hombres, mujeres y niños en este continente; el modelo impuesto por el imperio norteamericano de saqueo, el coloniaje; estábamos nosotros ya por... la situación venezolana explotaba, explotaba. Y yo ayer lo recordaba, cuando veía los emisarios del gobierno de los Estados Unidos aquí, saludando, felicitando, detrás el puñal sin duda.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Cuidado con el puñal Daniel! Cuidado con los puñales Evo. Allá fueron igualitos, igualito. Un día después de mi victoria, de nuestra primera victoria electoral, allá fueron a abrazar. A mi no me daban la visa, entonces fueron a llevarme la visa con una carta de Mr. Clinton, Yes sir, yes sir.

Y luego, tratando de imponernos al Fondo Monetario, exigiéndonos que no cambiáramos las autoridades del Banco Central, ni las autoridades de los ministerios claves de la economía, exigiéndome que no cambiara la directiva de nuestra empresa petrolera, exigiéndonos que no cambiáramos las leyes, que no, que ellos nos apoyarían. Cuando se dieron cuenta, de que nosotros en verdad vinimos a levantar las auténticas banderas de Bolívar y a hacer en Venezuela una revolución como la estamos haciendo, de inmediato comenzó la conspiración orientada, planificada, financiada y apoyada desde los Estados Unidos; y ocurrió lo que ustedes saben ocurrió en Venezuela, terrorismo, golpe de Estado, secuestro del Presidente, orden de aniquilarme sólo que, como yo se los alerté muchas veces antes de aquel golpe fascista de 2002, se los dije muchas veces y seguramente no me oyeron, o no quisieron oírme, les dije: “Tengan cuidado que la Revolución Bolivariana es pacífica, pero es armada también, no esta desarmada, es una revolución armada”; y se consiguieron entonces con un pueblo armado de una gran moral, de una gran conciencia y con estos hermanos militares armados con los fusiles del pueblo, que supieron defender la democracia venezolana y la Revolución Bolivariana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Baduel otra vez, la historia lo trajo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Será por eso que ya está echando canas, Baduel otra vez, el 12, el 11 de abril, allá se paró con su brigada de paracaidistas, yo hecho prisionero ya y se negó a reconocer al gobierno que allá se juramentó y apoyado por medio mundo, y apoyado por la elite criolla y por las elite mundial; el Fondo Monetario Internacional fue el primero que se pronunció por cierto, la primera institución, diciendo que ya que Chávez había caído; ahora sí que contara Venezuela con todo el apoyo y ofrecieron como que 10 millones de dólares, para recuperar la economía, esos son dólares envenenados los del Fondo Monetario Internacional, veneno puro, causa de la tragedia de nuestros pueblos.

Entonces yo los veía ayer, Yes sir, pero hay que recordar porque la historia está ahí fresca, hay que recordar, no se trata de alimentar el odio, ¡no, no, no! nosotros los revolucionarios verdaderos como Daniel, como nosotros los que estamos aquí no tenemos capacidad de odiar, nos movemos tú lo dijiste por amor como Cristo, por amor como el Che Guevara; el revolucionario se mueve es por amor, no cabe el odio en nosotros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sólo, sólo hay que recordar lo que aquí pasó hace 20 años. Hace 20 años, todo el terrorismo, todo lo que aquí ocurrió, planificado allá, financiado desde allá, que impidió que continuara la Revolución Sandinista. Le comentaba a Evo ayer y a un grupo de compañeros: ¡Oye! cómo estaría Nicaragua hoy, si la Revolución Sandinista, si al pueblo de Nicaragua el imperio norteamericano le hubiese permitido hacer su revolución, continuar su revolución; ¿que hubiese pasado? Y ¿cómo estaría hoy Nicaragua?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sabemos en la situación que Daniel recibe Nicaragua, de miseria, de pobreza, de analfabetismo, de dependencia. Bueno la situación de América Latina es casi igual, aquí está Evo, ¿cómo recibió Evo a Bolivia?, ¿cómo recibí yo a Venezuela hace ocho años?, ¿cómo estaba Cuba en 1958? Colonia, el coloniaje, las cadenas como dicen las letras de nuestro Himno Nacional; las cadenas, la opresión, la dominación, la explotación.

Esa pregunta, es válido hacérsela Daniel, no sólo para Nicaragua, sino para toda la América Latina. Fue un mexicano el que dijo: “¡Pobrecito México! Tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No se si fue Benito Juárez, ¿alguien aquí recuerda? Hay mexicanos aquí seguro; ¡ah! Porfirio Díaz, Porfirio Díaz ¡pobrecito México! Bueno habría que decir: ¡Pobrecita América Latina! Parafraseando aquél mexicano. ¿Que hubiera pasado en Chile si no hubiese existido el imperio norteamericano? Y el compañero Allende hubiese logrado llevar adelante su gobierno socialista; y en Centroamérica, en Guatemala si Jacobo Arvens hubiese podido llevar adelante su gobierno, legítimo, revolucionario, nacionalista en la búsqueda de la justicia social, de la libertad para derrotar la miseria, el hambre, las desigualdades; y en República Dominicana si le hubiesen permitido los Estados Unidos a Don Juan Bosh llevar adelante también su proyecto socialista, igualitario. Y en Haití, y en Grenada, y en Panamá y en Brasil incluso, ni Brasil se salvó a pesar de su tamaño y su poderío, derrocaron también a Joao Goulart; y en Venezuela, Rómulo Gallegos el gran escritor y mucho antes Cipriano Castro. Esos Castro andan por todos lados chico.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez De hace tiempo, Andrés Castro, Cipriano Castro, Fidel Castro, Raúl Castro; ¡ah! buena castrera vale.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Bueno, por eso digo América Latina, la pobre América Latina, pero la grande América Latina que ha resistido este imperio, el más voraz, el más salvaje y el más genocida que haya conocido la historia de los pueblos y la historia de los siglos. Entonces ayer yo los veía, Yes sir, here I’am, pero no olvidemos, no olvidemos.

Este acto pues, forma parte de esa corriente. Nosotros listos allá para rebelarnos y ocurrió lo que aquí ocurrió, fue un golpe para nosotros, fue exactamente en ¿el año? Cuando ustedes entregaron, tuvieron que entregar, el 90; ¡claro! Y caía la Unión Soviética, otro golpe más; sin embargo el movimiento nuestro tenía fuerza propia y a pesar de aquellos golpes el 4 de febrero de 1992 estalló la rebelión militar patriótica y revolucionaria en Venezuela que abrió la puerta. Por eso decía, estábamos en prisión cuando aquí, ustedes estaban también en otra prisión ¿verdad? Otro tipo de prisión, cargando el dolor; y la Unión Soviética ya no existía y la Europa Oriental había sido barrida y estaba siendo barrida aquellos regímenes de Europa Oriental, aquellos gobiernos, aquellos sueños y Tomás se fue a La Habana, y entrevistó a Fidel y escribió aquél buen libro Un Grano de Maíz, yo lo leí en la cárcel. Y allí Fidel lo dice: “Habrá que mantener una llama encendida”, cuando Tomás le inquiere y le pregunta: “¿Bueno y ahora qué hacemos?”, muchos decían que la Revolución Cubana no valía un peso, muchos decían que era cuestión de horas, ni siquiera de días para que cayera la Revolución Cubana; y entonces comenzó a hacerse más grande la Revolución Cubana y entonces comenzó a agigantarse su líder, el comandante Fidel Castro; comandante de comandantes es Fidel Castro.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y él decía, ahí lo dice: “Habrá que mantener una llamita encendida, que no se apague, porque ya vendrá una nueva oleada de pueblos, ya vendrá una nueva era de resurrección...”

Bueno, aquí estamos Daniel, llegó la nueva ola, llegó la nueva era de la resurrección de nuestros pueblos, estamos en la cresta, en el epicentro de la nueva ola, sólo que al frente tendremos siempre los rompeolas, las contra olas en el juego estratégico de la vida, entre los que queremos un mundo de iguales y de justos como Cristo lo quería, y los que quieren continuar imponiéndonos la desigualdad y la explotación del hombre por el hombre para traer esta tarde aquí al gran revolucionario Carlos Marx, la explotación del hombre por el hombre. Estaba recordando eso ayer en la tarde, anoche, esta mañana, vendrá una nueva oleada, Fidel, aquí está la nueva oleada. Y es así como en esa dinámica, en esa dinámica que es una lucha, es una batalla, una nueva batalla de los pueblos de América Latina y el Caribe contra la pretensión hegemónica del imperialismo norteamericano y sus aliados internacionales y ahora sus grandes empresas trasnacionales que dominan el mercado y que imponen las reglas de un gobierno mundial que ellos pretenden perpetuar eliminando la soberanía de los pueblos, borrando las Constituciones, borrando la soberanía de las Naciones, atropellando la sagrada libertad que deben tener los pueblos para decidir su propio destino; esa es la oleada en la que estamos, oleada que es, insisto, una batalla, y es así (esa música provoca hablar más y más y más, es peligros esa música [risa] porque tenemos otros eventos) en esa batalla cuando en Venezuela ocurre el 98, y ganamos las elecciones, en un ensayo, no era sino un ensayo, claro, detrás de nosotros un pueblo que ocho años después nos ha dado de nuevo su voluntad, su fe, su confianza, su fuerza, y ahora con mayor contundencia que antes.

Ayer comenzaba, ustedes saben, comenzó un nuevo período de nuestro gobierno Revolucionario de 6 años...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y lo que nos queda es profundizar la Revolución ahora con una clara orientación rumbo al socialismo porque ese es el camino de la redención de los pueblos, no hay otro: el socialismo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El socialismo. Bueno, Evo preside el partido el Movimiento al Socialismo. Pero ¿quiénes éramos entonces? Bueno, nos condenaban, estos son unos dinosaurios, unos trogloditas, unos marxistas trasnochados.

Recuerdo mi primera cumbre, varias veces he contado esto, pero aquí en Managua no lo he contado, y menos con Daniel de presidente, cuántas veces yo quise venir aquí cuando tú eras Presidente la primera vez, una vez pasé por ahí, era 1988, estaban ustedes en los diálogos de paz, y en Venezuela la situación, ustedes recuerdan los venezolanos y venezolanas estaba bastante candente, calentaba, calentaba, y estallaba y estalló, y el gobierno venezolano entre otras medidas para tratar de frenar el movimiento rebelde que latía en las calles y en los cuarteles tomó varias decisiones, una de ellas enviarme fuera del país por varios meses, y me enviaron a Guatemala, así que yo me vine y pasé por aquí de allá para acá, de Venezuela a Guatemala en el avió que llaman “El Lechero”, y recuerdo, uno no se bajaba, pero aterrizamos en Managua, yo venía pensando mucho, reflexionando mucho, porque el viaje para mí fue duro, así de un día para otro, mira, mañana sale a Guatemala, a un curso que inventaron. Así que agarrar los libros, las maletas, la ropa, ir a la casa, la mujer, los hijos pequeños, y bueno, me voy, yo como que me voy. Entonces venía dándole vueltas a la cabeza, reflexionando, y además me dijeron, después del curso lo más probable es que se quede allá de agregado militar, o asistente al agregado militar, sin un centavo, no cargaba un centavo, tuve que llegar allá a Guatemala a dormir en un sofá por unos días hasta que me ubicaron una casita de un regimiento militar por allá, y aquí paramos, pues, por una media hora, llovía, era aquellos meses de invierno, agosto, septiembre, en el año 88, y yo miraba por la ventanilla, Nicaragua, Managua, y allá vi a Sandino, la figura de Sandino, eso me alimentó mucho y seguimos, a los varios meses retornaba, y recuerdo que en el avión donde yo venía se montó un alto representante del gobierno sandinista, un señor apellido Tinoco, recuerdo, yo no sé, soy inocente, no me condenen [risa] no sé nada, no se nada, soy inocente, un señor Tinoco...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque estaba en las conversaciones en Guatemala, en Esquipulas, yo llegué hasta Esquipula, Daniel, un día, a conocer Esquipulas, el lindo pueblo guatemalteco, cerca de la frontera con El Salvador y Honduras por ahí, yo recuerdo que un militar guatemalteco me dijo, mire, debería cambiarse de avión me dijo, ¿por qué? Porque ahí va este señor...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Y es peligroso, me dijo, es peligro. Y yo, ¿por qué es peligroso? Bueno porque los diálogos parece que fracasan y puede haber violencia, no sé, debería cambiarse. No, yo me voy, yo estaba apurado por retornar a Venezuela, ya era finales de año de ese 88, había elecciones ese diciembre en Venezuela, la cosa estaba bastante candente, llegué a allá y a los 3 días estaba preso [risa] sí, ¿88 fueron las elecciones? Claro, diciembre del 88, ganó Carlos Andrés Pérez otra vez y a los pocos meses vino “El Caracazo” y a los pocos meses la rebelión Bolivariana nuestra, y entró Venezuela en esa crisis terminal pero al mismo tiempo parto, parto que nos permitió tomar este sendero hacia el socialismo.

Bien. Entones después de todo esto, que hoy 11 de enero, ahora allá en el siglo XXI, han pasado casi 30 años, 30 años, fíjate, oye no nos ponemos viejos Daniel, nadie se pone viejo. Bueno, Tomás, Tomás es un muchacho, yo lo vi ayer, un muchacho, está rejuvenecido, y ayer mucho más. [risa]

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Forma parte este acto de esa corriente, lo que dijo Tupac Katari, anoche lo recordábamos: “Muero hoy pero un día volveré hecho millones...” ¡Vuelve Sandino! Aquí está el general de hombres libres...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Vuelve Bolívar! ¡Vuelve Martí! ¡Vuelve Tupac Katari! ¡Vuelve Morazán! ¡Vuelve Sucre! ¡Vuelve Miranda ¡Vuelve Bartolina Sisa! ¡Vuelven los mártires! Vuelven en nosotros...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y ahora, ahora yo creo que no podemos darnos el lujo de una nueva derrota histórica, no, este Siglo tiene que ser el Siglo de los pueblos de nuestra América, el Siglo de la liberación...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El siglo de romper definitivamente con las cadenas del imperialismo, debe ser nuestro siglo. Bolívar que murió expulsado, echado, traicionado, adolorido y llorando lágrimas de sangre, lo dijo cuando entendió que ya no podría haber cumplido su proyecto de la liberación y la integración de una especie de Confederación de Repúblicas en nuestra Nación latinocaribeña, Bolívar lo dijo: “El gran día de nuestra América aún no ha llegado...” Bueno, han pasado 200 años desde aquello, hagamos de verdad que este siglo sea el día de nuestra América, que ahora sí, éste, el siglo XXI sea el día de nuestra América.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El ALCA ya Evo lo explicaba muy bien, el ALCA, proyecto para sellar el coloniaje y cómo nació el ALBA como una propuesta; les voy a decir, incluso que el ALBA nació como una travesura, el nombre, no el proyecto, el nombre, Fidel llegó a Venezuela un día de diciembre del año 2001 a una cumbre caribeña, y estábamos conversando esa media noche, esa madrugada y analizando todos los indicadores de la batalla tanto en Venezuela como en otros países en el Continente, ya en Venezuela había comenzado el plan, fue el mismo día de la primera huelga patronal, de desconocimiento al gobierno. Entonces esa madrugada yo le comentaba a Fidel sobre la idea de hacer una propuesta alternativa al ALCA, y entonces estaba amaneciendo en la Isla de Margarita, allá en el oriente venezolano, y salía el ALBA como decía Rubén, que tú nos recordaba, el ALBA de Oro, el ALBA, entonces Alternativa Bolivariana, estábamos rayando en un papel así, poniendo nombres, y amanecía, el ALBA, Fidel, Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América, y yo lo dije al día siguiente en el discurso, el ALBA, nadie sabía qué era el ALBA, a los dos días llegó una carta de Fidel: “Hugo, te agradezco mucho me hagas llegar con urgencia los planteamientos fundamentales del ALBA...” Qué te voy a estar yo mandando le dije, si eso no se ha escrito nada. [risa] Bueno, pero luego nos pusimos a trabajar con la gran experiencia de Fidel y un buen equipo binacional, y firmamos el primer documento, fíjese, a pesar de esto fue en el 2004 como tú lo recordabas en tu lectura, 14 de diciembre de 2004 en La Habana, firmamos el documento para conformar entre Cuba y Venezuela el ALBA, éramos sólo dos, porque de resto había era como un coro que le cantaba, con algunas excepciones, pero era un coro al neoliberalismo, y comenzamos a trabajar.

Ustedes saben Daniel, fíjate, el primer año de la aplicación del ALBA, entre Venezuela y Cuba, el comercio, para hablar de economía, se trata sólo de un poema, porque, bueno, los pueblos requieren desarrollo económico, desarrollo social, elevar los niveles de vida, ese es un gran reto para nosotros los revolucionarios.

El comercio bilateral entre Cuba y Venezuela era hasta el 2004 cerca de 300 millones de dólares. En el 2005 lo llevamos a 2000 millones de dólares, de un solo tiro, en un año, y este año debe haber terminado, aún estamos muy pronto para sacar cifras definitivas, pero estábamos apuntando ya a mitad del 2006 a 3 mil millones de dólares, aquí está el texto, lo que pasa es que hay que informar, no tenemos tiempo hoy, y luego cosas como estas, acuerdos entre los dos presidentes, tal y tal, ambos países elaborarán un plan estratégico; ese plan estratégico avanza, ahí está el ministro Rafael Ramírez, nuestro ministro de petróleo y su equipo, tenemos listo ya, ¿cuánto son? 12 proyectos para firmarlo en los próximos días, Cuba y Venezuela dentro del ALBA, ya en un nivel estratégico, uno de ellos que recuerde es un cable submarino.

Las llamadas telefónicas, yo no sé cómo será en Nicaragua, pero las de Venezuela, usted va a llamar de Caracas a Bogotá, y las llamadas van primero a Europa o a Estados Unidos, y después bajan [risa] sí, es el modelo colonial, hermano. Ustedes no ven que cualquier hermano, Primer Ministro, o ciudadano, yo digo Primer Ministro porque nos vemos tantos meses en las cumbres caribeñas. Pero la mayor parte de nuestros hermanos caribeños para ir a Caracas, por ejemplo, tienen que volar a Estados Unidos y después de allí tomar otro avión que va a Caracas o a Bogotá, estamos al frente, desconectados. El modelo colonial está intacto, solo que bastante debilitado.

Entonces tenemos un plan estratégico de un cable submarino, una empresa mixta. Otro plan estratégico con Cuba, que seguramente Bolivia. Otro plan estratégico con Cuba, que seguramente Bolivia se podrá incorporar pronto, porque han recuperado las reservas de hierro, las de Bolivia son una de las más grandes del mundo, pero nunca las han explotado para Bolivia, se las llevaron. ¡Ah! Vamos a firmar con los cubanos, con Cuba, una empresa mixta para el ferroníquel, Cuba tiene unas reservas muy grandes de ferro níquel. ¡Ah! Le faltaba energía, Venezuela contribuye con la energía para explotar el ferro níquel, y luego hacemos las aleaciones de ferro níquel con el hierro y el acero para producir acero inoxidable que vale en el mercado el doble de lo que vale el acero, y 4 veces lo que vale la tonelada de hierro, esa es la diferencia entre los países que se han desarrollado explotando nuestras materias primas, llevándose las saqueándonos, para ellos luego darle valor agregado, y luego nos venden los productos bien caros, y ellos, bueno, se volvieron ricos, pues, y nosotros hundiéndonos en la miseria y en la dependencia, eso es parte de la nueva liberación de nuestros pueblos, la liberación económica, la liberación científica, tecnológica...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, nadie se llame a engaños, que con el apoyo de trasnacionales y las inversiones de las trasnacionales, y el Fondo Monetario y el Banco Mundial, que con eso nos vamos a desarrollar, nadie se llame a engaño.

En este momento estoy recordando a otro gran soldado revolucionario de nuestra América, al caudillo oriental José Gervasio Artigas quien dijo: “No esperemos nada sino de nosotros mismos.”

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En nosotros mismos está la solución de nuestros problemas, no esperamos nada sino de nosotros, de nuestra voluntad, de nuestra conciencia, hermanos.

Bueno, Cuba y Venezuela y ahora Bolivia, luego Evo se adhiere al ALBA en La Habana también, un año después. Pero Evo llega y hace un aporte muy importante que complementa el ALBA, el TCP, (Tratado de Comercio de los Pueblos) porque como el ALCA fracasó y quedó enterrado en Mar del Plata, el imperio inmediatamente puso en marcha el Plan B, el Plan B son los TLC (Tratado de Libre Comercio) TLC son los Alquitas, así lo hemos llamado Evo y yo.

Evo, tú terminaste ayer con una... un rayó lanzó Evo ayer en el acto, ¿cómo fue que dijiste? ¡Muera el imperialismo norteamericano...! Y muera decimos nosotros, muera el imperialismo norteamericano, si no muere él morimos nosotros hermanos, escojamos pues, o muere el imperio o morimos nosotros, que escojan, cada quien que escoja...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y ustedes saben que no nos estamos refiriendo a una muerte física porque no tenemos planes de invadir a Estados Unidos todavía...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No sé, ese plan no está hecho todavía ¿no Evo? [risa[

Asistentes [risas].

Presidente Chávez No lo tenemos hecho. Pero se trata de la muerte moral, y la muerte política, y la muerte de la forma concreta del imperio, pues, de eso depende la vida de nuestras ideas, de nuestros sueños, de nuestros proyectos, y más allá la vida del planeta, la vida, vida.

¿No vieron ustedes el último informe científico de la capa de ozono? La capa de ozono se sigue desgarrando, ya es un desgarramiento, había un pequeño orificio que se amplió. ¿Y quién se ha negado a firmar el Protocolo de Kyoto precisamente? Los Estados Unidos. Allá en el Polo Sur, el orificio en la capa de ozono, es un desgarramiento, y esa capa es, ustedes lo saben, la que nos protege de la incidencia directa de los rayos del Sol.

En Marte pudo haber habido vida, ¿por qué no? Hace poco se detectó unas señales de un supuesto chorro de agua que a lo mejor brota debajo de la superficie, a lo mejor hay agua abajo, la superficie, pero es quizás se quemó ese planeta, a lo mejor allá había un Fondo Monetario Internacional, había un Banco Mundial, había un imperialismo...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Y un modelo desarrollista que acabó con las aguas, con los bosques, y por lo tanto con la vida humana, y a lo mejor el Sol pulverizó todo aquello, es posible, y quién... ¿Es posible o no? Claro que es posible. Si aquí mismo, allá en la tierra se están deshelando los polos, sube la temperatura de los océanos, ahí mismo en Suramérica se están deshelando las Cumbre Andinas, y las aguas se van o al Océano o a los ríos como el Amazonas, o el otro, ¿cómo se llama? El Putumayo.

En fin, por eso aquel grito de Rosa Luxemburgo ha vuelto: Socialismo o barbarie. Ayer yo juré en Venezuela ante la Constitución y lo dije así: Patria, socialismo o muerte. Y es absolutamente cierto, nosotros si no cambiamos el rumbo del capitalismo destructivo que destruye la tierra y la vida, la vida en este planeta se puede acabar, está en peligro nuestra propia especie, la especie humana, en peligro de sobrevivir, en peligro.

En fin. Vuelvo acá, el ALBA surge como un proyecto que ya está en marcha, ahora Nicaragua bienvenida Daniel, cuánta alegría y cuánto estímulo nos da que en apenas tus primeras horas del gobierno sandinista, Daniel con esa responsabilidad revolucionaria, la responsabilidad y la conciencia que tiene acerca de todos estos temas, ha firmado la adhesión de Nicaragua al ALBA, entonces ya somos 4: Cuba, Bolivia, Nicaragua y Venezuela, en el ALBA, Alternativa Bolivariana, que también es sandinista, martiana, indigenista, para los pueblos de nuestra América...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El ALBA tiene una serie de fundamentos que es importante que nuestros pueblos conozcan, a través de la estrategia comunicacional, por eso es tan importante el asunto de los medios de comunicación, yo estaba leyendo algunos periódicos de hoy, a mí me demuelen, creen ellos, las oligarquías, que a mí me van a demoler; no me van a demoler porque yo no soy yo en verdad como digo Gaitán, uno es un pueblo ya, es un pueblo con una coraza moral, y yo estoy aquí representando un pueblo y un proyecto con una moral...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Así que me tiene si cuidado los comentarios de la oligarquía de estos países nuestros que arremeten para tratar de confundir al pueblo de Nicaragua, o a los pueblos. No inventaron una vez cuando llegamos a Argentina por primera vez, que nos llamó el presidente argentino Néstor Kirchner, y me dijo, Chávez necesitamos, si es posible, alguna cooperación en energía, porque lo tenían chantajeado, allá ustedes saben que Menem privatizó todo, y entonces unas empresas trasnacionales tenían chantajeado al gobierno, y me pide que le mandemos un cargamento de fuel oil era ¿no Rafael? Yo le dije a Néstor, mira Néstor si yo pudiera mandar una refinería, así como la novela esa de José Saramago, de la barca de piedra que vaya navegando por el Atlántico y llegue allá, pero te mando un barco mientras tanto, y me pagas después, ese es el ALBA, aquí no estamos que tú me pagas adelantado, no, yo confío en ti, tú después nos pagarás, mandamos el barco. ¿Qué empezaron a decir los diarios de la oligarquía y las televisoras? Bueno, que prácticamente el fuel oil nuestro estaba envenenado, una cosa así, que no podía ser consumido por la... aquí también lo dijeron, y por ahí dijo alguien que cuando mandamos el abono para los productores, los cooperativistas, que ese abono, ese fertilizante era para fabricar bombas, no sé si bomba atómica, cosa que es para reírse ¿no? Pero todo eso lo manejan a través de los grandes medios de la oligarquía, que no quieren que nosotros nos unamos, porque esos medios están arrodillados siguiendo los mandatos del Pentágono que quiere mantenernos divididos para dominarnos. Nosotros tenemos que unirnos para ser libres, sólo unidos seremos libres, camaradas, compañeros, hermanas y hermanos...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Cooperación, solidaridad y complementariedad, son tres de los grandes fundamentos del ALBA, la Alternativa Bolivariana: cooperación, solidaridad, complementariedad. ¿Que a Venezuela le pesa algo, condonar una deuda que Nicaragua tenía desde hace tiempo, de no sé cuántos millones de dólares...? No, estamos en el ALBA, hemos condonado una deuda que tenía Nicaragua. ¿Ponemos alguna condición? Nada, ninguna condición, es la solidaridad, somos hermanos...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ninguna condición, ¿cuál condición? Si alguna condición, y no es condición, alguna esperanza como decía Evo, que es esperanza, y te digo Evo, la próxima vez que tú me des las gracias te voy a echar un vaso de agua encima [risa].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Yo le oí a Fidel la expresión muy del alma, me da pena que me des las gracias. No hace falta que nos demos las gracias, es un compromiso, más bien el que da las gracias es uno que le permiten a ustedes que seamos útiles de alguna manera a nuestros pueblos hermanos, que podamos ser útiles, que podamos ayudar...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Luego, brevemente para terminar, ahora sí voy a terminar...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque el ALBA, vamos a firmar ahora un conjunto de convenios, es el primer paso de Nicaragua en el ALBA, ya vendrán los convenios bilaterales Nicaragua con Bolivia, Nicaragua con Cuba, Tratado de Comercio de los pueblos, ya vendrán los convenios multilaterales entre los 4, ahí hay libertad plena, ningún país le pide al otro, mira que... No, nada, somos libres pues, de firmar cuantos convenios queramos, fundamentados en eso: cooperación, solidaridad, complementariedad. Por ejemplo Evo, esta mañana estábamos hablando, esas reservas de hierro que tiene Evo, él valientemente las ha recuperado ¿verdad? Y lo atacaron, de que Evo, que no sé qué más... Ha recuperado, se las querían llevar.

¡Ah!, pero entonces ahora Bolivia necesita una inyección de recursos. Vamos a hacer una empresa mixta, pues, en Venezuela tenemos hierro, producimos acero; Cuba tiene ferroníquel... ¿Ustedes aquí no tienen hierro?

A lo mejor aparece por ahí una mina de hierro, porque Dios está con nosotros, así dijo Fidel un día: “Dios ayuda a Chávez y a sus amigos”.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez A lo mejor aparece hierro y petróleo aquí también. ¿Qué sabes tú? Fidel va para la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) porque en Cuba está apareciendo petróleo.

Yo le dije: “Fidel, tienes que de vez en cuando echar una rezadita”. Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez [risa] Una rezadita.

Y yo creo que él lo está haciendo. Creo que lo está haciendo. Sí, porque Dios también nos mete la mano. Nosotros en Venezuela, fíjense que estamos ahorita perforando, buscando gas, óiganme este cuentico de 30 segundos...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Los gringos, a través de sus empresas tenían a Venezuela tomada desde hace 100 años, cuando derrocaron al general nacionalista Cipriano Castro, creo que primo de Fidel, que quería... Ya en Venezuela había aparecido el petróleo, en Venezuela apareció el petróleo en 1896, por allá hubo un terremoto, se abrió la tierra y empezó a manar el viscoso líquido, unos campesinos creían que era el diablo, [risa] que estaba saliendo, porque venía de la tierra, de allá abajo, y fueron a buscar un cura que echara agua bendita; bueno, se le acabó el acabó el agua bendita a todos los curas de todos esos pueblos, que era en la montaña, frontera con Colombia, y siguió saliendo el animal, y saliendo y saliendo: el petróleo. ¡Ah!, entonces ya el imperio le puso el ojo a Venezuela.

Y ustedes no ven cómo estamos los países que somos grandes productores de petróleo, y que no tenemos, no hemos tenido en 100 años capacidad para defendernos. Ahí está Irán, ahí está Iraq, ahí está el Oriente Medio, Venezuela; la historia de Venezuela de los últimos 100 años no podrá entenderse sin el petróleo, todos los presidentes que han querido ser autónomos o recuperar de alguna manera el manejo de la empresa y del recurso natural, todos han sido derrocados o hasta asesinados, incluyéndome, yo fui derrocado, sólo que por un día, y llegó el pueblo y salió a las calles, y los soldados salieron a las calles, y derrotaron al fascismo y al imperialismo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y la causa es la misma: petróleo. Venezuela, ahora lo hemos comprobado, Venezuela tiene la reserva de petróleo más grande del mundo, la más grande de este planeta está en Venezuela, que se conozca hasta ahora.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y ustedes qué decían los gringos y sus empresas, no, que eso no era petróleo, porque tenemos petróleo liviano, pero la gran reserva, la más grande, es de petróleo extrapesado, pero es petróleo, hay procedimientos, y lo estamos convirtiendo en ultraliviano. Ya en este momento estamos produciendo 600 mil barriles, que son extrapesado, pero es un petróleo que fluye pues, él fluye, sólo que grueso, pero fluye, él ¿cómo se llama...? Flota, va a la su... No flota, va a la superficie, es petróleo.

Ahora, ellos nos tenían convencidos de que eso no era petróleo, sino era un bitumen, y que eso había que venderlo al precio del carbón, porque lo tenían contabilizado como reserva de ellos. Lo mismo pasa con el gas, Venezuela hoy está reconocida en octavo lugar en el mundo en reservas de gas, pero resulta que estamos ya perforando agua costa afuera y en territorio, y por las perspectivas que llevamos pudiéramos pasar al tercer lugar en pocos meses, en cuanto a cantidad de reservas de gas, junto con Bolivia, que también es uno de los más grandes reservorios de gas de este continente.

Ahora, el ALBA, Venezuela pone a la orden del ALBA esa riqueza, es decir a la orden de nuestros pueblos, no a la orden del imperio, no a la orden del imperio, no a la orden del imperio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hoy vamos a firmar Petrocaribe, en el marco del ALBA, que ya firmó Daniel, ahora firmamos Petrocaribe; con ustedes firmamos Petroandina, entre nosotros firmamos Petroandina.

Petrocaribe qué es, ya llegó un barco. Olvídese Nicaragua de problemas de combustible, con el favor de Dios no tendrá Nicaragua más problemas de combustible.

Asistentes [ovación].

Presidente Chávez Pero, es una deuda que teníamos con ustedes, porque todo se lo llevaban a Estados Unidos para financiar el desarrollo del imperio. Ha llegado, ¿ayer no?, llegó un barco, el primer cargamento de combustible, en el marco de Petrocaribe, y Petrocaribe ofrece condiciones de financiamiento para que Nicaragua, bueno, se libere en parte del peso que significa pagar la importación de petróleo.

Pero nosotros queremos más allá, eso es apenas lo más sencillo, es sólo mandar el derivado, en este caso son derivados, ustedes tienen una refinería aquí ¿no?, una refinería, parece que hay que modernizarla.

¿Cuánto es que refina? ¿Ah?

Respuesta 17 mil barriles.

Asistente 16 mil.

Presidente Chávez 16 mil.

Asistente Es privada.

Presidente Chávez ¡Ah, es privada, es privada! Y después le venden bien caro a ustedes ¿ven? Claro, porque esos son los privados, quieren es dinero, a ellos no les importa nada que el país se desarrolle o no se desarrolle, es el capitalismo, es la perversión capitalista.

Ahora, nosotros no vamos a venir aquí a ganar dinero hermano, nosotros queremos venir aquí a ayudar, en primer lugar. Ahora, nosotros estamos decididos a construir aquí una nueva refinería para el pueblo de Nicaragua.

Asistentes [ovación].

Presidente Chávez ¡Una refinería! Bueno, una refinería, a lo mejor para refinar qué sé yo, 50 mil... ¿Ah? 100 o 150. Correcto. De ahí entonces Nicar... Fíjense lo que va a pasar cuando tengamos esa refinería, una empresa mixta, mayoría de Nicaragua, porque estamos en tierra de Nicaragua y Nicaragua es soberana, no voy a venir aquí a poner condiciones.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No. Una empresa mixta con mayoría propiedad del pueblo de Nicaragua, a través de su Gobierno, y nosotros socios, pero en minoría, ustedes son aquí los reyes de Nicaragua, y los dueños de esta tierra y de esta soberanía.

Ahora, cuando estemos refinando esos 100 mil barriles, ustedes primero satisfacen la necesidad interna, bajando costos, y luego exportan el excedente, a precios internacionales.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y entonces, cuando eso ocurra, Nicaragua comenzará a obtener ingresos, que hoy pues cómo los va a tener. ¿Ustedes saben cuántas refinerías tiene Venezuela en territorio norteamericano?, teníamos ocho, vendimos una. Es decir, el negocio del siglo para ellos. Nosotros mandamos el crudo y allá lo refinan, y allá es que generan puestos de trabajo, tecnología, inversiones, valor agregado, impuestos, etcétera. Es el modelo colonial, pues.

Ahora, nosotros no, nosotros estamos saliendo de esas propiedades, ya vendimos una refinería, nos quedan siete, y estamos suministrando allá combustible en más de 10 mil estaciones en los Estados Unidos, nosotros heredamos eso así, y es una inversión grande que tenemos allá.

La ganancia. ¿Ustedes creen que esa inversión le daba ganancias a Venezuela? ¡Cero ganancias a Venezuela! Ven como nos robaban. Ahora es que ha comenzado a dar.

La primera vez que yo fui —Daniel, Evo y Machado— allá a la reunión, a la casa matriz, en Estados Unidos, bueno, a que me hicieran una exposición, los directivos ¡puro gringo, compadre!

Asistentes [risas].

Presidente Chávez ¡Y la empresa es 100 por ciento venezolana! ¡Zamuro cuidando carne! Puro gringo. Todas las ganancias se quedaban allá. ¡Es increíble!

Bueno, eso se ha acabado, ahora sí estamos llevando ganancias, ganancias a Venezuela. Y en qué la estamos usando, en el plan de alimentación, el plan de alimentación, el plan médico Barrio Adentro, medicamentos para el pueblo, totalmente gratuito, ese es un dinero que es de los venezolanos, se quedaba en Estados Unidos.

Bien, así que digo, una refinería. Entonces, Daniel, ustedes van a comenzar a obtener ingresos. Bueno, fíjate lo que pasó en Bolivia, Evo, ¿desde cuándo es que Bolivia no tenía...? Bolivia tenía déficit en el presupuesto. Desde siempre, toda la vida. Con las medidas que Evo tomó de nacionalizar los hidrocarburos, en el primer año de activación de la medida ha tenido un superávit de 5 por ciento.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Ah, porque ahora está cobrando lo que eso vale de verdad! Aunque le falta mucho todavía, ha comenzado.

En la Faja del Orinoco las transnacionales no pagaban impuestos, 1 por ciento de regalía, es decir cero; ahora pagan 33 por ciento de regalía de cada barril que saquen, de 1 a 33, bueno en verdad son 30, hay otro impuesto que tú inventaste, Rafael, de 3 por ciento más, eso lo inventó Rafael.

Y si pagan 50 no se van a ir, es mentira, porque entonces lo que le dicen a uno: “No, es que si nos cobran tanto esas empresas se van”. ¡Se van a ir! No se van ni siquiera de Iraq, donde hay bombas por todos lados y no sé cuántos muertos cada día. Aprovecho para seguir exigiendo al imperio norteamericano que retire sus tropas agresoras del pueblo iraquí, que respeten la soberanía de los pueblos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, esos ingresos progresivamente le permitirán a ustedes, a Nicaragua, comenzar a liberarse del Fondo Monetario Internacional, no necesitarán que les asignen por aquí tanto, por allá cuánto, porque yo me sé todos esos cuentos, yo vengo de ahí. Cuando llegamos allá yo recibí a muchas delegaciones del Fondo, entonces ellos dicen: “Bueno, necesitan tantos millones de dólares para carretera. Bueno, esta bien”. Pero entonces vienen las empresas, ellos imponen las empresas, imponen los gastos, y buena parte de eso se va en gastos burocráticos, pasajes, hoteles de lujo, buen güisqui, diversiones para los funcionarios, que vienen y van. Y además muchas veces llegan a imponer condiciones políticas, y hasta jurídicas, que si esta ley me la tienes que eliminar, que si esto me lo tienes que suspender, esta medida, para poder darte esa ayuda, entre comillas, “ayuda”. Es como que te den a ti un vaso de agua envenenado, tómatelo pues.

Más allá de Petrocaribe, donde Nicaragua se incorpora, están otros temas que hemos comenzado a trabajar, la revolución energética, la revolución energética para que Nicaragua tenga el perfil energético que necesite y se acaben los apagones y todo eso, y bueno y la falla, el déficit de energía; hay temas como Telesur, el Banco del Sur, el Banco del Sur...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Un Banco nuestro para financiar nuestro desarrollo. Las escuelas del Sur, la alfabetización, escuelas primarias, escuelas secundarias, hospitales. Entre Cuba y Venezuela, por ejemplo, en el marco del ALBA, estamos capacitando, el compromiso, y lo estamos cumpliendo, es de 20 mil médicos por año, para que en esta década nosotros graduemos 200 mil médicos. Ahí se puede sumar Nicaragua, ahí se puede sumar Bolivia. Ya Bolivia está sumada, ya Bolivia está sumada.

Y estamos instalando pequeños hospitales bien equipados, bien dotados, en los barrios más pobres, en los campos más lejanos, para atacar las enfermedades; la salud preventiva, la educación.

Aquí en Nicaragua bien pudiéramos —lo de la refinería— un gasoducto. Esta mañana hablé con el ministro Ramírez. Nosotros estamos lanzando un gasoducto hacia Colombia y con el presidente Torrijos, hemos firmado la intención para llegar con nuestro gasoducto desde Venezuela, Colombia, Panamá; bueno de Panamá hasta acá es un paso y traer gas, gas, energía para el desarrollo, para la industria, para el consumo doméstico.

De esa gran reserva de gas que tiene Venezuela, bien nosotros podemos en el futuro, traer un gasoducto bueno por Centroamérica y cuyo epicentro sea precisamente Nicaragua.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La manufactura. En Costa Rica nosotros tenemos una empresa procesadora de aluminio, por aquí está el Presidente, yo lo mandé a venir Ramón, ahí está el presidente de nuestra empresa Alunasa.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno esa empresa, tiene muchos años en Costa Rica, es una buena empresa. Traemos aluminio venezolano, lo procesamos. Bueno, yo le pedí al Presidente de la empresa, vamos a... si Nicaragua está de acuerdo y claro que están de acuerdo, ya estamos haciendo los proyectos para instalar aquí en Nicaragua una planta también y empezar a traer aquí aluminio y procesarlo y fabricar ollas, cucharones, cucharillas, y todos los implementos de aluminio que podamos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En vez de vender la materia prima a los países ricos. El aluminio venezolano casi todo se lo llevan en forma de materia prima ¿para dónde? Un día yo fui por allá en un país asiático, Corea del Sur y entonces voy a un gran astillero; y están construyendo unos grandes barcos y no se que más; y le pregunto ahí a la gente y ¿este aluminio de dónde viene? 50% de Venezuela. Igual pasa con el acero, exportamos el acero y entonces nos mandan tornillitos, partes de vehículos, aviones, barcos, lanchas y cuántas cosas. Tenemos que desarrollar nuestra materia prima, para eso se requiere inversiones y por eso el Banco del Sur, para tener nosotros nuestros propios recursos.

La petroquímica, esa es otra área que se puede desarrollar aquí, con las corrientes de refinación, con el gas. La agricultura, la agroindustria. Nicaragua puede convertirse en una potencia agroindustrial en Centroamérica y en nuestra América, nosotros queremos modestamente ayudar en eso.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En fin, ¡Bienvenido al ALBA de oro Daniel! ¡Bienvenido al ALBA de oro Sandino! ¡Bienvenida Nicaragua al ALBA de oro! ¡Hasta la victoria siempre! ¡Venceremos!

Asistentes [aplausos].

[Interpretación del Himno Nacional de Cuba].

[Interpretación del Himno Nacional de Bolivia].

[Interpretación del Himno Nacional de Venezuela “Gloria al Bravo Pueblo”].

[Interpretación del Himno Nacional de Nicaragua].