20/05/2003. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Salón Ayaucho, Palacio de Miraflores, Caracas, Parroquia Catedral, Municipio libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Discurso del Comandante Presidente Hugo Chávez acto firma del acuerdo del sector Transporte público

Lectura del Acta y de los objetivos del Acuerdo de la Mesa de Diálogo del sector Transporte Público Terrestre.

República Bolivariana de Venezuela. Comisión Presidencial de Equilibrio Social. Ministerio del Trabajo. Mesa de Diálogo. Sector Transporte Público Terrestre.

Acta

En el día de hoy, 20 de mayo de 2003 reunidos en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, con la presencia del ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías y del Gabinete Ejecutivo representado por las carteras de los ministerios de Interior y Justicia, de la Producción y el Comercio, del Trabajo e Infraestructura y los integrantes de las organizaciones del sector Transporte Público Terrestre.

Se reúnen en este acto en ocasión de ratificar el Acuerdo de la Mesa de Diálogo de fecha 9 de mayo de 2003 cuyo contenido es el siguiente.

República Bolivariana de Venezuela. Comisión Presidencial para el Diálogo Nacional. Ministerio del Trabajo. Mesa de Diálogo del Sector Transporte Público Terrestre.

Caracas, 9 de mayo de 2003

Objetivos del Acuerdo

Integrar en forma permanente directa y protagónica a los representantes de las organizaciones del sector Transporte Público Terrestre de pasajeros en todas sus modalidades. En la formulación, ejecución y evaluación de las políticas de transporte público terrestre.

Programas de renovación de flotas. Seguridad Pública y Jurídica relacionada con el servicio de transporte.

Incorporar a todos los integrantes del sector transporte público terrestre en todas sus modalidades al nuevo Sistema de Seguridad Social, mediante la aplicación de un modelo especial que le garantice la protección de los diferentes regímenes prestacionales contemplados en la Ley Orgánica de Seguridad Social.

Garantizar la protección de la vida y los bienes que todos los integrantes del sector transporte público, terrestre en todas sus modalidades. Mediante la formulación, ejecución y evaluación de un plan de Seguridad Pública, coordinado con las autoridades regionales y municipales respectivas y con la participación de las organizaciones de usuarios del sector transporte, el cual se aplicará con carácter permanente en el ámbito nacional, fundamentado en los principios de corresponsabilidad y concurrencia de competencias.

Fortalecer la capacidad financiera del fideicomiso administrado por el Fondo Nacional de Transporte Urbano –Fontur- para aplicar el otorgamiento de créditos para la renovación y sustitución del parque automotor del transporte público terrestre en el ámbito nacional.

Firma del Acta

Por el Ejecutivo Nacional: G/en jefe (Ej) Lucas Enrique Rincón Romero. Ministro de Interior y Justicia.

Doctor Ramón Rosales Linares. Ministro de la Producción y el Comercio.

Licenciada María Cristina Iglesias. Ministra del Trabajo.

Ingeniero Diosdado Cabello Rondón. Ministro de Infraestructura.

Por los organismos adscritos. Doctor Edgar González, presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

Coronel del Ejército, Juan Vicente Paredes Torrealba. Presidente del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre.

Por el Ejército. Ramón Carrizales Rengifo. Presidente del Fondo Nacional de Transporte Urbano –Fontur.

Por las Organizaciones del Transporte Público Terrestre. Ciudadano José Enrique Betancourt. Federación Unitaria de Transporte. Esta Federación consta de 30 sindicatos afiliados en Caracas, 27 sindicatos afiliados en 14 estados del país. Apure, Aragua, Anzoátegui, Barinas. Bolívar, Carabobo, Cojedes, Falcón, Lara, Mérida,

Monagas, Portuguesa, Trujillo y Zulia.

Carmen González de Ruiz. Federación de Cooperativas de Transporte de Venezuela. Esta Federación está integrada por 19 mil 600 transportistas afiliados en 23 estados del país: Anzoátegui, Amazonas, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Cojedes, Distrito capital, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo, Yaracuy y Zulia.

Pablo Lugo Cordones. Federación Nacional de Rutas Troncales.

Noé Duarte. Federación Unitaria de Transporte del Municipio Sucre. Esta Federación consta de 70 organizaciones afiliadas, 4 mil transportistas, dos mil unidades, doce mil familiares beneficiados en el empleo indirectos.

José Zambrano. Central Cooperativa Nacional de Venezuela. Esta Central consta de veintitrés organizaciones cooperativas afiliadas, tres mil trescientos siete asociados en ocho estados del país: Barinas, Carabobo, Caracas, Falcón, Mérida, Sucre, Táchira y Trujillo.

Orlando Soto Torres. Central Unica de Asociaciones de Autos Libres y por Puestos de Venezuela. Esta asociación consta de ciento noventa y uno organizaciones afiliadas, nueve mil quinientas cincuenta asociaciones de Por Puesto, diez y nueve mil transportistas de Por Puesto y seiscientos cuarenta y cinco taxistas en tres entidades federales: Distrito Metropolitano, Miranda y Vargas.

Cruz Rivas Martínez. Bloque Oriental del Transporte. Este Bloque está integrada por 96 organizaciones afiliadas, 4.200 socios, 21.000  integrantes de familias beneficiados y 6.000 empleos directos e indirectos.

José Luis Forseit. Bloque Unido de Conductores de Autos Libres por Puesto y similares a nivel nacional. Este Bloque Unido de Conductores integra a 1.854  socios. 2.140   unidades de transporte y 4.377 integrantes de familias beneficiados.

David Donalde. Bloque del Transporte del Sur-Oeste. Este Bloque está conformado por 1.800 socios en el Distrito Capital. 2.200  unidades. 2.700 os mil empleos directos e indirectos y 10.800 integrantes de familias de socios y trabajadores de avances beneficiados.

José Luis Montoya. Bloque del Oeste. Este Bloque tiene dos mil doscientos noventa y siete socios en el Distrito Federal y nueve mil ciento ochenta y ocho integrantes de familias beneficiadas.

Evaristo Torres. Sindicato de Conductores del Distrito Federal y Estado Miranda. Este sindicato consta de 620 trabajadores avances afiliados que prestan servicios en diferentes asociaciones civiles, cooperativas y taxis del Distrito Capital y Estado Miranda y, dos mil seiscientas ochenta integrantes de familias beneficiadas.

Richard Antonio Mambel. Sindicato Unitario del Transporte del Distrito Metropolitano de Caracas.

Richard Zambrano. Cámara Nacional de Empresas de Rutas Urbanas y Sub urbanas. Esta cámara consta de veintitrés empresas afiliadas: 620 autobuses y 1.850 empleos directos.

Julio Guerrero: Cámara del Transporte Inter Urbano de Personas. Esta Cámara consta de 67 empresas afiliadas. 1.519 unidades autobuseras, de las cuales 358 prestan servicios en los diferentes estados: Aragua, Carabobo, Lara, Miranda y Yaracuy. Y las 1.161 restantes en todo el territorio nacional.

Trino Colmenares Duque. Cámara de Transporte Público de Personas del Centro. Esta Cámara consta de 67 empresas parroquiadas. 1.519 unidades autobuseras en cinco estados del país: Aragua, Carabobo, Lara, Miranda y Yaracuy.

José Leopoldo Niño. Cámara de Asociaciones Cooperativas y Empresas del Transporte del Estado Vargas. Esta Cámara consta de 1.586 socios. 3.171 trabajadores avances. 23.785 familias beneficiadas y 37 asociaciones civiles cooperativas y empresas afiliadas en el Estado Vargas.

María Lucía Ferreyra. Cámara Venezolana del Transporte. Esta Cámara consta de 9 empresas afiliadas. 335 unidades autobuseras que prestan servicios en diferentes estados del país. 771 empleos directos y 2.671 integrantes de familias beneficiadas.

David Donalde, del Bloque del Sureste en representación de las organizaciones de transporte público terrestre del área metropolitana de Caracas.

Buenas días, buenas tardes ya. Señor Presidente. Señores ministros. Autoridades civiles y militares. Amigos transportistas. Señoras y señores.

Mi nombre es David Donalde,  un conductor que por decisión de todas las organizaciones de servicios de transporte tiene el honor de expresarle lo siguiente: Hoy es un día de júbilo para el transporte público de pasajeros, representado por empresas, asociaciones civiles, cooperativas y trabajadores.

El transporte como factor fundamental del desarrollo y de importancia estratégica  para el país, por muchos años ha venido reclamando la atención no solo del Estado sino de todos los sectores de la sociedad civil y de la economía dada su condición de servicio público dirigidos a sectores de menores recursos.

Esta actividad que es una responsabilidad del Estado ha podido mantenerse gracias a que ha sido atendida por las organizaciones aquí representadas, pero se ha desarrollado sin ningún tipo de planificación, en lo que se refiere al cambio de flota, seguridad social de los conductores, formación de nuestros compañeros como servidores públicos y una muy escasa asistencia financiera.

El desfase que se ha creado entre los costos de operación y la tarifa por ejemplo ha impedido establecer normas y sistemas de mantenimiento preventivo y mucho menos la renovación natural de la flota.

Decimos que es un día de júbilo, porque hoy después de muchas horas de trabajo hemos tenido la oportunidad de proponer en unión con los técnicos del Ejecutivo Nacional un conjunto de propuestas destinadas a atender el desarrollo integral del transportista.

Gracias a este acuerdo se incorpora en forma permanente y protagónica al sector que por siempre fue ignorado. Cuando solicitamos la formulación, ejecución y evaluación de la política de transporte terrestre, y los programas de renovación de flota, seguridad pública, jurídica y social.

Cuando nos referimos a programas de renovación de flota señor Presidente, es urgente fortalecer la capacidad financiera de Fontur, para que cumpla con su principal objetivo que es, fortalecer el transporte de pasajeros.

Señor Presidente, señores ministros. Cuando hablamos de Seguridad Social nuestra preocupación la representa esa gran mayoría de conductores que ya pasan de cincuenta años de edad, y tienen más de treinta años de servicios y nadie planificó su retiro. Su retiro con un justo de Sistema de Seguridad Social, y por ello señor Presidente es urgente hacer efectivo con el apoyo del Estado nuestro ingreso al Sistema de Seguridad Social.

Cuando hablamos de Seguridad Pública,  lo hacemos recordando los cientos de compañeros asesinados por el hampa.

Por nuestra seguridad y la de nuestros usuarios, solicitamos a usted: Ministro del Interior y Justicia, a la Asamblea Nacional y al Tribunal Supremo de Justicia que los delitos de transporte sean declarados sin beneficios en la urgente reforma del Código Orgánico Procesal Penal.

Debo señalar que la importancia de este acuerdo para los transportistas es tan grande que gracias a el, hemos dado el mayor paso a la unidad del sector, dejando de lado nuestras diferencias y todos hemos concluido que esta unidad tiene un solo objetivo: llevar al transporte y sus integrantes a su pleno desarrollo.

La Mesa de Diálogo Presidencial se convirtió en un centro en donde analizamos nuestros problemas, pero lo más importante, lo hicimos buscando soluciones y por ello queremos agradecer a los equipos técnicos de todas las dependencias que nos acompañaron: Ministerio de Infraestructura, Ministerio del Interior y Justicia, Ministerio de Producción y Comercio, Ministerio del Trabajo, Fondo Nacional de Transporte Urbano, el Instituto Nacional de Transporte y Tránsito Terrestre, la Dirección de Planificación y Desarrollo del Minfra, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y en forma especial Ministra se lo digo de corazón, nuestro más sincero agradecimiento porque usted fue la que primeramente dio los pasos para que esto comenzara y de no haber sido así, pues no estaríamos nosotros aquí en esta tribuna manifestándoselo, de verdad muchísimas gracias.

Palabras de la ciudadana licenciada María Cristina Iglesias, Ministra del Trabajo.

Muchísimas gracias.

Con el permiso del señor Presidente de mis compañeros de Gabinete de todos ustedes, yo quiero decirle algo a David Donalde, quiero decirle que si no hubiera sido María Cristina, hubiera sido el propio Presidente de la República que los hubiera llamado a una Mesa, porque tuvo mucho interés desde el primer momento que nos planteamos llamar a estas Mesas de Diálogo junto con todos los compañeros del Gabinete en que no se quedara un solo sector de la economía; de hecho Presidente estamos en mora todavía, pero ya van seis, nos queda una muy importante que es la de la construcción y continuaremos adelante, en que no hubiera ningún sector de la economía que se quedara sin sentarse en una Mesa para conversar sobre los temas del país; pero sobre todo para hacer realidad, es una palabra muy importante, que atraviesa como una flecha todo el texto de la Constitución. Es una palabra que todos estamos aprendiendo a conocer y a manejar cada vez más, y esa palabra ustedes la saben y la compartimos en la Mesa y es corresponsabilidad.

Creo que el logro más importante no sólo de este Acuerdo sino de todos los que han sido firmados hasta este momento y, quizás particularmente de éste, porque debemos reconocer que aquí están sentados todas las personas: instituciones, todas las asociaciones civiles, las cooperativas, las empresas, los trabajadores del transporte, los avances que en todo el país prestan ese importante, importantísimo servicio público, están todos aquí.

Como decía David Donalde independientemente de diferencias que pueda haber en el plano de lo político, en el plano de lo ideológico; estamos compartiendo algo que es nuestro país que fue lo que nos llevó a sentarnos en esta Mesa en todas las mesas, particularmente con gran fuerza en ésta, por encima de cualquier diferencia pensando en Venezuela y pensando como entre muchas manos poniendo todos y cada uno un poco podemos construir una patria cada vez mejor.

Recuerdo la primera vez que nos sentamos allá en la Mesa que compartimos la Mesa y el café en la oficina y que precisamente partimos conversando este tema de esa manera ¿no?, hablando del compromiso que teníamos juntos por articular una cosa que nuestro país no ha tenido y que tenemos una deuda: ustedes el Gobierno tenemos una deuda con nuestro país que es una política de transporte realmente coherente, que permita dignificar a los usuarios del transporte pero también a los trabajadores del transporte.

Por eso, y cuando digo trabajadores del transporte incluimos en esa hermosa palabra que nos identifica a todos por supuesto también, a los empresarios del transporte, que en este caso particular mucho pero que muchos trabajan.

Por eso es tan importante el tema de la Seguridad Social, y por eso fue motivo de trabajo intensivo en nuestra Mesa.

Nosotros debemos en este momento planificar para lo que tenemos en la mano pero también para los que seguirán por muchos años prestando este servicio de transporte, tenemos la gran oportunidad en la mano. ¿por qué tenemos la gran oportunidad en la mano? Porque tenemos un nuevo marco constitucional que todos conocemos muy bien, y habla de una palabra que también es muy importante y que es universalidad, universalidad en la prestación de los beneficios de la Seguridad Social; y eso significa que es para todos y para todas nosotros.

¿Cómo hacemos realidad eso? Ahí viene la parte difícil, ahí viene la parte en donde cada uno de nosotros, cada uno de los venezolanos y las venezolanas independientemente de su condición tiene que poner de su parte. Primero con mucha imaginación, tenemos que  ser capaces de imaginar un nuevo sistema o un Sistema de Seguridad Social, porque lo que teníamos hasta este momento lo que todavía continuamos teniendo porque no lo hemos cambiado no corresponde a las expectativas que todos tenemos. Debemos hacer realidad la ley, la Ley de Seguridad Social que se aprobó en el mes de diciembre, y este momento estamos construyendo eso que se llama la nueva institucionalidad, y eso quiere decir que estamos ante un momento de oportunidad, un momento para opinar sobre la Seguridad Social que tenemos; pero más allá de opinar para comprometernos a construirlas entre todos ya no será solamente el Estado sino que será también la sociedad con todos sus componentes quienes tendremos entre todos digamos el compromiso el gran reto de construirla tal y como dice la ley.

Por eso creo que de ahora en adelante una de las tareas más importante de ese equipo de corresponsabilidad que hemos creado para hacerle el seguimiento y que se cumpla al pie de la letra a rajatabla este acuerdo, es precisamente participar activamente junto con el Ejecutivo Nacional y con los demás sectores organizados de la economía en el diseño de esta nueva institucionalidad de la Seguridad Social.

El mejor sistema a lo mejor no es el más perfecto desde el punto de vista conceptual o desde el punto de vista de su funcionamiento en la práctica, sino aquel con el que todos estemos de acuerdo, con el que podamos lograr el mayor nivel de consensos posibles.

Si nosotros logramos consensos en la Mesa de Transporte porque no podemos probar consensos en el tema de Seguridad Social, en la Mesa de Seguridad Social participando con la gente de transporte y con los demás sectores en la economía; de eso se trata la democracia, estamos aprendiendo mucho de democracia, ejerciéndola, ejercitándola cada vez más juntos.

El otro tema fundamental y lo ha dicho David Donalde muy bien, en nombre de todos ustedes y de nosotros. Es el tema del fortalecimiento de Fontur, y de todo lo que es la visión en el marco de la  construcción de una infraestructura de transporte capaz de responder a los problemas que tenemos en la práctica que son muchos, son muchos porque están muy acumulados y ustedes lo saben. Tenemos las flotas de transporte en una situación que no es la que quisiéramos tener, pero afortunadamente tenemos la imagen objetiva a dónde llegar, y eso ha quedado muy claro en las Mesas. Teniendo clara la imagen objetivo, teniendo claro el plan en la cabeza tenemos que ir tejiendo la red que haga posible que salgan no solamente las ganas políticas de asumir el reto de construir y de llevar a la práctica esa política de transporte sino además el financiamiento nacional y multilateral también que hace falta para construir esa política de transporte en la práctica.

Además de eso sabemos muy importante el tema de la seguridad.

Quiero hacer un reconocimiento especial, de verdad, al Ministerio del Interior y de Justicia. Yo me siento muy orgullosa y además muy representada por lo que ha sido no solamente la voluntad de ustedes en discutir abiertamente democráticamente un tema tan delicado y que les afecta a todos los días, que está aún afectando en este momento; sino muy orgullosa de lo que ha sido la apertura del Ministerio del Interior y de Justicia su voluntad de convocatoria también por encima de cualquier diferencia, y pensando en las ciudades del país, en los pueblos del país; de reunirse con los alcaldes, de reunirse con todas las instancias que hacen falta para poder articular en materia de seguridad.

Como ustedes saben también es un tema sobre el cual, la palabra corresponsabilidad, tiene una gran importancia, y creo que la estamos aprendiendo a conjugar en todos sus tiempos como si esa palabra fuera un verbo ¿no?, yo corresponsabilizo, tú corresponsabilizas y metemos ese modo de verbo y creo que lo está haciendo en la práctica de manera muy acertada el Ministerio del Interior y de Justicia por supuesto con el interés y con la asistencia de todos ustedes.

Un agradecimiento también creo a todos los alcaldes que están dispuestos a colaborar como es su obligación en este tema, y en hacer no solamente de Caracas una ciudad más segura, sino de todo nuestro país y de todas las ciudades de nuestro país ciudades más seguras.

Tenemos poco tiempo la cosa no es como para venir evaluar dentro de tres años si este papel que firmamos hoy que se nos puede convertir en una panela de hielo y derretirse con todo y letras se cumple o no se cumple.

A partir de ahora el comité de corresponsabilidad o el equipo de corresponsabilidad debe funcionar, y nosotros tenemos que estar en capacidad, pasito a pasito como si se tratara de subir una escalera muy despacio cada avance que demos. El tema de la seguridad, el tema de la Seguridad Social, el tema del boleto ¿cómo se llama? José Luis Mora, el boleto único, boleto de transporte, el tema de financiamiento, el tema de la repotenciación de la flota, del refinanciamiento de las deudas y de todo eso.

El cronograma de trabajo y además la información hacia todo el país debe ser muy clara. El equipo de corresponsabilidad no es para nada el dueño del acuerdo. Los dueños del acuerdo con los transportistas en todo el país, los trabajadores del transporte, las empresas, las asociaciones; absolutamente todos tienen que conocer este acuerdo para que sea democrático realmente, para que las cosas no lleven como hasta ahora decisiones de arriba hacia abajo y entonces había unos cuantos empoderados abajo que se quedaban con eso y no seguía pasando sino que realmente vaya a cada uno de los rincones en donde están nuestras empresas en todo el país, y podamos entonces decir que esa política de transporte del Estado venezolano se construyó y es una realidad que nos pertenece a todos de abajo hacia arriba.

Quiero de verdad en nombre de mis compañeros de Gabinete y darle las gracias al Presidente por estas palabras que me permitió aquí, darle las gracias a todos ustedes. Todos estamos seguros de que vamos a ganar, de que vamos a cumplir con este acuerdo no hay ni la más pequeña duda, porque además depende de la mejor gente del mundo,  este acuerdo depende de nosotros, de todos nosotros y entonces es imposible que no llegue a concretarse. Muchas gracias.

Palabras del ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

Muchas gracias amigas y amigos. Siéntanse en verdad en su casa todos, esta es la casa de todos. Bienvenidos, bienvenidas.

Uno oye a María Cristina con sus mensajes ¿no?, y uno pudiera decir nosotros los hombres decir, de verdad que las mujeres saben arreglar el mundo ¿no?, las mujeres arreglan el mundo junto con nosotros, sin nosotros no pudieran hacer nada, y las primeras que aplauden eso son las mujeres por supuesto y nosotros también.

Señor Ministro del Interior y Justicia. Ciudadana Ministra del Trabajo. Ministros y Ministras del Gabinete Ejecutivo nos acompañan: Tobías Nóbrega, Ramón Rosales, Jorge Giordani, Efrén Andrades, Diosdado Cabello, Nelson Merentes, Nora Uribe, Luisa López. Viceministros. Presidentes de Institutos Autónomos. Instituto de los Seguros Sociales. Presidente del Instituto de Tránsito y Transporte Terrestre.

¿Cómo van cambiando las cosas, verdad? Estos son como evidencias de cómo el proceso de cambios sigue avanzando a pesar de las perturbaciones propias de todo proceso de cambio.

Aquí todos recordamos el tristemente célebre Setra, qué corruptelas, una podredumbre por todas partes –yo recuerdo- como sufrí con ese Setra, informes. Una vez lo intervenimos a medianoche, y entonces los interventores fueron intervenidos por otros ¿no?, si porque ahí la corrupción a veces ejerce el efecto Vampiro ¿no?, a veces el que va a luchar contra el Vampiro termina siendo Vampiro también, lo muerde el Vampiro y se transforma en Vampiro y eso pasa muchas veces ¿no?, con la corrupción y con el narcotráfico y todos esos vicios y rémoras de las sociedades de este tiempo. Este tiempo que estamos viviendo que ha  sido un tiempo muy difícil, y no aquí nada más en el mundo; esto es una crisis mundial, es una crisis de valores pues. El final del Siglo XX fue el desbordamiento de las pasiones más oscuras de la humanidad, y este Siglo XX debe ser la recuperación de los sublimes valores del ser humano, el amor entre nosotros, la confraternidad, la vida, el respeto a todos. Pero el Siglo XX fue un ejemplo sobre todo el final de cómo se pierden los valores humanos y como se desintegran.

Bueno, ahora sin duda que es evidente el avance ¿no?, y la eficiencia del nuevo Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre. Yo felicito al Coronel Paredes por el trabajo que está haciendo allí. Juan Vicente Pares y todos los funcionarios que por allí están, todos ustedes muchachos, todos ustedes. Yo recuerdo que hasta un equipo de mi, salud y felicitaciones hombres y mujeres de este Instituto Nacional, y así están naciendo es lo que decía María Cristina es la nueva estructura institucional del país, y los que estamos al frente de la creación y transformación de estructura debemos tener cuidado de que los viejos vicios que se pegan, así como las bacterías tenemos que sacarlos todos de la superficie y de las profundidades porque tienden a reproducirse como los huevos de las serpientes.

Hace dos días apenas estábamos allá en el Páramo de Mucuchíes. Quién no conozca el Páramo de Mucuchíes vaya y conózcalo, que se están perdiendo algo maravilloso.

Bueno, y allá fuimos a visitar unas instalaciones del nuevo Instituto de Investigaciones Agropecuarias el INEA y esas instalaciones, me decía un biólogo científico que está allí al frente encargado de su recuperación, son instalaciones viejas pero que estaban abandonadas y ya allí no se hacía ninguna investigación hasta hace dos años  cuando nació la Ley de Tierras. La Ley de Tierras eliminó el viejo Instituto Agrario Nacional y creó el Instituto Nacional de Tierras. Se eliminó el Fonaiap, que eso era un cascarón podrido y entonces nació o está naciendo porque todavía está naciendo, el parto, estamos viendo el parto pues. Estamos viendo el parto de una patria nueva de unas instituciones nuevas, ahora tenemos el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias.

Hace poco fuimos aquí mismo en Maracay, a inaugurar una Planta de Fabricación de Vacunas para combatir enfermedades en algunos animales como la fiebre aftosa por ejemplo. Todo eso era importado y ahora estamos fabricándolas aquí para el consumo nacional. Y allá en El Páramo vi con estos ojos como un grupo de jóvenes científicos ahora están con un laboratorio en marcha haciendo cruces en la semilla de la papa, y como esa investigación de ese instituto nuevo y esa gente que tiene además un espíritu de patriota uno les ve en los ojos: muchachas y muchachos, biólogos, científicos; unos recién graduados,  otros que estaban hasta jubilados porque no tenían nada que hacer porque eso estaba clausurado volvieron y se pusieron su bata de nuevo y allá están haciendo investigaciones, ustedes saben en cuánto se ha incrementado la producción por hectárea de la papa en ese pequeño espacio en donde ellos están haciendo trabajos científicos, de 12 mil kilos por hectárea a casi 40 mil kilos de papa por hectáreas, y entonces esas son evidencias del nuevo país que está naciendo de las nuevas instituciones; y así pongo por ejemplo el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre.

Presidente del Fondo Nacional del Transporte Urbano, Ramón Carrizales. Ciudadano José Enrique Betancourt, representante de la Federación Unitaria del Transporte. Ciudadana Carmen González de Ruiz, representante de las Cooperativas de Transporte de Venezuela. Ciudadano Pablo Lugo Gordones, representante de la Federación de Rutas Troncales. Ciudadano Noé Duarte, representante de la Federación Unitaria de Transporte del Municipio Sucre. Ciudadano José Zambrano, representante de la Central Cooperativa Nacional de Venezuela. Ciudadano Orlando Soto Torres, representante de la Central Unica de Asociaciones de Autos Libres y por Puestos de Venezuela. Ciudadana Cruz Rivas. Ciudadano –mira- ¡jijiji! Aquí dice ciudadano ciudadana pero rápidamente yo corregí, ciudadano Cruz Rivas Martínez, representante del Bloque Oriental del Transporte Cruz Rivas Martínez. Ciudadano José Luis Trocel, representante del Bloque Unido de Conductores de Autos Libres por Puesto y similares a nivel nacional. Ciudadano David Donalde, representante del Bloque de Transporte del Sur Oeste y quien nos ha dado unas palabras muy precisas habló de la unidad, la unidad. Sin unidad no hay patria hermanos. Sin unidad no hay patria. De todo lo que tu dijiste se me quedó como que impregnado la unidad, y lo mismo me decía María Cristina a quien yo también me uno a las palabras de felicitación a María Cristina Iglesias. Ella está muy feliz y compartimos su felicidad, porque esta mañana me decía: “Presidente, están todos los sectores, esto parece un milagro”; y yo le digo en verdad parece un milagro, pero en verdad pues no es un milagro, solo Dios hace milagros, es producto de lo que diría bolívar “paciencia y más paciencia, constancia y más constancia, trabajo y más trabajo para tener patria”. Este es el signo de la patria que nosotros queremos construir una patria unida en donde existamos todos y nos respetemos las diferencias, respetemos al otro, respetemos a la otra, no miremos por encima del hombro a nadie todos somos igualitos seamos blancos, seamos negros, seamos ricos o seamos pobres, o seamos gordos o seamos blancos, mujeres, hombres, cristianos o ateos, católicos o mormones qué importa eso, seres humanos es lo que somos hijos de Dios todos nosotros con los mismos derechos desde el momento en que el vientre de una madre es engendrada o engendrado desde allí comenzamos a tener derechos, y desde que un bebé viene al mundo y desde que un niño comienza a caminar una niña todos somos iguales y ese es uno de los pecados más profundos que cargamos nosotros; y esa es una de la causas más profundas de los dolores del mundo; de los pesares del mundo, de las lágrimas como océanos recorren al mundo todos los días, cuánta gente llora todos los días. Si juntáramos las lagrimas de los que sufren haríamos otro mar de lágrimas en el mundo.

Esa es la causa también de la sangre que corre en el mundo. Si juntáramos la sangre que corre en el mundo todos los días nacería otro Mar Rojo de sangre: la desigualdad. Cristo sigue teniendo razón. Cristo sigue clamando justicia “cuando estén juntos todos y vivan como hermanos como una eclecsia estaré con ustedes” o Bolívar, Bolívar ese otro Quijote muriéndose en Santa Marta “si mi muerte contribuye para que cesen los partidos, las divisiones y se consolida la unión, bajaré tranquilo al sepulcro”.

A Venezuela la descuartizaron en pedazos hermano. El siglo XIX después que fracasó el sueño de la unión, después de la traición a Bolívar, después que la oligarquía se adueñó del poder aquí y también en otros países de Suramérica, y entonces empezó la gran división, empezó la rapiña. Así fue el Siglo XIX y el XX no fue menos. El Siglo XX también fue un siglo de divisiones. Hubo un freno a las divisiones en la primera mitad del siglo pero en la segunda mitad caímos de nuevo en la anarquía y surgieron grupos por todas partes: radicalismo, violencias y así llegamos a finales de siglo con una Venezuela dividida en pedazos.

Hoy uno de los fines supremos del proceso bolivarianos recogidos en la Constitución, ya no es un proyecto personal de Chávez, o es un proyecto de un partido. No es el proyecto recogido en la Constitución. No es un proyecto personalista ni partidista, es un proyecto nacional el que está allí. Uno de los fines supremos en los cuales debemos nosotros colocar un grado supremo de paciencia, constancia y trabajo esos tres elementos fundamentales del mensaje de Bolívar es la unidad nacional; tenemos que reunificar el país, tenemos que reunir el país como una gran familia, y no importa por lo que haya que pasar, como dice María Cristina con su optimismo desbordado “lo haremos porque depende de nosotros y queremos que así sea, pues así será”, tenemos una voluntad capaz la gran mayoría de los venezolanos de lograr esos fines supremos y este acto es un reflejo de ello, es como una semilla de lo nuevo que está naciendo.

Bien, por eso felicitaba pues a David Donalde por su mensaje unitario. José Luis Montoya, representante del Bloque de Transporte del Oeste. Los saludos a todos ustedes. Y yo les agradezco mucho su presencia aquí, a todos, nos sentimos felices de que ustedes hayan acudido al diálogo, a la mesa, a las discusiones, al cafecito, al debate de las diferencias al aporte de las ideas y que aquí estemos hoy terminando solo una etapa yo diría que la primera la firma del acuerdo; pero ahora viene  el trabajo duro de todos los días para que eso se cumpla para que no se convierta en el hielo que señalaba María Cristina, no se va a convertir en hielo ¿no?, eso es un semillero de lo que vamos a hacer en estas nuevas etapas que están arrancando en este año 2003.

El año 2003 es un año así lo he percibido y así lo concibo y así lo reflejo y así lo expreso y así lo vivo. Hoy es 20 de mayo ya, de este quinto mes, de este quinto año desde aquel 1999. Estamos en el quinto año de este proceso ¿qué difícil? Pero ya hay un camino transitado una primera parte, pero el 2002 fue un año de quiebre, fue un año de coyunturas, fue un año terrible: sangriento, difícil, duro diría Churchill “de sangre, sudor y lágrimas”.   Pero nos ha sacudido ese año 2002 y para que nunca vuelva a repetirse ese año 2002 entonces tenemos que trabajar mucho más duro, tenemos que deponer actitudes, tenemos que buscar la conciliación de los intereses de todos, no hay quinto malo.

Bien, ya saludaba a Evaristo Torres representante del Sindicato de Conductores del Distrito Federal y Estado Miranda. Evaristo. Ciudadano Richard Antonio Manbel, representante del Sindicato Unitario del Transporte del Distrito Metropolitano de Caracas. Ciudadano Richard Zambrano, representante de la Cámara Nacional de Empresas de Rutas Urbanas y Suburbanas. Ciudadano Julio Guerrero Forcit, representante de la Cámara de Empresas de Transporte Interurbano de Personas. Ciudadano Trino Colmenares Duque, representante de la Cámara de Asociaciones Cooperativas y Empresas de Transporte del Estado Vargas. Ciudadana María Lucía Ferreyra, representante de la Cámara del Transporte.  Y,  aquí tú no estás, aquí en el papel pero ahí si estás ¿cómo es que te llamas tu hermano? José Leopoldo Niño. Saludos José Leopoldo, y bueno y a todos ustedes.

No voy a seguir nombrándolos a todos porque sino pasamos toda la tarde aquí, pero les expreso mi afecto sobre todo a los dirigentes pues, y a ustedes todos quienes han acudido a este Salón Ayacucho representantes de Federaciones, Centrales Unicas, Cámaras Nacionales y Sindicatos del Transporte Público a todos, a todos, a todos les saludos. Señores periodistas, camarógrafos, fotógrafos.

Miren nosotros vamos a inaugurar ¿a qué hora, Diosdado? A la 1, 1:30 tenemos que estar allá en ¿dónde es el acto? En El Poliedro vamos a dar inicio a los trabajos de construcción de la Línea Número 3 del Metro de Caracas que va a ir desde El Valle a La Rinconada, y que es la línea que va a unirse con el tren, el ferrocarril. Cuando terminemos el ferrocarril por una parte estamos inaugurando y yo voy a manejar ese aparato el primer viaje los invito a todos el que me quiera acompañar y voy a ir chola a fondo desde aquí hasta Charallave y después seguimos hacia Barquisimeto.

Bueno pero por una parte Diosdado no te olvides, estaremos inaugurando el ferrocarril y por la otra el Metro debe estar llegando allá, porque eso ahí va a hacer una maravilla ¿por qué? Cuánta gente. No chico que nos van a estar matando, estamos asegurados. Yo manejo hasta aviones y cosas de esas, tanques de guerra y un tren es una cosa fácil, y además el tren va por los rieles no hay ni que poner luz de cruces ni nada de eso, eso va como un tiro para allá.

Ahora, ese proyecto es maravilloso cuántas personas trabajan en Caracas y viven en los Valles del Tuy, yo creo que son cientos de miles, no tengo la cifra en la mano; pero todos esos pueblos de los Valles del Tuy. Uno va por allá a las tres de la mañana y ya hay gente ya, ustedes saben, haciendo cola y eso va ayudar mucho a darle mayor dinamismo ¿no?, aunque ustedes pudieran ver ahí como una competencia ¿no?, como una competencia; de ninguna manera todo es un sistema de transporte complementario. Lo mismo que las autopistas que estamos construyendo, ahora esta próxima semana se van a reiniciar los trabajos de la autopista de La Fría a San Cristóbal que tenía 20 años paralizada, la retomamos hace dos años porque el año pasado en verdad la crisis fue muy dura no había recursos financieros y se frenaron muchas obras una de ellas la autopista de La Fría a San Cristóbal y lo mismo que la autopista a Oriente. Esta semana haremos el anuncio y el arranque de un número grande de obras de infraestructura, algunas de transporte terrestre que estaban o paralizadas o venían muy lentamente pero ya como estamos recuperándonos progresivamente después de los golpes y los sabotajes ahora estamos retomando de nuevo el vigor para continuar la marcha con el mismo ritmo que traíamos.

Bueno, este es el sexto acuerdo de este tipo. Producto, bueno producto del golpe. Porque fue en este mismo salón en donde instalamos pocas semanas después del golpe de abril, el golpe terrible y fascista que algunos todavía se dan a la tarea de negar. Pero bueno el golpe aquel terrible, duro, difícil. Pero luego del golpe convocamos a la Mesa Presidencial de Diálogo porque el país enfrentaba un punto crucial muy difícil, y teníamos como dos caminos como una bifurcación, como una y por delante. O nos vamos por el camino de la violencia y nos matamos aquí todos o recapacitamos y bajamos un poco la adrenalina, las pasiones políticas, económicas, los intereses particulares y entonces evitamos ese camino terrible y nefasto de la violencia y nos vamos a buscar el camino del diálogo del debate de altura y la construcción de acuerdos de coexistencia, de corresponsabilidad porque todos somos responsables y tenemos que aportar, todos tenemos derechos pero también todos tenemos deberes. Muchas veces se reclaman los derechos “yo reclamo mis derechos” pero muchas veces se olvida de que hay deberes que cumplir y que los dos no se pueden separar porque normalmente mis deberes forman parte de los derechos del otro o de la otra, y los deberes del otro de mis propios derechos. Hay que asumir esa corresponsabilidad y ese binomio de deberes y derechos para poder tener una república, para poder coexistir en paz y en democracia como la gran mayoría de nosotros los venezolanos queremos, yo creo que 99% de los venezolanos queremos vivir en paz. Ah, ¡ajá!, 99% de nosotros queremos vivir en democracia y vamos a vivir en democracia y vamos a vivir en paz, sólo una minoría conspira todos los días para tratar de ponernos a pelear a nosotros y ya lo lograron durante años utilizando aquella consigna “divide y reinarás” es vieja esa consigna de dividirnos.

Les agradezco mucho a ustedes y no solo conmigo sino con el país. Ustedes y esa es otra cosa que hay que decir aquí en justicia, y este acto de hoy es un acto demás de justicia. Cuántos llamados para que los transportistas de Venezuela dejarán de cumplir sus obligaciones, cuántas amenazas, cuántas conspiraciones y no solo llamados como alguien puede hacerlo de manera legal ¿no?, una huelga cumpliendo con la ley, no se trata de eso, o como alguien puede llamar a hacer una protesta. Ustedes mismos han hecho protestas que uno las entiende la mayor parte de las veces. Aquí me trancaron una vez toda la avenida y yo pregunté ¿por qué? ¿qué es lo que pasa? No, que mataron a un taxista. Bueno tienen razón de protestar vamos a incrementar. Han matado mucha gente sí, la inseguridad. Y protestas por muchas razones. Pero una cosa es protestar por los derechos legítimos respetando los derechos de los demás sin violentar el derecho del otro o de los otros y las otras y otra cosa es conspirar para derrocar a un gobierno o para instalar una dictadura y desconocer la legitimidad de las instituciones democráticas eso es una cosa muy distinta, y eso es lo que aquí se pretendió hacer con los llamados paros cívicos o no sé cuántas otras cosas que esas no son sino caretas detrás de la cual se han escondido siempre el puñal la puñalada contra la patria, contra la paz, contra el futuro de nuestros hijos. Porque yo siempre he dicho no se trata de nosotros ya, nosotros estamos de ida. Anoche me tocó ir a despedir, asistir al velatorio en capilla ardiente en el Capitolio Nacional de un gran soldado un revolucionario de esos que luchan toda la vida, Diego Salazar, y allí reflexionábamos y me conseguí con amigos de muchos años a quienes tenía tiempo sin ver, y había un grupo de niños allí, y decíamos se fue Diego y nos seguiremos yendo cuando nos toca ¿pero y a esos niños que le vamos a dejar?, hay que dejarles una patria en paz, una patria de verdad, soberana, desarrollada en lo político, en lo económico, en lo social; así que es por esos niños la batalla ni siquiera es por nosotros ya.

Siempre he dicho y esto no refleja ningún sentimiento de frustración existencial. No, sencillamente creo que es una realidad. Yo creo que a nosotros a la generación nuestra le robaron el futuro y cuando llegamos al futuro el futuro nuestro era el año 2000. Por allá por los 60 por los 70 uno soñaba y oía el año 2000 era como mágico el año 2000 vamos al 2000, seremos los hombres y las mujeres del 2000 y llegamos al 2000 en medio de una tragedia nos robaron el futuro pues. Ahora el futuro de esos niños no podemos permitir que se los roben también; así que en esa bifurcación de la mayor parte del país escogió afortunadamente el camino de la búsqueda del consenso, del diálogo.

Nunca voy a olvidar mi llegada a Palacio en la madrugada del 14 de abril. Yo además de que casi no quería creerlo cuando sobrevolaba en el  helicóptero y  venía de La Orchila para acá en la madrugada, yo estaba como todavía como estupefacto, anonadado cualquier palabra de esa ¿no?, anonadado, estupefacto todavía despertando y decía este es un sueño. Primero que estaba vivo y segundo que volvía a Palacio. Ah, pero bueno asumiendo no, viviendo intensamente aquellos minutos. Pero al llegar una pequeña reunión, algunas llamadas telefónicas. Yo he podido ese momento o en ese momento y pudiera decir que tenía razones, yo he podido ordenar el inicio de un proceso de represión y de persecución contra golpistas y sospechosos y meter preso a medio mundo pues de los que dirigieron y haber endurecido unas posiciones y un gobierno creo que hubiese sido un error, porque eso hubiese sido contribuir con más violencia. Así que le pedí a Dios me senté allí y llamé a la calma, y le dije al país “vamos cada quien a su casa”, había mucha gente por fuera en las calles todavía mucha gente armada, vamos a la casa. Había habido saqueos y todavía había saqueos por algunas partes. Había columnas de humo por varias partes de Caracas y otras ciudades, había cientos de miles de personas que no estaban, ni querían irse a dormir, sino que estaban en la calle como deseosos de ir, ahora a rematar como el boxeador cuando acorrala al otro y entonces va a buscar un nockout, y en ese momento es cuando uno tiene que buscar lo más sublime buscar la inspiración más sublime y entonces llamar como llamé yo aquella madrugada al diálogo, y a los pocos días instalamos aquí la Mesa, y esa Mesa se multiplicó en varias mesas. María Cristina, allí está Marcela también quiero darte un saludo especial Marcela, Marcela Masperó. Cuánto esfuerzo Marcela.  Cuánto trabajo, cuántas coordinaciones, reuniones.  Ese es el diálogo el nuevo diálogo nacional. No el diálogo de las élites no, eso quedó en el pasado.

Vamos a instalar una mesa en donde vengan representantes de las élites y entonces las élites cinco o diez personas sin consultar con nadie ellos acuerdan a nombre de millones. No, eso se acabó aquí, eso pasó a la historia; ese es el viejo esquema cupular. Ahora se trata de un proceso desde abajo por debajo entre iguales con mucho respeto a las diferencias, reconociendo las diferencias respetándolas y buscando consensos y buscando los puntos comunes, los intereses comunes, buscando el impulso del proyecto constitucional, buscando el impulso de la patria.

Ya hemos firmado acuerdos con el sector químico y farmacéutico, textil, confección, automotriz, la pequeña y la mediana industria, economía solidaria y ahora con el sector transporte con turismo también y pronto en pocos días firmaremos Dios mediante con el sector de la construcción, porque tenemos ya en marcha un plan de construcción. Proyectos para construir viviendas, carreteras, obras públicas, infraestructura.

Ahora por supuesto que esto no puede ser un saludo a la bandera como para decir, y esa es otra de las diferencias con el pasado. Primero el método. Esto es un diálogo verdadero con todas las redes y los tejidos sociales. La rearticulación entre nosotros mismos. La capacidad de comunicarnos, de debatir, de discutir; estamos aprendiendo, aprendiendo a coexistir en democracia decía María Cristina y es verdad. Ser ciudadano no es fácil porque hay que respetar el semáforo. No hay que tirar el papel en la esquina. Hay que respetar los demás. Hay que ayudar al anciano a cruzar la calle. Hay que orientar al niño. No se puede andar haciendo lo que a uno le parece sino que hay normas de convivencia ciudadana. No es lo mismo ser el individuo que el ciudadano, ser individuo ¡bueno! yo. Ser ciudadano es vivir en comunidad, ciudad. Ser republicano o ser hombre o mujer de la república implica asumir responsabilidades y aquí las estamos asumiendo.

Ahora, decía que una de las diferencias de estos acuerdos y de este acuerdo específico con el sector del transporte terrestre del país con sus representantes, con sus líderes; con estos hombres y mujeres que tienen años y años al frente de un volante o cumpliendo la misión de organizar y de prestar ese servicio tan importante a la comunidad, y sin hacer caso ni oído a los llamados de los conspiradores para paralizar el país o para derrocar a un gobierno. Y debo decir que lo iba a agregar, que no solo es el llamado que les hicieron sino las presiones. Las presiones, hasta les disparaban, le metieron candela a algunos vehículos por allá en Carabobo fue, en Maracay, y aquí en Caracas había gente disparándole a las unidades de transporte y sin embargo qué coraje el de ustedes que salieron a cumplir con su responsabilidad, y eso hay que reconocerlo en justicia, en justicia.

Ahora, en esta nueva etapa se trata de llegar a estos convenios asumirlos, verificar su cumplimiento. Ese grupo de corresponsabilidad o comité de corresponsabilidad y de seguimiento tiene que trabajar muy duro. Yo estoy seguro que los funcionarios del Gobierno que me acompañan trabajan muy duro, pero no está demás que yo se los siga pidiendo, sobre todo los detalles estar pendiente de los detalles.

En alguna parte yo leí que una expresión que se me grabó “el diablo está en los detalles”. Hay que prestarle atención a los detalles. Y no duden ustedes María Cristina, señores ministros, presidentes de institutos no duden ustedes en acudir a mí cuando vean que algo se traba o que pueda trabarse, que pueda enredarse que pueda convertirse en un nudo o en un embudo ¿o como se llama?, en un cuello de botella en donde no se pueda, y bueno acudan a mí con las diferentes opciones, recomendaciones para yo ayudar pues, yo quiero ayudar, quiero ayudar.

Le preguntaba por ejemplo al coronel Ramón Carrizales cuando tú estabas hablando de la necesidad y es uno de los puntos del acuerdo, y eso tenemos que cumplirlo. Tenemos que cumplirlo. Como acelerar, incrementar la renovación de la flota. Eso es un reto que nosotros tenemos es un verdadero reto.

Bueno todos esos detalles y ahí en esos detalles es donde anda el diablo. Esos detalles hay que revisarlos uno por uno y hacer un mapa general de la problemática y establecer un cronograma para  ver por dónde vamos a comenzar a desanudar el problema o los problemas.

Ahora ese comité o grupo de seguimiento y de corresponsabilidad, estoy seguro que pronto me hará llegar el primer informe. Y estoy seguro que ustedes solucionarán todo lo que puedan a su nivel, y lo que ustedes no puedan solucionar a su nivel, bueno para eso está el Presidente de la República, está el Consejo de Ministros para discutir otras opciones. No podemos encajonarnos a veces uno se encajona y empieza a chocar con la pared, empieza a chocar con el problema, y a veces hay que buscar casi siempre opciones distintas opciones: la diversidad, la creatividad, la invención decía Simón Rodríguez “O inventamos o erramos”. Para solucionar ese problema de tantos otros que también hay, hay que inventar, buscar fórmulas, inventar fórmulas. Por ejemplo me decía Ramón Carrizales que Fontur tiene una muy baja capacidad para renovar una flota que tiene muchos años acumulada, envejecida por decirla de alguna manera, desgastada, chatarrizada. El me dice que la capacidad que tiene Fontur no llega ni al 10% de esa flota, que es lo que hasta donde los recursos provenientes de la venta de la gasolina, y entonces ahí viene.  Alguien me recomendaba el año pasado –recuerdo antes del golpe estábamos hablando de estas cosas- alguien me recomendaba: mire Presidente la única forma es incrementar el precio de la gasolina para que al incrementar el precio de la gasolina entonces se incrementen los recursos de Fontur. Pero si uno incrementa el precio de la gasolina eso impacta también el costo del transporte, el costo de los alimentos o sea es ahí en donde hay que estudiar el mapa y dinamizarlo y ver como se van elaborando lo que ya señalé como fórmulas o ecuaciones de solución de los problemas.

Ahora, para eso existe el Gobierno el Alto Gobierno para mirar incluso escenarios más allá de Venezuela, para buscar apoyo internacional de organizaciones de países amigos que hay bastantes países gobiernos amigos, instituciones del mundo. Nosotros estamos por ejemplo ahora comenzando a estudiar una oferta que nos han hecho en el Brasil para abrir un mecanismo de cooperación con el transporte terrestre venezolano. Un mecanismo que incluye renovación de flota, pero no sólo es la renovación de la flota. Allá en Pernambuco en la ocasión de la cumbre con el presidente Lula un grupo de empresarios brasileños y líderes del transporte allá, sector privado, me hicieron o nos hicieron una exposición de todo un sistema que incluye la Seguridad Social, la atención médica, odontológica, incluye hasta, tienen ellos organizados todo su transporte terrestre que incluye hasta los sitios de hospedaje a lo largo de las rutas que son muy largas en donde los choferes de gandolas y vehículos sobre todo de carga en donde los choferes de gandolas y vehículos sobre todo de carga van a descansar.

Hace poco me decía una de mis hijas. Me decía, papá porque no inventan algo que, ella venía de Barinas y como siempre pues uno ve a los gandoleros que cuelgan el chinchorro ahí mismo debajo de la ¿cómo se llama?, de la batea y ahí en una estación de combustible y ahí duermen matando plagas, descansan un rato para seguir manejando miles de kilómetros a veces cientos de kilómetros.

Bueno en el Brasil han logrado con un convenio entre el gobierno el Ministerio de Transporte y otros entes del Estado con los sectores privados organizados en una Confederación Nacional de Transporte incluso me han invitado que vaya por Brasilia que me quieren hacer allá una reunión. Les invito que algunos de ustedes que vayan, si ese viaje se da en los próximos días, que manden ustedes una delegación a esa reunión; porque ellos tienen ya una experiencia es un país gigantesco el Brasil con redes de comunicación bastante extendidas y tienen unas flotas bastante modernas, bastante modernas y quieren ayudarnos. Además que tenemos la relación de afecto, de amistad y de identidad de propósito con el presidente Luis Inacio Lula Da Silva y eso incrementa la posibilidades de cooperación. Ellos están planteando por ejemplo y a mí me gusta la idea, sólo hay que estudiarla desde el punto de vista técnico de montar aquí una planta de ensambladoras de autobuses es una marca que recorre el mundo Marco Polo, hasta en Arabia Saudita, en Estados Unidos tienen plantas de éstas, es una empresa mundial en donde el capital es brasileño sobre todo. Ahora yo les he dicho a ellos que a nosotros nos interesa la transferencia de tecnología, no solo que vengan aquí a instalar la planta y a ensamblar autobuses sino que aquí nosotros podemos hacer partes de esos autobuses y ellos están de acuerdo; así me han manifestado. Pero se trata –repito- de un concepto muy integral de organización y de apoyo a los transportistas terrestres. Hasta los más apartados rincones del país en esa dirección vamos nosotros y éste acuerdo es solo el primer paso para diseñar un sistema completo, para que ustedes vivan mejor, para que sus familiares vivan mejor y para que les puedan prestar un servicio público a la colectividad mucho mejor, eficiente y seguro y para que contribuyamos como sector transportista al impulso nacional, a la coexistencia pacífica para dar ejemplos además de cómo el sector de transportista con todos los sindicatos, empresas privadas, corrientes locales regionales nacionales y un gobierno que lo que está es empeñado en hacer una patria para todos los venezolanos podemos trabajar juntos como aquí lo estamos demostrando. Por eso felicitaciones. Más que a nosotros más que a mi equipo de gobierno yo de verdad con todo mi corazón los felicito a ustedes y cuenten con nosotros para que este acuerdo sea una feliz realidad.

Muchísimas gracias.