05/10/2006. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Barcelona, Estado Anzoátegui, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez, en la inauguración de la Unidad Oncológica “Kléber Ramírez Rojas” del Hospital Luis Razetti

Presentador Palabras del ciudadano licenciado Tarek William Saab, gobernador del estado Anzoátegui.

Asistentes [aplausos].

Gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab Buenas tardes ciudadano Presidente de la República Hugo Chávez Frías; ciudadano ministro Francisco Armada, invitados especiales, público en general. Para nosotros los anzoatiguenses es un motivo de orgullo y de honor tener al ciudadano Presidente de la República Hugo Chávez Frías inaugurando junto con el pueblo de Anzoátegui el Centro Oncológico Kléber Ramírez Rojas en homenaje a un valiente hombre mártir de esta revolución que hemos querido a través del trabajo, la dedicación y el esfuerzo continuo de estos años 2005-2006, entregar para que usted junto con su equipo de gobierno pueda inaugurarlo el día de hoy, el esfuerzo ha sido sumamente importante porque hemos querido a través del trabajo continuo de obreros, empleados, de médicos, de profesionales de la salud, ingenieros, a través del convenio Argentina-Venezuela, a través del esfuerzo del Gobierno nacional y el gobierno regional que debo decir recibió esta obra apenas con unos pilotes y un movimiento de tierra mínimo, trabajar arduamente casi 48 meses hasta ver esta obra concluida; siento que no es una obra de infraestructura solamente, no es una obra de cemento con aparatos de última tecnología solamente, no es el hecho real de la arquitectura y de la belleza estética y de todo lo que pudimos haber recorrido, sino lo más importante es que este es un lugar para salvar vidas, este es un lugar que se hace para la santidad, este es un lugar que se hace para combatir el dolor, este es un lugar que se hace que se construye para combatir la tristeza, el sufrimiento, y hemos demostrado cómo la alianza de un gobierno regional serio, de un gobierno regional honesto, de un gobierno regional que administra junto con usted y su equipo los dineros del pueblo, pueden lograr en un tiempo récord entregar este centro oncológico que no me cabe la menor duda, es el centro oncológico más grande de toda Venezuela, no sólo por su estética, no sólo por su fortaleza, sino porque va a salvar centenares de vida, va a salvar millares de vida...

Asistentes [aplausos].

Gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab Va a salvar y le va a dar alegría a niños y a mujeres que tal vez pudieran llegar aquí llenos de dolor, llenos de amargura, llenos de infelicidad.

Y yo le garantizo ciudadano Presidente, que este gobierno regional que trabaja con usted y lo ha demostrado de manera férrea, con una voluntad de trabajo muy militante, está ganado a que a partir de esta inauguración este centro sea modelo en Venezuela, queremos ser modelo en salvar vidas, en prevenir que efectivamente el dolor se acabe en el estado Anzoátegui, en una de las enfermedades más mortíferas que ha conocido el hombre. Por ello con estas palabras de bienvenida, que son la bienvenida del pueblo que lo quiere, el pueblo que lo aprecia, que lo respeta y que reconoce que usted ha sido el Presidente de la República que más le ha dado bendiciones al estado Anzoátegui, y por eso cuenta usted con el apoyo incondicional de este pueblo que está aquí para respaldarlo y para que se multipliquen sus obras humanas, para que se multipliquen sus obras sociales, porque más allá de los puentes, las carreteras, los viaductos, de las grandes obras de infraestructura que usted está haciendo, estas son las obras que le quedará a la humanidad pase lo que pase y vengan las generaciones que vengan.

Así que ciudadano Presidente gracias por esta nueva visita a nuestro estado, tenga usted la seguridad plena que no le vamos a fallar, que este pueblo de Anzoátegui heredero de las glorias de Bolívar, se levanta de sus cenizas, se reconstruye y le dice ¡Patria o muerte, hasta la victoria siempre!

Muchas gracias.

Asistentes [aplausos]. ¡Chávez, Chávez, Chávez, Chávez, Chávez, Chávez!

Presentador Palabras del ciudadano doctor Francisco Armada, ministro de Salud.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Salud, Francisco Armada Buenas tardes Presidente, buenas tardes gobernador, buenas tardes diputados, diputadas, alcaldes, trabajadores, trabajadoras, revolucionarios, revolucionarias que nos acompañan. Es para nosotros un momento de muchísima felicidad estar en la apertura de este centro, significa un cambio bien importante en término de lo que es la calidad de la atención y la cobertura de la atención que estamos dando, en ese sentido queremos agradecer el liderazgo tan importante que ha significado de tantas trabajadoras y de tantos trabajadores para la consecución de este objetivo, sobre todo esos invisibles, esos trabajadores que sumaron tantos esfuerzos, y particularmente el esfuerzo tan importante, la gente de Proyecto Salud y de Saludanz (Instituto Anzoatiguense de la Salud) bajo el liderazgo de los doctores Lira y Parra, ha sido muy importante y ha significado algo fundamental para el avance de este proyecto.

Si existe algún área en la cual el capitalismo médico golpeó de una forma muy importante los servicios de salud, fue el área de la atención en oncología, allí el capitalismo fue particularmente salvaje. Por ejemplo, la medicina nuclear, la especialidad de medicina nuclear prácticamente desapareció de Venezuela. La medicina nuclear, los últimos equipos que se compraron fueron en 1970 los primeros y últimos equipos que se compraron en Venezuela, desapareciendo como especialidad, y es últimamente a través del convenio Argentina y Venezuela que viene a resurgir de nuevo; todo el sistema de radioterapia estuvo en una agonía bien importante, que significó la ausencia de servicio para miles de personas.

En los últimos 15 años de la cuarta República se hizo una única inversión, un único equipo fue el que se compró, un único equipo fue el que se puso en funcionamiento, y además ante un marcado consumismo de una grandísima variedad de medicamentos en ese aspecto.

La salud, sin lugar a dudas ha sido una prioridad muy importante de la revolución, y la red de radioterapia es una demostración en ese sentido, aunque no está concluida, la red de terapia significa un avance bien importante con este porcentaje que hemos avanzado, ha significado duplicar de un 25 a un 50% la cobertura en términos de lo que es el número de pacientes que estamos atendiendo, y en término de las necesidades, forma parte integran de la construcción del Sistema Público Nacional de Salud, y por supuesto está muy vinculada con Barrio Adentro III; esta red forma parte además del Plan Nacional de Oncología que tiene un componente vinculado a la quimioterapia, en el cual hemos estado también avanzando, así como Cuba ha significado un avance fundamental para Barrio Adentro III, y con Argentina hemos avanzado en la dotación de equipos de radioterapia, estamos avanzando alianzas con otros países para avanzar en quimioterapia, ya tenemos suscrito un convenio con los uruguayos que nos va a permitir una mejor dotación de medicamentos, y estamos trabajando acciones con los hindúes para fabricar medicamentos en Venezuela; todo esto sólo es posible en el marco de una Revolución, todo esto solamente es posible en un marco de un proceso político que no tiene temor en enfrentar el capitalismo médico, que no tiene temor en enfrentar todos los aspectos que conducen a la aparición de enfermedades, y es particularmente importante en el caso del cáncer, que hemos logrado no solamente un avance, una extensión con las distintas terapias y con el acceso a los distintos servicios, sino que además en el caso de cáncer hemos logrado también un enfoque desde el punto de vista de aumentar el diagnóstico precoz que es lo que estamos haciendo a través de esa maravillosa red de Barrio Adentro II, y además hemos fortalecido las políticas preventivas a través de acciones tan importantes como las del control del tabaquismo en el cual Venezuela es sin lugar a dudas un país pionero en ese sentido.

Todo esto solamente es posible en un marco de un cambio profundo, de un marco revolucionario que sin lugar a dudas tenemos que profundizar, sobre el cual tenemos que ir avanzando, y todos ustedes estamos seguros que sin lugar a dudas tenemos que profundizar, sobre el cual tenemos que ir avanzando, y todos ustedes estamos seguros que están bien claros cuál es el camino para avanzar ese proceso revolucionario, cuál es el camino para avanzar esa revolución, está muy claro lo que tenemos que hacer ahora, lo que tenemos que hacer en diciembre, lo que tenemos que hacer por siempre para seguir avanzando este proceso revolucionario bajo la conducción del presidente Chávez. Muchísimas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presentador Palabras del comandante Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías Buenas tardes, a todo el pueblo del estado Anzoátegui, buenas tarde a mis camaradas, mis compañeros, compañeras de esta tierra anzoatiguense, saludo al gobernador del estado Tarek William Saab, al ministro de Salud Francisco Armada, agradezco sus palabras, sus comentarios a los ministros que me acompañan, al doctor José Parra, director regional de Salud está por aquí, a la doctora Ana María Rodríguez, coordinadora del Programa Nacional de Oncología, también está con nosotros. ¡Ah! Perdón, Ana María. Está con nosotros también un grupo de diputados, diputadas a la Asamblea Nacional, Consejos Legislativos, señor alcalde del municipio, demás alcaldes, alcaldesas de Anzoátegui, directores, directoras de salud a nivel nacional, también nos acompañan presidentas de Institutos Autónomos, presidentas y presidentes e institutos del Estado, señor párroco Gerardo Uzcátegui quien está con nosotros esta tarde; ciudadano Germán Carrera, de la Misión Barrio Adentro del estado Anzoátegui y demás médicos y médicas de Cuba y de Venezuela, de la Misión Barrio Adentro y todo el personal cubano y venezolano, señor, general Jesús Bermúdez, comandante del Regional 7 de la Guardia Nacional, comandante de la Guarnición de Barcelona.

Quiero saludar de manera muy especial a Violeta. Violeta de Ramírez es la viuda de ese gran revolucionario que fue Kléber Ramírez, está con nosotros Violeta, recibe un beso...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y Pablo, su hijo, ahí está Pablo, saludos hermano, camarada. Bueno, y hoy estaba recordando yo mucho a Kléber cuando veníamos, desde esta mañana, esta mañana cuando nos preparábamos para este acto histórico porque en verdad este día de hoy estamos en un acto histórico aquí en Barcelona, aquí en el Hospital General doctor Luis Razetti. Entonces estaba pensando yo mucho, Violeta, en Kléber, recordando aquellos años, los años finales de los 70 yo conocí a Kléber, tenía un Volkswagen, recuerdo que tenía un Volkswagen, o trabajó en la Volkswagen ¿no? Trabajó en la Volkswagen, algo así, tengo un vago recuerdo de ese primer encuentro que tuvimos en un apartamento en Caracas, unas reuniones, aquellos eran los años finales de 1970, de la década de los 70, y comenzó el camino, o nos cruzamos en el camino más bien, el camino ya había comenzado hace mucho tiempo para él mucho antes que para mí, y para mí había comenzado en esos años, fue por aquí, aquí mismo en Anzoátegui, el próximo año se cumplirán los 30 años de la Fundación del primer núcleo de lo que luego fue el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 que surgió del seno del ejército nacional, del Ejército Bolivariano, sí fue por allá por 1977 en San Mateo, aquí mismo cuando se me ocurrió formar aquel núcleo, éramos 5 soldados y un subteniente que era el subteniente Hugo Chávez, el Ejército Bolivariano de Liberación del Pueblo de Venezuela, era como una locura, pero de esas locuras nacen los caminos muchas veces ¿no? Y luego nos conseguimos, y luego todos esos años de los 80, de toda la década de los 80, nos veíamos en Mérida, en Caracas, en Maracay, en Barinas, y comencé a respetar desde entonces a aquel hombre entregado de lleno a la Revolución, desde niño casi, Kléber nació en Chiguará, allá en las montañas de Mérida, allá fuimos un día, a Chiguará, y bueno, un intelectual, un estudioso, escritor, creador, de él por ejemplo es este libro Venezuela, la IV República, o La Total transformación del Estado. Este libro lo leíamos nosotros, lo discutíamos, un libro muy para la ocasión, claro, este libro fue editado en 1991, y era parte de Kléber y sus aportes al movimiento revolucionario que estaba a punto de reventar, como se dice, agosto; en aquel mes de agosto, mientras yo estaba recibiendo el Batallón de Paracaidistas Antonio Nicolás Briceño, aquellos días lluviosos de agosto de 1991, Kléber estaba apurando la edición del libro.

Y luego, recuerdo, la última vez que nos vimos, antes del 4 de febrero, nos vinimos juntos desde Barquisimeto; no, luego nos vimos, pero el 1° de enero del 92 estábamos nosotros en Barquisimeto, yo recibí el año en Caracas y de ahí nos fuimos, amanecimos en Barquisimeto, allá teníamos una reunión con otro grupo de compañeros, camaradas (civiles y militares), uno de ellos —Kléber— que nunca fallaba, era como un reloj, puntual, y trabajamos todo el 1° de enero en Barquisimeto, preparando ya los últimos detalles de la insurrección cívico militar revolucionaria, que estaba a punto de estallar, Fraso, aquellos días de enero de 1992, como estuvo a punto de estallar en diciembre de ese año. En diciembre a mí me tocó, como cuando un jinete va montado en un caballo y el caballo se le trata de desbocar, en diciembre yo tuve que agarrar esas riendas muy fuertes, fue un diciembre tormentoso para mí y para muchos de nosotros, diciembre de 1991, porque casi se nos va de las manos el movimiento. El movimiento fue infiltrado, recuerdo que la infiltración vino por el lado de estos movimientos que uno nunca supo dónde andaban, Bandera Roja por ejemplo, vean ustedes dónde anda Bandera Roja, vean ustedes lo que pasó en Cantaura, Bandera Roja, infiltrados todos esos movimientos supuestamente revolucionarios, entonces trataron de abortar el movimiento revolucionario.

A mí me tocó fajarme duro ese diciembre, me tocó fajarme duro, y a muchos de nosotros; pero no había las condiciones, y Kléber fue uno de los que más se fajó, por la parte civil, y yo por la militar; y también yo por la civil, porque tuve que plantarme duro, me amenazaron de muerte, ese diciembre me iban a matar. ¿Quiénes? Bandera Roja. La noche que me iban a matar me llevaron incluso al sitio engañado, yo estuve ahí en una autopista, un carro que se accidentó, supuestamente, y cuatro hombres presionándome para que yo ordenara, ordenara, o tomara la decisión pues, la que ellos me querían imponer el 10 de diciembre; 10 era el primero, después 17 de diciembre, después el 24. Por fin yo lo fui llevando, lo fui llevando, y al final dije: ¡No, no hay condiciones! No es diciembre, será en enero o en febrero. Entonces me querían matar. No se atrevieron, o bueno Dios metió la mano, yo he visto la pelona varias veces, [risa] le he visto el rostro, así que me ha pasado. Pero, bueno, Dios es grande y nosotros viviremos y nosotros triunfaremos para que viva la República, para que viva la Quinta República, para que viva la Venezuela que soñó Kléber Ramírez, Violeta y Pablo, y toda su familia que nos honra.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, también Kléber poeta, escritor, escritor de lo tradicional, de lo profundo. ¡Chiguará! Fíjate Chiguará, un pueblo... No, este libre yo no lo conocía, les confieso, me lo ha dado Francisco, ¿o prestado?

Ministro de Salud, Francisco Armada Se lo dio ella, se lo dio Violeta.

Presidente Chávez ¡Ah, es regalado! ¡Ah, es mi regalo de hoy! Fíjate, todos los días le regalan... Ven acá Violeta, pa’ date un beso chica. Y Pablo, vamos a darnos un abrazo aquí, por favor.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Dónde está la escalerita para que suban? Ahí viene Violeta. Ese aplauso de todos, vamos a ponernos de pie para aplaudir a esta revolucionaria, y su hijo, también revolucionario.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Viva Kléber Ramírez!

Asistentes [aplausos] ¡Viva!

Presidente Chávez Mi amor, qué gusto verte otra vez.

Violeta Gracias. ¡Ay, me alegra verte!

Presidente Chávez [beso]. Pero estás conservadita.

Violeta Verdad. [risa]. La última vez nos vimos en el hospital.

Presidente Chávez Sí, ya recuerdo. Qué gusto verlos.

Pablo Necesitamos hablar con usted.

Presidente Chávez Bien, entonces día histórico este en el que inauguramos esta unidad oncológica, a la que le hemos dado el nombre precisamente de este gran revolucionario Kléber Ramírez, historia documental del 4 de febrero.

Kléber, bueno, siguió en la batalla. Kléber una de las cosas que aportó en las últimas semanas fue, además de todo el trabajo que hacía: organizativo, conspirativo, ideológico, pues fue el trabajo político de redactar los decretos, los decretos que teníamos listos para emitir el 4 de febrero.

Aquí hay uno, por ejemplo:

“El Consejo General Nacional para la Dirección Política y Administrativa de la República de Venezuela. En uso de las facultades que le otorga su Acta Constitutiva, decreta:

Artículo 1: Dar un plazo máximo de cuatro (4) meses, a partir de la publicación del presente decreto, para que las comunidades organizadas, a nivel de municipios foráneos o de parroquias, preparen y realicen las elecciones de todas sus autoridades administrativas y políticas, integradas en una Junta Municipal Provisional, como también a sus guardas sociales o policía comunal”.

Ya aquí hay destellos de hacia dónde iba el 4 de febrero: la democracia, pues. La democracia desde abajo. Jamás hubo plan alguno para instalar una dictadura en Venezuela.

Fíjense ustedes lo que nosotros más bien estábamos listos, porque esto Kléber lo redactaba, con otro grupo de compañeros, lo discutíamos, y todo esto lo aprobamos... ¿Saben dónde lo aprobamos? En el Cuartel Páez de Maracay, aprobamos nosotros estos decretos, faltando pocos días, fue en enero, en enero de aquel año 2002, 1992 quise decir.

En fin... Fíjate este otro, Tarek:

“Se crea el Comité Nacional para el Desarrollo de la Democracia”. Comité para el Desarrollo de la Democracia. Es un movimiento democrático el movimiento del 4 de febrero. Por eso quienes me acusan a mí de golpista, y todavía algunos dicen que yo estoy llevando a Venezuela hacia una dictadura, claro que ni ellos mismos se lo creen, es una manera bien ineficiente por cierto de atacarme ¿no? Y de atacar a la Revolución Bolivariana, la Revolución Bolivariana está construyendo democracia, y este acto de hoy pues es un acto de construcción de democracia, porque la democracia debe ser el Gobierno —dijo Lincoln— del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. La democracia revolucionaria debe satisfacer fundamentalmente las necesidades del pueblo, las necesidades básicas, elementales, y otras necesidades: sociales, culturales, económicas, políticas. Todo eso, de todo eso debe encargarse la democracia y la revolución y el Gobierno Bolivariano.

Este acto de hoy apunta, no sólo apunta; no, este acto de hoy es un paso más en esa dirección, la que Bolívar, esa dirección que Bolívar fijó para estos años, para estos siglos más bien: darle a todo el pueblo la mayor suma de felicidad posible. Felicidad posible.

Yo hoy estoy muy feliz, yo estoy muy feliz, y comparto con ustedes la felicidad.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Como anoche estaba muy feliz, anoche estaba muy feliz.

Bolívar, miren, Bolívar ¡ah!... Voy a decir una frase que me sale del alma, de repente pensé no decirla, pero la voy a decir porque me sale del alma, el pobre Bolívar, nuestro pobre Simón Bolívar.

¿Por qué digo pobre? Bueno, por solidaridad ¿no? por solidaridad porque Bolívar murió destrozado, Bolívar en el diario de Bucaramanga... estaba yo releyéndolo hace unos días, le dice a su entrevistado, su huésped Perú de Lacroix, le dice... le pregunta Perú de Lacroix ¿qué opina él sobre la felicidad? Algo así le pregunta y Bolívar caminando por allá por una campiña de Bucaramanga le dice: “Doctor, yo no nací para la felicidad, no nací para la felicidad. Yo qué huérfano de padre cuando tenía tres años, quedé huérfano de madre cuando tenía nueve, quedé viudo cuando tenía 21, perdió a casi todos mi hermanos...” En fin ¿eh? “...no nací para la felicidad y ahora me echan de mi patria” lo último que le hicieron es que le arrancaron la patria, Bolívar murió y una de sus últimas cartas dice: “Yo no tengo patria” por eso digo “el pobre Bolívar” pero él dejó para nosotros un sueño dibujado, bosquejado y hoy, hoy yo a diferencia de nuestra Padre Bolívar, digo en cambio que yo me siento feliz, yo me siento feliz y cada día me sentiré más feliz en la medida en que el pueblo sea más feliz, pues yo seré más feliz y esta unidad oncológica nos trae felicidad a todos...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Felicidad.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bien, hemos inaugurado esta unidad y aquí en el hospital “Luis Razetti” aquí en Barcelona, quería hacer algunas reflexiones con todos ustedes sobre la importancia de lo que aquí estamos haciendo, lo que estamos a hacer. Yo le digo al ministro Armada que ahora sí podemos hablar con propiedad de que está en marcha en Venezuela la Revolución de la salud...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Está en marcha la Revolución de la salud. Barrio Adentro I miles y miles de consultorios, consultorios populares y gracias... de nuevo debo darles a los médicos cubanos, a la Revolución Cubana, a Fidel Castro su líder...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Allá en su lecho de convaleciente, recuperándose como sigue y estoy seguro continuará recuperándose como el favor de Dios, gracias porque la ayuda de Cuba es invalorable, miles y miles casi 20 mil médicos y siguen llegando. Antier me decía un gobernador que llegaron... ¿qué? 40 médicos cubanos ¿para qué? Porque vamos a abrir pronto allá en ese estado un centro de alta tecnología.

Entonces, Barrio Adentro I ya extendido por todo el país y consolidado, con medicamentos gratuitos para el tratamiento de casi todas las enfermedades esas...vamos a llamarlas... ¿cómo las llaman ustedes? ¡Las más frecuentes enfermedades! Que si una diarrea, un virus, una gripe, una infección, etcétera.

Bueno, ya vamos por más de 200 millones de consultas en Barrio Adentro I ¿saben lo que eso...? alguien pónganse a echar número, métanle el coco ahí, métanle el coco.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez 200 millones de consultas, totalmente gratuitas pero con el medicamento asegurado, gratuito y el médico a la puerta de la casa pues, 24 horas al día ¡claro! Que los médicos cubanos no se van a quedar aquí toda la vida, ellos revolucionarios, patriotas, médicos heroicos diría yo incluso, ejemplo para el mundo ¿no? hace unos días yo despedí una doctora y a un grupo de doctores que se fueron. Pero una de ellas especialmente porque vino a ayudarme en algún asunto que yo tuve, una pequeña enfermedad que me estaba aquejando y bueno, estuvo aquí, conmigo, pa’ arriba y pa’ abajo chequeando el mínimo detalle pues, hasta lo que yo comía y cuántas horas dormía y no sé qué más y entonces ella tiene un hijo de cuatro años y su esposo allá y pasó aquí ¿saben cuánto? Un año y ¿saben cuántas veces ella vio a su niño? Tres veces en un año y a su esposo y se despidió y me dijo: “Bueno, me voy contenta por una parte pero aquí dejo parte de mi misma” me dijo “...con esta Revolución y este pueblo al que aprendí amar...”

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esa es una cosa que no tiene comparación, no tiene comparación ¿eh? No tiene, no tiene uno palabras para agradecer. Ahora, los médicos cubanos irán siendo progresivamente sustituidos, reemplazados o relevados de sus... primero acompañados y luego relevados de sus responsabilidades por los médicos venezolanos que hemos comenzado a formar.

Mañana tenemos, por cierto, un evento a medio día allá en Caracas ¿qué pasó? Que ya terminaron su primer año ¿no? la primera promoción de médicos integrales comunitarios ¿cuántos son? Cerca de 13 mil y ahora entran a primer año, entra otro lote, otro lote de casi siete, ocho mil. Es decir, vamos ya para 25 mil médicos, estudiantes pues ¿y qué pasa con ellos? Que yo los veo, me decía una doctora venezolana antier allá en Ocumare del Tuy inaugurando estábamos una aldea universitaria y ahí están dos aulas especialmente instaladas para la medicina comunitaria y hay una doctora venezolana, una médico venezolano que es profesora allí y me decía “Presidente, usted no sabe una cosa, estos muchachos a penas están terminando primer año y saben ya diez veces más lo que yo sabía cuando terminé mi primer año” ¡claro! Porque ellos están en teoría y en práctica, es la combinación maravillosa, que no es la universidad enclaustrada, es la universidad exclaustrada, por eso también podemos decir a tambor batiente sin que nos quede nada por dentro, como dice el narrador aquél, que en Venezuela también estamos viviendo una Revolución educativa, la universidad rompió los espacios del enclaustramiento y está en las calles, en los campos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Las aldeas universitarias, las universidades es una Revolución esto, no es mentira, es una Revolución y cada día será más Revolución. Por eso Kléber si nos puede ver de donde estés y nosotros que loo tenemos vivo por dentro debe estar orgulloso de lo que estamos haciendo y sumado, por cierto y por supuesto a la Revolución.

Entonces, decía, decía, la Revolución, la salud es algo prioritario para nuestra Revolución, la salud, Barrio Adentro I ya está consolidado y seguimos consolidándolo, o sea, seguimos perfeccionándolo porque nunca nos sentimos totalmente satisfechos, seguimos construyendo los módulos, los módulos de atención primaria así los llamamos ¿cuántos módulos tenemos ya construidos? Mil 944 pero vamos a construir miles de módulos más aún cuando en algunos casos no es imprescindible, porque hay personas que en un barrio se acomodaron ellos allí y dejaron ya el médico o construyeron hasta un cuarto más para el médico cubano, los médicos cubanos pero nosotros queremos que cada Barrio Adentro tenga su módulo, consultorios populares.

Viene Barrio Adentro II ¿cuántos centros diagnósticos integrales tenemos ya? Ustedes saben que un centro diagnóstico integral prácticamente es una clínica, eso es una clínica que no tiene nada que envidiarla a ninguna clínica privada, ya tenemos 216 pero vamos para 600, esa es la meta y debemos terminar este año los 600 centros diagnósticos integrales, las 600 salas de rehabilitación integral. Eso no se conocía aquí en Venezuela, salas de rehabilitación aquí no se conocía y los centros de alta tecnología 35 en todo el país hasta ahora hemos terminado seis, bueno, los centros de alta tecnología son un hospital, eso es prácticamente un hospital y vaya con qué tipo de equipamiento.

Bien, ahora vamos por Barrio Adentro III, aquí estamos en Barrio Adentro III, el hospital “Luis Razetti” de Barcelona es uno de los 44 hospitales que estamos prácticamente en algunos casos reconstruyéndolo, modernizando estos primeros 44 hospitales pero en total son 300 hospitales en todo el país. Vamos a poner esos hospitales, bueno, en el último grito de la moda por decirlo de alguna manera en instalaciones, equipamiento, funcionamiento...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y pido apoyo a las comunidades, a los gobernadores, los poderes locales, a los médicos. Saludo y felicito a los médicos del hospital “Luis Razetti”, los saludo a todos con especial afecto, médicos venezolanos y venezolanas y este grupo de médicos, de técnicos, radiólogos, oncólogos, oncólogas, fisio... ¿cómo se llama? No... físicos-médicos... me estoy enterando, uno todos los días aprende algo, yo confieso que no sabía que hay una profesión que se llama físico-médico ¿saben ustedes qué es eso? [Risas] ¡ah! Estás raspao Fraso, físico-médico por ahí están los muchachos, físicos... ellos son licenciados en física pero después hacen una especialización de física para medicina pues, aplicada a la medicina ¡una guará! ¿cómo te quedó el ojo? ¿eh? Aquí hay físicos-médicos, físicos-médicos del mejor nivel por eso quiero felicitar a los médicos venezolanos, las médicas venezolanas y en este caso los del hospital “Luis Razetti” y los de la unidad oncológica.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Kléber Ramírez y me han acompañado, nos han explicado con detalles a pesar del poco tiempo porque tenemos una actividad ahora, saben ustedes, por ahí... ¡uy! Ya van a ser las cuatro de la tarde por el amor de Dios, el tiempo no perdona vale y yo tengo que regresar a Caracas a un plan de las viviendas, del subsidio de las viviendas “Plan Casa Media” tenemos esta noche.

Bueno, fíjense, ahora, Barrio Adentro II es la modernización de todos los hospitales y bueno, este es uno de ellos, este año vamos a terminar... entre este año y el próximo ¿no? los 44 pero son, repito, 300 vamos acelerar y ahora se nos ha ocurrido un Barrio Adentro IV porque el conocimiento no tiene límites, la capacidad de inventar eso no tiene límite. Yo por eso siempre me resistía aquellos... yo tuve algunos jefes Tarek que me decían: “Tú inventas mucho, mira que ya todo está inventado” oye que mentalidad tan absurda ¿no? algunos jefes, otro me dijo un día: “Sí, sigue inventado... mira los Próceres están completos allá...” en los Próceres allá en la avenida Los Prócer... “quiere ser un Prócer más, no inventes tanto Chávez” a veces me lo decía con cariño, como un consejo no inventes, no inventes, todo está inventado ¿cómo va a estar todo inventado? ¡mentira! Todo está por inventar más bien, tenemos que reinventar el mundo...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Ah! Simón Rodríguez “Inventamos o erramos”

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Uno tiene que estar siempre inventando. Bueno, entonces inventamos ahora Barrio Adentro IV, el primer paso de Barrio Adentro IV ha sido maravilloso, el Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano “Gilberto Rodríguez Ochoa” otro gran revolucionario.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Médico revolucionario como ustedes, médico socialista.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ya hemos atendido... 100 hace pocos días me dijeron que eran 100, esta es la última cifra debe estar por encima de cien, 100 paciente ya ¿no? de cardiopatía congénita y afortunadamente todas las intervenciones han sido exitosas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, Barrio Adentro IV ya empezó, estamos trabajando simultáneamente Barrio Adentro I, Barrio Adentro II, Barrio Adentro III ¿eh? Barrio Adentro IV ya empezó estamos trabajando simultáneamente Barrio Adentro I, Barrio Adentro II, Barrio Adentro III ¿eh? Barrio Adentro IV, ahora, Barrio Adentro III en este caso, bueno, es la dotación, reestructuración, modernización de los grandes hospitales, de los hospitales del país y en este caso el servicio de oncología o la unidad oncológica para la lucha contra ese flagelo, porque el cáncer es un verdadero flagelo, un flagelo.

Miren, nosotros podemos decir que antes de que llegara la Revolución por más esfuerzos que hacían muchos médicos y médicas trabajaban con las uñas, claro, se había privatizado todo esto ¡ah! Si usted tiene dinero, ahí sí, vamos a darle la quimioterapia, vamos a hacerle la radioterapia sino tiene dinero... usted, bueno, ve haber cuántos días le quedan pues ¿ven? que cosa tan salvaje, ese es el capitalismo y el capitalismo se mete en todas partes, capitalismo médico.

Por eso yo sigo insistiendo y sigo llamando a los venezolanos a que cambiemos definitivamente el rumbo, salgamos del camino al infierno que es el capitalismo y tomemos el camino al Reino de Dios que es el socialismo, el reino del amor, el reino de la justicia.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El reino de la igualdad, el reino de la felicidad ¡ese es el socialismo!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fíjense, el cáncer cuántas personas no sólo es que se murieron sino el sufrimiento hermano, porque uno puede morir en un segundo sin sufrir pero hay que ver... bueno, Kléber murió de cáncer, yo recuerdo, es una batalla no sólo del enfermo, la familia, los médicos, la medicina, la ciencia... cada enfermo de cáncer es una batalla pues, cada uno es una batalla y es una batalla múltiple de muchos frentes de batalla, los padres, la esposa, la pareja, los hijos, los nietos si los hay ¿eh? Entonces, cuántas personas y cuánto sufrimiento ¿eh? Por causa del capitalismo y sobre todo en la medicina. El cáncer se convirtió en la segunda causa de muertes en Venezuela, hoy, todo esto es bueno que lo sepamos para tener conciencia para que todos nos sumemos a la batalla porque la batalla es de todos. Hay que prevenir, mejor es prevenir que lamentar, hay que prevenir y esa es una de las más grandes virtudes de Barrio Adentro I porque se fundamenta no en la medicina curativa sino en la medicina preventiva.

Entonces, fíjense el cáncer mata, mata... todos los años en Venezuela, en un promedio histórico los últimos años, de 18 mil 155 personas, casi 20 mil personas pues, todos los años. Esto da, Armada, que es muy curioso en la matemática, nos dio una persona cada media hora muere de cáncer en Venezuela una persona cada media hora y eso se puede reducir en un porcentaje muy alto, me estaban diciendo que se puede reducir hasta 50 por ciento esas muertes si se hace diagnóstico precoz y tratamiento adecuado, prevención y diagnóstico precoz y en los casos necesarios el tratamiento a tiempo y el adecuado. Por eso el sistema de salud preventivo y esto acá que es preventivo y curativo el de la unidad oncológica es fundamental para continuar disminuyendo las causas de mortalidad en Venezuela. La mortalidad infantil, por ejemplo, ahí están las tablas, ahí están las tablas ha disminuido hasta 15,5 por mil y era de 21, 21 de cada mil niños que nacían vivos en 1998, 21.4 de cada mil que nacían vivos se morían 21.4 niños antes de cumplir un año, ahora hemos bajado a 15.5, estos son varios miles de niños al año que se salvan, dos mil niños al año, dos mil niños menos que se mueren pues ¿producto de qué? Bueno, la prevención, la atención a la mujer embarazada, la atención al parto y la atención, bueno, post natal, la alimentación, la alfabetización de las madres eso ayuda mucho y todos estos programas y ahora el cardiológico infantil, eso nos va ayudar a continuar disminuyendo la mortalidad... el agua potable, hace poco estábamos hablando del agua cuando llegó la Revolución al gobierno apenas... no, no llegaba ni siquiera al 70 por ahí estaba, es decir, los venezolanos que tenían acceso al agua potable cerca de 70 por ciento por ahí, ya pasamos el 90 por ciento y vamos al 100 por ciento. Agua potable eso es fundamental, es muy importante especialmente para los niños, para los bebés.

Bueno, estas causas de enfermedades tenemos que seguirlas combatiendo, las del corazón son la primera causa de muerte, no coman carne gorda, tengan cuidado con la dieta, las grasas porque eso se mete en la sangre y miren el bicho este ¿ven? Antes había aquella expresión “Se murió alguien de repente” estaba tranquilo ahí muy alegre y ¡pum! cayó como un pollito ¡ah! El corazón, el cigarrillo... el cigarrillo, dejen eso, el licor ¿qué es eso? Esos son vicios que matan, que matan. Eso... nosotros somos víctimas ¿de qué? Del capitalismo igual, la televisión, bueno, aquí en Venezuela se prohibió la propaganda pero de todos modos, de mil maneras hacen propagandas, las películas. Ustedes no ven que los principales actores y actrices la mayoría de ellos, no todos, hay algunos que respetan la ética, pero actores muy reconocidos que salen fumando en las películas. Claro, eso es parte de la propaganda, los mensajes. muchas veces subliminales, para inducir a los jóvenes al cigarrillo, para inducir a las mujeres al cigarrillo, al licor, a los vicios que dañan la vida no sólo individual sino la vida de la sociedad.

Vamos a limpiarnos, vamos a hacernos una limpieza moral nosotros por dentro, vamos a sanear al país.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Vamos a ser sal de la tierra como dice Cristo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sobre todo para que... vamos a limpiar toda contaminación moral, espiritual y vamos a crear un país sano, no es que seamos puritanos ¡no! sanos, sanos, que vivamos sanamente y dejemos un país sano para esos muchachos que están allí. Miren cómo están esas muchachas tan bonitas de ahí de la orquesta ¿cómo se llama? José Antonio Anzoátegui, que nos han bañado de amor con el Himno Nacional y con esas notas y ese canto del Himno Nacional.

Bueno, entonces el cáncer, esta... aquí están algunos datos. Esta unidad tiene... bueno, no lo voy a repetir, ya lo hemos visto, pero esta unidad tiene todo lo necesario para la quimioterapia, primero para la simulación, diagnóstico, planificación, quimioterapia, radioterapia, también la parte quirúrgica ¿no? tiene una unidad quirúrgica, la biopsia, para las biopsias, las cirugías y la medicina nuclear. Está equipado con todos los... bueno, valga la redundancia, con todos los equipos, está dotado con todos los equipos necesarios para la lucha contra el cáncer y los más modernos equipos del mundo...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No hay equipos más modernos en el mundo que éstos...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y aquí... además esto es una red, forma parte de una red nacional, bueno, de 19 centros similares a éste que estamos ya construyendo, este año vamos a terminar nueve para el próximo año vamos a terminar 10 más son 19 con ello llegaremos a atender al 80 por ciento de las personas que requieren este tipo de atención en Venezuela, totalmente gratuito y el próximo año buscaremos el 100 por ciento. Porque nosotros tenemos que, bueno, garantizar la atención al 100 por ciento de los venezolanos y más allá a otros pueblos hermanos que lo necesiten del Caribe, de América Latina.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La solidaridad revolucionaria no tiene límites.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sólo, sólo los egoístas andan por ahí diciendo “No, aquí sólo los venezolanos” no, nosotros los venezolanos verdaderos no pensamos así. Nosotros formamos parte de una comunidad y aquí estamos abiertos a ayudar, apoyar y ayudar a cualquier latinoamericano que requiera apoyo, que requiera ayuda y que en su país, bueno, no la haya conseguido o viva aquí o venga para acá o esté de tránsito aquí, Venezuela es una casa del universo mundo, es una casa de la humanidad nuestra Venezuela, cuna de Bolívar, de Miranda, de Sucre, de Anzoátegui, de hombres del mundo y mujeres del mundo.

Bueno, así que, bueno, fíjense ustedes por ejemplo, estos equipos Gamma, ningún hospital público de Venezuela tenía estos equipos. Algunas clínicas privadas y equipos de menor... de menos rango, estos son de los primeros del mundo, pero sin embargo, ustedes saben cuál es el costo de tratamiento privado por persona ¿cuánto le cobran a una persona por un tratamiento? Bueno, más de un millón de bolívares por un tratamiento, me decían ahí los muchachos que del tratamiento en un equipo de estos... porque el tratamiento no es una sola vez, son varias sesiones, un tratamiento puede llegar en algunos casos hasta 100 millones de bolívares. Eso es algo horroroso, por eso aquí están estos hospitales de Barrio Adentro III abriendo sus puertas en primer lugar para atender... bueno, para atender a todos, aquí no hay exclusión, si aquí viene algún rico de Barcelona bienvenido lo atenderemos con cariño, con amor porque estamos llenos de amor, alguna persona que algún cuando tenga mucho dinero venga por aquí será atendido con el mismo amor. Pero en prioridad esto, para esos más del 90 por ciento de los enfermos de cáncer que no tenía, no teníamos casi recursos para atenderlos, están abiertos pues para con la atención de los médicos, el tratamiento y los equipos, estos equipos de lo mejor del mundo, regalarles, darles algo de nosotros mismos: Amor, para aliviar, bueno, sus dolores y para salvar todas las vidas que Dios nos permita salvar. Porque es lo más importante para nosotros la vida de nuestro pueblo, la vida del pueblo venezolano, la vida de todos y además una vida feliz, la felicidad, Venezuela está encaminándose, Venezuela está llenándose de felicidad. Cada día en verdad nosotros nos sentimos más felices de ser lo que somos y de hacer lo que estamos haciendo.

Barrio Adentro IV, aquí tengo ya el resumen que me ha presentado el ministro, todavía no está esto, digamos, madurado para anunciarlo pero pronto lo anunciaremos, Barrio Adentro IV, es un conjunto de hospitales totalmente nuevos, hospitales altamente especializados... y tenemos el primer el cardiológico infantil pero aquí tenemos, por ejemplo, el cardiológico para adultos, también vamos a construir un hospital cardiológico para adultos. El Hospital Ortopédico, eso es algo también de suma importancia especialmente para nuestros niños ¿eh? Un hospital ortopédico, un hospital oncológico... ese ya lo tenemos, bueno, ese sí lo podemos anunciar ya ¿por qué? Porque hay unas viejas instalaciones por allá en Guarenas... aquí están, de un hospital que comenzaron hacer ¿hace cuánto Francisco? Hace 20 años y nunca lo terminaron, nosotros lo vamos a terminar y comenzamos ya, Francisco el cálculo financiero para comenzar en estos próximos meses.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y bueno, en el más corto tiempo estar inaugurando el hospital oncológico, donde vamos, va a funcionar allí el Instituto Nacional del Cáncer, porque tenemos que llevar con tendencia a cero la muerte por cáncer en Venezuela y todas, todas las muertes pues, claro, algún día todos nos moriremos pero que no sea por falta de prevención, ni de diagnóstico precoz, ni de tratamiento a tiempo sino que sea, bueno, cuando la naturaleza decida, cuando Dios quiera para nosotros los católicos, los cristianos.

En fin, ese es el camino pues, ese es el rumbo que llevamos la Venezuela feliz, Venezuela cambió para siempre, esta Revolución no la parará nadie, porque es la Revolución que le dará al pueblo la mayor suma de felicidad posible. Quedó inaugurado la unidad oncológica aquí en Barcelona “Kléber Ramírez” para bien de la patria y felicidad del pueblo oriental, de Anzoátegui, de Monagas, del Delta Amacuro, felicitaciones a todos y hasta la victoria siempre ¡Venceremos!

FIN DEL ACTO.