09/11/2006. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Parque del Este Generalísimo Francisco de Miranda, Caracas, Estado Miranda, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez, en la II Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven)

Presentador Seguidamente palabras del ciudadano licenciado Ramón Medero, presidente del Instituto Autónomo Centro Nacional del Libro (Cenal).

Asistentes [aplausos].

Presidente del Instituto Autónomo Centro Nacional del Libro, Ramón Medero Buenas tardes.

Ciudadano presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías; excelentísimo señor Abel Prieto, ministro de la Cultura de la República de Cuba; honorable señor Ismael González, viceministro de la Cultura de la República de Cuba y demás honorables personalidades de la República de Cuba presentes; ciudadano arquitecto Francisco Sesto Novás, ministro de la Cultura y demás integrantes del Gabinete Ejecutivo presentes en este acto; ciudadano licenciado Juan Barreto, alcalde metropolitano de Caracas; ciudadano licenciado José Vicente Rangel Ávalos, alcalde del Municipio Sucre; ciudadanos escritores venezolanos presentes, honorables escritores internacionales que nos acompañan; ciudadanas y ciudadanos presidentes y directores de institutos autónomos y empresas del Estado, ciudadanas y ciudadanos expositores y organizadores de la II Feria Internacional del Libro de Venezuela, Filven-2006, distinguidos y honorables invitados especiales, amigos periodistas y trabajadores de los medios, y mis queridos compañeros del Centro Nacional del Libro, compañeros de trabajo y de la Plataforma del Libro.

Los verdaderos tiranos, los verdaderos autócratas siempre han entendido que el alfabetismo, el conocimiento, los libros, representan un peligro contra sus intereses, porque inculcan ideas emancipadoras en el pueblo; no es fortuito ni parte de una simple formalidad que el presidente Chávez sea el presidente honorario de esta Feria Internacional del Libro de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente del Instituto Autónomo Centro Nacional del Libro, Ramón Medero El mundo entero reconoce que nuestro máximo líder es un ávido lector y gran promotor del libro y la lectura. Un líder político muy particular, porque sus libros de cabecera inspiran cada día más su verbo y acendran sus convicciones, de hecho ningún mandatario venezolano, y probablemente ninguno en el mundo se puede comparar con nuestro Presidente en este sentido. Son cientos de obras, de la literatura, de la historia, del pensamiento nacional y universal de todos los tiempos, a la que ha hecho referencia en sus innumerables alocuciones, dentro y fuera del país.

Lo hemos escuchado citar de memoria o leer pasajes del “Popol Vuh”, la “Biblia”, el “Quijote”, “Los Miserables”, Walt Whitman, Neruda, Benedetti, Bolívar, Martí, Simón Rodríguez, Marx, Engels, Gramsci, el Ché y Chomsky, entre otros.

Parece advertirnos de que sus ideas de libertad no le pertenecen, sino que responden a un ideario universal tan antiguo como el hombre y la mujer, un patrimonio de la humanidad, esa humanidad que es víctima de sí misma, o al menos de la irracionalidad y maldad de unos pocos que la espolean, la someten, la asesinan, la envenenan. Surge por eso una gran paradoja: “Humanizar la humanidad”. A pesar de que el libro no constituye la única forma de leer y comprender el mundo, y sus múltiples culturas, es un instrumento para reivindicar al ser humano, para defender y proteger la supervivencia de algunas culturas amenazadas por la globalización de un pensamiento único.

No obstante los libros están allí, los que ya se han escrito, los que están siendo escritos, los que están por escribirse y lo que debemos escribir. Están a la espera de que nosotros les demos vida y que nuestras vidas cambien para bien, luego de leerlos; libros que no debemos dejar a un lado, libros necesarios. Estamos obligados, por el bien de nosotros y de todos, a evitar que ese pensamiento único los secuestre y los sepulte. Con los libros es posible evocar el amor a la naturaleza, y sus palabras tienen el poder de transformar el odio, la envidia, la avaricia y la vanidad que profesa y practica el imperialismo; en solidaridad, hermandad, convivencia, paz y libertad. Valores universales que moderan nuestro egoísmo —como decía Simón Rodríguez— y nos acercan al prójimo.

La Plataforma Política Editorial está constituida por nueve instituciones, ya nuestro Ministro de la Cultura podrá hablar un poco de los logros y alcances de nuestra plataforma. Y este conjunto de instituciones abarca todos los procesos relacionados con el libro, formando un sistema, que lo hemos llamado Sistema Social del Libro y la Lectura, cuya finalidad es de tipo social.

De hecho actuamos con la firme convicción de que la lectura y la escritura constituyen prácticas de sociabilidad. Esto significa, desde la concepción sistémica robinsoniana, que el bien individual no puede alcanzarse sin garantizar el bien colectivo; del mismo modo en que el bien colectivo representa el equilibrio y resguardo del bien individual. Visto así la escritura y la lectura forman parte esencial de un sistema social del libro, que no es sino un sistema de comunicación entre los creadores y la sociedad en general.

Esa comunicación que nace de un acto individual, desde las perspectivas de quien escribe o lee, se transforma sin embargo en un puente entre los personal y lo social, puente por donde circula un conjunto inagotable de saberes, temas, ideas, pensamientos, gustos y propuestas estéticas, que se corresponden con nuestro contexto socio histórico, y que de una u otra manera se pasea entre nosotros y nos afecta de manera individual y colectiva.

Esta nueva feria del libro es reflejo de ese sistema, cuyo afianzamiento es tarea de todos, y en donde la participación del sector privado es de vital importancia. Esto implica una alta responsabilidad social, que puede lograrse sólo si rescatamos el libro de la banalidad a la que ha sido sometido por el mercado; si juntos logramos que trascienda su carácter material, para convertirse en el libro necesario y emancipador. Ese que no cede ante las reglas egoístas del mercantilismo y a su mecanismo perverso de legitimación. El libro entretiene, pero también forma, sin desmedro de su carácter lúdico recreativo, cada libro debe responder a las necesidades reales de formación e información de nuestra sociedades, que sea reflejo de nosotros mismos, que nos permita conocer el presente y el pasado para edificar nuestros sueños, que promueva una ética y una estética de la humanización, como decía Rubén Darío. Un tipo libro comprometido con nuestro pueblo, un instrumento de lucha social, de emancipación e integración que participe en el debate colectivo, en la difusión de saberes, conocimientos y valores universales, que despierte la conciencia del pueblo, que forme al nuevo sujeto revolucionario y lo haga partícipe y protagonista en la construcción colectiva de este nuevo modelo social que garantiza la felicidad de todos sin exclusiones.

Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presentador A continuación escucharemos la intervención del honorable señor Miguel Barnet, poeta cubano, quien nos dirá el poema “Su poeta eres tú”, mejor conocido como el “Poema al Che”.

Asistentes [aplausos].

Poeta cubano, Miguel Barnet Bueno, mi nombre es Miguel Barnet, por si hay alguna duda, no vaya a ser que esté Miguel Bernal por ahí y aparezca aquí. Yo no quiero que aparezca, porque quiero tener el honor de poder decirles un muy breve poema.

Pero ante todo comandante Chávez, poetas, escritores venezolanos, venezolanas; compañero Abel Prieto, compatriotas cubanos que se honran como yo de estar tarde en esta tribuna cultural y bolivariana, de esta tierra maravillosa, que amamos los cubanos por muchas razones.

Asistentes [aplausos].

Poeta cubano, Miguel Barnet Porque le debemos mucho a Venezuela. Y no voy a hablar de intercambios, ni económicos ni culturales, le debemos a Simón Bolívar, Cuba se lo debe y se lo debe toda América; como América le debe también a Cuba, a José Martí, que cuando llegó a esta tierra dijo, que antes de quitarse el polvo del camino tenía que ir a la estatua de Simón Bolívar, en la plaza del Libertador, a reverenciarlo. Y esa reverencia y ese culto a Simón Bolívar lo cumplió Martí, como lo ha cumplido luego Fidel, y como lo está cumpliendo el comandante Hugo Chávez, que ha rediseñado y recuperado el honor y la dignidad de esta Nación.

Asistentes [aplausos].

Poeta cubano, Miguel Barnet He tenido el privilegio de visitar a Venezuela, desde finales de los 70, a lo largo de toda la década del 80, y nunca he visto un panorama de más vida cultural, de más intensidad y de más patriotismo que ahora, y eso sabemos que se lo debemos a Hugo Chávez todos los latinoamericanos.

Asistentes [aplausos].

Poeta cubano, Miguel Barnet Pero yo no he venido aquí a hacer un discurso, no se asusten. En primer lugar yo no sé hacer discursos, por suerte, porque sino estaría hablando todo el tiempo. [risa] Pero sí quiero decir que he sido invitado aquí a leer un pequeña, muy breve, minúsculo poema, dedicado al Che, que escribí en 1965, así que tiene 41 años, en la ocasión en que nuestro comandante Fidel Castro, en el Teatro Carlos Marx, anunció que el Che Guevara se iba a otras tierras del mundo, aquello nos conmovió mucho a todos los jóvenes que estábamos allí, y yo estaba al lado de una escritora e historiadora mexicana, Margarita Dalton, hermana del gran poeta salvadoreño Roque Dalton, que todos queremos mucho y siempre recordamos. Y Margarita tenía la mala costumbre de fumar. Cuando salimos del teatro iba a tirar una cajetilla de cigarrillos, y yo le dije: “No la tires al piso”. Cogí la cajetilla y ahí escribí este poema que quizá salió así pequeñito porque estaba escrito al dorso de una cajetilla de cigarros. El poema tuve el privilegio de que el Che lo conociera en vida, porque fue escrito en vida del Che.

Y dice:

Che, tú lo sabes todo,

los recovecos de la Sierra,

el asma sobre la yerba fría

la tribuna

el oleaje en la noche

y hasta de qué se hacen

los frutos y las yuntas

 

No es que yo quiera darte

pluma por pistola

pero el poeta eres tú.

 

Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presentador Seguidamente palabras del excelentísimo señor Abel Prieto, ministro de Cultura de la República de Cuba.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Buenas tardes.

Querido comandante Chávez, a mí me pidió Farruco una tarea, comandante, bastante difícil, que es presentar con la mayor brevedad los primeros doce libros del Fondo Cultural del ALBA.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Sí, tenemos aquí diez, pero los siguientes dos que completan la docena está a punto de terminarse de imprimir.

Bueno, es una alegría, querido presidente Chávez, querido Farruco, Jacqueline, demás ministros bolivarianos, compañero Barreto, es una gran alegría estar aquí hoy en Caracas inaugurando esta feria a la que nos han invitado como país invitado de honor, los hermanos bolivarianos han invitado a Cuba como país invitado de honor.

Es una alegría estar aquí, bueno, con Miguel Barnet, que ha leído ese poema extraordinario, esa síntesis excepcional, Premio Nacional de Literatura nuestro hermano Miguel, como otros amigos acá poetas, narradores, a los que el presidente saludó; ahí está con nosotros Roberto Fernández Retamar.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Pablo Armando Fernández, Lisandro Otero, Nancy Morejón, está Jaime Sarusqui, está Reinaldo González, el libro del Bello Habano, que el Presidente Chávez tomó del stand, me dice Reinaldo que ojalá no se envicie usted con la mala costumbre de fumar que mencionó y está Anton Arrufat, que también el Presidente Chávez tomó la novela “la caja está cerrada”, que no es muy breve, pero si es muy profunda una gran novela sin duda, también hay otros escritores cubanos jóvenes aquí Presidente, está Teresa, que hizo la antología de poesía de Farruco que también se va a presentar acá, creo que mencioné a todos los premios nacionales ¿no?.

Bueno, me a mucha alegría saludar a Ramón Palomares, ese gran poeta venezolano a quien está dedicada la feria, que me dice que es gocho, que es como los pinareños y por eso lo saludo con especial cariño un gran poeta, la casa de las américas sacó un volumen de Ramón Palomares extraordinario, una antología reciente, creo que arte y literatura también ¿no? bueno, otros, Julio Crespo, Enrique de Jesús, Carlos Noguera, otros grandes amigos escritores venezolanos que están acá.

bueno yo quería empezar recordando en esta tarea que medio nuestro hermano Farruco, recordando que en la feria de febrero en la Habana, el tres de febrero el día que se inauguró nuestra feria Fidel y Chávez firmaron la creación del fondo cultural del ALBA.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Un proyecto hermosísimo, aquí está Germán nuestro embajador que tanto trabajó con nosotros, con Farruco, conmigo, con Manelo, con Iroel, en materializar este proyecto y hoy estamos aquí en la feria de Caracas unos meses después presentando los primeros frutos de ese proyecto extraordinario, yo pienso que aquel día en la Habana fue un día de mucha trascendencia para la cultura latinoamericana y caribeña porque creo que habíamos logrado por primera vez que el ALBA tuviera una expresión cultural, una expresión en el campo de la difusión, de la cultura, de la promoción de la cultura, yo le decía a unos periodistas hoy Presidente que hay que recordar siempre que se hable del fondo cultural del ALBA la labor de casa las américas, que es una institución fundadora en el campo de la integración y que está trabajando con nosotros y con Farruco y los demás compañeros de su equipo en estos proyectos culturales que tienen esta filosofía bolivariana, esta filosofía martiana que comparten Cuba Venezuela y que comparten muchos hombres y mujeres de este continente, sin ninguna duda, una institución que nace bajo el signo de la anticolonialismo, el signo del anti imperialismo, donde ese talento, ese gran talento que no encuentra espacio en los circuitos dominados por la industria cultural hegemónica va a tener espacio y para que mucha gente, no sólo en el campo literario, para que mucha gente del mundo de la música, del mundo del audiovisual, del mundo de las artes plásticas, de la artesanía encuentren oportunidades que no encuentran en eso circuitos tan contaminados por ese mercado que decía Mederos que está lleno de banalidades, decía él con muchísima razón, el mercado cultural de hoy se ha degradado mucho, la industria cultural hegemónica produce mucha basura seudo cultural inunda el mundo de esa seudo literatura, esa literatura tan mediocre, esa música comercial, cine sin ningún tipo de valor artístico y hay mucha gente en este continente que está a la vanguardia en términos de cosas que decir, en términos de cosas importantes, trascendentes que expresar y no encuentran oportunidades y son sistemáticamente excluidos de todos esos mecanismos de legitimación culturales que están en manos hoy de la reacción, raramente se puede colar un gran creador en esos circuitos que tienen tanta influencia, por supuesto a parte de esos creadores el fondo cultural del ALBA va a tener un espacio para todo ese patrimonio literario, artístico acumulado por nuestra América para nuestras culturas populares que hoy la gran industria esta o las ignora, o las folcloriza, la recicla y las convierten en algo irreconocible y mistificado, desnaturalizado, todo eso está recogido en el fondo cultural del ALBA en el proyecto cultural del ALBA, ahora esta institución que nació en la feria de la Habana, tiene estos primeros doce títulos que todavía son sólo diez, voy a comentarlos muy rápidamente, estos libros me dice Farruco, comandante, compañero que se van a vender y a distribuir a lo largo de la feria aquí en Caracas y en el resto de las ciudades de Venezuela que van a ser sede de la feria y están ya en la red de bibliotecas públicas venezolanas, muy barato, se van a vender muy barato, no sé, si usted me hace lo mismo que Fidel, no trajimos a Bernal que es el viceministro primero nuestro que es el que responde todas las preguntas de cifras, Farruco se parece un poco a mi, pudiera comentar lo del precio, se tiraron comandante diez mil ejemplares de cada uno de estos títulos, que en el mundo de hoy es una tirada, son 30 mil, voy a explicar, que en el mundo de hoy es una tirada alta en el mundo de hoy, diez mil para Venezuela, diez mil para Cuba que se van a ser presentados en la feria de la Habana y se van a distribuir en el país, a lo largo del país en nuestra feria y se van a donar diez mil para la hermana república de Bolivia.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Es decir, que el ALBA, Germán, el ALBA está poniendo a circular 360 mil ejemplares de libro con esta primera acción coordinada, por supuesto también, otro golpe para, bueno, yo notaba aquí que hay que decir que por supuesto aunque una tirada de diez mil ejemplares en el mundo editorial de hoy es relativamente alta, estos libros se van a agotar muy rápidamente y como se van a vender muy barato, se van a votar muy rápidamente, es importante que se agote y también es importante que la gente acuda a las bibliotecas pública a buscarlo, iremos haciendo revisiones en la medida en que se pueda, es decir que sólo el comienzo pienso que en el futuro habrá muchos más libros y habrá reimpresiones de estos libros, comandante Chávez nosotros empezamos a trabajar, nos pusimos de acuerdo con Farruco, con Iroel, Manelo, trabajamos este primer grupo de titulo sobre una idea suya que usted lanzó, quisiera estar seguro en su alocución en el tribunal anti imperialista en el marco del festival mundial de la juventud que se celebró aquí en Caracas, usted dijo hace falta alimentar, hace falta nutrir los sentimientos anti imperialistas, los sentimientos anti coloniales de nuestro pueblo con libros y con una colección de libros anti imperialistas, estos primeros libros, esta primea docena de libros hacen énfasis en el ensayo, hacen énfasis en la investigación, hacen énfasis en el mundo del pensamiento, aquí tenemos el primer libro, uno que usted mención aquel día, queríamos que fuera el primero de esta colección, el de Piviral sobre Bolívar bueno no está aquí el de Piviral sobre Bolívar, Iroel tú lo levantas ahí, ese libro usted lo mencionó y nos parecía muy simbólico, además es un libro que usted ha mencionado en otras ocasiones y que puede ser muy útil en esa colección porque es Bolívar precursor del pensamiento anti imperialista, otro es, el de la historiadora venezolana Carmen Bohórquez, que está aquí presente, dedicado precisamente a Francisco de Miranda, el generalísimo Miranda al que está dedicado esta feria también, este es el de Piviral. Está presente Martí por supuesto dentro de esta colección de pensamiento anti colonial de pensamiento anti imperialista, con un libro que espero que los niños venezolanos disfruten como lo disfrutan cotidianamente los niños cubanos, como lo disfrutaran seguramente los niños bolivianos y en el futuro nicaragüense y todo lo que podamos seguir haciendo, la edad de oro de José Martí, aquella revista extraordinaria que hizo Martí y yo escuchaba al Presidente Chávez, hablaba al visitar el stand de Cuba de su impresión del papel que están teniendo los niños en la revolución bolivariana, el entusiasmo, el fervor, la conciencia temprana que aparece en esos niños, este es un libro que yo creo que puede ser muy útil en todo esto que usted decía Presidente.

Martí, aquí hay una selección de Roberto Fernández Retamar, política de nuestra América azul textos, ensayos de Martí, sobre nuestra América y está una biografía extraordinaria también de Martí, de Cintio Vitier, vida y obra del apóstol José Martí.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Ariel Prieto Aquí también hay un libro muy curioso de u autor norteamericano, un narrador norteamericano, o estadounidense si se quiere, Mark Twain, que se le conoce habitualmente por narraciones para jóvenes “Tom Sawyer”, “Huckleberry Finn”, ése es un libro interesantísimo y si usted me permite presidente Farru, me permite, voy a citar un parrafito, se lo decía a Roberto y a Lisandro hoy por la mañana y me decían parece escrito ayer porque Mark Twain, en este libro que son artículos de finales del siglo XIX y muy de principios del siglo XX, denuncia algunos vicios terribles del sistema político norteamericano y algunas cosas terribles, fenómenos como el racismo, el linchamiento de un negro está aquí denunciado con palabras tremendas, pero hay un artículo de Mark Twain, que se llama “Cómo se llegó a la dictadura”, dice, fue imposible salvar a la gran república, estaba podrida hasta la médula, hacía tiempo que la lujuria de las conquistas le está denunciando el efecto del imperialismo a lo interno en los propios Estados Unidos, hacia tiempo que la lujuria de las conquistas había hecho su obra, el aplastamiento de los inermes fuera de sus fronteras la había enseñado a soportar con apatía esas mismas cosas en su propio suelo, multitudes que habían aplaudido la supresión de las libertades de otros pueblos vivieron para sufrir en sus propias carnes el error el gobierno estaba de manera irrevocable en manos de los prodigiosamente ricos y de sus parásitos, el sufragio se había convertido en maquina que ellos empleaban a su antojo, no existan más principios que el comercialismo, no existía otro patriotismo que el del bolsillo, es decir que en este Fondo Cultural del ALBA aparecen, usted ha hablado varias veces de eso, aparecen representantes de esa otra Norteamérica que estamos seguros que va a impedir que la profecía terrible de Mark Twain se cumpla y ya de hecho hay muestras de que están tomando cada vez conciencia sectores más amplios, ese libro es realmente un aporte del fondo cultural del ALBA a todo este concepto anti imperialista que no es ningún momento anti norteamericano, a esa diferencia que tienen tan claros los pueblos de Cuba y de Venezuela y todos los pueblos de América Latina de que una cosa es el gobierno y otra cosa es el pueblo de ese país, voy a sintetizar Farru, rápidamente, aquí hay un libro que es muy útil, un tema muy candente aquí en Venezuela, el libro de Ramonet, propaganda silenciosa, que es un libro que es muy útil para formar un conciencia clara que se defienda frente a las manipulaciones de los medios, un libro realmente importantísimo y está en plan un libro de un gran ensayista venezolano Luís Brito García, que también tiene este mismo tema, se acerca este tema por un Angulo también muy novedoso y que es tremendamente útil para eso, está Estela Caloni y Atilio Boron, dos escritores argentinos también dieron su aporte a esta colección del fondo cultural del ALBA Estela Caloni, con este libro denuncia extraordinaria operación cóndor pacto criminal, uno de los ejemplos más monstruosos de cómo crear una maquinaria de terrorismo de estado, impulsada por algunos de los cruzados de la guerra contra el terrorismo, o por sus antecesores inmediatos, es un libro extraordinario con una cantidad de datos, es un libro revelador y estremecedor y el libro de Atilio que está muy metido en el debate de la izquierda intelectual contemporánea, imperio, imperialismo, donde desmantela teorías que con una apariencia de izquierda pueden ser realmente trabajar para la reacción.

Asistentes [aplausos].

Ministro de Cultura de la República de Cuba, Abel Prieto Bueno esto por supuesto es sólo, ah falta tengo aquí al autor a Roberto, falta “Todo Calibán”, de Roberto Fernández Retamar, un clásico del pensamiento anti colonial, un libro fundamental de nuestra América y creo que del mundo sin ninguna duda, este libro “Todo Calibán” de Roberto que está aquí presente y no tienen que deprimirse los poetas y narradores que están aquí porque en el ALBA Farruco que es un excelente poeta y yo que soy un narrador de segunda tenemos previsto que próximamente en los planes de nuestro fondo cultural del ALBA, los géneros de ficción tengan un presencia importante, pero queríamos empezar haciendo una contribución a esa colección anti imperialista que nos pidió el Presidente Chávez, pero en la ficción hay que dar una gran batalla porque incluso eso tiene que ver también lo que dice Ramonet aquí en la ficción hay mucho de los mensajes que nos dicen los noticieros, después nos lo remachan, las ficciones elaboradas por la industria del servicio del imperio, termino ya agradeciendo realmente la invitación que nos ha hecho el gobierno bolivariano y agradeciendo esta oportunidad para nuestros escritores para nuestros editores de estar aquí en Caracas, un abrazo y muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presentador Y ahora vamos a escuchar dos hermosas piezas musicales, “la era está pariendo un corazón” del cantautor cubano Silvio Rodríguez y “los dos titanes” compuesta por Calderón Chacin, ambas interpretadas por la cantante venezolana Elena Gil, quien es acompañada del cuatrista Luís Viña.

Cantante Elena Gil Buenas tardes Presidente amigos, visitantes, todos los países que nos están visitando en esta hermosa y calurosa Feria del Libro.

 

Interpretación de las canciones.

(De Calderón Chacin “Los dos titanes”)

 

Presentador Seguidamente palabras del ciudadano arquitecto Francisco Sesto ministro de la cultura de la República Bolivariana de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Ministro de la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sesto Queridas amigas y amigos presentes, especialmente las personas de la Misión Negra Hipólita, que están aquí.

Asistentes [aplausos].

Ministro de la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sesto Queridos escritores y personalidades invitadas que vienen de afuera, alcaldes, embajadores, compañeros ministros, Abel Prieto, querido Presidente Chávez, yo siempre digo Presidente que en realidad y no es por halago, ni por nada el verdadero Ministro de la Cultura es usted y lo digo porque si la cultura tiene que ver con los valores, con el espíritu, con la transformación espiritual, con la moral, con la ética, el ministerio de la cultura después de todo es un ministerio de los valores, si eso es así y lo es, nadie como usted Presidente como líder de este proceso tan hermoso, tan importante diría de auto transformación espiritual de este pueblo, ninguno como usted, usted es el ministro es así. Pero si eso vale digamos en términos generales, evidentemente cuando se trata de libro es mucho más como decía Ramón, nuestro presidente del Cenal y organizador de la feria, nadie ha hecho en Venezuela, en la historia de Venezuela, más para promover el libro, la lectura, nadie como el Presidente, que yo no sé cómo hace, yo no sé porque encuentra momentos en el día y seguramente en la noche, quitándole el tiempo descanso para leer, yo, una vez, yo quiero contar aquí, es un anécdota, pero una vez justamente estaba Abel Prieto, tuvimos una reunión allá en Palacio hasta la madrugada, la reunión una y media algo así y yo aproveché para entregarle al presidente los primeros títulos de la biblioteca básica temática que estaban haciendo, uno libros pequeños como de 84 paginas, creo que tienen, pero no dejan de ser libros, Presidente, cuando me iba se los di, le di como diez ejemplares, era un sábado, el domingo en la mañana a las nueve de la mañana sonó el teléfono, mira Farruco, cómo es eso de los libros, cuántos están editando, cómo lo van a repartir, cómo es eso, haciendo la pregunta Presidente le parecieron bien, me leí dos y ya me estoy leyendo el tercero dijo, siguiendo ese lineamiento nosotros hemos tomado en el ministerio la tarea de hacer de Venezuela un país de escritores y de lectores y en estas transformación institucional que hemos organizador por plataformas a todas las instituciones del ministerio de la cultura que ya van por 32, una de esas plataformas es la plataforma editorial, estamos haciendo que el estado venezolano tenga la fortaleza y los instrumentos para desarrollar ese trabajo editorial masivo, masivo en cuanto a títulos y masivo en cuanto a cantidad de ejemplares y que además tenga la capacidad de buscar talentos y promover la lectura, hacer que nuestro pueblo y los libros se encuentren en un espacio de placer y también de necesidad, eso es lo que estamos haciendo, estamos ya hemos avanzado mucho, todas las instituciones que tienen que ver con el libro trabajan articuladamente, tenemos algunas que promueven los talentos, hacen talleres, hay otras que editan, está la Biblioteca Ayacucho está Monte Ávila, historiales prestigiosos que hemos recuperado repotenciado y que han batido su record histórico, pero además creamos la editorial “El perro y la rana” que solamente este año ya pasan de 300 títulos y va a terminar el año con 800 títulos en arte final, seguramente llegaremos a ver impresos unos 400, estamos montando ya la gran imprenta del Ministerio de la Cultura para poderlo imprimir con rotativa, con una gran plana de cuatro colores, podemos hacer ahí 20, 30 millones de ejemplares y esa imprenta va a seguir creciendo y además tenemos 24 imprentas regionales manejadas con la red de escritores y además creamos la distribuidora nacional del libro para poder llegar con esos libros a todos los rincones y que todos los escritores en Venezuela tengan allí un vehículo para poder distribuir sus libros y además las librerías Kuai-mare que ahora se van a llamar red de librerías del sur, queda un grupo de librerías en Caracas y tres, o cuatro en el interior, ahora ya son 48 en este momento y están presentes en todos los estados y estamos creando la librería de bolsillo, cada librería de esas de Kuai-mare a su vez va a tener seis, siete, ocho librería de bolsillo que son unas librerías como de dos metros por un en unos muebles muy bonitos que pueden estar en los hospitales, en las guarniciones, en las cárceles, en los liceos, pero además tenemos las ferias, tenemos el Cenal que promueve las ferias y la distribuidora nacional del libro además importa y exporta libros y dentro del Cenal está además la agencia literaria para que nuestros escritores puedan ser promovidos también en el exterior y que además está funcionando porque le voy a decir Presidente aquel libro que yo escribí cuando no tenia ningún cargo que se llamaba “Por qué soy chavista” pues ya la agencia literaria con los derechos que yo les concedí pues ya ha hecho negociación para una edición en ingles y otra en castellano que creo que se va a presentar en la feria, por editores, por Seapres que es una editora internacional, es decir que estamos funcionando, yo no quisiera aquí comprometerme porque queda uno mal, pero yo quisiera que hiciéramos en esfuerzo para que el año que viene en cuanto a variedad de títulos, llegásemos a unos dos mil títulos en el Ministerio de la Cultura, estamos hablando entonces de tal vez 20, 25 millones de ejemplares, es un gran esfuerzo editorial siguiendo los lineamientos del Presidente Hugo Chávez.

Asistentes [aplausos].

Ministro de la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sesto Esta feria es parte de eso, que la convertimos en una feria internacional importantísima, la más grande que se haya hecho en Venezuela y que por primera vez va a estar presente en los 24 estados este año por primera vez, además de una manera extraordinaria estos libros que estamos haciendo como se hizo el Quijote, como se hizo la biblioteca básica temática, como se hicieron la edición de 100 mil ejemplares de libros de Carmen Bohórquez, sobre Miranda, que ahora con estos diez mil que nos llegan son 110 mil, como se están haciendo los 100 mil de la correspondencia amorosa entre Bolívar y Manuela y los diarios de Manuela porque el día 23 de noviembre se cumplen los 150 años de la muerte de Manuela Sáenz y le vamos a hacer un homenaje y parte del homenaje esta edición de 100 mil libros, esa es la vía, Presidente y dentro de eso está “Los miserables”, así como cuando se repartieron un millón de Quijotes, a nuestro pueblo de Quijotes, le llamamos operación dulcinea, esta operación que hoy se inicia, que usted le va a entregar simbólicamente a algunas de las personas de la misión Negra Hipólita inicia el reparto, la distribución gratuita e intentamos que sea equitativa de un millón y medio de libros que son 500 ejemplares de “Los Miserables” de Víctor Hugo, editado en tres tomos, eso lo vamos a hacer a partir del día de mañana y durante los próximos, lo que queda de tiempo hasta el 31 de diciembre a raíz de un ejemplar por cada diez familias y lo vamos a hacer en los 335 municipios, la Misión Cultura con ayuda de algunas otras organizaciones del ministerio, los gabinetes, el Ministerio de la Cultura en los estados, la Biblioteca Nacional, se van a encargar de hacer ese reparto llegando hasta el último pueblecito, o sea vamos a tratar de llegar a todas partes con el libro, alto Amazona, lo alto del páramo, lo profundo del llano, en las islas, allá llegaremos con “Los Miserables”, yo quisiera, no sé como está organizado, cómo vamos a hacer ahora, esta entrega simbólica Presidente, usted va a tener, va a cedernos a nosotros el honor de entregarle a las personas, yo pediría general García Carneiro, ministro, también que nos acompañe en eso, creo que hay cinco personas de la Misión Negra Hipólita que van a recibir los libros en nombre de sus compañeros y en nombre del pueblo venezolano,

Asistentes [aplausos].

Ministro de la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sesto Y con esta entrega se da inicio a la operación Cossette que va a llegar hasta los últimos rincones de nuestra patria.

Presidente Chávez Buenas tardes, buenas tardes a todas, todos, este querido compatriota que te llamas ¿cómo? Oliver Marchan, él estaba en situación de calle, cuatro años, ahora a través de la Misión Negra Hipólita, es bachiller, cuentanos un poquito.

Oliver Marchan Gracias Presidente, estuve en tiempos atrás en situación de calle, en un tiempo fui menos despreciado por la personas que me querían mucho en mi casa y gracias a la Misión Negra Hipólita, al equipo técnico y al general García Carneiro, por esa misión que nos apoyó y ahorita estoy con el departamento de seguridad, aportando un logro para aquellas personas que están en el abandono en situación de calle, tenemos el apoyo de nuestro comandante y gracias a él y a esta misión hemos reinsertar en nuestro mis logros en esta Misión, para recuperar a todas aquellas personas que están en situación de calle, que si se puede un logro en situación de droga y abandono de la calle, aquí estoy con mi Presidente y gracias a él y al apoyo del ministerio.

Asistentes [aplausos].

Presentador El ciudadano Juan Carlos Peinat, entrega el Presidente de la República, comandante Hugo Chávez, en compañía del ciudadano arquitecto Francisco Sesto, Ministro de la Cultura, es importante resaltar que está entregando la colección del Fondo Cultural del ALBA a integrantes de la Misión Negra Hipólita.

Juan Carlos Peinat Primeramente que nada, muchísimas gracias al que tuvo el privilegio de tener misericordia de mí, nuestro Señor Jesús Cristo, gracias al todo poderoso, estoy en este lugar en agradecimiento a él, a la Misión Negra Hipólita, a mi fundación de donde vengo, Fundación Granja Oasis, 18 años de miserable, de indigente, de hombre de oscuridad, de un mundo lleno de tristeza y de soledad, pero desde hace nueve años que le entregué mi vida rendido a Cristo, ahora le sirvo, ahora soy una punta de lanza, soy más que vencedor, soy un hombre inigualable, soy un cabeza de hogar, soy una bendición para todo aquel que se e acerque, ya que el Dios que me salvó y está salvando a cada uno de los jóvenes de la calle, está conmigo, gracias general, Presidente y le voy a regalar un texto de la palabra a unas mujeres, a las inigualables, a las madres, dice que: “Mujer virtuosa, quién la hallará, pero bienaventurada la mujer que teme a Dios, la mujer sabia edifica su casa, más la necia con su mano la derriba” gracias al todo poderoso y gracias a cada uno de ustedes.

Asistentes [aplausos].

Presentador Al ciudadano Lino Sojo, es importante resaltar que están entregando los libros “Los Miserables”, entrega el Presidente de la República comandante Hugo Chávez, también lo acompaña el excelentísimo señor Abel Prieto, ministro de la cultura de la República de Cuba.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Los que se están quemando por el sol allá, mira aquí la silla donde yo estaba sentado y estaba Farruco, están libres, así que pueden, vente por aquí, las muchachas allá que se están quemando, el sol le está pegando fuerte de este lado, o pueden rodar la silla, la ponen aquí adelante, mira, libremente, aquí en otra línea aquí en la sombra, si porque le está pegando el sol muy fuerte allá, aquí se pueden ir rondando para acá. Bien, aja, él quiera hablar también, todos quieren hablar, nos motivó Aldo y Abel, Abel y Farruco, que hablan muy bien.

Participante de la Misión Negra Hipólita Antes que todo buenas tardes, yo también quiero darle unas palabras de agradecimiento a nuestro Presidente y a nuestra Misión Negra Hipólita, también a todo el personal que está encargado en la fundación donde me encuentro, por esa oportunidad que han brindado de poder reinsertarnos a la calle y a la vida social, ya que me encontraba en la calle desde hace nueve años, a esto lo debo una oportunidad de haber participado, estoy participando como las misiones que brinda esta institución, misiones de Ribas, misión Robinson, medicina, todas estas cosas que ofrece esta misión Negra Hipólita, motivo a estas personas que se encuentran en situación como yo me encontraba anteriormente para que se integren y no pierdan la oportunidad que esto está brindando, gracias.

Asistentes [aplausos].

Presentador Al ciudadano Marco Patersini, quien recibe de manos de nuestro jefe de gobierno, esta obra fundamental de la vida, “Los Miserables” autor francés, Víctor Hugo.

Marco Patersini Buenas tardes, Dios le bendiga, quisiera darle unas palabras aquí de agradecimiento primeramente a Jehová de los ejércitos, soy un hombre de cortas palabras, un hombre que dure un poco de años presos, un hombre que era un miserable también, estoy muy agradecido de Dios primeramente, agradecido de la Misión Hipólita, mi Presidente Hugo Chávez, le doy gracias a Dios por ese hombre valioso que puso ahí en Oasis, mi pastor Juan Montilla, Freddy Romero y mis pastor Wilfredo Coba, le doy gracias a Dios que voy hacia adelante y apartado de lo malo, después que estaba en la miseria y en la delincuencia, más de 20 años, salí de esa oscuridad, gracias a Dios, Dios le bendiga a todos.

Asistentes [aplausos].

Presentador Y el ciudadano Jorge Rico, es importante resaltar que el Presidente de la república, comandante Hugo Chávez, está acompañado de la excelentísima señora Alicia Castro, embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la República Argentina ante el gobierno nacional, excelentísimo señor Germán Sánchez Otero, embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de Cuba ante el gobierno nacional.

Jorge Rico Buenas tardes, bueno mi nombre es Jorge Rico, soy educado y lamentablemente agarré las drogas, pero ya estoy fuerte ya, gracias a Dios, gracias también a la granja Oasis, gracias por todos aquellos que me han ayudado, le bendigo pues.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno y yo no voy a hablar, pero voy a decir dos cositas nada más, no iba a hablar, pero estoy muy emocionado y muy motivado en este día de hoy de inauguración de nuestra feria internacional del libro, saludo a todos con mucho cariño, a nuestro pueblo que se acercado, a las juventudes, a los niños, vamos a leer todos, ser cultos para ser libres, dice José Martí.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Saludamos al ministro Abel y a todos los escritores intelectuales cubanos que nos visitan, a todos, al embajador argentino, al embajador cubano, a los escritores intelectuales venezolanos, a todos, a todos los que laboran en esta maravillosa obra maravilloso esfuerzo que es el esfuerzo editorial, bueno, Bolívar lo dijo también, las naciones marcharán hacia su grandeza al mismo paso con que camina su educación. Y vaya cuánto a través de los libros se contribuye al esfuerzo jubiloso y grande de la educación, la educación, educación.

Bueno, se ha dicho aquí todo, se ha dicho todo, sólo que hay un gran ausente que es Fidel Castro, pero está con nosotros aquí, habíamos previsto que él viniera a inaugurar esta feria y ha venido pues, ha venido está con nosotros, How are you? Fidel, How are you, Fidel recuperándose allá de su dolencia, él dice que le hacia falta esa enfermedad, él ha elaborado ya una teoría, te acuerdas German, él dice, me hacia falta esta enfermedad Chávez, es lo que me hacia falta en la vida, esta enfermedad para disciplinarme más, para tener tiempo de leer un poco, de ver los periódicos y es verdad, es verdad, a veces cuando me da gripe, digo, me hacia falta una gripecita para pasar un día leyendo, salirme de tantas cosas y leer un día.

Bueno miren, “Los Miserables” una buena iniciativa, así como esa editorial del ALBA y los doce títulos que te faltó decir los últimos dos, el diario del “Che” en Bolivia y “Oros viejos” para niños, de cuentos de nuestra América, bueno, entonces esos son, para completar los doce primero títulos de la editorial ALBA, Alternativa Bolivariana para la América, vamos a disparar cañones mientras el imperio sigue disparando sus cañones que destruyen y matan niños y matan inocentes, nosotros disparamos, estos son nuestros cañones, los cañones de la vida, los cañones de la cultura, los cañones la liberación.

Asistentes Aplausos.

Presidente Chávez Seguramente no será muy difícil que pronto la república Argentina se sume, embajadora al ALBA, estoy seguro y la república de Nicaragua ahora con Daniel Ortega, cuándo toma posesión Daniel, cuándo es la transmisión de mando, pronto, estaremos ansiosos para comenzar esa nueva era en Nicaragua y progresivamente iremos pues, iremos incrementando, aquí en Venezuela y con la colaboración la experiencia de Cuba, casa de las Américas y tantos escritores, algunos de cierta edad, otros que están naciendo, que se están levantando, los niños como escriben, los niños como escriben, como escriben, como dibujan, hay unos libros de Farruco de dibujo por ahí, parece que son los libros que el hace en el Consejo de Ministro, durante el Consejo de Ministro y tú también tienes la misma costumbre, mientras está Fidel diciendo cosas, tú estas dibujando, o captando el mensaje del comandante, pero haciendo dibujos, trasformando las ideas en dibujos, estoy seguro que no es desatención ni nada, sólo para alimentar más bien las ideas. Mira y dentro de eso, pues esta idea de editar estos monumentos a la vida, como “Los Miserables” como “Don Quijote” el Quijote de la mancha, lo miserables, hay libros de libros, ahora, para mi son cosas ya, opiniones muy personales, el que no lea este libro dejó de leer una buena parte de la literatura universal “Los Miserables” yo recomiendo siempre leerlo y releerlo incluso, hay cuantos mensajes aquí, hay veces que uno está leyendo y es una catarata de figuras tan hermosas y sublimes, en una ocasión yo dije, no, no, tanta belleza no la resisto, cerré el libro y dejé de leer, hay que leerlo, releerlo degustarlo como muchas otras obras, poesías, pero esta es una de esas obras maravillosas, es un verdadero monumento a la humanidad, un monumento a la humanidad y aquí, si ustedes me permiten yo voy a tomar el atril porque debo apoyar el libro, sólo por eso, ustedes se pueden quedar aquí, o me acompañan vamos, nos desplazamos hasta allá, vamos, sólo un minuto, porque sólo, en algunas ocasiones yo he referido este episodio, cuando moría el convencional los que pudieran no recordar muy bien, o los que por alguna razón aún no han leído “Los Miserables” había un convencional, había un obispo, un obispo, buen hombre en un pueblo, el obispo se llamaba Carlos Francisco Bienvenido Mirriel, era 1815, eran aquellos años, Víctor Hugo escribió este libro a lo largo de unos 20 años y al final la primera edición fue por allá por 1860 si mal no recuerdo, por aquí aparece Bolívar, aquí aparece Bolívar citado por Víctor Hugo en la novela.

Bueno, entonces el obispo supo desde siempre que había un anciano por allá en una cabaña, en el bosque solitario y que había sido un revolucionario, había sido un convencional de la convención, la Revolución Francesa y en varias ocasiones él había tenido el deseo de ir a conversar con aquel hombre, como obispo a atender el alma de aquel hombre, el obispo era muy buen hombre, pero era conservador como casi todo obispo que se respete, aún cuando los hay también revolucionarios de cuando en cuando, pero alguien le dijo un día, que moría el convencional entonces el obispo dijo, ahora si voy a ir, ahora si voy a ir, debo ir y llegó hasta la cabaña, hasta la cabaña y se consigue con el hombre y se sienta y comienza un diálogo, el hombre se moría, es como un combate de fina esgrima ideología, ética, moral, profunda, sublime, entonces hay un momento para nosotros los revolucionarios, esto es una gran lección, así la he asumido, permítanme leer quizá esta pagina, el obispo en un momento determinado le pregunta ¿qué queréis decir? responde el convencional, quiero decir, que el hombre tiene un tirano, la ignorancia y yo he votado el fin de ese tirano que engendra la falsa autoridad, en vez de la autoridad que se apoya en lo verdadero, el hombre no debe ser gobernado más que por la ciencia, dice el revolucionario y el obispo dice; y por la conciencia, añadió el obispo, es lo mismo, la conciencia es la cantidad de ciencia innata que tenemos en nosotros mismos, dice el revolucionario, monseñor Bienvenido escuchaba un poco admirado aquel lenguaje tan nuevo para él, el convencional prosiguió, estaba en la ofensiva ideológica, el obispo pasó a la defensiva ¿qué es esto? estaba anonadado por aquel anciano, el convencional prosiguió, en cuanto a Luis XVI, no voté su muerte, no me creo con el derecho de matar a un hombre, pero me siento con el deber de exterminar el mal, he votado el fin del tirano, es decir el fin de la prostitución para la mujer, el fin de la esclavitud para el hombre, el fin de la ignorancia para el niño, he votado la fraternidad, la concordia, la aurora, he ayudado a la caída de las preocupaciones y de los errores, el hundimiento de las unas y de los otros produce la luz, nosotros hemos hecho caer el viejo mundo y ese viejo mundo vaso de miserias al volcarse sobre el genero humano se ha convertido en una urna de alegría y luego dijo el obispo; de alegría no pura, contra ataca el obispo y responde el revolucionario, podríais decir de alegría turbada y hoy después de ese fatal retroceso a lo pasado que se llama 1814, oído a esto digo yo ahora, oído a esto, los que estamos aquí empeñados en hacer una verdadera revolución y un verdadero cambio profundo, que no tenga retroceso, oído a lo que viene aquí, oído a lo que viene aquí, dice el revolucionario y hoy después de ese fatal retroceso a lo pasado, este diálogo lo ubica Víctor Hugo por allá por 1820 por ahí más o menos, uno se aproxima a la fecha, alegría desvanecida y agrega; “hay! hay! la obra estaba incompleta, convengo en ello, hemos demolido el antiguo régimen en los hechos, no hemos podido suprimirlo completamente en las ideas, no basta destruir los abusos, es menester modificar las costumbres, el molino ya no existe, pero el viento que lo movía aún continua soplando, reflexiones este día. ¡Hasta la victoria siempre! ¡Patria o muerte! ¡venceremos!

Asistentes Aplausos.