24/01/2012. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Teatro de la Academia Militar, Universidad Militar de Venezuela, Fuerte Tiuna, Caracas, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante primera entrega de asignaciones económicas de las Grandes Misiones Hijos de Venezuela y En Amor Mayor Venezuela

[Interpretación cultural interpretado por el colectivo La Colmenita Bolivariana].

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Un aplauso para La Colmenita Bolivariana, la Colmenita, gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias. Que Dios los bendiga y las bendiga muchachas, gracias.

¿Dónde están las colmenas grandes? Allá están, las venezolanas y las cubanas. Vengan acá pues, vengan que están escondidas allá, vengan, vengan.

Un aplauso para estas muchachas que hacen posible... ¿ustedes son cubanas?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y venezolanas. ¡Viva Cuba!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva Martí!, ¡viva Fidel!, ¡viva Bolívar!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez Estas son las cosas del socialismo, que se multiplican. ¿Tú también eres...?, ¿cómo estás tú?

Asistente Aquí, colmeneando Presidente.

Presidente Chávez Colmeneando. Métanme en La Colmenita esa a mí también.

Asistentes ¡Pa’lante, pa’lante Comandante!, ¡Pa’lante, pa’lante Comandante!

Presidente Chávez Bueno, ¡viva la patria!, ¡viva la vida!

Asistentes ¡Viva!

Presentador Desde la llegada del Gobierno Revolucionario en el año 1998, con nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, la política social se ha orientado en la mejora de la calidad de vida de los venezolanos y venezolanas, disminuyendo el índice de pobreza extrema. Ahora, con estas grandes misiones Hijos de Venezuela y en Amor Mayor Venezuela, estamos haciendo patria, patria para nuestros hijos, hijas, patria para nuestros abuelos y abuelas, patria para Venezuela entera en Revolución social. ¡Viva Venezuela!

Asistentes ¡Viva!

Presentador Bienvenidas, bienvenidos, muy buenas tardes a este acto con motivo de la primera entrega de asignaciones económicas de la Gran Misión Hijos de Venezuela y entrega de libretas de pensiones de vejez de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presentador A continuación, proyección de video de las grandes misiones Hijos de Venezuela y en Amor Mayor Venezuela.

[Video]

Locutora en off Para Venezuela, son importantes las sonrisas, que sus hijas y sus hijos estén seguros, que la abuela y el abuelo estén tranquilos, que todas las madres puedan salir adelante.

Gran Misión Hijos de Venezuela.

Entrevistada Es algo muy bueno para muchas madres, por lo menos como mi caso, que yo soy una madre soltera tengo dos niños.

Entrevistada De verdad que me parece muy buena, excelente de verdad.

Entrevistada O sea, es muy bien que ayuden a las madres para que así tengan la oportunidad de estudiar, de trabajar, de progresar y tengan otro ingreso.

Entrevistada Bueno me parece muy bueno que nuestro Presidente nos haya tomado en cuenta en esto, ya que en verdad nos hacía falta, o nos hace falta.

Entrevistada Me gusta porque es una gran ayuda para nosotras todas las mujeres.

Entrevistada Es excelente, que Dios siempre le de vida al Presidente, porque es un hombre humilde y se acuerda de nosotros que vivimos en un barrio, sobre todo los que vivimos en los barrios.

Entrevistada Bueno que venga y que vengan a inscribirse que esto es seguro y es cierto, y que el señor Presidente nos va a ayudar a todas las madres con problemas con niños con discapacidad y madres solteras.

Entrevistada Quiero darle las gracias al Presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías, que es el único que ha tenido la iniciativa de darle amor al pueblo.

Locutora en off Gran Misión en Amor Mayor Venezuela.

Entrevistado Esto son misiones que dignifican al adulto mayor, el cual tuvimos mucho tiempo, por decir algo, abandonados a la suerte, o a la deriva.

Entrevistado Me parece una broma muy significativa, más que todo para nosotros los que necesitamos porque ya somos mayores de edad, no tenemos una fuente de trabajo, no tenemos una entrada sólida pues y me parece algo muy bueno de parte del Presidente.

Entrevistado Primera vez en la vida que se está viendo esto ahora, gracias al Presidente Chávez que está haciendo todo por el todo.

Entrevistado Amor Mayor es una de las cosas que reivindica desde el momento y de por vida a todos los adultos mayores.

Nunca en la vida, en este país se había tomado en cuenta al adulto mayor, ni al pueblo venezolano en general como se está tomando en este momento, mil gracias al Comandante Presidente.

Entrevistado Y agradecidos a la vez, de Chávez el presidente, que Dios lo conserve y a nosotros también, a los ancianos.

Entrevistado Estamos construyendo el país que queremos, donde nosotros los adultos mayores vamos a tener protagonismo en ese camino donde se llega a las esperanzas y a la dicha que queremos todos los adultos mayores de Venezuela.

Locutora en off Ahora en Venezuela, nuestros abuelos, nuestras madres con sus niñas y sus niños, pueden reírse de verdad, verdad; Gran Misión Hijos de Venezuela y Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, dignidad e igualdad para todos los venezolanos.

[Fin del video].

Asistentes [aplausos].

Presentador Es la patria grande de Simón Bolívar, es la patria para nuestros hijos, nuestras hijas, es la patria para nuestros abuelos y nuestras abuelas.

Vamos a recibir a nuestra compañera, Jeimy del Carmen Daza, madre beneficiaria de la Gran Misión Hijos de Venezuela, que nos va a dar un gran saludo. Fuerte los aplausos.

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión Hijos de Venezuela, Jeimy del Carmen Daza Muy buenas tardes Presidente. En nombre de todas las madres venezolanas, y en especial de las madres con niños discapacitados, le estamos agradecidas, queremos decirle que le amamos y que estamos muy felices porque usted es un Presidente que siempre piensa en su pueblo; gracias por tomar en cuenta cada madre, cada mujer venezolana.

Queremos decirle Presidente, que es un compromiso que asumimos nosotras dirigir este valioso recurso para el bienestar de nuestros hijos. Damos gracias porque cada misión Presidente, deja una huella en nuestras vidas, que estamos junto con este país, con cada mujer construyendo una gran patria. Gracias Presidente.

Asistentes [aplausos].

Presentador Son nuestras mujeres, nuestras mujeres de hoy, nuestras mujeres de Venezuela y por siempre.

Recibimos ahora a nuestro compañero Rafael Villarroel, vocero de los comités de adultos mayores.

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Buenas tardes Comandante Presidente.

Buenas tardes ciudadanas y ciudadanos ministras y ministros del área de protección social. Buenas tardes queridos camaradas, esta es una tarde de colorido, esta es una tarde patria, este es un día de justicia, este es un día de dignidad humana.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Presidente, misionero como Jesús el Redentor. Nosotros los adultos y las adultas mayores de este país, no encontramos palabra que pueda envolver ese significado de alegría que nos llena a todas y a todos, venezolanos que durante 40 años tuvimos inmersos en el olvido, inmersos en el odio, inmersos en una serie de factores que nos hacían la vida imposible. Cuando jamás, se podía haber visto un acto como este en esta casa militar, jamás ni nunca. En 40 años que lo antecedieron, a su gobierno Comandante, jamás ni nunca el pueblo había estado junto con los militares en esta casa que lo vio nacer.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Reciba querido y estimado Comandante, como vocero de los comités de adultos mayores de Venezuela, nuestro más profundo agradecimiento por esa bondad que lo ha caracterizado a usted como gran humanista que ha sido y lo será para siempre.

Hace rato sentado, me acordaba de un primero de mayo del año 2000, cuando oí a un Comandante como usted, al Comandante Fidel Castro Ruz cuando dijo, que revolución era todo aquello que había que cambiar, tenía que ser cambiado.

Usted Presidente, ha venido a este pueblo para cambiar las estructuras del imperio, para cambiar estas estructuras que nos tuvieron sumisos durante muchas épocas.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Yo, Presidente que viví en carne propia, recuerdo la década del ’60 cuando compartí con muchos de mis compañeros en las montañas de Turimiquire, que nos fuimos a la lucha armada en contra de estos vagabundos, en contra de estos tiranos, en contra de estos payasos, subyugados por el imperio norteamericano.

Hoy Presidente, nosotros los adultos mayores tenemos un compromiso insoslayable con la Revolución, de trabajar. No solamente, estamos alegres por la asignación monetaria que se nos va a dar, no, ese no es el compromiso. El compromiso de nosotros está en construir las bases sólidas que sustenten la plataforma ideológica de la reconstrucción de este país que quedó destrozado por los mandatos de los gobiernos adecos-copeyanos.

Reciba Comandante amigo, comandante libertador, padre del nuevo socialismo, faro encendido de luz para la América Latina y para el mundo, porque usted es un ejemplo para todos los pueblos del mundo Presidente.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Quiero exhortar, quiero exhortar a todas las organizaciones sociales, políticas que conformamos el Gran Polo Patriótico a que conformemos los comités de adultos mayores en todos los rincones de nuestra patria. Hasta el momento llevamos más de 8 mil comités de adultos, conformados con una integración que supera los 166 mil integrantes.

Tenemos que fortalecer con estas actitudes, que nos brinda nuestra Constitución Nacional y las leyes sociales, de poder participar apoyando a la gestión de nuestro Comandante.

Comandante, me atreví a hacer un pequeño poema, el cual me voy a dignar en decírselo, el nombre por supuesto: En Amor Mayor Venezuela.

Ha nacido para el pueblo

una nueva Gran Misión

creada por el Comandante

luchando en Revolución

haciendo la patria nueva

avanzando con valor

camino hacia el socialismo

unidos para triunfar.

En Amor Mayor Venezuela

con gran cariño y deidad

protegiendo la familia,

la misión continuará.

velando por los adultos

brindándole seguridad

construyendo bienestares

la patria grande será

pueblo y gobierno juntos

en la nueva sociedad.

Que ¡viva la patria nueva!

por el camino que va.

Asistentes [aplausos].

De mano con su Comandante

al imperio vencerá.

Niños, jóvenes, ancianos

junta la comunidad,

continuando los senderos

que bolívar nos dejó,

para ser libres, soberanos

como el padre lo soñó.

Victoriosos en la batalla

cosechando libertad,

nuestros adultos mayores

¡Pa’lante! ¡pa’ allá es que van!

Asistentes [aplausos].

¡Pa’lante mi Comandante!

A su lado el pueblo está

apoyándole en la lucha

sin dar pasos hacia atrás.

¡Viviremos y Venceremos!

El tiempo no los dirá

unidos todos en la victoria

en busca de libertad,

amor con amor se paga

cuando se ama de verdad

águila Presidente no caza mosca

Menos sino está ranquea...

Asistentes [aplausos].

Águila no caza mosca Presidente

menos sino esta ranquea

las moscas a sus mosqueros

El águila pa’ allá no va Comandante.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Comandante, si me lo permite, este humilde poema lo mandé a imprimir en grande, como lo podrán ver camaradas, aquí está el poema... pero, a manuscrito, le hice un pensamiento que dice, dedicatoria Comandante: “Cuando los pueblos tiemblan de ira y dolor, ante las injusticias, es porque en ellos ha nacido la Revolución. Nuestro pueblo dejó de temblar de ira y de dolor para siempre, para vivir en un nuevo mundo mejor, bajo un nuevo sistema, una nueva sociedad socialista, democrática, participativa, protagónica, nacionalista y bolivariana, con rumbo al nuevo socialismo del siglo XXi”.

Y para finalizar mi intervención Presidente, yo sé y estoy seguro, porque usted obedece al pueblo. Hoy nos reunimos la mayoría de los voceros que conformamos los comités de los adultos mayores de Venezuela, y decidimos presentarle esta solicitud Presidente. Hay una gran misión que se llama, la Misión 7 de Octubre. Nosotros queremos que eso lleve el nombre: La Gran Misión 7 de Octubre por Amor a Chávez”.

Asistentes [aplausos].

Vocero de los comités de adultos mayores, Rafael Villarroel Gracias. Camaradas, camaradas todos, gracias a este pueblo, gracias a nuestro Comandante y gracias a su equipo de trabajo, porque sin ellos sería imposible vivir estos momentos que estamos viviendo. Buenas tardes señores.

Asistentes [aplausos].

[Comentarios del Periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Presentador ¡Amor con amor se paga!, ¡amor con amor se paga!

Asistentes [aplausos].

Presentador ¡Amor con amor se paga!

Palabras de nuestro comandante presidente, Hugo Chávez.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Buenas tardes a todos y a todas. ¿Qué hora es ya? Son las 6 de la tarde, y hoy como que juega el Magallanes ¿no? hay que felicitar a los Tiburones y a los Tigres. Está bien, los Tiburones nos despedazaron antenoche, fueron implacables.

Pero bueno, yo sigo diciendo que ¡viva el Magallanes!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez A pesar de todo.

Y el Caracas, ¿qué es de la vida del Caracas?

Asistentes [bulla y algarabía].

Presidente Chávez María Cristina es del Caracas, ¿y tú también Yadira? Puras caraquistas, estoy rodeado de caraquistas mira.

Bueno un saludo a mis queridas y queridos adultos mayores.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Un saludo a mis queridas madres e hijos de Venezuela, hijas de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hoy comienzan ya de manera concreta, esas dos grandes misiones pues, arrancaron a una nueva etapa. Estamos en cadena nacional de radio y televisión.

Asistentes [bulla y algarabía].

Presidente Chávez ¿No sabían? Uff, desde hace rato que estamos en cadena.

Pero la cadena va a ser hasta la hora del juego, porque hoy hay juego ¿no?, son las seis, es temprano.

Vamos, para que todo el país lo sepa, hoy vamos a comenzar, vamos a hacer entrega de los primeros aportes que la Revolución hace para estas grandes misiones.

En primer lugar, 10 mil. Hoy entregamos la primera oleada de 10 mil madres, madres, algunas embarazadas, otras bueno que ya parieron, que tienen sus hijos en situación de pobreza. Las primeras 10 mil, pero esto va para largo, porque llegaremos hasta el más apartado rincón de Venezuela a hacer justicia, justicia social, justicia.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Decía Simón Bolívar, nuestro padre Bolívar decía: “Hagamos triunfar la justicia, y triunfara entonces la libertad”. Hagamos triunfar la justicia y triunfará la libertad, la verdadera libertad.

Hace poco recibí un obsequio de un viejo amigo, de por allá de la sabana, pero él está en Europa, en Francia; y me mandaba algunos escritos de Juan Jacobo Rousseau, Juan Jacobo Rousseau, aquel gran intelectual francés, escritor, entre otras cosas dejó una frase que es exacta digo yo, brillante, exacta.

Dice Rousseau: “Entre el poderoso y el débil, la libertad oprime, sólo la Ley libera”. La ley, agrego yo, la ley justa, la ley revolucionaria como las leyes que hemos hecho. La Gran Misión en Amor Mayor Venezuela es ley, hicimos una ley. La Gran Misión Hijas e Hijos de Venezuela, es ley. Bueno y aquí está la primera ley, la más grande, la magna ley, la Constitución Bolivariana; la que da origen a todo esto.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La que ha venido dando origen a todo este proceso revolucionario, cuyo supremo objetivo fue definido por Simón Bolívar, hace ya casi 200 años pues : “El sistema más perfecto es aquél, o será aquél que le proporcione a su pueblo la mayor suma de estabilidad política, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de felicidad posible”, felicidad, felicidad; eso es lo que le da al pueblo la Revolución Socialista, el socialismo, felicidad, felicidad, felicidad.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, además de los primeros 10 mil, porque ya tenemos, miren registrados en la Gran Misión Hijos de Venezuela, hasta ayer lunes 23, 650 mil, —paren la oreja— así ¿no es que decía el viejo Prieto? Paren la oreja; 650 mil 823 madres o padres, sí hay casos de padres que son padre y madre también, hay casos de esos también; no son la mayoría pero también lo hay, y para ellos un reconocimiento especial, padres responsables que muchas veces asumen también el papel de madre...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Un reconocimiento muy especial, en esta sociedad, sobre todo que heredó el machismo y todo aquello. Bueno y un saludo y un reconocimiento especialísimo a las madres que también hacen papel de madre y de padre con sus hijos, con sus hijas, con su hogar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Se echan al hombro toda una gran responsabilidad. Cómo la Revolución Socialista va a voltear la cara hacia otro lado cuando conseguimos esta realidad todavía en Venezuela.

La pobreza, la miseria, que es, la miseria esto es bueno decirlo, reflexionarlo; estaba oyendo las palabras de mi tocayo Rafael, gracias por ese poema En Amor Mayor Venezuela y esa propuesta que Rafael ha hecho, él fue guerrillero de Casanay, nació en Casanay, allá en el estado Sucre y ha hecho una propuesta, la Misión 7 de Octubre, ¿cómo es? Por Amor a Chávez, bueno y amor a la Patria porque amor a Chávez es amor a la Patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Es amor a nosotros mismos. Por ahí está la diputada Gladys Requena, por ahí la pasaron ahorita, allá está Gladys, sí, Gladys Requena. Un saludo a todos los invitados, las madres primero que nada y sus hijos y sus hijas; y los padres, y los adultos mayores y adultas mayores, ellos son los invitados especiales de este acto. Gracias a la Colmenita Bolivariana que nos bailaron, que nos cantaron. Mire como se multiplican las colmenitas por todos lados, ¿ya tenemos cuántas colmenitas?, ¿ah? 6 mil, 6 núcleos, ¿de cuánto? 1.200 niños y niñas por todo el país. Que se multiplique La Colmenita. Hace poco estaban las colmenitas cubanas en Washington, puros niños y la locura de los imperialistas llega a tal grado que recuerdo que leí declaraciones de algunos voceros de la extrema derecha yanqui, pidiendo que expulsaran a las colmenitas cubanas, de Washington, de Estados Unidos pues porque eran una amenaza [risas] y lo que hacen es bailar y cantar, y llenar de magia y de amor todos los espacios por donde pasan. ¡Que vivan las Colmenitas!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Claro que los imperialistas tienen razón en verdad, ellos tienen razón porque la cultura es una amenaza, como decía José Martí: “Ser cultos para ser libres”. Un pueblo culto es un pueblo libre, un pueblo ignorante —dijo Bolívar— es un pueblo esclavo. Por eso es que se equivocan, pero se equivocan de cabo a rabo los voceros que aquí en Venezuela tiene el imperialismo.

Que andan diciendo cualquier cantidad de cosas pero, hay que cantarles esa canción que dice [canta] El cura de San Juan de Dios/le dijo a su monigote/por mas que te tongonees/siempre se te ve el bojote.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El bojote se les ve, el bojote. Son voceros del imperialismo, son voceros de la burguesía venezolana, de la oligarquía y ellos gobernaron a Venezuela como les dio la gana, durante bastante tiempo y saquearon al pueblo venezolano. Pero ellos no se dan cuenta que este pueblo, despertó y se ha convertido en un gigante indomable, el pueblo venezolano y más nunca podrán dominarlo, ni engañarlo, ni marearlo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Con sus cuentos y sus bojotes, sus cuentos y sus bojotes, que ni ellos mismos se lo creen.

Ahora fíjense, decía volviendo al eje central de la idea vamos a decirlo así, que mueve este acto. Antes de la idea, el sentimiento, cuál es el sentimiento, el amor, el amor, el amor, el amor como dijo Cristo nuestro Señor, el amor: “Amaos los unos a los otros”.

El socialismo desde mi punto de vista, como cristiano lo digo, no es otra cosa que lo que Cristo vino a pregonar a este mundo, la sociedad del amor, de la igualdad, de la justicia social donde vivamos como hermanos y como hermanas pero de verdad, verdad, ese es el cristianismo verdadero, ese es el socialismo verdadero; y eso yo estoy seguro que cada día lo entenderemos más y mejor los que somos cristianos y los que no son también. El socialismo es, es el reino del amor, de la igualdad, de la hermandad, de la fraternidad, de la solidaridad y eso hay que abonarlo, abonarlo. Y estas misiones y grandes misiones son espacios y escenarios para abonar ese amor.

Por aquí, bueno me acompaña la vicepresidenta Yadira Córdoba, vicepresidenta del Consejo de Ministros para todo lo que es el tema social, la felicito a ella y a todas mis ministras sociales, porque casi todas son ministras del área social y algunos ministros; Héctor Rodríguez creo que es el único que está... ¿no? Calzadilla también está ahí, son unos infiltrados ahí.

Pero aquí está, María Cristina Iglesias la ministra del Trabajo, por aquí está, ah, el presidente del Seguro Social, Rotondaro...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Por aquí está la ministra de las Comunas, Isis Ochoa, el presidente del Banco de Venezuela, Marcos Torres y ministro de la Banca Pública.

Oigan ustedes esto, fíjense, fíjense ustedes esto porque uno tiene que oír, como dice la Biblia ¿no es? El que tenga ojos que vea, el que tenga oídos que oiga.

Fíjense lo que yo digo, lo que estoy diciendo aquí, nada más que presentando, saludando a mis compañeras y compañeros, ministra del Poder Popular para las Comunas, eso es nada más que para oírlo y para analizarlo; ustedes creen que... ¿qué ocurriría con ese ministerio y todos los programas y todos los consejos comunales y las comunas que están naciendo si por desgracia de este mundo, por alguna razón aquí volviera a gobernar la oligarquía?

Asistentes No, no. ¡No volverán!, ¡no volverán!

Presidente Chávez Bueno, todo eso desaparecería, todo eso desaparecería. Claro que la oligarquía venezolana ahora como andan buscando votos y ese es un cuento viejo, hay que recordar por allá por los años ’60 las campañas presidenciales. Yo era un niño de menos de 10 años, cuando Rómulo Betancourt andaba de candidato por allá, y ¿quién más era...? Wolfang Larrázabal, Rómulo Betancourt, ¿quién fue candidato de Copei en ese primer...? Caldera, claro Caldera en 1958 pues. Prometiendo de todo, ese es un cuento viejo, ellos son expertos en eso, en campaña electoral prometen de todo y después desde Miraflores para el pueblo, plomo y persecución contra el pueblo, esa historia es vieja.

Ahora vuelven otra vez con el mismo cuento, con el mismo bojote, no que aquí estamos y vamos nosotros, garantizamos que no haya en Venezuela exclusión, esto va a ser ahora sí la Venezuela de todos y para todos y no sé qué más; ¡ay compadre! Nadie te va a creer en ese cuento, el único camino que garantiza la inclusión de todos y de todas y lo venimos demostrando, no es que lo decimos, el único camino que garantiza la justicia social, la igualdad y la paz en Venezuela; es el camino al socialismo, la Revolución Bolivariana, el Gobierno Bolivariano; ese es el único camino para garantizar la paz en Venezuela, para garantizar la estabilidad en Venezuela, para garantizar el progreso en Venezuela.

Miren, decía ¿cómo se llama la compañera? Daza, Jeimy y por allá me decía alguna compañera; Gracias Chávez, yo siempre digo, no me den las gracias porque sencillamente yo estoy cumpliendo aquí un compromiso. Yo juré, ustedes no recuerdan pues, juré una vez y jure otra vez, más bien yo siempre siento que estoy en deuda con el pueblo y sobre todo con los más humildes, con el pueblo más humilde, con el pueblo más necesitado y por eso es que el año pasado cuando me dio lo que me dio, el cáncer que de repente me... bueno ¿cómo se llama? Anidó en mi cuerpo, después de los primeros días difíciles, yo dije: ¡Dios mío! Dame vida, pero vida no es para mí, yo no pido vida para mí en verdad, es para cumplir el compromiso hasta el último día, con este pueblo que merece esto y merece mucho, mucho, pero mucho más, mucho más.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fíjense, entonces vamos a entregar los primeros, las primeras asignaciones que por Ley, esto no es un favor que Chávez está haciendo, es Ley, la Ley Habilitante que hicimos nosotros en Consejo de Ministros. Allá veo al vicepresidente Giordani, de lo Económico Financiero, allá veo a la ministra Maripili de la Juventud, allá veo a la ministra Nancy de la Mujer, por allá veo a la ministra Edmée del Comercio; el ministro Héctor de Deportes, Elías Eljuri del Instituto de Estadística, por allá veo a Calzadilla el ministro de Cultura, allá veo a Alejandro Fleming, el ministro de Turismo, allá ve a Arreaza, Jorge; el ministro de Ciencia y Tecnología; por allá veo a Maryann Hanson la ministra de Educación. Un saludo para ellas y para ellos y mi agradecimiento por todo el intenso trabajo que bajo la coordinación de Elías Jaua, el vicepresidente ejecutivo y de la vicepresidenta social Yadira, bueno ha hecho posible que empecemos a cumplir o activar pues, estas dos grandes misiones, estas dos grandes misiones que apenas arrancaron en diciembre, apenas en diciembre.

No hace ni un mes pues, en Amor Mayor ya tenemos registrados 498.574 adultos y adultas mayores registrados.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, esto significa María Cristina, es decir estos compatriotas no tienen pensión hasta ahora, no tienen pensión. Y a eso los condenó ¿quién? El capitalismo, el capitalismo. Aquí hay dos opciones nada más, dos, el capitalismo o el socialismo. En el camino al socialismo ya tenemos nosotros 13 años, ahora ¿cuántos años nos quedan? Bueno toda la vida, ese es un camino en el que seguiremos fortaleciendo el proceso al socialismo, toda la vida; toda la vida, eso no tiene fin en verdad.

Ahora, cada año, cada día, cada mes, cada año tenemos que seguir creando las condiciones, las óptimas condiciones para la concreción del sistema socialista en lo espiritual, eso es lo más importante, en lo moral, los valores socialistas son el amor, lo que ya hemos dicho; el amor, la solidaridad. Y eso en el capitalismo es imposible. En el capitalismo lo que brota es el odio, el odio, el odio.

Es natural del capitalismo, el odio, la división social, la explotación del hombre por el hombre, de la mujer, por el sistema, la pobreza para las mayorías y la extrema riqueza para la minoría, ese es el capitalismo. Por más que quieran disfrazarlo de esta o de la otra manera; y el socialismo es la liberación del ser humano y la igualación; y por el camino la felicidad del ser humano, el vivir viviendo, la verdadera vida.

Mire, yo estaba saludando ahorita por ejemplo a Laurencio Pérez. Laurencio Pérez, yo hablé de él hace poco, Laurencio debe tener ya más de 60, si yo tengo 58, bueno voy para 58 ¿no?, ¿58? No, porque Yadira y yo nacimos el mismo año, así que ella cumple primero que yo, unos días. Ayer cumplió años Yadira, ayer cumplió y yo cumplo en julio. Yo no voy a decir cuántos cumple ella, pero yo sí voy a cumplir 58 ¿verdad?, ella cumplió menos, ella cumplió menos.

Porque las mujeres siempre cuentan menos ¿ve? Y eso es normal, es natural, son más jóvenes que nosotros, es así. Ahora, Laurencio que está allá, mira, Laurencio Pérez. Laurencio era el mejor jugador de metras de todos los pueblos del Llano, nadie le ganaba. Yo le gané una vez y eso creo, porque el estaba, se descuidó y le gané, nos ganaba las metras a toditos nosotros, era el mondonguero del pueblo, él vendía mondongo y yo vendía arañas; el me lleva varios años pero no mucho; porque el otro día me dijeron, no que Laurencio lo ubicamos en Sabaneta, porque yo les dije, ubiquen a Laurencio que una hija de él que está ahí al lado, me entregó un papelito en la iglesia de Sabaneta el 2 de enero, y yo me traje el papelito y dije, ahí está Laurencio, mira ahí está Laurencio; Laurencio con su hija, tiene como 40 hijos ¿no?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Es igualita a ti esa muchacha, igualita a ti cuando tenía esa edad.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, Laurencio... Miren, doy fe, se levantaba... él de niño trabajó mucho más que yo, yo era un niño trabajador, pero él trabaja mucho más que yo, lo recuerdo en las madrugadas con la bicicleta de reparto, mi tío Juan Serrano, vendiendo mondongos por el pueblo; y a veces me ayudaba a vender “arañas” y me ayudaba a vender las frutas de mi abuela: la naranja, la lechosa, en la barquillería, porque el tenía bicicleta de reparto, yo no tenía bicicleta. Y trabajó, trabajó. Toda su vida desde niño, pues, y yo estoy seguro que tiene ahí 60 años, y un poquito más, y sigue trabajando, ¿ve?

¡Cuánto habrá trabajado pa’ criar, junto con la mujer...! ¿Cuántos hijos son? ¿40, Laurencio? ¡No! Catorce, como que son catorce. Yo dije 24 el otro día, son 14, 24 con los nietos.

Ahora, anda tú a buscar —Rotondaro— en los registros del Seguro Social de los años 60, 70, 80, 90, el 2000 pa’ acá, ¿dónde está Laurencio Pérez? ¡No existe! Él está ahí, pero para el sistema él nunca existió, y trabajó toda su vida sigue trabajando.

Ustedes no saben qué sentimiento me da a mí, porque yo te quiero entregar tu libreta ahora, ¿no, Laurencio? Te la voy a entregar ¿verdad?

Asistentes [aplausos] ¡Bravo!

Presidente Chávez Aquí está. ¿Esta es la de Laurencio? Laurencio Aponte Pérez, ¿ves? Y el alma se me alborota de recuerdos y de sentimiento, cuántos como él no hay en Venezuela todavía, o murieron, esperando justicia. Por eso yo les digo, con todo mi sentimiento y mi amor, cada día tengamos nosotros más fortaleza espiritual, moral, física; ¡más fuerza política, ¡organizativa y de movilización popular, para asegurar la continuidad de la Revolución Socialista y que la burguesía venezolana más nunca vuelva a gobernar esta Patria nuestra. ¡Más nunca vuelva a saquear a nuestro pueblo! ¡Más nunca!

Asistentes [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez Fíjate, llevamos 498 mil adultos y adultas mayores, que aquí están algunos de ellos. La primera oleada de adultos mayores ¿de cuánto es...? 205 mil entregamos hoy. Claro, vienen del Inass, que cobraban era 60 por ciento. Y digo: ¡Por qué van a cobrar 60 por ciento! ¿De dónde sale eso? Todavía viejas cadenas del antiguo sistema de desigualdades. No, si aquí está en la Constitución, la pensión tiene que ser igual al salario mínimo, no por debajo del salario mínimo. Entonces hay un grupo que estaba recibiendo era 60 por ciento.

Ahora, a partir de enero, ahora mismo, comienza a recibir 100 por ciento de la pensión, es decir igual al salario mínimo, ¿que son...?

Respuesta Mil quinientos cuarenta y ocho.

Presidente Chávez Mil quinientos cuarenta y ocho bolívares mensuales.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, se van a incorporar en esa primera oleada, además de los del Inass, 4 mil 447 adultos mayores que tienen prioridad, saben por qué, porque tienen discapacidad, entonces les damos prioridad.

Hay un principio socialista que dice: “De cada quien, según su capacidad”. Y “a cada quien, según su necesidad”. O sus necesidades. El que más necesite, ¡más hay que darle!, ¡más hay que apoyarlo!, ¡y más rápido! Porque ahí nos igualamos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esa es base de la igualdad, es la base de la igualdad.

Ahora, nosotros vamos a hacer un evento similar a este todos los meses, cada mes, por lo menos un evento haremos al mes de nuevas incorporaciones, hasta cubrir todo el país. Este es el primer evento, pero en febrero haremos por lo menos uno.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y mira que yo me la paso apurando todo. ¿Verdad Yadira? Y tú también. Porque si pudiéramos apurar más y hacer dos eventos mensuales, mucho mejor, para ver si a mitad de año ya tenemos incorporado... ¿Cuál es la proyección? Recuérdamela.

Adultos y adultas mayores, la proyección que tenemos, el cálculo que hemos hecho, es de cerca de 400 mil. Yo digo un poco más de 400, 400 mil. Yo siempre busco pa’ arriba ¿no?, en estos casos, 400 mil y cuidado si vamos pa’ 500 mil ¿verdad? Así que yo lanzo la curva hacia arriba.

¡Ah! Giordani, ¿verdad? Elías, ¿verdad? Por ahí va, cerca de medio millón ¿no? Entrega 400 y 500 mil adultos mayores que no tenían pensión ni derecho a pensión. Es más yo estoy seguro que la mayoría ni soñaba con tener pensión. ¿Verdad, Laurencio? ¡Qué! Nada, era... Porque era como aceptar algo así, como si eso era natural. ¡No, eso no puede ser así! Estamos creando —Giordani— un Sistema de Seguridad Social que yo creo que no lo tuvo ni la Unión Soviética en sus mejores tiempos, ningún país socialista. ¿Ves? Es un Sistema de Seguridad Social Socialista, ¡Seguridad Social Socialista!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esa es la verdadera seguridad social en la que nosotros creemos, seguridad social socialista. No capitalista, explotadora... ¿Cómo se llama...? Bueno, excluyente.

¡Ah! Si tú trabajaste 30 años, y te dejaste explotar además, ahora sí te doy una miseria. Porque además aquí daban era una miseria. Sobre todo a los más jóvenes hay que recordarles.

Rafael, tú que eres un sabio. Porque Rafael, este viejo camarada, es un sabio, cómo sabe, ¿ve?, hay que hablarle mucho a los jóvenes, no vaya a ser que algunos se dejen confundir por la propaganda capitalista, que le habla a los jóvenes. “Ahora sí los jóvenes serán incluidos...”, y tal. Todos aquí, los que ya no somos tan jóvenes, fuimos jóvenes y vimos la realidad de la exclusión. Cuando llegó la Revolución al Gobierno teníamos ¿cuántos pensionados...? trescientos... No, 200... Perdón, 387 mil.

Aquí está la tabla, esto es matemático.

Miren, aquí venían las pensiones —antes de la Revolución— estas barras azules. Vean que casi no variaba. Pero además, además de la cantidad de pensionados y pensionadas el monto ¿cuánto era...? Yo conseguí pensiones de 10 bolívares, ¡una miseria! Ustedes lo saben. ¡De 8 bolívares!, ¡10 bolívares! Porque las pensiones estaban congeladas y los salarios subían, y los años pasaban, pero la pensión estaba congelada. La mayoría eran unas pensiones miserables, pues. Mientras los ricos se llevaron las grandes ganancias, la gran tajada de la riqueza nacional.

Ahora, fíjense —otra vez la tabla, muchachos— vean ustedes cómo comenzó a subir la Revolución la cantidad de pensionados, pero además el monto todos los años sube, porque todos los años sube el salario mínimo, y este año 2012 por supuesto que también va a subir el salario mínimo, y van a subir también las pensiones una vez más.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Eso está en la Constitución, pues.

Ahora, fíjense una cosa, además de eso tenemos en la Gran Misión Hijos de Venezuela 650 mil 823 registrados, personas registradas, que son familias pues, son familias ¿no? Claro, algunos de ellos tendrán varios hijos, esto no está incluyendo la cantidad de hijos, son casos registrados, unidades familiares; pero recuerden que aquellas mujeres, y hombres pues, padres, en aquellos casos en que estén los dos, que vivan en situación de pobreza crítica, es decir, cuyo ingreso esté por debajo del salario mínimo, van a recibir una asignación monetaria especial por cada hijo menor, o hija menor de 18 años, hasta una cantidad de tres, máximo de tres, por cada uno dijimos que eran 430 bolívares por hijo, en esas condiciones. Si tuviera hijo o hija con discapacidad recibe 600 bolívares mensuales. Y en el caso de los discapacitados sin límite de edad, sin límite de edad.

Porque hay que ver lo que una familia tiene que soportar y a veces sufrir en esos casos, además de la pobreza, un hijo o algún familiar, miembro de la familia, con alguna discapacidad, en algunos casos severa.

Bueno, ahora fíjense, ¿qué dice...?, ¿qué dice...? ¿Eh?

El micrófono, por favor, ahí tienes el micrófono para que todos... La vicepresidenta Yadira va a hacer un comentario. A ver.

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Disculpe la interrupción, Presidente.

Presidente Chávez No, dale.

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Pero si nosotros proyectamos esto con lo que es el promedio de miembros de familias, que se acerca a 4, nosotros estaríamos diciendo que la Gran Misión Hijos de Venezuela va a beneficiar de manera directa a casi 2 millones de personas. O sea, si multiplicamos esto, porque estas son unidades familiares.

Presidente Chávez Sí, claro. No, y esto todavía no ha terminado.

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Y no ha terminado, termina el 31 de enero.

Presidente Chávez A nivel nacional.

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova A nivel nacional.

Presidente Chávez Sí, esto pudiera acercarse a...

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Un millón ochocientos por ahí.

Presidente Chávez ¿A 1 millón 800? Si tenemos 650 mil...

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova No, más, mucho más, mucho más. Sí.

Presidente Chávez Seiscientos cincuenta mil ochocientos veintitrés. La proyección que tenemos ¿es a cuánto...? ¿A 1 millón...?

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Dos mil quinientos... [habla fuera de micrófono].

Presidente Chávez Ahí está el micrófono, por favor.

Vicepresidenta para el Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova La proyección del censo del 2001 nos daban que aproximadamente 2 mil quinientos... Perdón, 2 millones 500 mil personas están en situación de pobreza con ingresos familiares por debajo del salario mínimo. 2 millones 500 mil. Si nosotros lo manejamos sobre el número de miembros de la familia, con esta cifra estamos rondando el número que habíamos proyectado ya. Y como lo que queda es una semana prácticamente, diez días, ya estamos...

Presidente Chávez Bien. Ahora, fíjense, claro que luego tendremos que ir consolidando las cifras, y las iremos informando, estas son cifras preliminares, porque además tenemos desplegado todo un ejército de cuartetos ¿verdad?, que están visitando casa por casa, a los registrados, registradas, para verificar. Hablando de ejército, quiero saludar a los compañeros del Alto Mando Militar que están con nosotros, y agradecerles sus presencia y su cooperación; y a todos los...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Allá veo unos militares. ¿Quiénes son ustedes, que están allá? ¿Quiénes son ustedes? Participantes en Amor Mayor. ¿De los cuartetos serán? Sí.

Militares ¡...Comandante en jefe!, [hablan fuera de micrófono].

Presidente Chávez ¿Ah?

Militares [hablan fuera de micrófono]

Presidente Chávez No se entiende muy bien aquí lo que dicen. ¿Son de los cuartetos?

Militares ¡Cierto, mi Comandante en Jefe!

Presidente Chávez ¡Ajá! Un aplauso, pues, para ellos y para ellas, que están en los cuartetos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡La Fuerza Armada! Gracias, señores generales, director de la Academia Militar, aquí donde estamos, nuestra querida y vieja Escuela Militar, Academia Militar, hoy Universidad Militar.

Sigue la derecha venezolana agrediendo a la Fuerza Armada. ¿Por qué agreden a los generales? ¿¡Por qué!? ¡Ah! Ellos aplauden a los generales que se fueron pa’ la Plaza Altamira, o aquellos que me secuestraron y me querían matar, esos sí los aplauden. Esos son los generales que ellos quisieran. ¡Generales subordinados a la burguesía más nunca tendrán! ¡Que vivan los generales y almirantes de Venezuela! ¡Que viva la Fuerza Armada!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Siéntense, por favor muchachos. Oficiales, suboficiales y tropa, cadetes. Un saludo para toda mi querida y amada Fuerza Armada.

Hace 40 años que llegué yo aquí, 40 años, en este mismo teatro nos daban clase; clases, conferencias, comenzando el año 72, imagínate tú, ¡40 años!

Bueno, fíjense, ahora vuelvo al tema, vuelvo al tema que es importante reflexionar, tenemos un pase, tenemos un pase; pero antes del pase esto que voy a decir me parece de lo más importante, fíjense, ustedes decían por allí que “gracias a Chávez”. Bueno, yo he cumplido con lo que debo cumplir y siempre soy un insatisfecho, pero seguiré y seguiremos pues con... Por eso agradezco tanto a mis compañeras y compañeros por todo el esfuerzo que yo sé que ellas y ellos hacen para cumplir con los lineamientos que yo lanzo con mucha frecuencia. Bueno, entonces claro que no es gracias a Chávez, dentro de poco estaremos conmemorando veinte años de la Revolución del 4 de febrero. ¡20 años! ¡20 años que han pasado ya del 4 de febrero, 1992!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, por ahí es que venimos nosotros. Mi tocayo Rafael, el poeta Rafael, de Casanay, estuvo en la guerrilla, yo le comentaba ahorita que... Yo le pregunté: ¿En qué año estabas tú en la guerrilla por allá por Oriente? Por los años 60. Porque yo estuve a punto de irme a la guerrilla. Claro, ya eran los 70, ya no tenía sentido aquello. Menos mal que no lo hice al final. Pero de ahí venimos pues, de procesos, convulsiones sociales, políticas; crisis profundas, del modelo que aquí nos impusieron: político, económico, social, y que ahora vienen estos pretendiendo disfrazarlos para vol... No, no, no van a poder, ¡no van a poder lograrlo! ¡No lo van a lograr! Olvídense.

Ahora, fíjense, Venezuela, nuestro país, ustedes saben que desde hace más de cien años comenzó a producir petróleo, no hablemos de otras riquezas pues, vamos a hablar del petróleo, desde que apareció el petróleo por allá en las fronteras con Colombia, por el Táchira, y entonces comenzó a producirse el petróleo de manera industrial. Venezuela fue durante la mitad del siglo XX, un poco más, 25, 70, —¡sí! ponle la mitad— el primer exportador de petróleo del mundo. Hoy somos de los primeros, pero claro que hay otros países que nos superaron pues, entre otros Arabia Saudí, y otros países, como Irán. Pero Venezuela durante cien años ha sido pues una potencia petrolera, y de los más grandes productores de este recurso en el mundo.

Sin embargo, fíjense ustedes esto, cuando terminaba el siglo XX más de la mitad de la población venezolana estaba en situación de pobreza, y de cada 100 venezolanos más de 20 estaban en situación de miseria. Es decir, de pobreza extrema, más de 20 por ciento.

En esta década transcurrida de Revolución, y de trabajo y de empeño, hemos logrado disminuir de manera bastante grande esos indicadores de pobreza y de miseria, pero todavía queda como un piso duro, ¡eh! En la pobreza general por encima del 25 por ciento, y en pobreza extrema cerca del 7 por ciento. Estas dos grandes misiones, y la otra que está comenzando, la Gran Misión Saber y Trabajo Venezuela, y muchas otras políticas de la Revolución, están orientadas, pero sobre todo estas dos grandes misiones, a romper ese piso duro de una miseria estructural que cuesta mucho derrotarla. Pero yo estoy seguro que romperemos ese piso, y estoy seguro que cuando termine o vaya terminando, o antes de terminar nuestro próximo período de Gobierno, del 2013 al 2019, aquí en Venezuela habrá: ¡miseria cero!, ¡pobreza cero!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Tengo mucha fe en Dios y en nosotros mismos que lo lograremos. Y por eso pido que todos sigamos trabajando con mayor eficiencia en esta mañana contra la exclusión, contra la miseria, contra la pobreza, contra la desigualdad, etc.

Ahora, fíjense una cosa, nosotros tenemos que agradecer infinitamente a los que han dado su vida por nosotros, porque cuando ustedes dicen “gracias a Chávez”, bueno a lo mejor pónganme a mí en ese grupo, pero es gracias a todos nosotros, pero en primer lugar gracias a los mártires que dieron su vida para que triunfara la Revolución, para que pudiéramos estar aquí hoy cumpliendo el mandato del pueblo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y este camino ha sido largo. Ayer fue 23 de enero, se cumplieron 54 años de la caída de Pérez Jiménez, y llegó la supuesta democracia, la misma democracia esta de las que nos hablan los premajunches, como si no supiéramos nosotros la verdad, una farsa, el Pacto de Punto Fijo, los adecos, los copeyanos, ahí están, lo que quedó de ellos ahí está. El candidato de la contrarrevolución, sea quien sea, y sea cual el sea el método que usen al final para seleccionarlo, va a ser el candidato de los yanquis, va a ser el candidato adeco-copeyano, va a ser el candidato de la burguesía. El pueblo tendrá que escoger el 7 de octubre: o los yanquis o la burguesía, o Chávez. ¡Y Chávez es el pueblo!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sólo hay dos opciones, dos opciones, no hay otra. Y yo tengo mucha fe, yo tengo mucha fe en lo que aquí va a ocurrir, en lo que aquí vamos a hacer.

Asistentes ¡Pa’lante, pa’ lante! ¡Pa’lante Comandante!

Presidente Chávez Ahora fíjense ustedes esto, este detallito, este detallito; Yadira sacaba unas cuentas allí, y aquí tengo yo la solicitud de recursos, que la estoy revisando, bueno y la voy... Por supuesto que previa revisión, están aprobados. Yo tengo mi estimado.

Para la Gran Misión en Amor Mayor, la Gran Misión Hijos de Venezuela, sólo para estas dos —nuestras grandes misiones—, nosotros necesitamos este año —Jorge Giordani, ministro y amigo— no menos de 10 mil millones de bolívares. ¡No menos! Lo sabemos.

Bueno, ahora yo no me preocupo por eso, porque sé de entrada que tenemos el dinero disponible para cumplir con estas dos grandes misiones, bueno y con muchos otros, otros compromisos con el pueblo más necesitado y con el desarrollo del país. Ahora, ¿por qué tenemos ese dinero?, hay que preguntarse.

Miren, por ahí oía yo a uno de los voceros de la derecha decir que ellos, como dicen que van a ganar las elecciones, y tal, el 7 de octubre, que ellos van a volver a impulsar la Orimulsión, dicen, oído al tambor, y que Petróleos de Venezuela habrá que limpiarla de tanto chavista, y que habrá que ponerla en manos de los que sí saben, de los profesionales, la tecnocracia, etc.

Eso por supuesto que no va a ocurrir. Allá ellos y sus delirios, porque es un delirio lo que tienen, es un delirio, ¡están delirando! Porque eso aquí no va a ocurrir más nunca, ¡pero más nunca! Ahora, fíjense, cuando ellos hablan de la Orimulsión recordemos el petróleo, ¡el petróleo Venezuela en primer lugar lo estaba regalando! ¿A quién? A los países más ricos del mundo, comenzando por el imperialismo yanqui, el país más poderoso del mundo: Estados Unidos. Que se llevaba de aquí cerca de 2 millones de barriles diarios de petróleo. ¿Y a cuánto le vendíamos el barril? Un barril son 149 litros. ¡7 dólares! Saquen la cuenta. A ustedes les gusta la matemática, ¿verdad? ¡7 dólares por barril!

Y además nos habían metido el strike de que la Faja Petrolífera del Orinoco, como es un petróleo muy pesado, que eso costaba mucho sacarlo, que tenía mucho azufre, y no sé cuántos cuentos más, y entonces que había que venderlo al precio del carbón, mucho más barato que los 7 dólares, es decir, a 1 o a 2 dólares el barril. Y de ahí surgió el tema de la Orimulsión que estos vuelven ahora a traerlo.

Es una forma de entregar al país. Claro, para ellos estar tranquilos y robarse lo que les quedaba ¿no?, y al pueblo: ¡nada! Hambre. Y si tú protestas: ¡plomo! Ese es el cuento de ellos: saqueo y robo. Y el que proteste: ¡plomo, plan y machete! Y cárcel. El Dorado y la Ley de Vagos y Maleantes y no sé cuántas cosas más. ¡Plomo al hampa! Y el hampa para ellos es el pueblo. El hampa para ellos es el pueblo.

Ahora, fíjense lo que hemos logrado en estos años, por eso yo decía en mi discurso en la Asamblea Nacional, y lo diré a cada rato, lo volví a repetir aquí cuando juramentábamos al ministro de la Defensa, el general en jefe Rangel Silva, que hay que apoyarlo, porque siguen atacándolo los burgueses, los oligarcas y los yanquis.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Ese es un tremendo soldado el general en jefe Rangel Silva! No está aquí hoy, en este momento con nosotros, porque está recibiendo, ya llegó el ministro de Defensa de Brasil, el compañero Celso Amorín, yo debo verlo más tarde, y mañana va a estar aquí con nosotros e intercambiando con el Alto Mando Militar los temas de seguridad y defensa, que es muy importante; el Consejo de Defensa Suramericano, la disuasión defensiva. Anoche conversé con Lula por cierto, con Lula que está batallando contra el cáncer también. Y así como nosotros hemos vencido al cáncer: Dilma, Lugo, y muchos más, entre ellos este soldado, yo estoy seguro que Lula también vencerá al cáncer. ¡Vivirá y seguiremos venciendo y luchando! Y logrando avances en la unión de Suramérica, la unión suramericana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, entonces está por ahí Celso Amorín, ministro de la Defensa de Brasil, les decía.

Ahora, yo conversaba con los compañeros, en el acto del ministro de Defensa, de juramentación, y mañana tenemos otro acto de graduación... ¿Cuántos se gradúan mañana? ¿Eh? 306. 306 nuevos oficiales. Pero fíjense ustedes, oficiales de tropa. Ya en Venezuela tenemos, además de los oficiales de academia, como nosotros los que aquí estudiamos y egresamos en estos últimos años, en todos estos años, ahora tenemos los oficiales técnicos y los oficiales de tropa; los muchachos que vienen de la tropa regular, de la tropa alistada, los mejores, los que quieran seguir en la carrera militar y estudien y saquen su bachillerato, y hagan el curso especial y tal, pasan a ser oficiales de tropa. Mañana yo les entregaré el sable de comando a más de 300 nuevos oficiales de tropa. Para seguir fortaleciendo nuestra capacidad de defensa pues.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y comenzaron a llegar ya los barcos de Rusia, con nuevos equipos: tanques, unos cañoncitos, unos tanquecitos, unos submarinitos, unos lanzacoheticos de 200 kilometricos, etceterico, ¿verdad? Bueno, nosotros no vamos a atacar a nadie, pero que a nadie se le ocurra venir a meterse con nosotros, ahí sí es verdad, ahí sí es verdad que se van a llevar un fiasco. ¡Que nos van a aplicar a nosotros la fórmula que le aplicaron a Libia! ¡Ay! Yo te aviso chirulí, yo te aviso.

Entonces fíjense, vuelvo a retomar el tema de los recursos.

¿Por qué Chávez —pa’ decirlo de esa manera pues— y Giordani, y Yadira tienen 10 mil millones de bolívares para apoyar a ustedes y restituirles o darles ese derecho pues de la pensión digna? Y a las mujeres embarazadas.

¡Ah! Por ahí andan los burgueses estos diciendo que yo estoy regalando la plata, que esa es una irresponsabilidad, que eso lo que hace es incentivar más a que las mujeres salgan embarazadas. ¡Imagínate tú!

Aclaro, ellos dicen eso desde su odio más profundo, ¿ves?, porque ellos odian al pueblo, a ellos no les importa para nada que el pueblo pase hambre, no les importa para nada que se mueran niños de hambre, no les importa para nada... Bueno, el tema de la criminalidad sí les importa, pero al revés, no les importa como a nosotros, que nos duele, y batallamos contra el hampa, contra el crimen, para derrotar el hampa y para devolver la tranquilidad y la paz social, y de ahí viene la otra gran misión que viene: seguridad. Y ahí llamo al país todo a que nos enrolemos en esta batalla.

Ahora, a la oposición sí le importa la inseguridad, pero es pa’ sacarle provecho, ellos creen que le van a sacar provecho, ellos se la pasan contando los muertos del fin de semana, por ejemplo, y nos les importa si fue por un choque o un suicidio, o una pelea entre no sé quién y quién; bueno, cosas que pasan lamentablemente, ellos meten a toditos en una lista: ¡Tantos muertos! Y ponen la sangre y tal. ¡Y la culpa es de Chávez!

Ellos creen que con eso me van a tumbar a mí. ¡Están equivocados! Están equivocados, se van a estrellar otra vez. ¡Y se van a seguir estrellando!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, a nosotros sí nos duele cada persona que es víctima de un delito de cualquier tipo, y estamos trabajando intensamente contra ese fenómeno, que también es producto del capitalismo y de una sociedad desintegrada que aquí hubo durante mucho tiempo. Y por tanto sociedad injusta y por tanto sociedad violenta. Porque la violencia social es consecuencia de la injusticia social. ¡Hagamos triunfar a la justicia y triunfará la paz y la felicidad! ¡Sólo sobre una sociedad justa será posible la paz social, la paz pública, la paz perpetua!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora —ya va, espérate, para el pase— fíjate, yo quiero terminar esto, lo de las cuentas que estamos sacando. ¿A cuántos dólares, Laurencio, fue que vendíamos el petróleo?, te acuerdas, que dije ahorita. Siete, ¡ajá!, siete. Okey.

Y la Faja del Orinoco más barata, porque era carbón, decían ellos, ¿no? a 2 dólares. Es decir, y Pdvsa, que estaba en manos de la meritocracia, es decir de los mismos yanquis, no le daba un centavo al Gobierno, se los voy a decir. ¡Qué lástima que yo no grabé nunca esas reuniones, vale! Con la vieja Pdvsa, con los directivos de la Pdvsa vieja, aquellos que dieron el golpe, ¿se acuerdan?, y sabotearon a la misma industria, que es de todos nosotros, haciéndonos un daño incalculable, bueno, pero allá en Miraflores cuántas veces yo los llamé, a sacar las cuentas. Yo le preguntaba: “Mira, ¿y dónde están los dividendos?”. ¡De la empresa petrolera venezolana! No, no había dividendos. Cero mata cero, pues. Un día les dije: “Mira, ¿cuánto tengo yo que pagarle a ustedes?, no tengo yo que darle 100 bolos, aunque sea 100 bolos, pa’ que no se vayan llorando ahí...”. Claro, porque estábamos primero regalando el petróleo, le vendíamos petróleo a Estados Unidos con subsidio, y lo poquito que le entraba a la empresa, muy endeudada también, era para la burguesía, se quedaban ellos con ese dinero. ¡Y al pueblo: nada!

Ahí fue cuando yo dije: ¡No, no! Recuerdo que le dije una noche a Alí Rodríguez: “No, yo no me voy a calar esto más. ¡No, compadre!”. No se acuerdan cuando agarré un pito una vez y ¡prrrr!, empecé a botar gente en un Aló Presidente, bueno después vino el golpe. Bueno, está bien, vengan pues aquí los esperamos. Y después vino el contragolpe y vino la Revolución a profundizar.

Ahora fíjense Pdvsa, hoy nosotros vendemos el petróleo a 100 dólares y un poquito más el barril, 100 dólares. De 7 a 100. Y además los impuestos que cobramos nosotros, el Fisco Nacional, ya no es de 1 por ciento, sino es de 33 por ciento. Ustedes pueden sacar la cuenta, lo que significa, de 3 millones de barriles diarios que estamos produciendo, si 3 millones de barriles diarios... Claro que hay una parte que se consume aquí, ¿ves?, pero vamos a poner un ejemplo matemático, 3 millones, multipliquen por 7 dólares cada barril, serían: 7 por 3, 21 ¿verdad? Sería 21 millones de dólares por día.

¿Están sacando la cuenta? Sí, seguro. 21 millones. Multipliquen eso por 365 días del año, 365 por 21 da: 1 por 5, 5; 1 por 6, 6; 1 por 3, 3. 2 por 5, 10, va uno; 2 por 6, 12 y una, 13, va una; 2 por 3, 6 y una, 7. [Juego de palabras].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risa] Ya va, chico, no me hablen en el tiro. Esto es por 365 días por 21 millones. ¡Ah! Estos son millones. ¿Saben cuánto da eso?, pon cuidado Laurencio, que tú eres inteligente pa’ la matemática. ¿Te acuerdas del maestro Silva?, que te daba clases de matemática. 7 mil 665 millones de dólares al año. Vamos a redondear, siempre es bueno redondear para grabarse las cifras, 7 mil 600 millones de dólares al año.

Ahora multipliquemos —se me acabaron las hojas aquí— los mismos 3 millones, pero por 100 dólares, eso me da: 300 millones de dólares diarios ¿verdad? Correcto. Ahora multipliquemos 365 días del año por 300 millones diarios pa’ que veamos la diferencia.

¿Cuánto nos dio la otra cuenta? ¿Se les olvidó ya? ¿Cuánto nos dio la cuenta anterior, María Cristina? 7 mil 600. Tengamos eso aquí: 7 mil 600. Ya tú vas a ver pa’ dónde vamos: 3 por 5, 15, va una; 3 por 6, 18, y una, 9; 3 por 3, 9, y una 10. [Juego de palabras].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez ¡Ya va! [risa] ¿Por qué ustedes se ríen así cuando yo multiplico? Así aprendí yo a multiplicar, pues, así aprendí yo. Yo no uso calculadora ni nada de eso, yo es ¡ra, ra, ra, ra! Por eso es que los escuálidos se equivocan con sus calculadoras y ¡pam! se estrellan, ¿ves? Yo les saco la cuenta aquí, ¿ves?, aquí: ¡coco, coco! ¡Ajá! [risa] Bueno, fíjate, esto da, por 300... Espérate, ya va, es que ustedes empezaron a hablarme aquí y me confundieron: 365 días por 300 millones ¿verdad? ¡Taqui, taqui! Dos ceros por aquí, millones. ¡Ajá! Esto da: 109 mil 500 millones.

Edmée, ¿cuanto te dio? Eso da ¿no? Edmée, la ministra Edmée que es matemática. Bueno, vamos a redondear 110 mil pues.

Es decir, de 7 mil... Vamos a redondear incluso más aún, de 7 mil a 100 mil, vamos a redondear así, de 7 mil millones de dólares que nos pagaban por ese petróleo regalado, ahora nos están pagando 100 mil y más millones de dólares al año. ¡Saquen la cuenta!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Entonces, miren, eso sólo ha sido posible gracias a la Revolución Bolivariana, porque lo primero que hemos logrado nosotros en estos años, y lo más valioso, ha sido ¡la independencia nacional! ¡Somos independientes! ¡No dependemos de ningún comando externo ni interno, que no sea la Constitución, el pueblo y los intereses del pueblo!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, por eso es que yo les digo, los escuálidos ofrecerán este año, ustedes lo van a ver, villas y castillos, como aquel candidato adeco o copeyano que andaba por los llanos y entonces llegó y él se aprendía unos discursos de memoria, y llegó por allá a un pueblo, y al otro pueblo y al otro, y decía: “Y yo les voy a construir no sé qué más...”. Y entonces se equivocó en un pueblo y dijo lo que tenía que decir era en el otro, y dijo: “Aquí les voy a construir el puente sobre ese río, para que no tengan ustedes que estar pasando en la gabarra...”, y no sé qué más, y tal, “y vamos a hacer un tremendo puente de dos pisos, y con luces...”, y no sé qué más, “sicodélico...”, y no sé qué más.

Y alguien le dijo: “Mire, candidato, en este pueblo no hay ningún río...”.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Y tú sabes lo que dijo: “Entonces también las haremos el río. El río y el puente...”. [risa]

Asistentes [risas y aplausos].

Presidente Chávez ¡Así son ellos! Ellos ofrecen villas y castillos, y mientras gobernaron fue plan y plomo pa’l pueblo. ¡Y plata pa’ ellos! Pa’ volverse cada día más ricos. Y entregaron el país a los intereses imperiales, vendieron su propia dignidad.

Por eso se los canto una y un millón de veces: ¡Más nunca volverán a gobernar la Patria de Bolívar!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Se los canto! Bueno, ahora por eso les digo...

Asistentes ¡No volverán! ¡No volverán! ¡No volverán!

Presidente Chávez Bueno, aquí tenemos el pase... [risa] No, yo no sé, tú me lo escondiste. Yadira me escondió los papeles. Los papales del pase. ¿Será este? Donde estamos sacando la cuenta. Aquí está, mira [risa], estamos sacando la cuenta en las hojas del pase.

Entonces, por eso les digo, nosotros estamos haciendo esto sólo gracias a la Revolución que hemos venido haciendo, hemos venido creando las condiciones, creando un nuevo sistema de acumulación —diría Jorge— acumulación y de distribución del ingreso nacional.

Miren cuando llegamos nosotros, el ingreso nacional per cápita en Venezuela, si acaso llegaba a 3 mil dólares, pongan en cuenta que ustedes son inteligentes, pongan cuidado. Cuando llegó la Revolución al gobierno hace 13 años, el ingreso nacional per cápita por habitante era de cerca de 3 mil dólares por persona, por año, 3 mil dólares por persona, por año.

Hoy estamos por encima de 11 mil dólares por persona, por año, de 3 mil a 11 mil, más de tres veces.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Tres por tres, casi cuatro veces, casi 400 por ciento. Ahora, no se trata sólo del incremento del ingreso sino además, de un nuevo sistema de distribución. Si aquí gobernaran los ricos, ¿ustedes creen que esta Gran Misión sería posible?

Asistentes No.

Presidente Chávez Pero ni lo sueñen, nadie, nadie porque es que además ellos gobernaron 100 años y tuvieron toda la plata del mundo.

Ahora andan diciendo por ahí, no bueno las misiones de Chávez, y eso lo dicen sólo porque sus asesores se lo recomiendan, no, les dicen, no ataquen las misiones; entonces dicen no... ellos atacaban mucho las misiones, ustedes se acuerdan.

Ahora dicen, no, no las vamos a mejorar nosotros, mentira, no sean mentirosos, irresponsables. De todos modos, sigan viviendo su delirio porque aquí seguirá gobernando el pueblo y cuando se dice el pueblo es la Revolución Socialista, la Revolución Bolivariana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bien, vamos a dar el pase, el pase a una comunidad indígena en el estado Zulia, porque allá también ha llegado y por supuesto seguirá llegando la Gran Misión en Amor Mayor y la Gran Misión Hijos de Venezuela, allá por la vía de Machiques de Perijá, parroquia Los Cortijos, municipio San Francisco, estado Zulia; allá está la ministra Nicia Maldonado, nuestra ministra de Pueblos Indígenas, desde aquí un saludo a todos los pueblos indígenas de Venezuela y de nuestra América. ¡Que viva la patria india!

Allá debe estar Natalia Meleán beneficiaria de la Gran Misión Hijos de Venezuela, Yelitza Pirela viceministra para esa región. Bueno, allá en Perijá, los indígenas Yucpa, comunidad indígena Yacpa Alegre.

Oye Nicia Maldonado, ¿tú estás ahí? Vamos a dar el pase a Nicia, con un aplauso de aquí para allá, un aplauso para nuestro pueblo indígena, adelante Nicia.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado [habla en indígena]. Comandante Chávez, gracias Comandante Presidente Hugo Chávez, me encuentro aquí en esta tierra bendita por la Revolución, acompañada de la viceministra que ya usted mencionaba, la compañera Aloja Núñez y Yelitza Pirela; y el compañero Hilarión.

También me acompaña nuestro hermano, el general Arévalo Méndez presidente de Corpozulia y el general Lugo de la Primera División y la comunidad indígena Yucpa.

Sólo para mostrarle Comandante Presidente, un poquitin de eso que usted está hablando que es la dignificación y convertir este estado en un estado de justicia y de derecho, qué más que esto que nosotros vemos aquí, un pueblo excluido, un pueblo expropiado, un pueblo exterminado que cuando llegó la Revolución Comandante Presidente, fueron incluidos, fueron independizados y fueron inspirados por el amor de la Revolución; gracias que llegó al poder la Revolución Bolivariana comandante Presidente, es importante resaltar este punto, que es muy importante cuando la Revolución Bolivariana está dando pasos agigantados y sacando digamos grandes misiones extraordinarias para romper ese pedazo que aún queda de la pobreza extrema.

Efectivamente Comandante, esta tierra bendita decía por la Revolución Bolivariana es porque este pueblo que está aquí, fueron mil veces exterminados y quizás excluidos de la ciudad de Maracaibo. Estos compañeros yucpa fueron trasladados hace 20 años, por ellos mismos, por sus capitanes porque de allá les quitaron las tierras los hacendados y se ubicaron en la ciudad de Maracaibo; aquí cerquita del Hospital General del Sur y aquí estuvieron por 20 años y nadie los miraba, esos gobernantes pasaron por aquí, adecos y copeyanos y nadie los miraba.

Estos que están ahora vociferando que van a incluir, que van a demarcar la tierra de los indígenas cuando los expropiaban, ellos nunca los miraban, pero llegó la Revolución como usted ha dicho, para ir a las catacumbas a buscar a los excluidos, ahí está entonces la mano de la Revolución que les construyó las casitas, están dignificados ahora, están trabajando con el convenio Cuba-Venezuela, con los compañeros cubanos, están estudiando en la Misión Robinson.

Y ahora como llegó la Misión Hijos de Venezuela, también se inscribieron. Aquí hay 18 hermanas indígenas que se inscribieron en la Gran Hijos de Venezuela, Comandante Chávez que hoy usted, le está entregando este apoyo que es el trampolín para ir a la dignificación, porque también se han inscrito en la Misión Saber y Trabajo.

Por lo tanto Comandante, estas familias que en todo el país han creído en su llamado, también las comunidades indígenas. En esta primera oleada de estas 10 mil personas que usted va a entregar, hay 329 indígenas, familias indígenas que hoy van a recibir su tarjeta, usted está viendo aquí, ya lo tienen Comandante, estas familias; aquí en la comunidad Yucpa.

Pero quiero hacerle la entrega en su nombre Comandante Presidente con su permiso, este amor, esa gotica de amor que usted le ha dado a las hermanas y a los hermanos indígenas, sólo usted; que nadie se equivoque aquí, porque solo la Revolución, le ha llenado de amor a las comunidades indígenas y está construyendo el reino del socialismo aquí.

Así que, me dirijo a la hermana Natalia para entregarle en su nombre esta tarjeta, que significa el amor de la Revolución, para que ellas pase a la dignificación real y completa, a través de la Misión Saber y Trabajo.

En nombre de la Revolución hermana, de la Gran Misión Hijos de Venezuela le entrego esta tarjeta, le doy el derecho de palabra para que lo salude.

Beneficiaria de la Gran Misión Hijos de Venezuela, Natalia Gracias mi Presidente Hugo Chávez Frías, te cuento mi historia que pasó cuando nadie nos daba la mano.

En aquellos tiempos, cuando mi mamá vivía en la Sierra de Perijá, mi mamá era una yucpa que vivía en la Sierra de Perijá, era mi mamá. Mi mamá se llama Hermelinda Navas Meleán. Mi mamá vino de la Sierra de Perijá porque los hacendados le quitaron su tierra, nos trataban como un perro allá los hacendados, nunca nos dieron la mano como ahora nos está dando el Presidente Hugo Chávez Frías, nos dio la mano. Aquí está la tarjeta, donde nunca podemos sufrir trabajando, ni pidiendo.

Nosotros éramos indígenas pobres donde nadie nos daba la mano así como nos da el Presidente, mira la tarjeta.

Mi Presidente, te mando muchas gracias por esta tarjeta, y la viceministra que está aquí al lado mío.

Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado Bueno Comandante, adelante Comandante. ¿Algún comentario?

Presidente Chávez Gracias Nicia. Estamos todos impactados aquí, porque esa hermana, compañera llamada Natalia ¿no? Natalia Meleán, indígena yucpa, ha hablado con que fuerza desde lo más profundo de su alma india, ahí están hablando 500 años de lucha y más.

Por eso digo y decimos ¡viva la patria india!, patria para los indios, patria para nuestras indias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Patria, justicia. Como, ¿cómo es que decía Alí Primera? Como canta Alí Primera, la patria es el hombre. Saludamos a las muchachas, ¿ustedes son médicos integrales comunitarios? Ahí están mira, ¿ya están trabajando?, ¿ah? Son estudiantes, ¿de qué año?

Asistentes Primero, segundo...

Presidente Chávez ¿Primer año? Son unas nuevas. Un aplauso para las nuevas estudiantes de medicina integral comunitaria, son unas niñas casi.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ya no son niñas, pero son unas jovencitas ¿ve?

Dentro de poco haremos el acto de graduación de la primera promoción, que son 8.200.

Tú has visto lo que dicen los burgueses, ¿tú te das cuenta? Dicen que no, que no son médicos, que son unos piratas, que no saben nada.

Porque para ellos, para los burgueses lo que vale es la medicina privada, que es una forma de robar al pueblo. Mira lo que le pasó, le está pasando lamentablemente a muchas mujeres venezolanas y en muchas partes del mundo, con este tema de los implantes mamarios, ¿ve?

Yo di instrucciones a nuestra ministra Eugenia Sader, que está de reposo ahora mismo, le dije: anda a reposar, y está descansando porque le dio una parálisis facial, así que está de reposo. Le dije: anda vete, no vayas a trabajar, a descansar, y desde aquí vamos a mandarle un aplauso a la coronela y ministra Eugenia Sader, que descanse, descanse y descanse; una semana, dos semanas, un mes; el tiempo que sea necesario.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Pero ella se va a recuperar. Y desde allá se la pasa... yo la tengo vijeada, le mandé a cortar hasta el teléfono porque se la pasa llamando, insistiendo por aquí, tiene que descansar ¿verdad? Que descanse. Uno, dos, tres: Que descanse.

Asistentes Que descanse.

Presidente Chávez Bueno, ahora entonces ustedes están en primer año, segundo año, segundo año. Bueno, felicitaciones muchachas, se graduarán dentro de cinco años Dios mediante, que Dios me las bendiga pues. Bien muchachas, médicas, las doctoras del pueblo, medicina para la patria.

¿Ustedes también son estudiantes? Y son madres del barrio, ¿están también las madres del barrio también por aquí?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Un aplauso para la Misión Madres del Barrio, las Madres del Barrio.

Bueno, ahora fíjense ella nos habló con que pasión la compatriota Natalia Meleán, gracias Natalia, un saludo a todos y a todas allá el pueblo yucpa. Algún niño, alguna niña, quisiera yo, le pidiera yo, un niño indio, india que nos de la palabra, o nos diga algo, un saludo por aquí, quién habla por allá, los niños adelante.

Niño indígena Saludos Presidente. Gracias. Gracias por la casa, gracias por la casa que tú le has dado a mi madre, antes vivíamos por la calle. Adelante Comandante.

Presidente Chávez Dios te bendiga hijo, que Dios lo bendiga ¿verdad? Un aplauso para este niño. Gracias a ti muchachito y a todas las muchachitas y muchachitos, niños y niñas yucpa, los niños y niñas de la patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Niños y niñas, para ellos es la patria nueva, la patria buena, la patria feliz es para nuestros hijos, es para nuestros niños, el futuro pues ¿verdad? El futuro es para ellos.

Lo más grande no es lo que hemos hecho, no. Lo más grande es lo que haremos, lo más grande está por venir, lo más grande está por venir y hay que cuidar el porvenir, ni siquiera es lo que pasó.

Si tenemos que cuidar algo es el porvenir, el porvenir. Por eso yo estoy seguro que nosotros el 7 de octubre ganaremos y por pa... así como le ganó La Guaira al Magallanes, una paliza que Dios mío hasta cuándo, yo dije, hasta cuándo van a hacer carreras estos Tiburones; así le vamos a ganar nosotros a los escuálidos, a la oposición, a la derecha el 7 de octubre, por paliza.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, Nicia nos tenemos que despedir porque es tarde ya, son las 7:30. Yo tengo que recibir al Ministro de Defensa de Brasil y conversar con él un rato, tengo muchos temas que hablar con él.

Ahora, Nicia te doy el pase para que hagan una reflexión final, un saludo final desde allá por hoy, a toda Venezuela, llegó la Gran Misión Hijos de Venezuela y en Amor Mayor al Zulia, a la comunidad yucpa. Adelante Nicia.

Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado Sí Comandante Presidente, lo que usted predica todos los días, se convierte en hechos reales, se convierte en algo que en las comunidades indígenas se palpa claramente. Hemos oído quizás en medio de tantas informaciones que quisieran empañar el proceso de la Revolución, diciendo pues que la Revolución o el Comandante Chávez no es profeta en su tierra. Quisiéramos decir, que el Comandante no sólo es profeta en su tierra, sino que es el jefe de la Revolución Bolivariana y que se ha robado el cariño y el corazón de los pueblos indígenas; y que la comunidad indígena en todos los rincones de nuestro país, apoyará con contundencia ese amor que le ha dado el Comandante Chávez el próximo 7 de octubre cuando daremos la gran victoria popular.

Comandante, estamos por el buen camino, digan lo que digan las jaurías, digan lo que digan, que se va a acabar el proceso revolucionario, que los pueblos indígenas no están apoyando a la Revolución Bolivariana, eso es grito de ahogado y por lo tanto desde aquí decimos, Comandante, sigamos adelante porque por aquí es el camino, es la justicia, es la verdad y es verdaderamente lo que el mundo justicia quiere que exista, el reino del socialismo. Adelante Comandante.

Presidente Chávez Bueno muchas gracias. Un aplauso pues para allá para nuestros amigos y amigas del Zulia, las comunidades Yucpa y para todas las grandes, la Gran Misión en Amor Mayor, un aplauso, que viva en Amor Mayor, para la Gran Misión Hijos de Venezuela, Hijas de Venezuela, hijas de la Patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Miren, recordemos lo siguiente, que vamos a cancelar y ese es parte del compromiso, pero yo estoy seguro que todos y todas se están ya sumando al proceso, porque este es un proceso integral, no se trata sólo de recibir un dinero ¿no?, no, no, ese es solo una parte de la Gran Misión. Recordemos, ahí está la Ley y el plan que lo dice, organización comunitaria.

Yo quiero felicitar a los adultos mayores porque me dicen que tienen unos comités, miles de comités de adultos mayores en todo el país, que no hace ni falta ya llamarlos a que se organicen, porque son un ejemplo de organización comunitaria, ¿cómo se llaman? Los comités de adultos mayores, ahora tenemos que asociarnos en red, yo les pido que vayamos ahora más allá; un comité, otro comité y otro comité, y otro comité más allá vamos conformando, iremos conformando las redes, las redes de la Gran Misión en Amor Mayor, ¿para qué? Bueno porque repito, no es sólo recibir un recurso monetario, vamos a... mira mi tocayo Rafael que nos dio ese mensaje y ese poema tan bonito, cuánto él no tiene para seguir aportando; es decir, quién puede pensar... bueno solo los capitalistas, miran a un hombre, una mujer que tenga ya más de 60, 70, 80 sí, incluso... lo ven como si fuera un objeto, cómo se llama, una piedra, un estorbo muchas veces.

Hay que ver, cuánta experiencia tienen ustedes mis queridos adultos y adultas mayores.

Bueno ya yo soy un adulto mayor, claro ya yo voy cumplir 60, dentro de poco. María Cristina ¿tú tienes cuánto? 54, te falta uno para ser adulta mayor, ya eres, ya casi, ya quieres ser. Yo también estoy ansioso de ser adulto mayor.

Entonces, cuánto tenemos que aportar nosotros, experiencia, para ayudar en la capacitación. Miren, una de las cosas que... ¿vamos a despedir la cadena? Despedimos la cadena porque viene Magallanes contra Caracas, no, ese es el año que viene, el año que viene volveremos, Magallanes volverá...

[Fin Cadena Nacional].

Presidente Chávez ...acto que hemos hecho aquí en el Teatro de la Academia Militar, la Universidad Militar de Venezuela.

Ahora miren, entre otras cosas, la organización para tareas sociales. El socialismo requiere muchas cosas, una de las más difíciles es la siembra de los nuevos valores sociales, valores humanos, el amor, la solidaridad, la conciencia del deber social, la lucha contra el individualismo, el egoísmo; esa es una lucha que hay que dar. Yo les llamo a que demos esa lucha todos los días y en todas partes, desde el hogar hasta el trabajo, hasta la casa allá el grupo al que pertenecemos, etc.

Y además, otro frente de trabajo es el trabajo productivo material, económico, también con los adultos mayores y adultas mayores que muchas cosas pueden hacer, en función de sus posibilidades, ah, dándoles un apoyo. Y sobre todo, las mujeres de la Gran Misión Hijos de Venezuela, y especialmente las más jóvenes pues, tienen que seguir estudiando las que dejaron los estudios, porque hay muchas, no porque salí embarazada, tuve que dejar los estudios, bueno está bien, a lo mejor por unos meses, un año, bien; pero luego hay que retomar los estudios, es una obligación para poder estar en la Misión; y lo más urgente, el control de salud, el control prenatal y postnatal, la salud del bebé, la salud de la madre, la salud de la familia.

Así que yo, estoy seguro que ustedes van a incorporarse a todas esas tareas y a esas organizaciones, los comités que van a ir surgiendo de la Gran Misión Hijos de Venezuela, los comités de las mujeres embarazadas, los comités de madres. Yo quiero poner como ejemplo una vez más, a las Madres del Barrio, a la Misión Madres del Barrio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque cuántas ya han salido incluso de la situación de miseria ¿verdad?, por qué, porque se han organizado. Por ejemplo, las mujeres embarazadas o las madres más jóvenes de la Misión Hijos de Venezuela, yo les pido que se inscriban también ahora, que se registren en la Gran Misión que viene ahora pronto Saber y Trabajo, porque ustedes tienen que estudiar, capacitarse para el trabajo liberador; y llegará el momento, es posible que ustedes reciban esos 340 bolívares mensual durante un año o dos, o tres, pero cuando salgan de la situación de pobreza crítica dejan de percibir ese ingreso, porque van a tener un ingreso permanente, un trabajo permanente y un ingreso mucho mayor que el que les da la misión; y esos recursos vamos a usarlos para ayudar a otra que lo necesita, a otro que lo necesita, es como una escalera ¿ve? Es como una escalera o como un puente para salir de la miseria, para salir de la pobreza.

Yo estoy seguro que lo vamos a lograr, y repito, la Misión Madres del Barrio es un ejemplo a seguir.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ya yo le perdí la cuenta cuántas microempresas productivas han organizado los comités de las Madres del Barrio.

¡Aaah! Entonces tenemos que nosotros darles créditos ¿ves?, darles apoyo, tecnología, maquinaria por ejemplo. Una de las cosas que nosotros tenemos que desarrollar aquí, una de las actividades económicas productivas es, por ejemplo, ahora que recuerdo una, lo que llaman la cadena textil, confección. El año pasado la producción de algodón se incrementó —Jorge— creo que en más —no está el ministro de Agricultura aquí—, creo que fue más de 200 por ciento la producción de algodón.

Porque en las riberas del río Orinoco, el padre río; en las riberas del Apure, otro padre río; y en las sabanas de Barinas, de Apure, del Guárico, se da mucho algodón. Eso se había abandonado aquí. Y resulta que aquí la mayor parte de la ropa es importada, los zapatos (la mayoría), son importados. Yo tengo una tía, mi tía Ana, la hija de Maisanta, que ya tiene 98 años, y hasta hace poco ella todavía cosía, con una vieja máquina de coser, hacía pantalones y camisas, etc.

Es decir, pongo este ejemplo porque muchas actividades productivas se pueden hacer desde la misma casa, desde el mismo barrio, organizándonos en microempresas, y de esa manera continuaremos —Giordani— creando una de las condiciones absolutamente necesaria para la transición al socialismo, que es el cambio profundo de la estructura económica del país, valga decir la democratización de la economía.

Porque ustedes ven a los escuálidos y a sus candidatos que dicen: “No, hay que defender la propiedad privada, porque Chávez acabó con la propiedad privada...”. ¡Aaah! Mentira. Ellos lo que defienden realmente es su propiedad, obscena. Los grandes monopolios privados, a través de los cuales se enriquecieron, explotaron al pueblo, a los trabajadores.

Nosotros queremos es multiplicar las microempresas, las cooperativas productivas, que haya por todas partes. Es decir, democracia económica para que el pueblo tenga también poder económico y se libere de la dependencia del capitalismo y de la explotación capitalista.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Por eso yo quiero verlo, yo quiero ver nacer en los barrios más pobres, más humildes, empresas productivas. Miren, agricultura familiar, por ejemplo, la agricultura familiar; las pequeñas empresas. Usted, por ejemplo, allá donde se puede sembrar, por ejemplo cítricos, frutas, por ejemplo, bueno usted siembra una mata de lechosa... Laurencio, ¿en cuánto tiempo carga una mata de lechosa? Tú que eres de por allá del monte. Tú siembras una lechosa, ¿en cuánto tiempo crece?, ¿en cuánto tiempo carga?

Laurencio Aponte Pérez Cinco meses.

Presidente Chávez ¿Ah?

Laurencio Aponte Pérez Cinco meses.

Presidente Chávez Cinco meses. ¿Ves? Okey.

La lechosa. Bueno, ¿y la guayaba?, ¿la guayaba cuánto tarda? Un poco más ¿no?

Laurencio Aponte Pérez Demora un poquito más.

Presidente Chávez Un poquito más.

Laurencio Aponte Pérez Sí.

Presidente Chávez ¿Y la mandarina? ¿Un poquito más?

Laurencio Aponte Pérez Cuatro años.

Presidente Chávez Cuatro años. ¿El plátano?, ¿el topocho?

Laurencio Aponte Pérez Ocho meses.

Presidente Chávez Bueno, hay ciclo corto, ciclo mediano y ciclo largo.

Entonces tú puedes sembrar qué sé yo, no sé cuántas matas de lechosa, y más allá las matas de naranja, que tardan un poco más; y más allá el maíz, bueno el maíz en pocos meses, tres meses, tú estás cosechando; la caraota.

¡Aaah! Pero entonces no sólo es sembrar y cosechar, porque después que tú recoges las lechosas, si no tienes el frío para guardarlas, los depósitos y las plantas procesadoras, vas a tener que regalar las lechosas, es decir venderlas muy baratas al capitalista intermediario, que es el que entonces se beneficia. Entonces tenemos que crear, construir... Y saben quien nos está ayudando mucho en eso, el Gobierno, entre otros, el Gobierno argentino, instalando plantas; el Gobierno iraní, el Gobierno brasileño.

Pronto nos va a visitar el ministro de Industrias de Brasil, porque vamos a seguir instalando plantas.

Hace poco vino el ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, y vamos a seguir instalando plantas con tecnología argentina.

Hace poco vino el presidente de Irán, y vamos a seguir montando plantas con tecnología de Irán. Ahí veo al ministro de Ciencia y Tecnología. ¿El ministro de Industrias no vino?, Menéndez, vicepresidente Económico Productivo, está al frente de la Gran Misión Saber y Trabajo, está en pleno registro hoy. ¿En qué estado estamos registrado hoy, Jorge?

Ministro del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza En el Distrito Capital, Vargas y Miranda, comandante.

Presidente Chávez Hoy es día miércoles.

Ministro del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza Miércoles, sí.

Presidente Chávez ¿Terminal de cédula hoy?

Asistentes ¡Martes! [algarabía].

Presidente Chávez ¿Ah?, ¿cómo?

Asistentes ¡Martes, martes!

Presidente Chávez ¡Ah! Hoy es martes, es verdad martes. ¿Terminal?

Ministro del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza Dos y siete, Comandante.

Presidente Chávez Dos y siete.

Bueno, y esa misión, esa gran misión se va extendiendo por todo el país, por todo el país.

¿Quiénes aquí, por ejemplo, quisieran ir a capacitarse en Argentina, hacer un curso allá? ¡Aaah! A ustedes les gusta viajar ¿no?, pa’ allá. Y a quién no le va a gustar ir a capacitarse, por ejemplo, en tecnología en Argentina; o en Brasil, o en Cuba, o en Irán.

Héctor, ¿te vas también? ¿Sí? Bueno, Héctor Rodríguez. Ya no andas en moto ¿no? ¡Ah! Está bien.

Bueno, tenemos un plan. Han ido, miren, centenares de venezolanos han ido a Argentina a hacer cursos, sobre todo en materia agrícola. Y ahora vamos a enviar muchos más.

¡A China! ¿Quiénes quieren ir a China aquí?

Asistentes [risas y algarabía].

Presidente Chávez ¡También! Se va a ir pa’ China, negra. ¡Ajá! A hacer cursos. Lo primero que hay que hacer es aprender el idioma chino.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Por cierto que hay que felicitar a China, anoche hablé con el embajador, porque hoy es el año nuevo chino, hoy es el primer día del año nuevo de china. Saludamos al pueblo chino. ¡Feliz año nuevo para China!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Anoche estaban celebrando en La Estancia el año nuevo chino, porque aquí hay muchos chinos, un batallón chinos, construyendo viviendas, agricultura, plantas agrícolas, plantas de plástico, etc. Transferencia tecnológica. Plantas de vehículos. ¿Ya tenemos unos vehículos listos, Edmée, para entregar? Baratos esos vehículos, y bien buenos, los carritos Chery, bien, bien bonitos, bien baratos. Como que son a 80 mil bolos, ¿no es? 80 mil bolos. ¡Baratos!

Tú vas a buscar un carrito de esos por ahí y te quieren cobrar hasta 300 mil bolívares, nosotros los vendemos a 80 mil, 85 mil bolívares. Y de los mejores carritos que hay en el mundo, bien bonitos y bien cómodos.

¡Eso sólo es posible en Revolución! ¡Sólo es posible en Revolución!

Bueno, fíjense, para impulsar todo esto de la organización social y productiva, los comités de adultos mayores, los comités de las madres de la Gran Misión Hijos de Venezuela, voy a firmar el decreto para crear el Fondo de Ahorro Familiar, así se llama, Fondo de Ahorro Familiar e Inversión Social Hijos de Venezuela.

Ese fondo lo vamos alimentar con el 10 por ciento de la asignación que van a recibir las madres, en función de la cantidad de hijos que tengan en esos hogares en situación de pobreza crítica, el 10 por ciento. Es decir 10 por ciento son —de 340— 34 bolívares... ¿Ah? Perdón, 430, 43 bolívares.

Ahora, como el fondo no tiene nada pa’ arrancar yo le dije a Yadira: “Yadira vamos a...”.

¿Dónde está el librito de los recursos míos? Bueno, que no son míos, son del pueblo.

Escalona, ¿dónde está el librito?

Yo voy a aportar, de los fondos del Gobierno nacional, un primer capital que llaman semilla, para que el fondo arranque, pues. Yo quiero ver las empresas pronto.

Mira —¿dónde está Osorio, el ministro de Alimentación?— te encomiendo esto, hace años hicimos una prueba y después se perdió la cosa en el camino, me enteré ahorita hablando con los argentinos, el nuevo embajador de Argentina, que llegó, viene mañana, pasado, Carlos Chepi. Argentina produce mucho trigo, ponte a revisar... Nosotros no producimos trigo, así que tenemos que importar trigo, por las condiciones climáticas, el terreno, etc. Entonces ponte a revisar, Osorio, de dónde estamos importando el trigo, hay países en el Sur que son grandes productores de trigo, y nosotros seguimos importando de los países del Norte. Todo mi respeto a los países del Norte, pero nuestro Norte es el Sur, nuestro Norte es el Sur.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hay que darle prioridad a esos acuerdos —Edmée, tú que eres ministra de Comercio ayúdame— porque, fíjate, en esa ocasión, hace varios años, cuando era presidente de Argentina nuestro queridísimo y recordado Néstor Kirchner... Desde aquí saludamos a Cristina, Cristina Kirchner, presidenta argentina, y al pueblo argentino. Ellos tienen siglos produciendo y exportando mucho trigo. Incluso trajimos unas muestras de trigo. Y yo les dije: “Quiero hacer un plan de panaderías populares...”. Trayendo el trigo argentino, distribuyéndolo directamente a los barrios y hacer panaderías pues.

¡Cuántas mujeres no pudieran estar hoy ya haciendo pan! Y no sólo pan de trigo, pan de arroz, pan de yuca, se va mezclando incluso, tú le pones la mitad de trigo, la mitad de yuca y la mitad de... ¿qué más? María Cristina, tú que sabes de pan.

Ministra del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, María Cristina Iglesias Harina de plátano, Presidente.

Presidente Chávez Harina de plátano.

Hace poco —gracias Fidel— me llegó un paquete de pan, marca: Fidel. Fidel hace pan. Él le echa un poquito de trigo, le echa cebada. ¿Cebada, no? ¿Qué más le echa? Yo tengo hasta la fórmula ahí, voy a ponerme a practicar a ver si saco un “pan Chávez”.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez “Pan Chávez”, pues [risa]. Y entonces, mira Osorio, te encomiendo esta tarea; Edmée, porque el trigo está allá y podemos incluso enviar compañeros allá a Argentina a estudiar la tecnología del manejo del trigo, eso es una cultura. Y además incentivar aquí el pan de maíz, el pan de arroz, el pan de yuca, y montar panaderías por todos lados, una red de panaderías que me encantaría dárselas en sus manos a las madres de la Gran Misión Hijos de Venezuela, pa’ montar panaderías, y pan bueno y barato pa’ todo el mundo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Lo mismo pasa con la repostería, las tortas, el dulce; el dulce de lechosa, el dulce de coco, dígame las tabletas de coco ¡aaaah!, dígame si tú le pones piña, coco con piña, ¡ay compadre! Jalea de mango, guayaba. Dulce de cambur, ¿lo han probado ustedes? De lo más exquisito que hace mi mamá y hacía mi abuela.

Mira, ¿dónde es que yo...? Mira, yo me comía unas tabletas de coco rellenas... ¿Dónde fue? Allá cerca de Valera, ¿cómo se llama eso? Valera, está Trujillo, está Valera, al lado de Valera, ¿cómo se llama ahí? ¿Ah?

Asistente [no se escucha, fuera de micrófono].

Presidente Chávez ¿Cómo? No, es cerquita de Valera, ahí mismo. Bueno, ahí venden unas tabletas de coco rellenas, que uno tiene que chuparse los dedos pues.

Bueno, ya es un poco tarde para hablar de comida ¿no?, ¿verdad?

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Pero, digo yo, son actividades, desde la siembra y el procesamiento de alimentos, de alimentos. Esa es una de las grandes actividades, o una de las actividades donde hay un gran frente de trabajo. No ves que nosotros todavía importamos demasiados alimentos.

Porque el trigo yo convengo, el trigo hay que importarlo, pero la caraota, por ejemplo, nosotros estamos importando todavía demasiada caraota, y hay mucha tierra buena, y mucha gente lista para trabajar sembrando las caraotas y luego procesándolas, hay que empaquetarlas, limpiarlas.

Hace poco inauguramos una planta, ¿fue dónde? En Lara. ¿No fue en Lara? Hace unos días en el Aló Presidente del domingo.

Ministra En Los Guayos, de Carabobo.

Presidente Chávez ¡Ah! No, perdón, en Carabobo. Planta que es una empresa popular, ¿ves? En manos del Poder Popular, de los consejos comunales. ¿Qué dice la derecha? No, que eso no sirve, los consejos comunales. ¿¡Qué es eso de economía comunal!? ¡Eso es una locura! Dicen ellos, dicen ellos. Claro, porque ellos defienden es el capitalismo, y eso se llama socialismo, entregarle al pueblo el poder económico, y eso no lo quiere la burguesía, por supuesto, ¡eh!, no lo quieren.

Ahora, voy a firmar entonces... ¿Y el librito llegó? No lo trajeron.

Bueno, vamos a firmar el decreto creando el fondo, y luego Yadira, ¿cuánto fue que dijimos que íbamos a darle?

Vicepresidenta del Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova El primer desembolso de... Usted dijo 10 millones, pero ahí le puse el primer desembolso.

Presidente Chávez Aquí está, creado el fondo, está creado el Fondo de Ahorro Familiar e Inversión Social Hijos de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y luego... Claro, no tiene nada de dinero todavía, tienen que darme el papel para yo asignarle 10 millones de bolívares, que ya los tengo para asignárselo al fondo. Y además ahora, cada mes el fondo va a recibir aportes correspondientes al 10 por ciento de las asignaciones a familiares.

Ahora, aquí me está pidiendo Yadira este recurso, para el primer desembolso de la Gran Misión Hijos de Venezuela, esto es para garantizarnos el respaldo... Bueno, para garantizarnos las asignaciones económicas del primer cuatrimestre del año, son 1.693 millones de bolívares, un poquito más. Giordani, esto vamos a sacarlo, 1.693 es el primer cuatrimestre... Voy a poner aquí: “Giordani: Fondo Miranda”. Pero después, cuando se active —Jorge— el Fondo Independencia, que es mensualmente ¿verdad?, yo tengo allí todo el cronograma, le devolvemos estos 1.693,6 millones al Fondo Miranda, porque yo quiero que todos estos recursos los saquemos del Fondo Independencia, que se va activar ahora mismo en este mes. Pero mientras tanto el Fondo Miranda dispóngase, pues, 1.693 millones para comenzar a cancelar, como hoy comenzamos, las asignaciones económicas especiales para las familias que se han registrado en la Gran Misión en Amor Mayor, es decir los adultos mayores; y en la Gran Misión Hijos de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, no me queda más nada qué decir. ¿Se durmieron los niños?

Vicepresidenta del Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Hay que entregar las tarjetas.

Presidente Chávez ¿Se durmieron las niñas? Bueno, ya son las ocho de la noche, no alarguemos mucho esto, porque ustedes tienen que volver temprano a la casa. Bueno, esto es las grandes misiones... ¿Ah?

Vicepresidenta del Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Vamos a entregar.

Presidente Chávez Sí, vamos a entregar las tarjetas. Hay unas tarjetas que vamos a entregar. ¿Quién va a hacer el llamado, tú? Por favor, adelante.

Presentador Entrega de libretas de pensiones de vejez por la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela. Reciben nuestros compañeros Rafael Villarroel, de Casanay, del estado Sucre, vocero de los comités de adultos mayores y del Gran Polo Patriótico.

Asistentes [aplausos].

Presentador Nuestro compañero Oswaldo Benítez, de Caracas, Distrito Capital.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidenta del Área Social del Consejo de Ministros, Yadira Córdova Nuestra compañera Iginia Rodríguez, del estado Aragua, viene de la Misión Dr. José Gregorio Hernández. Y nuestro compañero Laurencio Antonio Aponte Pérez, albañil, viene de la parroquia Sabaneta, del municipio Alberto Arvelo...

Presidente Chávez Espérate un segundo, por favor.

Miren, esto es mucho más que la entrega de una tarjeta. Yadira, esta es la tarjeta, vamos a sacarla así, la tarjeta... ¿Tú nunca tuviste pensión, Rafael?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Jamás.

Presidente Chávez Un micrófono para él, por favor. Rafael, estuvo en la guerrilla.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Jamás tuve pensión, Comandante.

Presidente Chávez Trabajaste de niño en Casanay.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Sí, como no.

Presidente Chávez ¿Tú fuiste pescador?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Bueno, no tanto pescador, más que todo agricultor.

Presidente Chávez ¿Qué sembrabas?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Bueno, allá sembrábamos ocumo chino.

Presidente Chávez ¿Ah?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Ocumo chino.

Presidente Chávez Ocumo chino. ¿Te gusta eso, Giordani, el ocumo chino? ¿Qué más? ¿Por ahí no se da también la naranja, por Casanay?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Bueno, se dan naranjas y caña de azúcar, hay un central azucarero.

Presidente Chávez Caña de azúcar, en Casanay. Y pesca también.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Sí, cerca.

Presidente Chávez Pero tú nunca fuiste para el mar.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Siempre he ido.

Presidente Chávez Te fuiste pa’l cerro, para allá para la montaña, para la guerrilla.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel El Turimiquire.

Presidente Chávez ¡Ajá, éste fue guerrillero! Un aplauso para los hombres de la montaña, y las mujeres de la montaña, del Turimiquire...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Yo casi que termino por allá también.

Bueno Rafael, fíjate, 60 años tienes tú.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Sesenta y seis.

Presidente Chávez Sesenta y seis años ¿ves? No tuvo nunca una pensión...

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Jamás.

Presidente Chávez Trabajó toda la vida.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Toda la vida.

Presidente Chávez Pero como no aportó, ¿cómo se llama? No cotizó. Como no cotizó, entonces, nada, no tenía derecho. Eso se llama capitalismo eso es egoísmo, porque ¿no tiene él el mismo derecho que cualquiera, de vivir dignamente, habiendo trabajado toda su vida? Habiendo aportado cuanto esfuerzo para nuestro pueblo.

Entonces por eso yo digo, esto es mucho más que entrega de un documento, es mucho más que eso; esto es... ¿Cómo tú lo llamarías poeta?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Esto es dignificar al hombre.

Presidente Chávez Dignificar al hombre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Entonces yo (gracias a Dios y a la Revolución) contribuyo a nombre de todos a dignificar al hombre venezolano que tú eres, al pueblo venezolano que tú eres Rafael.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Gracias Comandante.

Presidente Chávez Gracias hermano. Ahora él entró ya a recibir su pensión, su pensión mensual, se le va a depositar en esa tarjeta.

¿Tú vives allá en Sucre todavía? ¿no?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel No, estoy viviendo acá en Caracas en el Centro de Servicios, Residencias Joaquín...

Presidente Chávez ¡Ah, estás allá en el centro!

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel En el INAS.

Presidente Chávez En el INAS. Tú vas a recibir todos los meses el depósito de su pensión, y ahorras, ahora puedes ahorrar un poquito ¿verdad?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Rafael Villarroel Claro, claro que sí.

Presidente Chávez Y seguro ahorita la pensión es de 1.548, tengan ustedes la seguridad que para mayo yo anunciaré un incremento nuevamente del salario mínimo, y por tanto de las pensiones, todavía no sé de cuanto pero lo haremos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Y éste quién es?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Oswaldo Beníyez.

Presidente Chávez Oswaldo Benítez. ¡Oswaldo! ¡Epa Oswaldo! ¿De dónde vienes tú Oswaldo?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez De La Pastora. Yo quiero manifestarle en nombre de las adultas y los adultos mayores la alegría, la felicidad, el contento que recibimos de sus generosas manos, porque sus manos son generosas, este fruto exquisito, hermoso de la Revolución, porque así son los frutos de la Revolución, y éste es un fruto de la Revolución...

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Y esto viene a profundizar el proceso, porque es un proceso para la dignificación y el enaltecimiento de las personas adultas mayores, y ese proceso lo impulsa a usted con la energía que genera su finísima sensibilidad; usted es una persona con un finísima sensibilidad social, y su sed, así como suena, sed de justicia social.

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Y algo muy importante, el decreto Ley para crear la Misión Gran Amor, es un decreto, digamos, tan revolucionario, que hace de lo que fue en la antigua legislación, un derecho adquirido, lo convierte en un derecho natural, porque las beneficiarias son todas las personas adultas mayores, independientemente de lo que usted ha hecho mucho énfasis, que cotizaron o no cotizaron, y usted tome el caso como ejemplo de la injusticia, la cuestión de una mujer que planteó que elaboró todos los años y nunca percibió nada. Esto más que seguridad social es justicia social, justicia socia, es la revolución elevada a la enésima potencia comandante....

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Bravo, bravo!

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Gracias por esa generosidad suya Comandante.

Presidente Chávez Gracias a ustedes, gracias a ti por esas palabras, y a ustedes. Gracias hermanos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Tú sabes que yo sin ustedes no valdría nada, son ustedes los que me dan a mí...

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Eso es la retroalimentación, y como ya lo dijo el camarada Rafael, sabe que cuenta con ese ejército que somos los adultos mayores organizados en los comités de abuelos que ya conformamos, como lo dijo el camarada, más de 8 mil, con la participación protagónica de más de 160 mil adultos mayores...

Presidente Chávez Esos son los comités.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez En los programas de trabajo, comandante, fíjese que el decreto 60, en la cuestión de la pensión, pero eso es mucho más trascendente, los programas de trabajo que van a estar bajo la lupa suya, eso es de una trascendencia tan importante como la pensión...

Presidente Chávez ¿Cuántos comités tenemos ya formados?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Ya tenemos más de 8 mil...

Presidente Chávez Más de 8 mil...

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Con la situación protagónica de más de 160 mil. Por ejemplo ya comenzamos a hacer esa retroalimentación.

Usted sabe que el primer programa, porque arrancamos con estos cinco que estipula la universalidad del derecho a pensión de vejez, y que esa universalidad debe comenzar de abajo hacia arriba con los hogares, salario mínimo nacional. Ahí nosotros, los comités de abuelos ya estamos trabajando para esa universalidad.

Y algo muy importante que es el cuarto programa...

Presidente Chávez ¿El cuarto programa?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Sí, el cuarto, el cuarto programa, porque tenemos cinco, pero vamos a sentarnos como ese ejército que usted tiene, que somos los adultos mayores...

Presidente Chávez Un aplauso pues. [risas].

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Comité de Adultos Mayores.

¿Dónde vives?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez En La Pastora.

Presidente Chávez En La Pastora.

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Oswaldo Benítez Entonces fíjese comandante, ese cuarto programa es el rescate de los valores patrios, y como usted lo ha dicho, nosotros tenemos que aportar mucho a eso, y tenemos que fomentar aquí, y el camarada lo sabe que eso es a millón, la integración inter generacional para transmitir esos valores patrios...

Presidente Chávez Bueno, vamos a reunirnos para que hablemos todo eso, y para impulsar. Gracias hermanos.

Mira qué fuerza. Un aplauso para los adultos mayores y toda la tarea de Patria que están cumpliendo...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La señora Higinia Rodríguez.

¿De dónde vienes tú Higinia?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Yo soy de Maracay, del estado Aragua.

Presidente Chávez De Maracay viene Higinia.

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Pero esto refugiada, me han tratado muy bien, estoy en un hotel cinco estrellas, tengo año y pico viviendo ahí.

Presidente Chávez ¿Dónde, dónde?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Aquí en Chacao...

Presidente Chávez ¿Tú estás refugiada? ¿Sí?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Frente al Centro Lido.

Presidente Chávez ¡Ahhh! ¿Estás con la familia ahí?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Y le traigo un saludo de todos mis compañeros de allá del refugio.

Presidente Chávez ¿Cuántos hay en el refugio?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Veinte familias.

Presidente Chávez Veinte familias.

¿Cómo se llama el refugio?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez [risa].

Presidente Chávez Bueno, en Chacao, Chacao.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Somos personas discapacitadas.

Presidente Chávez Dales un saludo a todos y a todas, y diles que nosotros cumpliremos nuestra palabra, del refugio a su casa, a su apartamento.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Un abrazo bolivariano en nombre de todas las madres venezolanas y en nombre de todas las adultas y adultos mayores.

Presidente Chávez Gracias mi vida. ¡Higinia! Toma Higinia aquí está tu tarjeta para la pensión.

Y yo quiero aprovechar las palabras de Higinia, tan bonita, para ratificar nuestro compromiso, la Gran Misión Vivienda Venezuela, no habrá familia en Venezuela que no tenga su vivienda digna.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y eso lo vamos a cumplir, lo venimos cumpliendo.

¿Quién viene ahora? Laurencio.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Higinia Rodríguez Usted es el motor que mueve esta revolución. Lo felicito.

Presidente Chávez Gracias Higinia. El motor. Bueno, yo soy un motorcito, el gran motor es el pueblo.

Laurencio, vamos a jugar metra compadre.

¿Qué me traes tú ahí?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Este es un regalito de cuando éramos muchachos.

Presidente Chávez ¡Ahhh! ¡Pa’lante Comandante!

¿Y tu hijo dónde está? Ella fue la que me interceptó allá en Sabaneta.

¿Cuántos hijos tienes?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Catorce.

Presidente Chávez Yo dije 24, aclaro, son 14.

¿Y nietos? ¿Cuántos tienes?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Hay treinta nietos.

Presidente Chávez Treinta nietos. Pero voltea para que te vean allá chico. Este es Laurencio Pérez, mira, Laurencio. [risa].

Mira, toma tu tarjeta Laurencio que Dios te bendiga.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Okey, muy agradecido y muchas gracias.

Presidente Chávez Pero ábrelo pues, ábrelo.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Me acuerda cuando estaba Chavalo, este es un recuerdo para toda la vida a nivel nacional, a la administración pública de la capital...

Presidente Chávez [risa] De la capital.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Cuando usted tenía 8 o 9 años.

Presidente Chávez Tú tenías 11, 12 por ahí.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Sí, por ahí estaba.

Presidente Chávez ¿Qué es eso?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio El guante, sácale uno.

Presidente Chávez ¿Qué es eso?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Eso era cuando ustedes mismos la hacían.

Presidente Chávez ¡Ahhh, imagínate tú! Nosotros hacíamos los guantes así. Mira el litro de metra. Éste se ganaba todas las metras y las enterraba en el topochal de Mama Rosa, y en el topochal de mi tío Juan Serrano.

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Yo era quetcher suyo allá ¿verdad?

Presidente Chávez Éste era quetcher mío ¿verdad? ¿Tú agarrabas la rabo e’cochino? Para ver.

Mira, mira, éste vino preparado para la partida. Dame acá la pelota, agarra allá, párate allá, quecha, quecha a ver.

Asistentes [ovación] ¡Esooo! [aplausos].

Presidente Chávez Mira qué regalo tan bonito ¿ves? Fíjate, así hacíamos los guantes nosotros, y él era experto haciendo guantes, jugando metras, haciendo bates con la rama del guayabo, ¿te acuerdas? La rama del guayabo. Y tú te ibas de robo para segunda se y entonces cuando a uno o agarraban en corri, corri, Laurencio no se entregaba, no, no, no, él se iba por el piñal de mi abuela, se metía para allá para donde estaba el jobo...

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Donde Agustín.

Presidente Chávez Donde Agustín, y se escondía, no lo podíamos sacar, y la partida seguía pues, uno seguía jugando, vamos a esperar a Laurencio, y de repente estábamos ahí bateando y tal y aparecía Laurencio por allá por detrás del mandarino y se tiraba de cabeza en segunda. ¡Quieto en segunda! Y a veces llegaba directo a home.

Escalona por favor guárdeme esto, que esto vale para mí más que todo el oro que pueda haber en Guayana y más que la Faja Petrolífera del Orinoco, vale más que eso.

¿Y esto qué es?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio El comprobante de sexto grado.

Presidente Chávez ¿El tuyo?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Sí. Buena conducta, léalo.

Presidente Chávez Tú sacaste sexto grado en que año...

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Ahí lo tiene.

Presidente Chávez Fue como el año...

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Laurencio Sesenta y cinco.

Presidente Chávez Sesenta y cinco. Claro, yo salí de sexto grado un año después. Pero Laurencio no pudo, como la mayoría de ellos, de los niños que éramos, él no pudo irse a estudiar al liceo pues, nosotros pudimos irnos, mis hermanos, mis familias, nos fuimos a Barinas porque no había liceo en Sabaneta. De cada 100, ahí están las cifras, las estadísticas Elías. En los años 60, de cada 100 niños que comenzamos la primaria, yo creo que ni siquiera el 10 por ciento llegábamos a secundaria, menos a la universidad, Laurencio se quedó allá con su sexto grado, y la pobreza, y trabajando allá en el conuco, y luego, bueno, el amor y la mujer, los hijos y la pobreza ¿ves? Han pasado casi 60 años, pero aquí estamos el pitcher y el quetcher, y nadie nos batea una recta, una rabo e’cochino, ni Gordani.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno compadre ya te di la... Toma, esto es tuyo.

¿Y tú? Ustedes viven allá en las afueras de Sabaneta ¿verdad?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Sí en la urbanizacióni Araguaney, nuevo sector, nuevo Araguaney II.

¿Tú eres la más pequeña? Bueno, una de las menores.

Presidente Chávez Una de las menores. ¿Y estás trabando?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Pues estoy desempleada, tengo mis seis niños, y bueno, aquí estoy...

Presidente Chávez ¿Seis niños tienes ya?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Sí.

Presidente Chávez ¡Imagínate tú! Seis niños ¿ves?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Tengo un niño que tiene seis años, los está cumpliendo hoy...

Presidente Chávez ¿Tres?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Pero primero antes de decir algo, quiero decirle con todo el corazón a mi Presidente, primeramente darle gracias a Dios por este encuentro tan lindo con mi padre y mi Presidente, sé que hoy por hoy mi pueblo de Sabaneta está orgulloso de verte, este es un sueño y se me cumplió realmente, gracias a un niño, gracias a mí, gracias a un chico que me escuchó en este momento y me vio y me recibió ese lindo papel que mi Presidente lo vio, lo escuchó, y nos tomó en cuenta, hoy estamos acá; todo el mundo a nivel nacional nos está viendo.

Mi padre quería verte mi Presidente amado, querido, todas nosotras las mujeres en mi pueblo, como los de Sabaneta, su pueblo querido, Barinas, te amamos, te queremos, estamos...

Mira, cuando supimos que estabas enfermo nos dolió bastante, con el corazón en la mano pidiendo, orando, rezando, bueno, hicimos de todo por tu salud.

Presidente te amamos todas las mujeres de todo el país en general, te amamos presidente.

Asistentes [ovación].

Presidente Chávez Bueno. ¿Cómo es que te llamas tú?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela Quiero decirte algo Presidente, tengo un proyecto urbanístico realmente no tengo vivienda, creo que en sus manos ya está todo, usted ya lo vio, mi padre igual, soy orgullosa con todas lo que ustedes y las personas que fueron y me visitaron, mandada por usted, y que usted lo tiene en sus manos, usted ya lo vio, así somos, así vivimos humildes, y no es porque estoy aquí voy a llegar a mi pueblo y me van a decir, ya estás rica, estás grande. No, yo soy igual, yo no los voy a ignorar, soy igual, humilde, porque los quiero, soy una mujer luchadora, me gusta luchar por el que lo necesita realmente; me gusta luchar por la revolución y estamos con usted Presidente. Habemos demasiados niños, adultos, ancianos, y damos gracias hoy por hoy que estamos cumpliendo y viviendo esas misiones que usted hoy nos ha dado a todos, y felicito por haber cumplido la misión de darle esto a mi padre, que nunca lo había tenido, pido fuerzas para poder estar a su lado Presidente, y gracias a Dios estoy acá, para decirle lo lindo que es usted, como lo quería ver personal. Mi sueño fue realidad.

Presidente Chávez ¡Bravo muchacha! Gracias mi vida.

Yo tengo ya el material que me hizo llegar la ministra Nancy Pérez, de la mujer, que mandó para allá a una comisión, la ministra Isis; vamos a financiar el proyecto.

Tienen Consejo Comunal ¿verdad?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela No, lo vamos a hacer, porque realmente ya se nos venció, pero sí Presidente, nos gusta la organización, porque mientras uno está más organizado, más bonito trabajamos junto de la mano, como siempre hemos querido trabajar realmente con sinceridad, no con trampa, es con legalidad como se debe hacer, vigilar nuestro derecho que es del pueblo, lo que es del pueblo es del pueblo y tenemos que velar nosotros mismos, luchando, verificando, analizando y no dejar que nadie venga por fuera a decir, esto es mío. No, esto es del pueblo, de nosotros los revolucionarios realmente Presidente.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno. ¿Cómo te llamas?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, María Teresa María Teresa.

Presidente Chávez María Teresa. Ustedes se dan cuenta de dónde viene todo eso que yo hablo diez horas ¿ves? ¿verdad? De Sabaneta pues [risa], del Camoruco, la Madre Vieja.

Mira como habla María Teresa, y ella puede habar aquí 10 horas y 20 horas, y Laurencio ni se diga, es un artista Laurencio. ¡A Laurencio!

Está bien, ya es tarde y tenemos que terminar, y ya entregamos todos, faltan tres todavía, no se vayan.

Vamos pues, adelante muchachos. No se vayan, no se vayan.

Presentador Entrega de asignaciones económicas por la Gran Misión Hijos de Venezuela, recibe nuestra compañera Jaimy Daza, nuestra compañera Yineidy Córdoba, y el compañero Miguel Carmona.

Presidente Chávez ¿Dónde está la niña Génesis? ¿Dónde está? ¿Qué edad tiene Génesis?

Beneficiaria, madre de Génesis Catorce años.

Presidente Chávez Esa es tu hija.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí.

Presidente Chávez ¡Ah, tiene 14! ¿Cuántos hijos tienes tú?

Beneficiaria, madre de Génesis Tres hijos.

Presidente Chávez Génesis, y la otra se llama...

Beneficiaria, madre de Génesis Génesis, Samuel y Daniel.

Presidente Chávez ¿Dónde está Samuel?

Beneficiaria, madre de Génesis Lo dejé en la casa, Presidente.

Presidente Chávez ¿Y Daniel?

Beneficiaria, madre de Génesis También.

Presidente Chávez ¿Y dónde viven?

Beneficiaria, madre de Génesis En Charallave.

Presidente Chávez ¡Ah, tú vienes de Charallave!

Beneficiaria, madre de Génesis Sí.

Presidente Chávez ¿Te viniste en el tren?

Beneficiaria, madre de Génesis Nos fueron a buscar un vehículo...

Presidente Chávez Pero tú has viajado en el tren.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí, sí.

Presidente Chávez El tren de Charallave.

Fíjense una cosa.... ¿Y tienes una vivienda propia?

Beneficiaria, madre de Génesis Todavía no, pero confío Presidente, ya mi casa la tomaron los ministros, y sé que me van a dar respuesta porque tienen un equipo bastante eficiente.

Presidente Chávez ¿Tú te registraste en la Gran Misión Vivienda Venezuela?

Beneficiaria, madre de Génesis Sí.

Presidente Chávez ¡Ajá! Pronto comenzaremos a entregare ya viviendas, para empezar, este año vamos a llegar, con el favor de Dios, a 200 mil viviendas por lo menos este año 2012, y el año que viene vamos para 300 mil viviendas, viviendas dignas, apartamentos bien bonitos. Por ahí en Los Valles del Tuy estamos construyendo bastantes.

¿Y tú no estás trabajando?

Beneficiaria, madre de Génesis No. Presidente quiero decirle algo, de verdad estoy agradecida, y le decía que le daba gracias por tomar en cuenta esa población de personas discapacitadas, porque en el pasado no existía ni siquiera una Ley para las personas discapacitadas, hoy nosotros las familias de niños discapacitados, de familiares con discapacidad tenemos esa Ley que sustenta, que resguarda nuestros derechos, y estamos de verdad bastante agradecida... Sí, tiene una discapacidad cognitiva...

Presidente Chávez Génesis ven, ven mi vida. ¡Qué linda! ¿Ves? Ella tiene una discapacidad.

Un aplauso para Génesis.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Cuántos años tiene Génesis?

Beneficiaria, madre de Génesis Catorce.

Presidente Chávez Catorce, es tu hija mayor.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí, mi hija mayor.

Presidente Chávez ¿Está estudiando?

Beneficiaria, madre de Génesis Sí ella estudia en...

Presidente Chávez ¿Qué estudia?

Beneficiaria, madre de Génesis Cuarto nivel en el Instituto Especial Virgen del Carmen, en La Estrella.

Presidente Chávez Allá mismo en Charallave.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí, en Charallave, La Estrella.

Presidente Chávez Esa es otra tarea que tenemos ¿ves? Maryann. ¿Dónde está Maryann Hanson? Yadira, el tema y la Misión José Gregorio Hernández, y tenemos que construir no sé cuántas aulas para educación especial. ¿Cuántas son? Mil doscientas. ¿Cuántas vamos...? ¿Yo aprobé recursos para recursos para cuántas este año? Para las 1.200 ¿verdad?

No te oigo Maryann, es que estamos lejos.

Ministra del Poder Popular para la Educación Maryann Hanson Se aprobó la mitad de los recursos.

Presidente Chávez ¿Cómo que la mitad? ¡Ajá! ¿Y por qué la mitad Giordani? No, vamos a aprobar la otra mitad para que hagan las 10 mil aulas. Pásame eso para aprobarlo...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Eso fue el año pasado que te aprobé la mitad ¿no? Bueno, la otra mitad te la apruebo ahora mismo.

¿A cuánto ascienden los recursos? ¿Cuánto? Cien millones, cien, 174. Bueno, para apurar la construcción de aulas y la dotación, y además los maestros que se requieren. ¿Cuántos maestros nos hacen falta?

Ministra del Poder Popular para la Educación Maryann Hanson Mil doscientas treinta y dos pero en distintas especialidades, además de las demás especialidades, solamente docentes en educación especial, necesitamos 1.232, uno por aula, además los especialistas en terapia de lenguaje...

Presidente Chávez En algunos casos yo diría más de uno por aula, porque imagínate tener tú ahí a lo mejor 20 o 10 niños o adolescentes con discapacidad ¿verdad?

Digo yo Maryann, que en algunos casos harán falta hasta dos por aula ¿no?

Ministra del Poder Popular para la Educación Maryann Hanson Lo que pasa es que está calculado solamente hasta 8 o 10 estudiantes por aula Presidente.

Presidente Chávez Ocho por aula, okey. En algunos casos incluso a lo mejor ocho, a lo mejor, digo yo.

Ahora fíjate, apuremos eso.

¿Y la capacitación de esos profesores ya comenzó?

Ministra del Poder Popular para la Educación Maryann Hanson Estamos en eso con el Convenio Cuba-Venezuela Presidente.

Presidente Chávez Hay que agradecer a Cuba.

Mire, ustedes no tienen idea, nadie tiene idea de cuánto la Revolución Bolivariana tiene que agradecerle para siempre a la Revolución Cubana, a Fidel Castro, a Raúl, al pueblo cubano.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Nos visitó este fin de semana el vicepresidente cubano Ricardo Cabrisas, y se aprobaron 74 proyectos, 74 proyectos cubano-venezolano, la mayor parte de ello de salud, educación, deportes, cultura, agricultura también, industrias, de apoyo cubano-venezuela, y venezolano a Cuba, porque es un asunto de interés, intercambio de actividades y del desarrollo social, y el desarrollo económico.

Estamos construyendo, por ejemplo, una fábrica, una industria de níquel para producir aceros especiales, una de las tantas cosas que estamos haciendo.

Mira Génesis, ¿entonces? ¿Y tú qué deportes...? Mira ese tamaño, muchacha grandota. ¿Cuántos años tiene?

Beneficiaria, madre de Génesis Catorce.

Presidente Chávez Mira, es una gigantesca, tú puedes jugar quiquimbol, sí. ¡Passs! Quiquimbol, con Laurencio puedes jugar beisbol. Quiquimbol, voleibol. ¿Qué más?

Un aplauso para Génesis pues. Mira qué linda.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y entonces tú vas a recibir... ¿Y tu esposo?

Beneficiaria, madre de Génesis Está en la casa.

Presidente Chávez ¿Está trabajando?

Beneficiaria, madre de Génesis No, él está desempleado.

Presidente Chávez Cómo va a ser que esté desempleado. Elías Eljuri, ¿te das cuenta? Está desempleado ¿ves? La culpa no es de Elías Eljuri, él es el que saca la cuenta ¿no? [risa].

¿Y en qué ha trabajado tu esposo? ¿Cómo se llama tu esposo?

Beneficiaria, madre de Génesis José Quevedo.

Presidente Chávez José Quevedo. Saludos a José Quevedo desde aquí.

¿Y en qué puede trabajar él?

Beneficiaria, madre de Génesis Nuestro pensado es más adelante comenzar a trabajar carpintería, porque él es carpintero desde la casa...

Presidente Chávez Él es carpintero. O sea, él sabe hacer puertas, por ejemplo.

Beneficiaria, madre de Génesis Puertas, camas...

Presidente Chávez ¡Te das cuenta Elías! Puede hacer ventanas. Giordani. Y entonces tenemos allá los pinos de Uverito, medio millón de hectáreas de pino, y no le hemos sacado provecho (no está aquí el ministro de Industrias, pero está el de Ciencia y Tecnología, váyanse para allá.

Yo quiero un informe Jorge, del pino de Uverito, y si Proforca no puede con eso, le quitamos eso a Proforca pues ¿ves? Se lo quitamos....

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque en verdad a veces la burocracia no puede con las cosas. Pero no es justo tener esa gran riqueza allá, hace poco yo fui y volví a ver el mismo bosque, y entonces en algunas partes se quemó, en otras partes los pinos ya están muy grandes, pasados, incluso, del tiempo necesario para comenzar a cortarlo, y hacer las talas, a procesarlo, el pino, el pino Caribe, eso es muy valioso, entonces viene el invierno, vienen los huracanes y tumban los árboles. ¿Y te das cuenta? El esposo de ella puede ser uno de los que procese los pinos, incluso se puede ir para allá ¿verdad? ¿Tú le das permiso que vaya para allá, a trabajar allá?

Beneficiaria, madre de Génesis [risa].

Presidente Chávez No, no tiene por qué mudarse para allá, traemos la madera para acá y montamos la carpintería en los Valles del Tuy, para hacer puertas, ventanas y cuanta cosa de madera se pueda hacer ¿ves? ¿te das cuenta?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Para las viviendas que estamos haciendo hacen falta. Bueno, si vamos a hacer 200 mil viviendas, ponle tú que cada vivienda tenga una, tres, no menos de 5 puertas cada vivienda, 5 por 200 mil, 1 millón de puertas, nada más que un millón de puertas, pues, hacen falta. ¿Cuántas podrá hacer tu marido? Por lo menos 100 mil.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí [risa].

Presidente Chávez Gracias, gracias.

¿Dónde está la tarjeta? Aquí está la tarjeta, es distinta a la otra ¿no? La otra era libreta, esta es una tarjeta del Banco de Venezuela.

¿Cómo funciona eso de prepago? A ver, ahí está el presidente del banco.

Presidente del Banco de Venezuela, Rodolfo Marco Torres Mi Comandante, es un medio de pago electrónico.

Presidente Chávez ¿Cómo es eso?

Presidente del Banco de Venezuela, Rodolfo Marco Torres Permite a las personas retirar el efectivo en 9.300 cajeros que se encuentran....

Presidente Chávez ¿Dónde ella lo va a retirar, en el caso de ella que está en Charallave?

Presidente del Banco de Venezuela, Rodolfo Marco Torres En cualquier cajero del sistema financiero público y privado.

Presidente Chávez ¿Allá hay oficinas del Banco de Venezuela?

Asistentes No.

Presidente Chávez ¿No hay? ¿No hay?

Asistente Sí, sí.

Presidente del Banco de Venezuela, Rodolfo Marco Torres Sí, sí hay, sí hay.

Presidente Chávez ¿A? Allá no hay. Mira, allá no hay.

¿De dónde eres tú que dices que no hay? ¿Sí hay? Que hay dos nada más. Hay que abrir más entonces. Hay dos en Charallave.

Y tú vas a recibir aporte por los tres niños ¿no? Es decir, ella va a recibir 430 por 3. No, por tres no, porque en el caso de Génesis recibe 600 porque tiene una discapacidad, 600 más 430 x 2, 2x3= 3, 2x4= 8, 860 más 600, 1.460, ella va a recibir casi salario mínimo mensual.

Ahora, la idea es que tú te organices, tu esposo, ella tiene que seguir estudiando, y luego se organicen, se capaciten, y a trabajar, y luego tendrán un ingreso producto de su trabajo, que será y debe ser mucho mayor que esto que le estamos entregando temporalmente como... Decía algún escuálido por ahí, no, que Chávez está entregándole limosnas al pueblo, eso es lo que ellos creen ¿no? Allá ellos y su odio, esto es amor, estos no son 1.400 bolívares, estos son 1.400 millones de toneladas de amor lo que estamos entregándole a ellas, a sus hijos, a su hija para que puedan vivir mejor y seguir transitando el camino hacia la mayor suma de felicidad posible.

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria, madre de Génesis Quiero aprovechar el momento de darle gracias a la Misión Ribas, la Misión Sucre, misiones que me dieron la oportunidad de recibir un título como bachiller integral. Y a la Misión Sucre, estoy esperando el título de licenciada en educación especial.

Presidente Chávez ¡Bravo!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, ella puede trabajar.... ya va a trabajar en eso.

¿Cuánto te gradúas?

Beneficiaria, madre de Génesis Estoy esperando tramitación de título.

Presidente Chávez ¡Te das cuenta! Hay que darle el título rápido.

¿Y dónde vamos a construir allá la escuela para educación especial?

Beneficiaria, madre de Génesis Bueno, tenemos un proyecto, pero en cuanto a la escuela, de deficiencia auditiva, que se encuentra en Las Brisas, o sea, la escuela es pequeña...

Presidente Chávez Pero hay que ampliarla.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí, hay que ampliarla.

Presidente Chávez Maryann toma nota de este caso particular para apurar eso, y ella ya está graduada prácticamente, ya está lista para empezar a trabajar ¿ves? ¿Te das cuenta?

Que Dios te bendiga mujer.

Beneficiaria, madre de Génesis Gracias.

Presidente Chávez Y tú tenías cuando llegó la revolución... Tú tienes como 30 años nada más.

Beneficiaria, madre de Génesis Treinta y tres.

Presidente Chávez Treinta y tres, la edad de Cristo. Cuando llegó la revolución tú tenías 20, 20 años, 21 años.

¿Y tú qué año tenías aprobado?

Beneficiaria, madre de Génesis Sexto grado.

Presidente Chávez Sexto grado, y ya vivís ahí en Charallave.

Beneficiaria, madre de Génesis Sí, pero cuando llegó la Misión Ribas en la comunidad todavía no se había activado, yo caminaba muchos kilómetros a pie porque no tenía los recursos para pagar el vehículo, pero los profesores, esa humanidad, esa fuerza que caracteriza a la mujer venezolana, y nos representa este impulso por sacar mis hijos adelante, fue el motivo, mi hija mis hijos, de lograr las metas.

Presidente Chávez La voluntad, la voluntad de vivir, de luchar y de vencer. Que Dios te bendiga mujer, y a ti Génesis.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Una señorita, y a estudiar, y a echar pa’lante, esa es la consigna.

¿Quién nos falta?

Presentadora Yuneidis Córdova.

Presidente Chávez ¿Yuneidis?

Presentadora Yineidis.

Presidente Chávez ¡Ah! Esa eres tú?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova [risa].

Presidente Chávez ¿De dónde vienes tú?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Yo vengo de Miranda.

Presidente Chávez Yo vengo del Alto Apure atravesando sabanas.

¿Y ese niño chiquitico de quién es? Es una niña ¿no?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Una niña.

Presidente Chávez ¿De dónde? De Miranda. ¿De qué parte de Miranda?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova De Guatire.

Presidente Chávez De Guatire. Ahí es donde vamos a tener próximamente a Elías Jaua de gobernador en Miranda ¿ves?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova En diciembre.

Presidente Chávez En diciembre del año que viene.

¿Cuántos hijos tienes?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Tengo tres mi Presidente.

Presidente Chávez Tres. ¿No están aquí? No.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Sí, tengo dos.

Presidente Chávez Sí, están ahí.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Allá está el de chaqueta roja...

Presidente Chávez ¡Hola! Están grandes.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Una tiene 15, el niño tiene 11, y tengo un bebé de 2.

Presidente Chávez Quince, once y un bebé de dos.

¿Y tu esposo?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova No.

Presidente Chávez Estás sola con ellos.

¿Y tienes casa propia?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova No.

Presidente Chávez Tampoco. ¿Vives?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Vivo con mi mamá.

Presidente Chávez Con tu mamá allá en...

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova En Guatire.

Presidente Chávez En Guatire. Saludos a tu mamá.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Mírela, está allá.

Presidente Chávez ¿Está ahí tu mamá? ¡Ah, mira!

Ahora, tú recibes esto por tus tres hijos también ¿verdad?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Sí Presidente, y padezco de cáncer, que lo voy a vencer, como usted.

Presidente Chávez Tienes cáncer.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova De mama.

Presidente Chávez Ya. Lo vas a vencer. ¿Verdad que lo va a vencer? ¡Claro! Claro que lo vamos a vencer.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Y está en tratamiento ya?

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Sí, ya me pusieron seis quimio, ahora van a operarme.

Presidente Chávez No te falta nada, nada, nada de apoyo.

Bueno, cualquier cosa le voy a pedir a Érika, ahí está Érika, que hablar contigo, para no hablarlo aquí en público ¿sí? ¿ves? Me basta saber que estás enfrentando, dando esa lucha y que vas a vivir, y que vamos a vivir y a triunfar.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Sí. ¡Ujú!

Presidente Chávez ¿Oíste mujer?

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Sí.

Presidente Chávez Por tus hijos.

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Ya tenemos cabellos.

Presidente Chávez ¡Claro!

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova [risa].

Presidente Chávez Pero el tuyo es más bonito, el mío churruscao, no se me quiere enchurruscar el cabello.

Toma pues, que Dios te bendiga.

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Yineidis Córdova Gracias.

Presidente Chávez Gracias mujer. Firmeza pues para la vida.

¿Nos falta?

Presentadora Miguel Carmona, padre de familia.

Presidente Chávez ¿Quién?

Presentadora Miguel Carmona.

Presidente Chávez Miguel Carmona y ya.

Miguel, ¿dónde está Miguel? ¡Epa Miguel! Vino con su esposa y tus hijos.

¿Cuántos tienen?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Tenemos 4.

Presidente Chávez Cuatro, cuatro. ¿Y el quinto viene por ahí?

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona No, no, ya cerramos...

Presidente Chávez ¿Esta es una hembra?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Sí, una hembra.

Presidente Chávez ¿Cómo se llama?

Asistentes [aplausos].

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, esposa de Miguel Carmona María José.

Presidente Chávez Mira María José. ¡Hola comadre!

¿Y tú te llamas?

Niña, Michel Michel.

Presidente Chávez ¿Cuántos años tiene Michel?

Niña, Michel Trece.

Presidente Chávez Trece. ¿Y qué estás estudiando?

Niña, Michel Segundo año.

Presidente Chávez Ponte para acá con tu papá.

Fíjense ustedes una cosa Elías, Elías Eljuri otra vez, y Jorge Giordani que están ahí, esos señores de corbata ahí, elegantísimos, ellos se la pasan estudiando matemáticas, estadística y todo eso.

Fíjate este tamaño ¿ves? Ya está más alta que tú. ¿Y esta? Mira, esta tiene ¿cuántos meses?

Beneficiaria de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, esposa de Miguel Carmona Tres.

Presidente Chávez ¿Tres? Y mira el tamaño que tiene esa muchacha, y mírale los cachetes.

Hace poco estábamos allá en la Asamblea Nacional hablando, en el mensaje anual, de cómo nuestros jóvenes ahora son más altos que hace 10 años, que hace 20. ¿Cuánto centímetros son Elías? ¿Tú te acuerdas? Tú te lo sabes de memoria. Dale el micrófono ahí a Elías Eljuri, por favor. Elías.

Presidente del Instituto Nacional de Estadística, Elías Eljuri De 0.6 subió a 1.2 centímetros. De 0.8 a 1.8. Creo que esa es la cifra. En todos estos años, de 0,8 que es el aumento, subió, durante estos años se incrementó a 1.8.

Presidente Chávez Tratando de ser más claro, la conclusión, y yo la explicaba ya, es que hoy en día nuestros jóvenes, nuestros adolescentes, a la edad de ella, por ejemplo, 12, 13, resulta que están varios centímetros más alto, en promedio, de lo que éramos nosotros pues, nuestra generación, que veníamos era descendiendo en tamaño; ahora las nuevas generaciones van estirándose. ¿Por qué? ¿Es que tenemos una máquina que los estira? No, la alimentación, la salud, la alimentación, y por eso es que vamos a seguir apoyando a los que más necesitan Osorio, la Misión Mercal. ¿Cuál es la meta de este año, las toneladas?

Ministro del Poder Popular para la Alimentación, Carlos Osorio En Mercal debemos distribuir, mi comandante, más de 112 mil toneladas, lo que son productos subsidiados, y la red como tal, más de 300 mil toneladas de alimentos.

Presidente Chávez Gracias general Osorio ministro.

¿Ustedes creen que si gobernaran aquí como gobernaron durante no sé cuántos años, los escuálidos, la Misión Mercal fuere posible?

Asistentes ¡Nooo!

Presidente Chávez No, porque ellos lo que quieren es ganar plata. La Misión Barrio Adentro ellos la eliminarían, no ves que lo que quieren es ganar plata en las clínicas privadas, cobrando millones y millones por cualquier operación, cualquier atención médica.

Tú vas a una clínica privada, y el médico te ve el ojo y te hace así, qué sé yo, diga: “A”, ya son no sé cuántos, cien mil bolívares por respirar, sólo por decir “A”, diga “A”: “Aaa” Quinientos bolívares, quinientos mil bolívares ¿ves? Sí, así es el capitalismo.

La Misión Barrio Adentro ha atendido a millones y millones de manera gratuita, Mercal, esos alimentos son además subsidiados, tengo pendiente aprobarte el subsidio para este año, que son Giordani, varios miles de millones de bolívares para el subsidio de alimento.

El kilo de caraota, por ejemplo, estábamos hablando antier, está regulado a 4 por ahí ¿no?

Ministro del Poder Popular para la Alimentación, Carlos Osorio El kilo de caraotas está más o menos a 10 bolívares en el mercado capital, porque la caraota la sacamos de la regulación, sin embargo en Mercal cuesta 1,72.

Presidente Chávez ¡Te das cuenta! 1,7 el kilo.

Ministro del Poder Popular para la Alimentación, Carlos Osorio El kilo.

Presidente Chávez Vayan a comprarlo por ahí en las redes capitalistas, 10 bolívares y hasta más el kilo de caraota, hasta 20, esa es la especulación, eso es un robo, ese es el capitalismo.

Bueno, entonces le entregamos a mi compadre.

¿Cómo es que te llamas tú?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Miguel Carmona.

Presidente Chávez Para toda la familia ¿no?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Sí, para toda.

Presidente Chávez ¿Cuántos hijos son?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Cuatro.

Presidente Chávez ¿Y tú estás desempleado?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Sí mi comandante, en estos momentos estoy desempleado.

Presidente Chávez ¿Y tú en qué has trabajado?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Yo he sido es agricultor, mi papá siempre me...

Presidente Chávez Agricultor.

¿Dónde viven ustedes?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Nosotros vivimos en Barranca, Municipio Cruz Paredes, estado Barinas.

Presidente Chávez ¿Estado?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Barinas.

Presidente Chávez ¡Ah, en Barinas! ¿Tú eres de Barranca?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Barranca.

Presidente Chávez Tanta tierra que hay por ahí chico.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Pues sí, y nosotros no tenemos mi comandante, tenemos un pedacito en el caso mío, un pedacito ahí como una hectárea, que es de mi mamá, era de mi papá, pero mi papá desgraciadamente murió, ya eso es de mi mamá, entonces lo cultivo yo, pero se anega demasiado; este año sembré una yuquita...

Presidente Chávez Perdiste la siembra.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Perdí la siembra totalmente.

Presidente Chávez Y tú trabajas en la casa con los niños.

¿Y tú estás estudiando qué año?

Niña Michel Segundo año.

Presidente Chávez En Barrancas. En Barrancas de Barinas ¿ves?

Ahora, este es un ejemplo Yadira, porque ahora tenemos que estudiar nosotros caso por caso e irlos agrupando.

En Barrancas de Barinas estoy seguro que habrá otras familias incorporadas a esta gran misión, y a lo mejor agarramos, ponte tú que sean 500 familias, pongo yo un ejemplo, agrupemos y hagamos los comités de la Gran Misión Hijos de Venezuela, Hijas de Venezuela, y entonces ustedes empiezan a hacer proyectos; busquen terrenos que allá hay; allá está una alcaldesa ¿no es? Y el gobernador, y nuestro ministro de Agricultura, ahí pudiéramos tomar unas tierras que estén abandonadas, ociosas, que hay bastante por ahí, y hacer un proyecto especial en Barrancas, con el Comité Hijos de Venezuela. Eso no es que podemos hacerlo, es que yo quiero que lo hagamos, porque la misión no es sólo... esta es la primera parte, la asignación económica, el apoyo de la Revolución a los más necesitados, a los más humildes, dijo Cristo: “Bienaventurados los pobres porque de ellos será el reino de los cielos...” Es decir, el reino de la justicia.

Toma hermano para la familia.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Unas?

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Unas palabras.

Presidente Chávez Dale pues.

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Tomando en cuenta lo que está diciendo mi comandante en jefe sobre el tamaño de nuestros hijos mi Comandante, eso tiene que ver mucho con la alimentación como usted dice.

Mire, allá en el municipio Cruz Paredes, Barranca, este es mi segundo beneficio directo, si se quiere, de la revolución hacia mi familia, tengo mi casita, gracias a la revolución, yo sé que usted dice que no le demos las gracias a usted, pero yo le voy a dar las gracias a la revolución, y la revolución es usted, y le doy las gracias al pueblo que lo tiene a usted aquí en la presidencia; le estoy dando las gracias a usted de todas maneras, porque usted es pueblo.

Asistentes [aplausos].

Beneficiario de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, Miguel Carmona Entonces allí con las misiones, mi comandante. Cuando le hablaba de beneficios directos, estos dos, pero hemos recibido demasiados beneficios, tenemos todas las misiones en el municipio, tenemos la Misión Mercal, lo que usted hablaba, y gracias a Dios, yo no tengo empleo, pero sí cuando lo poquito que uno consigue a uno le rinde demasiado en mercal, uno tiene un Barrio Adentro allí cerquita, donde controlé el embarazo de mi esposa en un Barrio Adentro, tengo el control de mi niña ahorita en un Barrio Adentro, mire mi niña, está flaquita.

Y gracias a la revolución mi comandante, y gracias a usted, y no me queda más nada que decirle sino agradecerle y decirle que allá en el Municipio Cruz Paredes estamos un equipo allí a la vanguardia, listo para esta gran misión que se nos avecina, que es la Misión 7 de Octubre mi comandante, que es la más importante que yo veo, éstas son importantes, pero esa es la más importante, porque si nosotros no logramos ese objetivo el 7 de octubre, todo esto se nos cae mi comandante, llega otra persona y nos lo quita, viene el imperio yanqui y nos pisotea, y seguimos en las mismas condiciones donde le hablé que lamentablemente mi papá murió, y mi papá murió campesino, luchando, trabajando, nunca cotizó un seguro, y él murió pobre, él trabajó para criarnos a nosotros, y sí vivió de su revolución, pues, ya murió, y me dejó esta herencia de ser agricultor. Pero aquí estamos mi comandante, rodilla en tierra allá en el municipio Cruz Paredes del estado Barinas.

Presidente Chávez Gracias camarada, camarada camarita, y su señora y sus hijos.

Miren, allá van a bailar Las Poderosas, allá vienen Las Poderosas para bailar. La Misión 7 de Octubre, vamos a ganar por nocaut, porque es asegurar el futuro de nuestros hijos, el futuro de la Patria.

¡Que viva la Gran Misión Hijos de Venezuela!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez ¡Que viva la Gran Misión en Amor Mayor!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez ¡Viva la Patria Socialista!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez Un beso. Que Dios me la bendiga y Dios me los bendiga.

Buenas noches. ¡Adelante Las Poderosas!

[Baile del Grupo Las Poderosas].