09/06/2009. Aló Presidente. Sala Rios Reyna, Teatro Teresa Carreño, Caracas, Parroquia San Agustin, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Aló Presidente Teórico N° 1

Presidente Chávez: ¡Aló Presidente número 1! [risa].

Asistentes: [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez: ¡Aló Presidente número 1! Y hay un alboroto aquí, yo no sabía qué les iba a gustar tanto el Aló Presidente Teórico número 1. ¡Aló Presidente Teórico!

Asistentes: [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez: teórico, teórico. Bueno, miren lo que me traje. Como es Aló Presidente Teórico, miren lo que me traje aquí. ¡Hay prueba corta! ¡Hay un quizz! Me traje la Comuna, ¿Cómo es?, La Comuna Popular, la experiencia china. Rumbo al socialismo, este libro maravilloso de Orlando Borrego; socialismo... Y ya ustedes saben cuál es éste, ¿verdad? ¿Sí?

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¿Lo han leído ya?

Asistentes: ¡No!

Presidente Chávez: ¡Aaaah! Entonces pudiéramos leer, aunque sea la mitad esta noche [risas].

Asistentes: [risas y algarabía].

Presidente Chávez: [risa] ¡Ajá! Bueno, estamos inaugurando el Aló Presidente Teórico, el número 1.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Aló Presidente Teórico. Y me han dicho que apenas tenemos una hora. ¿Ustedes creen posible eso?

Asistentes: ¡Nooo!

Presidente Chávez: eso es prácticamente imposible.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: pero va a ser más corto que el Aló Presidente práctico.

Asistentes: ¡Nooo!

Presidente Chávez: son las siete y media. Mira, me tocó hoy con la negra Érika. Un aplauso pa’ Érika.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: me tocó con la negra Érika. Bueno… Y con los Consejos Comunales.

Asistentes: [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: las Mesas Técnicas de Agua, los Comités de Tierra Urbanos.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: los Bancos Comunales, las organizaciones del Poder Popular que han venido naciendo, las mesas de electricidad, ¿qué más?

Ministra del Poder Popular para las Comunas, Erika Farías: energía.

Presidente Chávez: Mesas Técnicas de Energía, comités de salud, pero, sin duda, que como que la columna vertebral de lo que va naciendo son los Consejos…

Asistentes: Comunales.

Presidente Chávez: Consejos Comunales, Consejos Comunales.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, bueno, bueno. ¿Qué hora es? Son las siete y media. ¿Y qué estaban pasando en el 8 a esta hora? ¿Tania, todavía estaba ahí?

Asistentes: Dando y Dando.

Presidente Chávez: yo sé que Tania estaba por las petrocasas en Guacara, las petrocasas..., porque yo estaba haciendo –miren–, ejercicio, ¡ras! Hoy hice trescientos abdominales, ¿qué les parece?

Asistentes: [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: ah, ¿ustedes creen que es mentira? Abdominales de aquí de este lado, de este lado, de aquí, pierna pa’rriba. ¿Ah?

Asistentes: ¡No se oye, no se oye!

Presidente Chávez: ¿No se oye?

Asistentes: ¡Nooo!

Presidente Chávez: ah, ¿y cómo que no se va a oír si estamos en el Teresa Carreño?, Dios mío. Si en algún lugar hay un sonido instalado. ¿Se oye allá al fondo?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: ah, correcto. Bueno, entonces estaba viendo a Tania que estaba en las petrocasas... ¡Tremenda casa la de Petrocasa!

Asistentes: [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: las petrocasas, y estaba en el estudio Jorge Arreaza, entrevistando.

Asistente: Chávez, ¿cómo estás tú?

Presidente Chávez: epa, ¿qué fue comadre? ¿Ah?

Ministra Erika Farías: en Guacara Sur, estado Carabobo.

Presidente Chávez: Guacara Sur, allá en Petrocasa.

Bueno, yo no sé si Tania está todavía allá en las petrocasas, vamos a ver. ¿Será posible comunicarnos con las petrocasas? A ver.

Asistente: ¡Chávez! [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: [risas]. Mira, ajá, a ver si alguien me responde la pregunta. ¿Será posible comunicarnos con Tania? El programa Dando y Dando... A ver, no me responde nadie, ¿quién sabrá? Mientras tanto, mientras alguien me responde…

Moderadora del programa Dando y Dando, Tania Díaz: adelante, Presidente, estamos aquí. ¿Usted nos escucha allá en el Teresa Carreño?

Presidente Chávez: [falla de audio] …teórico y una invitación hago desde aquí a la lectura, al estudio, a fortalecer los principios, las raíces de nuestro planteamiento ideológico, y a estudiar y a profundizar la teoría, las ideas. No hay, no hay, no puede haber, esto pareciera un lugar común, pero es imposible que haya una revolución si no hay teoría revolucionaria, es imposible, como hubiese sido imposible que existiera este edificio si no lo hubiese guiado previamente antes de su construcción una teoría científica; no es una teoría tampoco traída de los cabellos, ciencia, técnica, tecnología, método. De eso se trata el programa Aló Presidente Teórico, eh. En este número uno vamos hablar del Poder Popular, el Poder Popular, los Consejos Comunales, la Comuna, la Comuna.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: y está previsto también que algunos de ustedes, ¿no?, compañeros que están por aquí con nosotros, que son voceros de Consejos Comunales como Alexander Zambrano, está por aquí Alexander, allá está Alexander, del Consejo Comunal Santa Rosa de Lima; José Rojas, del Consejo Comunal Vencedores Socialistas Cacique Tiuna, eh.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Arlen Anaís Alfonso. ¿Arlén o Arlen? Arlen, del Consejo Comunal Reto de Canasec, Canasec, ¿eh?, Batallón Manuela Sáenz. ¿Esto dónde queda, Reto de Canasec?

Representante del Consejo Comunal Reto de Canasec: eso es en Charallave, estado Miranda.

Presidente Chávez: Charallave, aquí no le pusieron dónde era, siempre hay que ubicar bien las cosas. José Rafael Mayora, Consejo Comunal Urbanización Villa Acevedo, estado Miranda.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Dónde queda Villa Acevedo?

Representante del Consejo Comunal Urbanización Villa Acevedo: en la parroquia  Marizapa del municipio Acevedo.

Presidente Chávez: municipio Acevedo, pero ¿en qué pueblo?

Representante del Consejo Comunal Urbanización Villa Acevedo: al lado de Caucagua.

Presidente Chávez: Caucagua, hay que ponerle aquí, Caucagua, eh.

Geomar Suárez, allá está Geomar, del Consejo Comunal Villa Rosa.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: tampoco dice de dónde es. ¿De dónde son ustedes?

Asistentes: estado Lara.

Presidente Chávez: estado Lara. Eddi Margarita Coroy, Coroy, allá está Eddi del Consejo Comunal Conciencia Revolucionaria. ¿De dónde son ustedes?

Representante del Consejo Comunal Conciencia Revolucionaria: Anzoátegui.

Presidente Chávez: Anzoátegui, ¿y por qué no me das eso a mí para yo... ah?

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Eddi Margarita Coroy, Alexander Zambrano, ya lo nombré, entonces dame otra vez este [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: yo soy fastidiosísimo. Ahhh, mira, el que trabaje conmigo cerca tiene que ponerse las pilas pero ponerse bien, mucha, mucha, mucha pila, mucha, mucha [risa].

María Eustropia Marrufo.

Asistentes: [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: María Marrufo, Consejo Comunal Carretera Coro-Churuguara, allá en Coro, Churuguara, ahora sí dice dónde es.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Epa, compadre!, ¿dónde están los falconianos?

Asistentes: [algarabía].

Presidente Chávez: Nelson Maomet, del Consejo Comunal Comunitario Desarrollo Pesquero. ¿Dónde queda eso, compadre?

Representante del Consejo Comunal Comunitario Desarrollo Pesquero: en el municipio Guanare, estado Portuguesa.

Presidente Chávez: ¡Guanare!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Cómo estarán en Guanarito? Guanarito... Zulymar del Valle Meneses. ¿De dónde vienes tú, Zulymar?

Asistente Zulymar: del estado Anzoátegui, municipio Simón Bolívar.

Presidente Chávez: Anzoátegui, Consejo Comunal Botalón María Josefa. Bueno, ustedes van a explicar aquí lo que han hecho y les voy hacer más preguntas, ¡ay, comadre [risa]!

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: llegó la mía, hacer preguntas.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: epa, Tania, ¿tú estás allá todavía en las petrocasas? Dime.

Moderadora Tania Díaz: aquí estamos, Presidente, estamos aquí. Estoy en compañía del alcalde de Puerto Cabello, Rafael Lacava, del alcalde de Guacara, Gerardo Sánchez, y todavía está el presidente de Pequiven, Saúl Ameliach, aquí con nosotros. Estábamos ya hablando de noticias, de temas informativos del día de hoy. Nos estaba comentando el alcalde Lacava sobre lo que ocurre en el puerto de Puerto Cabello, eso a propósito de la medida que anunció hoy el ministro Diosdado Cabello. ¿Y usted cómo está por allá?

Presidente Chávez: bueno, muy bien, aquí inaugurando el Aló Presidente número 1, el teórico, Aló Presidente Teórico número 1.

Bueno, yo quería saludarte, Tania, a todos, porque yo estaba viéndolos temprano, como a las 6, mirando los pases que estaban haciendo con Guacara. Ahora fíjate, una reflexión: estuve oyendo todo lo que ustedes decían, la intervención de unas señoras de la comunidad, unas compañeras, unos señores compañeros, y te juro que estuve oyendo y oyendo y no oí que hablaron de Comuna. ¿No hay ahí una Comuna en construcción?, ¿ustedes están en otro proyecto? A ver, ¿qué nos dicen allá?, ¿no hay Comuna allá en Guacara?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: ¿Los alcaldes qué dicen? No, porque es que el discurso. ¿Ah?... Y por eso esa es una de las importancias del Aló Presidente Teórico, tenemos que ir engranando la teoría. Entonces no puede ser que sigamos hablando... Unos hablan de comunidades, otros hablan de parroquia... Bueno, hay una serie de conceptos, algunos viejos, otros nuevos, etcétera. Hay que ir articulando, englobando, ¿eh?, aclarando, unificando criterios, aun dentro de la diversidad y de la gran flexibilidad creativa que es toda revolución. Pero la Comuna, la Comuna como ente revolucionario, como base territorial, social, política, moral, bueno, tenemos que construirla. ¿Y si ni siquiera la enunciamos cómo la vamos a construir? Yo no oí, Tania, no sé si es que yo... Bueno, la parte que yo escuchaba... ¿Qué me dices, Tania? Defiéndanse allá. Estoy atacándolos.

Moderadora Tania Díaz: [risa] Bueno, aquí hay, Presidente, también representantes de comunidades, de la comunidad Guaicaipuro y de Zamora, ellos van a responder a su pregunta. Realmente hablamos hasta ahora de comunidades, de Consejos Comunales organizados, no hemos hablado de Comunas. No sé si el alcalde quiere en principio hacer una reflexión.

Alcalde del municipio Guacara, Edgardo Sánchez: claro, Tania. Buenas noches, Presidente. Nosotros comenzamos a desarrollar nuestro municipio siguiendo sus instrucciones, por supuesto, con la articulación de Pequiven, que en el momento que usted vino a inaugurar la planta de madera sintética, ese fue el punto de avanzada para comenzar con un proyecto piloto, que es la Comuna Guacara Sur, –allá están los compatriotas acompañándolo a usted en el Teresa Carreño–. Y ese es un proyecto que se ha venido desarrollando con mucha fortaleza, con mucho debate, con mucha discusión, en todas las comunidades organizadas, por parte de todos los movimientos sociales, no únicamente los Consejos Comunales.

Hace más o menos tres semanas nos acompañó la ministra Érika Farías en nuestro municipio, en el sur de Guacara, donde se estuvo promoviendo todo lo que tiene que ver con la organización de la Comuna Sur.

Las comunidades que hoy han estado aquí interviniendo obedecen..., –aparte de los proyectos de Petrocasa, que han sido tantos en el municipio, así como han sido en otras partes del país, que forman parte de otro eje territorial del municipio, como es la zona Este, por ubicarla territorialmente–, y entonces allí se están fortaleciendo, de igual manera, los proyectos de Comuna. Pero, por supuesto, que el proyecto piloto no solo ha puesto toda la fuerza a la organización de la Comuna, está en un territorio determinado, que es el sur de nuestro municipio.

Pero de igual manera, los dirigentes de las comunidades de Aragüita han estado participando en las actividades de la Comuna, para que comiencen ellos de igual manera a experimentar, con el debate y la formación política que se ha venido dando. Ahora, con el Aló Presidente Teórico, sin duda, será mucha más la fortaleza que podamos tener nosotros para ir hacia esa nueva forma de organización.

Presidente Chávez: estoy oyendo con mucha atención. Es el alcalde de Guacara, ¿verdad?

Moderadora Tania Díaz: mire, Presidente, aquí están dos representantes, con ellas conversamos más temprano, ellas son de la Comunidad Socialista La Coromoto, si quiere..., si nos da usted la...

Presidente Chávez: y están como desconectados. Yo hago un llamado a la reflexión, no busquemos explicaciones para tratar de tapar la falla. No, no. La Revolución debe ser autocrítica. Yo no concibo, por ejemplo, a Pequiven –Saúl Ameliach– trabajando –ahí está la fábrica de petrocasas–, y construyendo petrocasas en un barrio, y en el otro, y que allí no se esté construyendo, aprovechando el tremendo impulso, ¡eh! Precisamente es allí donde hay –junto con la comunidad– la Empresa de Propiedad Social, ¿eh?, la propiedad de los medios de producción en manos del pueblo, donde se están despertando los potenciales. ¿Cómo vamos a estar...? No, que este no es el eje tal, el eje tal…

No, yo hago un llamado a todos los ministerios para que trabajemos en forma coordinada; a todos los entes del Gobierno Nacional, los gobiernos estadales revolucionarios, los gobiernos municipales. El hecho de que Érika vaya por allá a un sitio, eso no significa que donde esté Érika ahí sí va a haber Comunas, pero donde no esté Érika, sino Ameliach, ahí no hay Comunas, sino otra cosa. No, no, no. Es que tenemos que articularnos todos. Yo hago el llamado, porque en verdad estuve como una hora oyéndolos y viéndolos ahí. Y dije: “Dios mío, qué cosa”, ¿no? Como venía preparándome mentalmente pa’l programa, dije: “Bueno, será que es a mí a quien me toca hablar de Comunas, pues”. Y entonces hacen unos programas, y yo te vi, Tania, antier también ahí en San Agustín, donde estamos construyendo el Metrocable, y no recuerdo haber oído hablar de la Comuna. Ahora, ¿entonces qué? ¿Acaso que la Comuna es aquello que le corresponde solo al Ministerio del Poder Popular para las Comunas? ¡No! El ministerio impulsa, define, se interconecta, pero señores alcaldes, gobernadores y todos, y pueblo todo, comunidades todas, vamos a hacer un esfuerzo mayor. ¿Para qué? Para que se multipliquen las Comunas. Es un llamado, Tania, a la reflexión.

Moderadora Tania Díaz: sí, Presidente.

Le decía que por aquí están también dos representantes de las comunidades, ellas estuvieron hablando del desarrollo que se ha llevado a cabo en la Comunidad Socialista La Coromoto después que se inauguraron las petrocasas, ellas nos hablaban un poquito del proceso que se ha desarrollado allí, de los esfuerzos productivos, de los proyectos socio-productivos y también de la formación socialista. Si quiere le damos la palabra a ellas.

Presidente Chávez: sí, muy brevemente, para nosotros continuar acá con el guión. A mí lo que me gustaría saber es dónde está allí el proceso de conformación de las Comunas. A ver, compañera, adelante.

Integrante de la Comunidad Socialista La Coromoto: bueno, Presidente, reciba usted un saludo muy cordialmente de todo el pueblo guacareño. Bueno, yo soy trabajadora de la empresa Madera Sintética; alrededor de esta empresa se han conformado las once comunidades, que es la Comuna Sur de Guacara. Ahí por lo menos estamos contribuyendo, ¿verdad?, en una parte del trabajo social, y los trabajadores de la empresa, conjuntamente con los Consejos Comunales de todas esas comunidades.

Presidente Chávez: bien, once comunidades, Comuna Sur. ¿Comuna Sur son ustedes mismos?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: de la Comuna Sur de Guacara, ¿no? Once comunidades, madera sintética.

Bien, hay elementos allí, hay elementos que nos ponen a pensar que ciertamente está en movimiento un proceso. Yo lo que quiero es ser orientador, orientar, orientar para que todos estemos claros cuál es el horizonte, cuál es el rumbo, cuál es el rumbo. Y me parece... Miren, esto que voy a decir, me parece, Érika, que debe ser una constante; señor vicepresidente que me oye, ministros, todos: allá donde quiera que el Gobierno Revolucionario esté dándole vida a un proyecto nuevo de corte socialista, ese proyecto debe incluir, incluir, bueno, el impulso y la conformación de la Comuna, o las Comunas en su alrededor, en su cercanía, en su ámbito.

Por ejemplo, hace unos días estuvimos allá en El Sombrero –el domingo pasado en Aló Presidente inaugurando la primera fase del Complejo Agroindustrial El Sombrero, una planta de procesamiento de soya, una planta de procesamiento y deshidratado de frutas y hortalizas; se colocó la primera piedra para una fábrica de tractores Pauny, con los argentinos, los hermanos argentinos. ¿Qué me faltó?

Asistente: harina.

Asistente: tomate.

Presidente Chávez: ¡Ah! Gracias, compadre. La de tomate, una planta de procesamiento de tomate. ¡Estás mosca! Eso es, chamo. Ajá.

Ahora, ¿cómo se puede entender que estemos nosotros, el Ministerio de Agricultura, el de Industria, Tecnología, haciendo una inversión allí tan grande, tan importante; ¿con cientos de trabajadores y técnicos allí..., bueno, batallando, trabajando, luchando, empujando, pariendo, y entonces el proyecto de la Comuna esté..., bueno, en El Sombrero Norte, allá en el otro extremo de El Sombrero? No. Eso sería una incompatibilidad en los procesos. Tenemos que articularnos.

Saúl Ameliach, allá donde quiera que Petrocasa esté, llegue Petrocasa, tiene que llegar el proyecto de las Comunas. Si algo tiene profundo, profundo nivel de enlace, de capacidad de engranaje con el territorio, es la vivienda, la vivienda; la fábrica, toda está ahí enganchada al territorio, a la tierra, a lo que llamaba..., bueno, lo que llamaba Simón Rodríguez la toparquía: el gobierno en el topos, en el lugar, la geografía. Esto es de mucha importancia, teórica y práctica. Por eso Aló Presidente Teórico llegó en buena hora. ¿Ves? A reorientar, a empujar, a la autocrítica, a que nos aclaremos mejor los panoramas, los horizontes. Yo les invito a todos allá a que tomemos estas palabras de reflexión como lo que pretenden ser, humildes reflexiones y con la intención –muy humilde también– de ayudar a orientar mejor el rumbo. Que nadie ande por ahí desperdigado.

Entonces, ahí donde ustedes hablan de comunidades socialistas..., yo estaba oyendo hoy que uno de los compañeros hablaba de comunidades primero, y después se acordó y dijo: “¡Ah!, bueno, son socialistas”. ¡Ah! Socialistas. Bueno, esas comunidades socialistas, así lo entiendo yo, deben ser las Comunas. La Comuna, la Comuna debe ser el espacio sobre el cual vamos a parir el socialismo. El socialismo desde donde tiene que surgir, que no es desde la Presidencia de la República, no se decreta esto, hay que crearlo desde las bases, es una creación popular, es una creación de las masas, es una creación de la nación, es una “creación heroica” decía Mariátegui, es un parto histórico.

Por eso digo, la Comuna es el espacio donde vamos a engendrar y a parir el socialismo desde lo pequeño. Pero bueno, desde lo pequeño, grano a grano, ¿verdad?; piedra a piedra se va haciendo la montaña.

Bueno, Tania, solo quería saludarlos y dejarles esta reflexión. Quiero saber si Saúl Ameliach me ha escuchado. Por favor, Saúl.

Presidente de Pequiven, Saúl Ameliach: sí, Presidente, lo he escuchado atentamente y tomaremos bien en claro sus reflexiones. Todos los proyectos que vamos a impartir desde ahorita, que vamos a comenzar, y los que ya hemos comenzado, vamos a tomar sus reflexiones y evidentemente estamos aquí, Presidente, para mejorar.

Presidente Chávez: muy bien, nos despedimos entonces, Tania. Bueno, ya son las ocho, ya tu programa está terminando, ahora comienza Aló Presidente, que está apenas comenzando, número 1, Teórico. Nos despedimos de Tania y de todos sus acompañantes allá en Guacara.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bien, entonces sirve muy bien este ejemplo, ¿ve?, para llamar la atención, para tocar la campana, para tocar la campana. Porque el tema de las Comunas tiene que ser transversal –llaman– a todos los ámbitos, eso no es una responsabilidad nada más que de Érika y de Chávez, y de los Consejos Comunales. ¡No, no!

Jacqueline, tú que eras jefa de gobierno, ¿verdad?, del Distrito Capital. ¿Quién más está aquí?, ¿el alcalde no vino?, el alcalde Jorge[2]. Bueno, por ejemplo ahí estamos en 23 de Enero haciendo un trabajo bien bonito y bien bueno, con la comunidad, de rehabilitación de los bloques, de los espacios públicos. Bueno, con ese mismo impulso hay que ir dándole vida a la Comuna, o a las Comunas del 23, no es para después. No, que después viene Érika por ahí. ¡No! ¡No! Aquí hay que luchar, ¿saben contra qué? –hablando de teoría–, contra la llamada visión cartesiana del mundo, –viene de aquel señor que se llamó René Descartes, de ahí cartesiano–. Bueno, que estableció el método cartesiano, dividir la realidad en partes para poder entenderla. Pero la realidad es una sola, es una sola.

Esa llamada especialización, esa división del trabajo, conduce a la nada, conduce a la nada. Un equipo de beisbol, por ejemplo: bueno, yo puedo ser el pitcher, ese es mi trabajo en el equipo; ¿pero cómo se entiende un pitcher sin catcher?, ¿cómo sin primera base? O el fútbol... ¡Tremendo juego el de anoche, vale! ¿Anoche fue, verdad?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: ¡Ufff! Vamos a darle un aplauso a la Vinotinto, a nuestro equipo nacional.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Tremendo juego! ¡No está fácil! ¿Y quién dijo que es fácil la clasificación?, pero estamos peleándola, peleándola. Y eso es algo que nunca ocurrió antes. Los que les gusta el fútbol hace tiempo saben. Venezuela antes de sonar el primer pitazo ya estaba eliminada.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: [risa] ¡Sí! Eso es como el Caracas más o menos.

Asistentes: [gritería y pita].

Presidente Chávez: [risa] No, no, perdón, me equivoqué. En beisbol no pasa eso. En beisbol la pelota es redonda y viene es en caja cuadrada.

Pero en el fútbol la..., la..., la..., la lógica del fútbol es distinta. Y, sin embargo, en verdad Venezuela no ganaba una, hace diez años atrás, quince años atrás, éramos la Cenicienta. Ahora nos batimos de igual a igual con los grandes, ¡eh! Entonces, en verdad un reconocimiento a César, el director técnico de nuestra selección, y a todos –César Farías–; y a todos los jugadores, dieron una gran demostración. Y ante un Uruguay que vino, bueno, por la vida o la muerte, un juego a sangre y fuego. No me lo perdí un segundo, pero ni espabilaba.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: bueno... ¡Tremendo arquero tenemos! ¡Ah! Vamos a darle un aplauso a nuestro arquero.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Cómo es que se llama este muchacho...? ¿Ah?

Ministra Érika Farías: Renny Vega.

Presidente Chávez: Vega.

Ministra Érika Farías: Renny Vega.

Presidente Chávez: sí, Renny Vega.

De los mejores arqueros del mundo son los arqueros venezolanos.

Bueno, entonces volviendo aquí, volviendo aquí, la Comuna. Es una responsabilidad de todos. Y aquí quiero insistir en una línea teórica, ¡eh!, es necesario que nos armemos de la visión holística. Así se llama, el holismo es la visión integral. Hay que mirar la realidad completa, completa, y asumirla como un todo.

Allá donde quiera que estemos haciendo una obra, hay que impulsar la creación de las Comunas. Cada Consejo Comunal, y las obras que están haciendo, eso tiene que... Bueno, y la obra no solo física, de infraestructura, sino las obras sociales, debemos impulsar la Comuna, las Comunas, las Comunas.

Fíjense este libro que me regaló un señor, en una de las tantas campañas electorales, hace un año, dos años, por aquí por los Valles del Tuy, por cierto. Es un libro ya un poco antiguo, Cómo es la Comuna Popular, Chu Li y Tien Chie-Yun, Ediciones en lenguas extranjeras de Pekín, la Revolución China, 1976. Yo mandé incluso a sacarle copia a este libro. Estoy seguro que el camarada Chu Li no se va a molestar.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¿Verdad? No, todo lo contrario.

Fíjate, Chu Li, Tien Chie-Yun. Fíjense, esto solo es una referencia, ¿verdad?, no es que nos vamos a copiar, ni de esto ni de otras experiencias históricas de sistemas comunales, de Comunas, las Comunas.

¿Saben quién le tiene temor a las Comunas? La oligarquía. Porque la Comuna... Miren, cuando las Comunas peguen... Ustedes saben que los Consejos Comunales fue un primer paso... Primer paso no, fue un paso más, en ese nacimiento de entes del Poder Popular. Porque la Revolución es eso, vamos avanzando, avanzando, sumando conocimiento, experiencias, algunas salen exitosas, otras no. Yo recuerdo que uno de las primeras organizaciones que fueron surgiendo fueron las Mesas Técnicas de Agua, cuando Jacqueline estaba en Hidrocapital, comenzando, hace diez años. Luego los Comités de Tierra Urbana. En esa secuencia vinieron apareciendo, ¿verdad? Y con los Comités de Tierra Urbana, los Comités de Salud, y de allí los Consejos Comunales, los Bancos Comunales. Y en una ocasión incluso dijimos, yo mismo lo dije –y fue un error, era una visión errada–, pero yo mismo dije una vez que todos los entes que ya existían deberían incorporarse al Consejo Comunal. Después dije: “No, no, esto no se puede forzar”. Es una creación. En algunos lugares sí, en otros no, eso depende del mismo pueblo, es el pueblo el que decide, es la comunidad la que decide, no somos nosotros.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: no es Chávez el que va a decidir. Chávez puede opinar, como cualquiera, pero son ustedes los que deciden, es el Poder Popular, es la democracia directa, a través de las asambleas populares, a través de la participación, el protagonismo popular.

Bueno, entonces aquí, cuando uno habla de los antecedentes de las Comunas, nuestros pueblos indígenas, sobre todo en los Andes, en los Andes venezolanos y en los Andes colombianos...

Pero ustedes saben que eso hace miles de años atrás no era Venezuela ni era Colombia, era una sola Patria, la Patria india... Bueno, tampoco era india, porque eso de indio fue que Colón creyó que llegó a la India y por eso nos pusieron indios.

¿Se dan cuenta cómo somos nosotros? [risa]. Nos borraron, nos borraron la memoria histórica. El otro día me decía Evo: “Chávez, el nombre originario nuestro era la Abya Yala, la Pachamama, el nombre propio, hasta que llegaron los conquistadores y nos borraron la memoria histórica y nos impusieron sus nombres: los indios”. Porque Colón pensó... 'Na guará, no estaba ni perdido Colón, no estaba ni perdido el almirante... 

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: él pensó que aquí era la India [risa], la India está al otro lado del mundo. Es como que tú llegues a Sabaneta y digas: “No, estoy en Tokio”.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: y estás en Sabaneta de Barinas. Una cosa así. No estaba ni perdido, Colón.

Bueno, entonces... Pero aquí nuestros aborígenes, hace miles de años, vivían en Comunas, los comuneros de aquí de los Andes, muy arraigados a la tierra; los caribes, del agua y del viento, vivían de otra manera; los andinos vivían arraigados, como viven normalmente a la tierra, a la agricultura, a la montaña. ¡Eh! También por allá en el Paraguay, los comuneros del Paraguay. Antes de la llegada de los conquistadores.

Así que no es extraña la Comuna a nuestra realidad. No. Si es que así vivían buena parte de nuestros pueblos aborígenes. En Centroamérica vivían en Comuna los mayas; en Suramérica los incas llegaron a formar un imperio, un imperio que rozó los Andes venezolanos, y se extendió hasta el Cono Sur el Imperio Inca. Algunos estudiosos incluso señalan que el Imperio Inca tenía características socialistas. Yo tengo un libro que me acompaña hace muchos años, se llama El imperio socialista de los incas, pido que se me busque mi libro, que tengo días que no lo veo. ¡Ufff! Tengo como dos años, yo lo cargaba por ahí. El imperio socialista de los incas, de un autor francés cuyo nombre no recuerdo en este instante.

Bueno, ahora, el ejemplo de China, este es un ejemplo de las Comunas, de la Revolución china, que las impulsó el camarada Mao Tse Tung.

Ahora, por aquí hay una partecita que dice: “¿Qué es la Comuna Popular?”. Voy a leer esta paginita: “La Comuna Popular es una creación de las masas...” Creo que hace ratico lancé esa frase, pues de aquí fue que la saqué. “La Comuna Popular es una creación de las masas. Sintetizando sus experiencias y creaciones el presidente Mao indicó: «La Comuna Popular es buena –dijo Mao–». Bajo la dirección del Comité Central del Partido, a través de la práctica popular y del perfeccionamiento gradual durante varios años, la Comuna Popular se ha convertido en un sistema unificado nacional...”. ¡Ay! Esto hay que subrayarlo. Búsquenme, por favor, “El grano de maíz” de hoy, a ver, la columna “Grano de maíz”. ¿La leyeron ustedes? No hay que perderse esa columna. Esta es la de ayer, creo, sí. Y la de hoy es la continuación de esta.

Voy a repetir esto, vamos a brincar desde Mao Tse Tung hasta Antonio Aponte. ¡Eh! En 1950... Yo no había nacido cuando Mao estaba creando Comunas en los campos de China. Y aquí casi ninguno había nacido... ¿Tú naciste en que año, compadre?

Respuesta: cincuenta y seis.

Presidente Chávez: ¿Te das cuenta? 56. Yo soy más viejo que tú. ¿Ves? ¿Y tú naciste, Érika, como en el 80?

Ministra Érika Farías: [risa].

Presidente Chávez: ¡Ajá! Entonces, no habíamos nacido aquí ninguno de nosotros y ya Mao Tse Tung andaba haciendo Comunas, impulsando con el pueblo, pero bajo este principio: “La Comuna Popular es una creación de las masas...”. Oye, ¿no les parece que esta consigna de Mao deberíamos repetirla por todas partes? ¿Verdad? ¿Les gusta la idea?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: es una creación de ustedes, del pueblo, de las masas populares. No es de Chávez ni es decretado por el gobierno, ni por la ministra Érika; ni por el alcalde ni por el gobernador, ni por el Partido: es por las masas, creación de las masas.

Ahora, aquí dice que “la Comuna Popular se ha convertido... –ya, cuando se escribió este libro era el año 76, es decir que ya las Comunas tenían veinte años aproximadamente, o más de veinte–... se ha convertido en un sistema unificado nacional”. Yo me imagino las Comunas venezolanas, socialistas, nuestras; en el año 2029, pues. ¿Vamos pa'llá pa’l 29?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: 2030, 2030. Para allá vamos. Y más allá. Después siguen ustedes.

Ahora, 2029-2030, dentro de veinte años, pues, porque las Comunas nuestras no han nacido, no han nacido, estamos hablando de comunidades, socialismo, “Patria, socialismo o muerte”, pero nosotros estamos es como barajando, barajando, buscando, creando, inventando. Pero no podemos decir que en Venezuela hoy haya una Comuna, no. No, la Comuna no es cualquier cosa, eso hay que pujarlo, pensarlo, hacerlo. Ahora, de aquí a veinte años las Comunas nuestras deben ser esto, deben haberse convertido en un sistema unificado nacional. Lo que dice Antonio Aponte es muy apropiado...

Ministra Érika Farías: este es el de hoy.

Presidente Chávez: este es el de hoy: “La paradoja”. Ayer... Yo recomiendo leer esta columna todos los días, en el diario VEA, y es bueno que la reproduzcamos, le saquemos fotocopia; bueno, ahora que tenemos tantos otros recursos, ¿no? Jacqueline, hasta el telefonito, los mensajes, ¡eh! Vamos a leer y a multiplicar las ideas, la teoría. Yo voy a leer esta, la de ayer: “Elevar lo local”. Tiene que ver con esto: sistema unificado nacional. Una Comuna no puede ser... una Comuna es una célula... –Me voy a quitar este reloj que me está molestando un poco–.

Una Comuna debe ser una célula. Pero, ¿quién ha visto una célula sola ella? Una célula tiene que estar junto a otra y otra, para formar el cuerpo, los tejidos y el cuerpo humano. Entonces tiene que ser un sistema integrado de Comunas, no una Comuna aislada por allá. Y eso es válido desde ahora mismo para los Consejos Comunales, que son núcleos... Ustedes saben que la célula tiene núcleo, ¿verdad? Bueno, los Consejos Comunales son el núcleo de las Comunas, o uno de los núcleos de las Comunas. La Comuna es como la célula, y las células tienen que irse ramificando, enlazando, tienen que ir formando un sistema, articulándose, para darle forma a un cuerpo. Es el nuevo cuerpo de la nación, desde abajo, desde el núcleo, que son ustedes; desde la célula, que es la Comuna, que están naciendo, las Comunas.

Entonces a eso se refiere Antonio cuando escribe “Elevar lo local”. Lo leo, comienzo a leer: “Lo local, confinado solo a lo local, es contrarrevolucionario...”. Oigan bien, Cuidado, Porque uno puede ser contrarrevolucionario creyendo que es el más grande revolucionario de la historia, y resulta que está actuando contra la Revolución, sin saberlo, sin saberlo. Hay mucha gente inconsciente que mata, no directamente, indirectamente, envenenando las aguas, por ejemplo, dañando la naturaleza. “Lo local confinado solo a lo local es contrarrevolucionario. Lo local unido a lo universal, en un tejido social y político, es una fuerza revolucionaria formidable”. Veamos. Y sigo leyendo:

El socialismo es devolver al hombre y a la sociedad su condición social, hacer del hombre un verdadero ser social, y, por tanto, hacer de sus organizaciones, organizaciones sociales. El capitalismo es en esencia la fragmentación de la sociedad, el convertir al hombre en náufrago, en un aislado, un solitario. Por supuesto que sus organizaciones –las del capitalismo– serán fragmentadoras, aisladoras, barreras para la comunicación.

 

Sigo leyendo:

“El capitalismo para funcionar, para justificarse, necesita el ambiente egoísta, la guerra de todos contra todos, la competencia. Esa es su razón de ser, su visión del mundo –la del capitalismo–”.

 

Sigo leyendo:

La Revolución debe, so pena de perecer, de ser capturada, modificar radicalmente la visión del mundo propia del capitalismo, debe emprender acciones que reconstruyan el tejido social, y para esto es principalísimo elevar lo local al nivel universal.  Establecer relaciones políticas, sociales, económicas, organizativas y espirituales desde la base hasta el nivel nacional, –desde el núcleo, diría yo, desde la célula hasta todo el nivel nacional–. Las organizaciones capilares deben conocer las causas profundas de sus males...

 

¿Cuáles son las capilares? Como los vasos capilares, son chiquiticos aquí, ¿verdad? ¿Cuáles son las capilares? Los Consejos Comunales son como vasos capilares, los núcleos, las organizaciones que están más dispersas y más en lo micro de la realidad.

 

Sigo: “Las organizaciones capilares deben conocer las causas profundas de sus males y las soluciones radicales –a esos males–, convencerse [de] que su enemigo es el sistema capitalista y que la solución es el socialismo”. Hay que convencerse, no solo repetirlo como una consigna, como unos loros.

 

Siendo así, –sigo leyendo– deben ser unidades muy eficientes en la solución de los problemas locales... –deben ser ustedes, se esta refiriendo a ustedes, los que están en lo micro–; deben ser unidades muy eficientes en la solución de los problemas locales, pero también eficientes en la lucha por la construcción del socialismo y su defensa. Capaces –de vencer–, de movilizarse por objetivos políticos que vayan más allá de los mezquinos contornos de su aldea existencial, capaces de ver y sentir el mundo, y de actuar para modificarlo.

 

Ustedes tienen que conectarse con el mundo, nosotros tenemos que ayudar a que se conecten con el mundo. Ninguno de ustedes en un Consejo Comunal, por más alejado que esté, por más pequeño que sea, por más pequeña que sea la comunidad, puede estar desconectado de lo que está pasando hoy en el mundo, de lo que hoy está ocurriendo, por ejemplo, en San Cristóbal y Nieves. ¿Saben dónde queda Saint Kitts y Nevis, San Cristóbal y Nieves? ¿Saben? No saben algunos, no culpo a nadie, hasta hace poco yo no lo sabía. ¡Allá en el Caribe arriba!, y es un país que limita con Venezuela.

A nosotros nos enseñaron muy mal todo, o casi todo. Nos dijeron que Venezuela limitaba por el Norte con el mar de las Antillas. ¡Mentira! Nosotros limitamos por el Norte con Saint Kitts y Nevis, con Puerto Rico, es decir, lamentablemente Estados Unidos todavía; algún día habrá república libre y democrática en Puerto Rico. Limitamos por el Norte con República Dominicana...

Asistentes: [aplausos].                

Presidente Chávez: entonces es un país, como decía Jorge Arreaza, bueno, tan limítrofe con Venezuela como lo es Colombia, como lo es Brasil. ¡Ahhh, es la Venezuela azul!, el gigantesco mar venezolano que llega hasta allá, casi hasta Puerto Rico, casi hasta Dominicana. Por eso hay que estar conectado con eso, lo que está pasando en Petrocaribe, y saber qué es lo que está ocurriendo, y lo que está ocurriendo en Centroamérica.

Mañana, por ejemplo, hay elecciones en Irán, no podemos estar nosotros ausentes de lo que va a pasar mañana en Irán –allá está nuestro amigo Ahmadineyad, batallando duro para la reelección–. Nosotros no nos metemos en las cosas internas de Irán, pero, ¿por qué no? Desde aquí hay que decir: el presidente Mahmud Ahmadineyad es un valiente luchador en defensa de la Revolución Islámica, en la defensa del Tercer Mundo, en la lucha contra el imperialismo, y es un amigo de Venezuela, un hermano de Venezuela, y desde aquí le deseamos suerte al presidente Ahmadineyad y al pueblo de Irán.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bien, entonces hasta ahí lo dejo. Ustedes lo van a leer completo después, ¿verdad?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: ¡Ajá! Y el de hoy se llama “La Paradoja”, tiene que ver con el mismo tema; voy a leer las dos primeras o tres primeras frases, “La Paradoja”: “El estudio de la relación de lo local con lo universal puede parecer una distracción académica, ejercicio de teóricos sin oficio, pero no es así, en esta relación va la vida de la Revolución, y, por tanto, su estudio es de vital importancia”. Yo opino lo mismo, aquí va la vida de la Revolución.

¿Quieren que les lea otra cosa que tiene que ver con esto? A ver si la consigo por aquí... Petrocaribe, el petróleo subió, el petróleo está en 65,2 dólares el barril...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ...y el promedio del año 2009 va en 44,8; y el promedio del mes de junio está en 62,2; y el precio puntual de esta mañana era de 65,2. Esto no significa que vamos a tomar, o a retomar, porque en muchos casos ha habido derroche aquí. No, vamos a hacer muy austeros y buenos administradores, independientemente del precio del petróleo.

Fíjense esta carta sobre esto de la vida de la Revolución y la conexión de lo local con lo nacional. Primero con lo regional, ¿verdad?; segundo con lo nacional, y luego con lo internacional, lo universal. Este es un fragmento de una carta que le envió Pedro Kropotkin a Lenin; Vladimir Ilich Lenin era todavía el líder de la Revolución rusa, lamentablemente murió pocos años después, el 4 de marzo de 1920. Voy a leerlo completo, es una página nada más, me parece vital tomar esto como referencia de lo que comenzó a pasar en la Unión Soviética apenas comenzaba la Revolución rusa; leo:

 

Sin la participación de fuerzas locales –sin la participación de fuerzas locales–, sin una organización desde abajo, de los campesinos y de los trabajadores por ellos mismos, es imposible el construir una nueva vida. –Fíjense la frase que usa el camarada Kropotkin, “una nueva vida”. ¿Cuál es esa “nueva vida”? El socialismo–.

Sin la participación de fuerzas locales, sin una organización desde abajo, de los campesinos y de los trabajadores por ellos mismos, es imposible el construir una nueva vida. Pareció que los sóviets iban a servir precisamente para cumplir esta función de crear una organización desde abajo. Pero Rusia se ha convertido en una República Soviética solo de nombre. –1920, eso comenzó mal, parece, lo mismo dice el Che, y lo que comienza mal... Bueno, claro, se pude corregir a tiempo, pero ellos no corrigieron a tiempo los males, detectarlos–. Pero Rusia se ha convertido en una República Soviética solo de nombre. La Influencia dirigente del «partido» –entre comillas– sobre la gente, –partido entre comillas, no está hablando realmente del partido, sino de un partido falso, unas comillas, partido entre comillas– que está principalmente constituido por los recién llegados, pues los ideólogos comunistas están sobre todo en las grandes ciudades, ha destruido ya la influencia y energía constructiva que tenían los sóviets, esa promisoria institución. En el momento actual, son los comités del partido, y no los sóviets, quienes llevan la dirección en Rusia. Y su organización sufre los defectos de toda organización burocrática. Para poder salir de este desorden mantenido, Rusia debe retomar todo el genio creativo de las fuerzas locales de cada comunidad, las que, según yo lo veo, pueden ser un factor en la construcción de la nueva vida. Y cuando más pronto la necesidad de retomar este camino sea comprendida, cuanto mejor será. La gente estará entonces dispuesta y gustosa a aceptar nuevas formas sociales de vida. Si la situación presente continúa, aun la palabra «socialismo» será convertida en una maldición. Esto fue lo que pasó con la concepción de «igualdad», –entre comillas–, en Francia durante los cuarenta años después de la dirección de los jacobinos.

 

Bueno, esta es la carta, un fragmento de la carta de Piotr o Pedro Kropotkin a Lenin, alertando.

Murió Lenin y después vino Stalin, y vino el estalinismo y la burocratización de todo. Nosotros debemos mirar eso. El Partido Socialista Unido de Venezuela... Yo estoy seguro que aquí la mayoría somos del Partido, ¿verdad?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: a ver, levanten la mano los que somos militantes del Partido, la inmensa mayoría. ¡Viva el Partido Socialista!

Asistentes: ¡Vivaaa!

Presidente Chávez: ¿Ves? El único Partido que puede hacer lo que estamos haciendo. Ahora se extendió el plazo, ustedes saben, ¿no? El plazo para el registro de nuevos militantes, ya vamos por más de un millón, y la mayoría muy jóvenes, jóvenes y muy jóvenes. Eso le da vida, futuro, impulso nuevo al Partido, y algunos como yo... También yo hice mi actualización. Vamos por cerca de tres millones, de actualizados, de data, actualización de data.

Bueno, ¡pero el Partido no puede adueñarse, cuidado!, de los Consejos Comunales, no, no. ¿Verdad que no?

Asistentes: ¡Nooo!

Presidente Chávez: no, no lo permitan ustedes.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: el Consejo Comunal no puede ser un apéndice del Partido, estaríamos matando al bebé. ¿Cuál es el bebé? Los Consejos Comunales. ¡Estaríamos produciendo un aborto, ustedes no lo permitan, no lo permitan! ¡El Partido ayuda, tiene que ayudar; ¡el partido impulsa, tiene que impulsar!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡El Partido forma cuadro! ¡Los Consejos Comunales no pueden ser apéndices de las alcaldías, no pueden ser, no deben ser, no se dejen!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Los Consejos Comunales, ¡las Comunas no pueden ser apéndice de gobernaciones, ni del ministerio!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Ni del Ministerio de las Comunas, ni del Presidente Chávez: ¡ni de nadie, son de pueblo, son creación de las masas, son de ustedes!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno. No, este no es el libro, Socialismo incaico, yo tenía un libro, pero es el mío, ese tiene que aparecer.

Bueno, ahora La Comuna Popular, este librito es muy bueno. La Comuna Popular en China la dividían en tres niveles, la organizaban en tres niveles: tenía el nivel de la Comuna, es una extensión territorial. ¿Que quién la va a definir? Ustedes mismos, la misma realidad, la misma situación. Tenía cada Comuna un conjunto de brigadas, y cada brigada es un conjunto de equipos de producción.

Cuando estamos hablando de esto estamos entrándole al tema económico, productivo. Entonces ellos lo enfocaban sobre todo a ese nivel en lo económico, y luego ahí combinaban sistemas de propiedad, combinaban la pequeña propiedad con la propiedad colectiva, con la propiedad social, la producción social, y el Poder Popular, el poder político, se le iba transfiriendo progresivamente a la Comuna.

Claro, ustedes saben que la Revolución china llegó al poder producto de una revolución armada y partieron prácticamente de cero; nosotros no, nosotros llegamos al poder, comenzamos a llegar, o a ocupar espacio de poder de manera muy progresiva, y todavía estamos batallando contra el enemigo, en un cuadro y un contexto muy distinto, un contexto histórico distinto, un proceso muy distinto. ¿Ves? Eso hay que tomarlo en cuenta.

Pero es importante saber esto: ellos tenían tres niveles y tenían un comité revolucionario de la Comuna Popular, que era el gobierno. Ese comité revolucionario de la Comuna, dice aquí, equivale al gobierno cantonal, de los cantones, que habían anteriormente, y el comité revolucionario estaba directamente subordinado al comité revolucionario del distrito, una unidad superior en lo territorial. Bueno, esos son referencias, ¿no?

Ahora, fíjense, nosotros estamos ya como en un terreno maduro para que comiencen a brotar las Comunas. No tengamos temor de equivocarnos, no es una creación, es un invento sobre un territorio.

Yo tengo una idea que es la siguiente: la voy a resumir en pocos minutos para darle a ustedes la palabra, a los compañeros, y que expliquen los Consejos Comunales qué están haciendo. Pero más allá yo lo que quiero es, oye, como apretar el acelerador, que apretemos el acelerador, no podemos quedarnos en el Consejo Comunal local allí. No, vamos a un salto, llegó el momento del salto a las Comunas, a la organización superior, a la organización política...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: en la Comuna... La Comuna tiene que nacer y crecer sobre un territorio de magnitud variable.

Bueno, como todo comienzo creo que debería inicialmente ser un territorio modesto. No pudiéramos decir, por ejemplo, que el municipio Barinas esa es una Comuna. No, no, no, no. El municipio Barinas va desde las montañas de límite ya con el distrito, el municipio Bolívar de Barinitas, hasta el Apure, es demasiado grande para que sea una Comuna, por ejemplo. Mucho menos que el Distrito Capital sea una Comuna, o que la parroquia San Juan sea una Comuna toda la parroquia; no, no, tiene que nacer como células, células. Tampoco vamos a decir que una cuadra es una Comuna, no. Vamos a ir agregando espacios.

Yo lo que quiero es que aceleremos la conformación de las Comunas. Ya hay un conjunto de experimentos que están en marcha. Tú me hablabas de Comunas o áreas potencialmente Comunas; yo le decía a Érika: “Bueno, pudiéramos llamarlas también Comunas en formación, pre Comunas”. Que estamos dando pasos, pues, hacia el parto. ¿Estamos como en qué mes? Vamos a hablar de 9 meses. ¿Hay Comunas que podrán estar en el octavo mes ya? ¡Ajá!

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: es posible, es posible, yo creo que sí, vamos, yo quiero que empiecen a nacer Comunas como un reto para nosotros. Un territorio donde esté naciendo una Comuna, y cada día será, tendrá un carácter más avanzado en todos los órdenes.

Ahora, ustedes saben que a mí se me ha ocurrido hablar del socialismo en cinco frentes de batalla. Bueno, vamos a tomar eso como referencia, lo sugiero... –Hay unos zancudos por aquí, que me están dando vueltas [risa]. Un zancudito por ahí que me está dando vueltas. Cogió pa’llá, compadre, cuidado que tú estás gordito ahí, no te vayan...–

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: entonces cinco frentes, digo yo.

Bueno, vamos a trabajar esos cinco frentes en la Comuna, vamos, pero a trabajar intensamente, como el que siembra maíz, el que labra la tierra y siembra, es una siembra en verdad, es un engendrar y un parir.

¿Cuál es el primer frente? Yo lo pongo siempre de primero porque me parece que es el más importante: el frente moral, la ética, la ética.

Mire, anoche en La Hojilla –tarde estaba yo viendo La Hojilla, una parte–, y entonces Mario estaba colocando una grabación de un programa de un canal escuálido, donde una persona llamó desde San Cristóbal, una persona de los sectores medios. La esposa de ese señor se contagió en un viaje que hicieron, creo que, a Estados Unidos, con la gripe A. –Ya tenemos varios casos aquí, afortunadamente detectados por el Sistema de Salud Público venezolano. Esto no lo hace el sector privado, no, no tiene cómo hacerlo, somos nosotros, el Sistema de Salud Pública–.

Hoy estaba yo leyendo que la OMS ha declarado pandemia a la gripe A. Bueno, hay que estar alerta, pero no es para entrar en pánico tampoco, no, no es para entrar en pánico, pandemia porque se va pasando de frontera en frontera. Bueno, prácticamente todo el mundo ya está contaminado. Y es que era imposible, aquí se hizo todo, pero ¿cómo, ¿cómo?, muchas personas... Uno no puede... A menos que yo hubiese decretado nadie sale de Venezuela, nadie entra a Venezuela. Algunos países suspendieron vuelos por unos días, ¿pero ¿cómo se va a paralizar el mundo, ¿verdad? Hay que tomar son las medidas preventivas. Entonces primero fue un joven de Panamá, que vino; después vino una familia de Miami, otros viajaron por allá... Aquí está... Estados Unidos., siete han venido contaminados de Estados Unidos, uno de Brasil, uno de Colombia, tres de Panamá, eh, y luego ellos, bueno, contacto externo, tres; contacto externo, son doce, doce casos, total casos: veinticinco, veinticinco casos confirmados. Aquí tenemos todas las personas, están ubicadas en sus casas, están con el tratamiento, las indicaciones, atención. Ah, pero por allá en San Cristóbal, en una urbanización de esas llamadas clase media, la llamada clase media... Que yo no quiero hablar más de clase media, no quiero hablar más de clases porque aquí no hay ciudadanos de primera. Que si la clase alta. ¿Alguien me dice clase alta? Los pobres: ¡altos en esperanza, altos en amor, ricos en grandeza, eh!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: una vez dijo Bolívar en un decreto de libertad de los esclavos –Bolívar decretó como diez veces, nunca le cumplieron y se murió oyendo a los esclavos, el canto de los esclavos en Santa Marta, una hacienda de un español, y los que sacaron su cadáver y lo lavaron y lo vistieron [eran] esclavos negros de esa hacienda–. Pero un día dijo él: “De hoy en adelante decreto libertad a los esclavos. No habrá en Venezuela sino una sola clase, todos seremos ciudadanos, todos seremos compatriotas”, eh. Pero bueno, esos sectores de ingresos mayores. Entonces resulta que los vecinos quieren echarlos. ¿Ustedes no oyeron eso anoche?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: fue tarde, a medianoche estaba Mario con eso. Los vecinos, bueno, y que lo agraden porque la señora está contaminada, incluso los médicos le mandaron abrir las ventanas para que ventilen, “eh; cierre la ventana, no abra”, una locura, vale, y que lo van a echar, amenazándolo con echarlo de la urbanización. Entonces este hombre llama a un programa de televisión y dice: “Dios mío, ¿en qué país vivo yo, dónde está mi país”. Bueno, eso es esa cultura, ¿ve?, egoísta, individualista. Mario Silva dijo anoche una gran verdad: si esa señora estuviera enferma en un barrio pobre le lloverían ayudas de los vecinos, le lloverían ayudas de solidaridad.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: solidaridad, pero ahí lo que priva es el egoísmo, es la cultura egoísta, individualista, y como él dijo, bueno, esta gripe pasará, pero esto que a mí me está pasando me hace reflexionar sobre esto que vivo aquí, que vivimos nosotros. Bueno, vaya nuestra solidaridad a todas las personas y no solo al que tenga la gripe A –vamos por ellos a ayudarlos–, si no los que tienen SIDA, vamos por ellos y por ellas a darles la mano, son nuestros hermanos, todos.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: el pordiosero, el que está en la calle, el que cayó en la droga, vamos por ellos, son nuestros hermanos, no nos importa si es rico, si es pobre, si es blanco, si es negro: son hermanos nuestros.

Entonces digo: el primer frente de batalla a trabajar en la Comuna en construcción es el moral, y eso pudiéramos resumirlo en una frase: la conciencia del deber social, la conciencia del deber social. Y si queremos decirlo con Cristo: “Amaos los unos a los otros”. El amor social, no el egoísmo; los códigos morales, los códigos y los principios de la vida y los principios del socialismo. Lo moral, decía Bolívar, “moral y luces [son] nuestras primeras necesidades”.

Lo espiritual, hay que trabajar eso bastante, eh, porque nosotros más allá o más acá estamos infectados, no de la gripe A –que Dios nos cuide a todos y que se recuperen pronto todas estas personas; estaremos ahí respondiendo por ellos y con ellos–, nosotros estamos infectados de los valores viejos, del egoísmo, del capitalismo, de la fragmentación de la sociedad, nos envenenaron, pues, desde niños. Vamos por ese veneno y vamos a hacernos como un exorcismo y vamos hacer praxis social, hay que hacer trabajo voluntario. Allá donde estemos construyendo la Comuna, mucho antes, mucho antes de estar pensando en la solución de los problemas que tendrán muchos y que, bueno, nos van a dar unos recursos que son importantes... Pero ustedes tienen que comenzar ahí desde abajo, potenciando el amor social, la conciencia del deber social; ahí lo resumo, el frente moral y los valores del socialismo que para mí –así lo digo, esa es una opinión muy mía, muy personal, respondo por ella–, para mí los principios del socialismo son tal cual los principios del verdadero cristianismo: la igualdad, el amor por los demás, el sacrificarse uno, incluso, por los demás; eso es imposible en el capitalismo, por eso creo que Cristo fue uno de los más grandes socialistas de la historia. Seamos como Cristo, seamos como Bolívar, seamos como el Che, seamos como Manuela Sáenz, seamos verdaderos humanos, pues, potenciemos los valores humanos, el amor humano, he allí lo social para resumirlo.

Segundo frente: el moral, perdón, el moral es el primero; el segundo: el social, la igualdad, la igualdad, lo dijo Bolívar, la piedra fundamental de nuestro sistema descansa en la igualdad establecida y practicada en Venezuela, donde estemos, en el territorio de la Comuna, todos debemos ser iguales y practicar la igualdad. No solo pregonarla, debemos comenzar a crear la sociedad socialista. Hay un principio allí: “de cada quien según ¿sus?”

Asistentes: ideales.

Presidente Chávez: “de cada quien según sus capacidades y a cada quien según sus necesidades”, eso nos irá igualando. ¡El que más puede dar hay que pedirle más; el que más necesite hay que apoyarlo más!, y eso irá generando la igualdad, porque somos desiguales por naturaleza, así lo dijo Bolívar, también lo dijo Carlos Marx: “El socialismo trata de colocarnos en un ámbito de igualdad en la sociedad”. Una igualdad –decía Bolívar– ficticia, pero es una igualdad social, es una igualdad política, es una igualdad ética, aun cuando nacemos desiguales y somos diversos, no somos autómatas ni somos robots ni pretendamos que sea nadie robot; somos desiguales, somos diversos. Pero luego vienen las leyes –decía Bolívar– las artes, el conocimiento, la educación, la cultura, la industria, las artes, y nos colocan en un clima de igualdad, igualdad de condiciones de vida, eh. Eso, lo social, el frente social, trabajemos eso en la Comuna, lo moral, lo social, la igualdad; y los dos tienen mucha relación. En una Comuna en construcción, por ejemplo... Los comuneros, las comuneras –pido que empecemos hablar de los comuneros y las comuneras–, tienen que ir a buscar a los más pobres, a los más débiles, y tenderles la mano, eso tiene que ver con lo moral, pero lo moral no puritano, teórico, no, la moral praxis, la moral en la práctica, la ética en la práctica, la ética revolucionaria, la praxis revolucionaria. No hagamos como esos falsos cristianos o católicos que van todos los domingos a rezar y se dan golpes de pecho, eh, “por mi culpa, por mi culpa”, pero luego salen de la iglesia y no mueven un ápice, no mueven un dedo para ayudar a alguien que sufre, eh, teniéndolo cerca; esos no son cristianos, esos son fariseos hipócritas.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: todo lo contrario, muchos van a explotar a los demás, a masacrar a los demás, como dice Alí Primera: [canta] ...pero también reza el piloto cuando monta en el avión para ir a bombardear a los niños del Vietnam. O a los niños en Irak.

Bien, entonces lo social, la igualdad social, la justicia social, “a cada quien, según sus necesidades, de cada quien según sus capacidades”. Y esto tiene que ver con la educación, no puede haber un niño, una niña, aun cuando tenga discapacidades... Vayan por los más débiles, la Misión José Gregorio Hernández, por ejemplo, ahí estamos, pero hace falta mucho más trabajo voluntario en las comunidades porque nos falta conciencia. Yo me pongo como ejemplo de falta de conciencia, yo tengo una ahijada que desde chiquitica ella nació con Down –su mamá murió y yo soy su padrino–, y yo muchas veces fui a visitarla, y Katy, cuando llegaba a casa de Rosa Colmenares, mi primera suegra, bueno no fue la primera suegra, pero digo yo [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: no, de casado, de casado. Hay suegra de casado y suegra de no casado [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ajá, mi suegra oficial –digamos–, la primera. Nunca tuve suegras en paralelo.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: no, secuencialmente, secuencial. Cuando yo llegaba a casa de Rosa Colmenares a tomar café... –¡Rosa!, ¿cómo está?, ya está viejita Rosa, que Dios me la cuide, desde aquí te mando un beso–, la mamá de Nancy, mi primera esposa. Bueno, entonces, “Katy. ¿Dónde está Katy?”, –porque la mamá de Katy, hermana de Nancy, murió joven, murió de lupus, mi comadre, joven, era muy bonita ella y quedaron varios niños–, Katy... Ahora yo siempre llegué... –Qué falta de conciencia, ¿verdad? –, el padrino nunca fue capaz de agarrar a Katy; sí la cargué varias veces de niña, ¿pero de sacarla a pasear? No, no, todos aceptábamos que Katy estaba en el cuarto. “¿Dónde está Katy?”. “En el cuarto”. Había que ir al cuarto, ¿por qué la condenamos a eso?, por falta de conciencia, no por falta de amor, eh. La escuela, nunca, Katy nunca fue a la escuela, y ha podido estudiar, ha podido aprender muchas cosas. Allá está, ya es una mujer. Allá llegó la Misión José Gregorio, ya tiene 30 años Katy, en el mismo cuarto, ve, treinta años en un cuarto, ¿están viendo? Es un ser humano, ni siquiera un perro merece ese destino, ni un loro.

Yo tengo unos loros allá y los suelto, hoy estaba el loro, “Loreto” lo llamé, se está comiendo las matas. Tengo un maíz sembrado ahí que está espigando y el loro buscando el maíz, vale; le dije: “No te vayas a comer el maíz”, estaba peleando con el loro esta tarde.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: bueno, eran cuatro loros; uno se subió a lo más alto de Miraflores y se lanzó y dijo: “Soy libre”. Y se fue, voló [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: se fue, se fue, voló, voló y voló y no volvió más nunca; hay otro que se lanzó, pero tuvo la mala suerte que le cayó encima a un soldado aquí –allá en la prevención– y el soldado lo trajo otra vez.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: no, pero están sueltos, yo les dije: “Váyanse si quieren y vuelvan, son libres”, sí. Una vez vino mi mamá y me dijo: “¿Por qué tú tienes esos loros encerrados?”. Los loros están en la casa, y es verdad, es verdad, “suelten a esos loros”. Estaban en una jaula y estaban tristes, ahora son felices, aunque ayer fue Samán a darme cuenta y el loro estaba por allá y le dije: “Cuidado con el loro”. “No, pero no está haciendo nada, déjelo quieto”. Le comió el maletín.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: le abrió tremendo hueco [risas] al maletín de Samán. Le dije: “Samán, tú que te la pasas por allí con Indepabis no te metas con mi loro ahí, déjalo quieto, no lo vayas a sancionar”. Le comió el maletín a Samán, en un ratico, bueno, como dos horas que estuvimos, tremendo hueco le abrió.

 

Bueno, entonces, estábamos hablando de la Comuna, ah, los frentes, el ético moral, seamos humanos, vale más nada. Segundo: el social, la igualdad, los derechos humanos, educación, salud, alimentación, “a cada quien, según sus necesidades, de cada quien según sus capacidades”; la sociedad socialista. Tercer frente: el económico, el económico; ese dejémoslo de cuarto. Tercero: el político. Voy hacer prueba corta, veo que están tomando notas, muy bien, qué disciplinados están. Vamos a darles un aplauso allá; les doy un aplauso a todos los que están tomando nota.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: cuarto, ¿cuál dije cuarto?

Asistentes: [murmullo].

Presidente Chávez: ¿El tercero?

Asistentes: político.

Presidente Chávez: el político, vamos a resumir el político: el Poder Popular, el despertar del Poder Popular, el autogobierno. Ustedes tienen que ser gobierno ahí; no es el alcalde, ni es el gobernador mucho menos, no, esos son ámbitos de gobierno que no los vamos a eliminar. Por ahí estaban diciendo los escuálidos que si los Consejos, ellos le tienen miedo a los Consejos Comunales, le tienen un terror, un pánico a los Consejos Comunales porque ahí está condensándose, como una... Ustedes saben que una bomba atómica, Dios nos libre…

El presidente de los Estados Unidos lo volvió a decir, eso hay que reconocerlo y amplificarlo. El presidente Obama, eh, allá en El Cairo dio un discurso extraordinario, claro, está lleno de contradicciones –como dice Fidel–, pero oír al presidente de Estados Unidos decir cosas como las que dijo Obama no es poca cosa, sobre todo comparando con el caballero anterior, El Diablo, aquel al que yo una vez le dije “diablo”.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: [risas] Azufre, anjá, el rey del azufre, eh. Entonces ojalá que Obama, ojalá pueda virar y cambiar, desmontar el imperio, ojalá, ojalá; pareciera imposible, pero nada es imposible. ¿Quién iba a pensar que la Unión Soviética iba a caer y que Mijaíl Gorbachov iba a ser el último presidente de la Unión Soviética? Y ocurrió, ¿verdad? Bueno, entonces Obama volvió a decirlo en El Cairo hace pocos días, que él... Primero dijo –hablando de Irán, hablando de Irán y de otros países, que son señalados, Corea del Norte, por ejemplo... Corea del Norte, sí, lo ha declarado que está haciendo una bomba atómica, entonces condenan a Corea del Norte. Yo no condeno a Corea del Norte porque en primer lugar no me dejo presionar, no, es mi opinión, pues, digan de esa opinión lo que quieran decir, pero si yo condenara a Corea del Norte al primero que tendría que condenar es a la primera potencia atómica del mundo que es Estados Unidos, eh, Estados Unidos y los demás países que tienen bombas atómicas.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ahora, nosotros no queremos bomba atómica, pero sí queremos... Ojalá se cumpla lo que Obama dijo, dijo que él iba a luchar por un mundo sin armas atómicas. ¡Oye!, eso hay que reconocerlo, ojalá pudiéramos lograrlo, que todos los países que tienen bombas atómicas las eliminen y a más nadie se le ocurra y se prohíba, cero bombas atómicas. ¡Eso es un horror!, eso puede acabar con todo el mundo, con toda la vida en el planeta, eh, una locura la energía nuclear con fines militares, la muerte. Ahora, con fines pacíficos, bienvenida; nos hace falta para energía eléctrica que bastante falta hará para el futuro; el petróleo se va acabar. Hay que buscar ya desde ahora las nuevas fuentes de generación y habrá más bien que perfeccionar para bajar los riesgos ambientales de la energía nuclear con fines pacíficos. La energía eólica, la energía... El hidrógeno, etcétera..., solar.

Ahora, el tema del frente político: el Poder Popular, ustedes tienen que –en el ámbito de las Comunas en construcción– tienen que ir generando cada día mayores niveles de Poder Popular, de autogobierno, de lo que llama István Mészáros en este libro maravilloso, Más allá del capital; él habla de “contraloría social” y “autogestión general”, gobiernos populares, gobiernos populares. Incluso en una Comuna bien organizada por asamblea ustedes pueden hacer en el futuro... El pueblo podrá legislar para la Comuna, siempre en el marco de la Constitución Nacional, siempre en el marco de las leyes nacionales y de los proyectos nacionales y de la integración nacional, eh; esa legislación que no aparece en la Constitución ni va aparecer nunca, que no aparece en las leyes ni en los reglamentos, pero que afecta a la vida cotidiana de una comunidad, de un colectivo, el empleo o el uso de los espacios, por ejemplo, del espacio, las costumbres, la vida comunal, la vida social, las normas de convivencia.

Yo por ejemplo creo que uno de los factores que más influye en la inseguridad en las calles es el consumo de alcohol de manera descarada y abierta por todas partes como si fuera un refresco o un jugo de caña. Eso no. ¡El pueblo no debería permitir eso!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ustedes, las Comunas no deberían permitirlo.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ah, ustedes pueden reglamentar eso, reglamentarlo, ser reglamento de la Comuna, leyes de la Comuna. Todas esas cosas perniciosas, andar fumando en las calles. ¿Pero por qué?, ¿por qué alguien tiene que andar con un chicote en la calle? Y le pasa por un lado a unos niños y le hecha el humo a una mujer embarazada, en un autobús chicoteándose, ¡¿qué es eso?! El pueblo no debe… ¡Eso es un abuso! Si tú te quieres chicotear métete para allá para un rincón y te chicoteas pues.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: la Comuna, el Poder Popular, el Poder Popular... Que llegó un alcalde y dio un permiso –o llegó Chávez, vamos a poner el caso que sea Chávez–, y Chávez... “Mira Chávez dio un permiso para que construya una empresa privada aquí en este terreno, tremendo edificio”. “¿Pero por qué Chávez va hacer eso? si aquí estamos nosotros, la Comuna”. Ah, protesta. “Chávez, tú no puedes hacer eso, tienes que venir aquí hablar con nosotros, tienes que mandar a alguien hablar con nosotros”.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Ve? El Poder Popular.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: no se trata de oponerse a decisiones del Estado, pero sí exigir respeto a la opinión y a todo aquello que afecte a la comunidad. ¿Ustedes no ven?…

Yo no sé qué habrá pasado, Jacqueline, no le pierdas la vista al llamado, este, Sambil, de aquí. Eso no va. Ese Sambil no va.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: no va.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: podrá temblar la tierra, pero no va. Ahora, esa decisión la tomé yo, bueno, la tomé yo pues. ¿Ahora debería oponerse quién? La comunidad que vive ahí, porque eso es un monstruo, además es un monstruo del capitalismo.

Asistente: ¡Así es que se gobierna!

Presidente Chávez: es un monstruo del capitalismo. No permitan ustedes eso, no permitan. Hace poco yo coordiné con el alcalde de Barinas y el gobernador –porqué fui por allá por Barinas a pasar revista a unas tierras agrícolas donde tenemos unos planes. Claro, están muy cerca de la ciudad de Barinas–... ¿Qué vi ya? Una cerca: “No pase, propiedad privada”. ¿Cómo que propiedad privada? Llamé al alcalde, mira… Ah no, el alcalde anterior, el alcalde anterior que privatizó lo que no se puede privatizar que son las tierras comunales. ¿Cómo se llama? Las tierras municipales más bien. Bueno, yo le pedí al alcalde: “Compadre, para algo usted...” El Abundio, ahora es alcalde. Para algo el pueblo de Barinas eligió a Adán gobernador; para algo el pueblo de Barinas eligió mayoría de Consejo Legislativo Regional. Ustedes no vengan pedirme ahora que venga yo aquí… No. Son ustedes los que tienen que tomar decisiones. No pueden permitir que la tierra del municipio se privatice.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡No lo pueden permitir!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: en fin, en fin, el Poder Popular, los comités revolucionarios. Hay que trascender del Consejo... El Consejo Comunal es un órgano del Poder Popular, pero también están las mesas de agua, ¿verdad?; también está el Banco Comunal. Ahora, hay que ir a un nivel superior, a un nivel superior de gobierno en la Comuna, donde el Consejo Comunal será parte del órgano comunal –repito– como decir un brazo, o los brazos, pero también están las piernas, los comités de tierra urbana. Ahora hay que trascender al gobierno comunal, a las estructuras del poder comunal, del Poder Popular, del autogobierno, de la contraloría social y de la autogestión general. Eso en lo político también tiene que ver lo político con lo ideológico, el estudio del socialismo. Que todo, que todo... Mire, yo de verdad, aspiro –oigan–, yo les voy a decir esto: estaba viendo una encuesta hace poco que Chávez, no que 60% de apoyo a Chávez; los escuálidos 5%.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: [risas] los escuálidos son una cosa, vale. Los escuálidos, yo creo que ellos no tienen remedio, pero bueno, ¿no? Los escuálidos dicen que aquí y que estamos empatados.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: o sea, eso es como que... Eso es como que uno le meta 20 carreras a 1 a otro, y no, “estamos empatados”.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¿Cómo se entiende eso? Pero ellos se lo creen, además. Lo mejor para nosotros –voy a decirlo aquí, que no lo oigan ellos–, lo mejor para nosotros es que ellos creen que es así; que lo sigan creyendo, que se sigan cayendo a coba, autocobeándose.

Ahora, yo les digo una cosa: todavía hay gente confundida, ¿verdad?, sobre nosotros, bueno, hay que trabajar a esa gente, ¿verdad? Si no fuera por tanta campaña mediática de desinformación –además de los errores que nosotros cometemos, y hemos cometido y seguimos cometiendo–, pero yo creo que si el… Que, sin esa campaña terrorífica, terrorista más bien, el apoyo nuestro no bajaría de 80%, el apoyo sólido, pues; para allá tenemos que ir, para allá tenemos que ir.

Fíjense ustedes, hoy anunció Diosdado lo que ayer yo le aprobé: una resolución para eliminar esta arbitrariedad de las cámaras de construcción y empresas privadas de la construcción que le cobran –le cobraban– el precio de la vivienda a una familia agregándole el índice de inflación todos los años. ¿Cómo va hacer eso? Le prohibió y tienen que devolver la plata a los que cobraron eso.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: tienen que devolver la plata.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: como aquellas llamadas “cuotas balón”. ¿Te acuerdas de las cuotas balón? Ahora, ¿quiénes son los sectores más afectados por estas políticas que estamos nosotros anulando? Los sectores medios, de ingresos medios, son los que más sufren del atropello de los capitalistas. Los estamos salvando de ese atropello, ellos deberán darse cuenta algún día, los que no se han dado cuenta. Bueno, pero digo yo, el tema político tiene mucho que ver con lo ideológico. El tema social del frente social del que ya hablé tiene que ver mucho con la educación, la cultura, la cultura. Recordemos aquello que dijo Martí: “un pueblo para ser libre tiene que ser un pueblo…”

Asistentes: culto.

Presidente Chávez: culto, culto. Y no estoy hablando de doctores –y con todo el respeto a los doctores–. No, el estudio, la conciencia, el conocimiento –y eso tiene que ser una tarea de la Comuna–. Cultura, ¡que brille nuestro pueblo por su brillo!, por su cultura, por su riqueza cultural, más que por el oro –decía Bolívar– que tenemos, más que por las montañas de oro y de plata. Van, ¿cuántos frentes van?

Asistentes: moral.

Presidente Chávez: el moral, el social, el político, vamos por tres.

Asistentes: [algarabía].

Presidente Chávez: no, pero yo dije que el cuarto era el económico, que iba a cambiar, ahora voy hablar del cuarto, el económico, mosca. Ponte las pilas, chamo. Ajá, el económico, ah… El económico también es muy… Todos son importantes, todos; falta uno, que falte uno y se cae la mesa, es una mesa como de cinco patas, pero si falta uno se cae la mesa, se desequilibra, se enchoreta como decimos allá en el llano; se afloja hasta que mira, ¡pum!, se espaturra. El económico, ay, ahí hay bastante que hacer también, por eso yo insisto: allá donde quiera que estemos construyendo que si un fundo zamorano instalando, que si recuperamos unas tierras, que si está naciendo una industria, que si Petrocasa, que si este domingo vamos a una fábrica de alimentos balanceados para animales... Hoy autoricé el rescate de una empresa que va pasar a ser propiedad social, es una empresa por allá en Rubio, en el Táchira, de este café, ¿cómo se llama el café este?, instantáneo, que fabrica, tiene esa tecnología, bueno vamos… La abandonaron, están los trabajadores abandonados allá, ahora pasa a ser propiedad social del pueblo, de los trabajadores y el Gobierno Revolucionario.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, entonces, lo económico. Lo económico podemos resumirlo, porque es bastante… En todos los ámbitos es bastante complejo; sepan ustedes que, así como dice Mészáros –yo lo repito de Mészáros–, no hay nada más difícil en cuanto a procesos sociales se refiere que construir la alternativa al capitalismo. Más fácil –digo yo– es ir a la Luna. Si ustedes me dicen: “Chávez, ¿qué será más fácil, ir a Marte o construir el socialismo?” ... Es más fácil ir a Marte. Lo cual no significa que vamos a decir que es imposible, no, solo quiero con esto graficar en extremo, in extremis, como dicen, la complejidad. Pero es que lo vamos hacer, ¿verdad?, nosotros lo vamos hacer. No vamos a fallarle a la historia, ni al futuro, a nuestros hijos, a la Patria. Pero en verdad es un proceso complejo, requiere mucho, mucho, mucho pensar, mucha teoría, mucho conocimiento científico, conocimiento popular, participación popular.

Ahora, lo económico se puede resumir, yo lo resumiría de esta manera: la propiedad de los medios de producción en manos de la Comuna, propiedad social, en distintas combinaciones, y eso tiene que ver con la creación, en la Comuna, de un nuevo modelo económico, el modelo económico socialista, que tiene que partir desde la actividad primaria, la producción de materia prima. Y si no la producción, porque en la Comuna no se produce esa…, la madera, por ejemplo, a lo mejor tenemos una Comuna aquí, aquí en 23 de enero, bueno, no vamos a estar produciendo madera a menos que alguien se le ocurra la locura de cortar los árboles que hay por ahí y hacer un aserradero. No, iría preso, ¿verdad? No. Ah, pero madera podemos traerla de allá de Proforca, de Uverito. Pero resulta que no podemos dejar que la Comuna tenga que ir a buscar la madera al mercado capitalista, no. La Comuna tendría que conectarse con el sector primario de una actividad económica en el ejemplo que estoy poniendo, la madera. Fíjense esto: una Comuna en 23 de enero ¿por qué no pudiera tener presencia, si es que en la Comuna van a trabajar la madera, en el pino, o perdón, en el bosque de pino de Uverito? ¿Por qué no? Así como hay… Yo pongo este ejemplo: así como hay aquí en Caracas señores que son dueños de un hato en el Llano, y van en una avioneta y aterrizan allá y pasan cuatro días, cinco días, pero viven en Caracas, en una quintota... Yo conozco varios, en Apure, o viven en San Cristóbal. ¿Por qué no pudiera una Comuna en 23 de enero –dije una Comuna, no una familia, ni un individuo? No. Se trata de la Comuna–, cuando exista la Comuna, y como parte de la Comuna. ¿Por qué esa Comuna de 23 de enero, no pudiera tener alguno de sus habitantes –por decirlo así–, alguno de sus habitantes, o un comité, o un grupo de trabajo –como dice la Comuna de los chinos–, un grupo de trabajo, que esté trabajando –valga la redundancia–, pero no en 23 sino allá, donde está la reserva de pino que tiene 600.000 hectáreas, y no solo explotando pino sino resembrando, para hacer otro? ¿Por qué no? Si es que la reserva de pino es propiedad social, para que sea propiedad social entonces. Y como es propiedad social distintas Comunas pueden tener presencia, y no solo una empresa –Proforca–, que entonces tiende a convertirse en una empresa igual de capitalista: va a explotar los pinos para venderlos y bien caros, y entonces el pueblo no tiene acceso a los pinos que son del pueblo, a la madera que es del pueblo. Viene Proforca, la explota, en aserradero, vienen unos capitalistas, la compran allá bien barata y vienen a Caracas, y cuando llega a Caracas los pobres no pueden comprar la madera de pino. Solo para los ricos o las clases de mayores ingresos.

Ahora, de esta manera rompemos, empezaríamos a romper las cadenas del capitalismo, la dominación capitalista.

Por eso digo, la economía tiene que ver con el sector primario.

Miren, ustedes saben, la reserva grande... Y estamos comenzando a tomar control de la zona, yo pronto voy por allá, la zona del oro. Hemos estado luchando y batallando contra la minería ilegal y respetando extremamente el equilibrio ambiental, y, sin embargo, ahí están unas minas de oro. Y ahora están por ahí los rusos que quieren ayudarnos con la tecnología para explotar oro sin dañar el ambiente, o haciendo el mínimo daño que después se recupera. Bueno, ese oro, yo digo, ¿por qué una Comuna aquí en San Agustín no pudiera especializarse en –cómo se llama, en esto–, en la orfebrería? Un grupo de mujeres, de hombres, que hagan curso allá donde, allá donde se sabe de eso, en el Ince, por ejemplo, y entonces montan ahí una orfebrería para hacer objetos de oro: cadenitas, cositas, ¿qué más?, prendas, etcétera. Porque ese oro buena parte se lo llevan de contrabando y ese oro es del pueblo, y no solo de los que están allá explotando el oro, no, es de todos. Son ideas en las que uno va pensando, y que yo creo que llegó el momento de empezar a experimentar. Y yo estoy seguro, yo tengo la certeza, de que van hacer exitosos los experimentos que hagamos. Yo cuento con ustedes, con los Consejos Comunales, con el pueblo organizado.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: para construir ese nuevo modelo.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: estamos hablando del cuarto, economía, primero la materia prima. En Caracas no hay oro, y no podemos ponernos a buscar oro en Caracas.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¿Ah?

Asistentes: [murmullos].

Presidente Chávez: pero Venezuela tiene mucho oro, madera, etcétera.

Luego viene el segundo ámbito económico –además de la materia prima, el sector primario–: el sector secundario, son las industrias del procesamiento de la madera o del oro, o del plástico, es la transformación de la materia prima. ¡Ah!, eso sí pueden hacerlo las Comunas en cualquier parte, aun cuando no tengan la materia prima, ahí dentro del territorio de la Comuna, se trae la materia prima y se transforma: mesas, puertas. Aquí en Caracas, por ejemplo, yo digo, en las grandes ciudades una de las actividades económicas que yo veo así que como que se cae de madura es la de que las Comunas se conviertan o formen grupos de trabajo para construir o para hacer, para elaborar materiales de construcción: bloques, cabillas, vigas, puertas, ventanas, techo, etcétera. Y la materia prima la tenemos nosotros toda aquí en Venezuela, el cemento que ahora es nacional, lo hemos nacionalizado; el hierro y el acero lo hemos nacionalizado; la madera; el aluminio; el caolín, que son esas piedras de donde se saca la porcelana y todas las cosas para los baños; el gas, que lo hemos recuperado, y la petroquímica, para hacer todos los plásticos y materiales de plástico, objetos de plástico.

Hace poco inauguramos la fábrica de, ¿cómo se llama?, de plástico, de…, de muebles de baño, de equipos de baño: pocetas, lavamanos, tubos; todo de plástico. Eso pudiera hacerse aquí en una Comuna, un galpón. Por eso viene el otro punto que es el territorial, el terreno, el territorio, adueñarse del espacio, ese es el quinto, el territorial. Te estamos hablando de la economía, ¿verdad? Sector primario, sector secundario –las industrias de propiedad social–, y luego viene la distribución de los productos. Ese es otro tema que la Comuna puede y debe ir asumiendo, así lo creo, un comercio distinto al capitalista, actividad comercial popular, justa, solidaria. No para robar al vecino, o para robar al pueblo; que yo vengo y fabrico este lápiz, y me cuesta un bolívar y voy y quiero venderlo a veinte bolívares, eh: un comercio salvaje, el del capitalismo, que todo lo infla, infla los precios. No. Precio justo, precio solidario; así como Mercal, ese es un buen ejemplo: Mercal. Pero eso puede ser válido para ropa, para bienes de consumo individual, familiar, el teléfono Vergatario –que yo no sé por qué están empeñados en Europa, sobre todo, en Europa están empeñados en que yo y que soy un vulgar, un grosero. Bueno, yo no soy ningún fino, ustedes saben, yo no nací el día que nacieron los finos y los delicados, yo soy un veguero, un veguero y veguero soy [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: pero, por ahí andan diciendo y lo publican tantas veces que mucha gente lo cree ya que es verdad, ¿no? No, que el nombre, yo le puse al teléfono el nombre del Vergatario porque yo tenía el teléfono aquí y estaba hablando, y oye, este teléfono qué nombre le ponemos, El Vergatario, y se quedó Vergatario. Ahora en Europa, están “ay que, uy que”, dicen: “¡Qué horror!”.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¡Qué horror! No, no, no es que es tan fea sino dicen que yo le puse el nombre de un pene...

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ...a un teléfono.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: cuando es bien sabido y está en el diccionario –búsquenme el Pequeño Larousse, en el diccionario Pequeño Larousse aparece la palabra “vergatario”, ¿qué significa “vergatario”? Aquí sabemos: algo de mucha calidad, que es muy bueno, eh, vergatario. Entonces no, que Chávez es un vulgar. Bueno allá ellos, vale; ya ni les hago caso, eso son los escuálidos del mundo.

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: sí, son los escuálidos por el mundo, andan por todas partes.

Entonces en lo económico, un nuevo sistema de comercio, un nuevo sistema productivo y los medios de producción o factores de producción: la tierra, la maquinaria, el capital, el conocimiento en manos de la sociedad, en este caso en manos de la Comuna. Entonces una Comuna sin fábrica, una Comuna sin tierra para la siembra, una Comuna sin comercio socialista no es Comuna, le faltaría una pata y bien grande. Ahora, si en esa Comuna nosotros, el gobierno, ayuda a construir por ejemplo una fábrica de muebles, una torrefactora, ponte tú que estemos en las afueras de una ciudad como Boconó de Trujillo, aquí tremenda torrefactora propiedad de la Comuna.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: o la fábrica esta que estamos recuperando del café instantáneo; supongamos, la construimos, la retomamos, la acondicionamos, invertimos unos dineros.

Bueno, ahora la Comuna, la Comuna se hace cargo de la torrefactora. ¡Ah, bueno! Si no hay principios morales –el primer frente– esa torrefactora va a terminar siendo capitalista, y la Comuna va a terminar siendo no una Comuna sino una diabluna...

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: diablo del capitalismo, ¿ves? Por eso hacen falta todas las patas de la mesa: códigos morales. La torrefactora, esa fábrica no es para volvernos ricos aquí, no, es para producir alimentos, bienes o servicios para la satisfacción de necesidades reales de nuestra comunidad y de otras comunidades más allá, y para el consumo necesario, no para el consumismo, o para lo que llama Carlos Marx, el “consumo de prestigio”. ¡Ah, pero dame prestigio! Ese es el capitalismo, el consumismo.

Entonces el ámbito económico tiene que abarcar incluso eso, el consumo, una nueva cultura de consumo. Compadre, encárguense ustedes en las Comunas.

Miren, ¿ustedes han visto a una mata de trigo en Venezuela? ¿Quién ha visto una mata de trigo en Venezuela? ¿Quién ha visto una mata de trigo? Nadie la va a ver. Bueno, en Mérida, por allá, algún trigo artesanal. Ahora, todo el trigo aquí es importado para el pan. ¿Saben ustedes lo que es bueno y es mucho más sano? El pan de yuca, el pan de arroz.

¿Alguien ha visto arroz aquí en Venezuela, matas de arroz? ¡Uhhh, como arroz! ¿Alguien ha visto aquí una mata de yuca?

Asistentes: ¡Sííí!

Presidente Chávez: ¡Uhhh, como arroz! ¡Ah! Pero entonces nosotros es puro pan de trigo, pan de trigo, pan de trigo. Encárguense las Comunas de empezar a hacer el pan de arroz, montar panaderías comunales de pan de yuca, pan de arroz, etcétera, cambiar hasta los patrones de consumo, que si Coca-Cola y no sé qué más. ¡Qué bueno es el guarapo de caña! Papelón con limón, ¿ves? El poco de comida chatarra que venden por ahí, que si hot dog. La última vez que yo me comí un perro caliente no dormí en tres días...

Asistentes: [aplausos]

Presidente Chávez: mire, no como más perro caliente, ni perro frío tampoco. Hamburguesa, no sé qué más. ¿Hamburguesa no es que llaman eso? Eso es pura chatarra. ¡Ahhh! ¿Usted quiere ser gordote?, ¿gordota? Vaya pues, vaya, vaya. Y además enfermarse, ¿no? Enfermarse del colesterol, de la tensión, etcétera; la vista. Vamos a cambiar los patrones del capitalismo que nos meten por aquí: el consumismo, el consumo, no por necesidades sino por prestigio, o por otras razones.

Bueno, he ahí los cuatro ámbitos. ¿Y el quinto? El territorial. Vamos a construir sobre el territorio, en la Comuna, el socialismo desde abajo, desde lo pequeño en esos cinco ámbitos. Cuando del territorio es, bueno, el espacio, la tierra; vamos a adueñarnos de la tierra, no permitamos latifundio ni en los campos, ni en las ciudades. No puede una Comuna permitir, por ejemplo, que, en el medio de una ciudad, ahí en un barrio haya, como todavía hay aquí en Caracas y en muchas partes, una chivera, y aquel bojote de... ¿Cómo se llama esto? De chatarra, contaminante, además. No. Aduéñense del espacio, legislen sobre el espacio, sobre el territorio, sobre las aguas, los recursos, el territorio, la naturaleza, el ambiente, la ecología, los desechos sólidos o líquidos producto de la vida humana, y de la dinámica social en el territorio. La lucha contra la basura, por ejemplo, eso tiene que ser un trabajo, pero intenso de la Comuna, el rescate de los bosques, la naturaleza, los ríos, la quebrada, la prevención contra las amenazas del mismo territorio, de la naturaleza, los sismos, terremotos, temblores, crecidas de las quebradas, de un río, terrenos inestables. Es la geografía que es algo. Mire, si algo es vivo es la geografía, y nosotros formamos parte de ella, así lo creo.

En fin, he ahí cinco ámbitos, construyamos el socialismo desde la Comuna.

Érika, ¿cuándo vamos a hacer un acto con las primeras Comunas?

Ministra Érika Farías: usted nos dijo que el veinte íbamos a hacer una actividad.

Presidente Chávez: las primeras Comunas.

Ministra Érika Farías: ¡Ujú!

Presidente Chávez: ¿Tú no tienes micrófono!

Ministra Érika Farías: no.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Dónde están los micrófonos?

Ministra Érika Farías: aló, aló. ¿Se escucha? Sí, ya, ya, ya se escucha.

 Nosotros tenemos Comandante...

Presidente Chávez: ¿Dónde, ¿dónde?

Ministra Érika Farías: en Apure, por allá.

Presidente Chávez: ¿Dónde quieren ustedes que hagamos Comuna? A ver, levanten la mano los que estén listos para una Comuna.

Asistentes: [algarabía].

Presidente Chávez: bueno, miren. Óiganme esto, ya veo que hay bastante ánimo aquí y eso merece un reconocimiento.

¿Ustedes creen que estamos listos ya para las Comunas?

Asistentes: ¡Síii!

Presidente Chávez: miren, acuérdense que un muchacho requiere, o muchacha, 9 meses en la barriga; cuidado con los abortos antes o después. Ahora fíjense, fíjense, los abortos –obviamente antes de tiempo un nacimiento, o como dicen, que se muera el muchacho en la barriga, un parto prematuro–. Bueno, de todos modos, yo sé que ustedes han trabajado mucho.

Yo había pensado Érika, fíjate, aquí vamos entre tú y yo solitos a hablar lo siguiente, yo había pensado que el año de las Comunas declaramos el 2010, pero pudiéramos comenzar ahora este año en el segundo semestre, pudiéramos comenzar con los primeros ensayos. ¿Quién se atreve aquí?

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: Lara por aquí. Apure, Falcón...

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: bueno, pudiéramos... ¿Cuándo es que tenemos un acto?

Ministra Érika Farías: en junio.

Presidente Chávez: ¿De qué mes?

Ministra Érika Farías: de este mes me dijo usted.

Presidente Chávez: bueno, yo no quiero apresuramientos, pero pudiéramos fijarnos el próximo mes de julio para arrancar a lo mejor en Lara, en Apure...

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: ¿Quién está de Lara? Vamos a oír al compañero, cómo se llama. A ver compadre, Érika ayúdame por favor con los nombres de los compañeros.

Ministra Érika Farías: Eumar, Eumar se llama él.

Presidente Chávez: deberías tener aquí una lista, aquí pegada.

Ministra Érika Farías: Eumar Comandante, Eumar.

Presidente Chávez: claro, tú los conoces por ahí, pero yo no los conozco.

Ministra Érika Farías: aquí está, aquí está, aquí está.

Presidente Chávez: sí, bien. Eumar Soares. Vamos a oír al compañero, al camarada Eumar Soares del Consejo Comunal Villa Rosa, del estado Lara, ¿no?

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: ¡Ajá! Usted dice que son Comunas Villas del San José.

Vocero del Consejo Comunal estado Lara, Eumar Soares: Bolívar.

Presidente Chávez: Bolívar. Adelante Eumar.

Vocero Eumar Soares: bueno, Comandante, hemos venido como una organización, lo que nació como una mancomunidad, hemos venido creciendo a nivel organizativo, hemos tenido un acompañamiento de lo que es parte del Ministerio de las Comunas, hemos creado lo que es la Comisión Promotora de la Comuna, que fue creada con el fin de darle un impulso a la Comuna como tal, ya que hemos sido nombrados como potencial Comuna. Pero esta comisión se crea con el fin de realizar un diagnóstico general de todas las comunidades que están dentro de esta potencial Comuna, para poder así ver nuestra fortaleza, asumirlas, nuestras debilidades, a luchar contra ellas, y poder fortalecer lo que es nuestra organización. Sin embargo, Comandante, hemos venido funcionando como una mancomunidad, de diez Consejos Comunales. Usted ha estado en nuestra mancomunidad, en lo que ha sido la Comunidad de Villa Guadalupe, nos ha visitado allí, ha visto nuestras experiencias, tenemos un nivel de organización gracias a lo que es el equipo del Ministerio de las Comunas que nos ha venido orientando. Pero hemos demostrado que nos hemos empoderado del poder como tal, porque hemos sido nosotros los que hemos tomado nuestras propias decisiones en la comunidad, y hemos podido organizarnos de esa manera Comandante.

Presidente Chávez: tú me hablas Eumar, de una mancomunidad donde hay diez Consejos Comunales...

Vocero Eumar Soares: sí, correcto.

Presidente Chávez: ¡Ajá! Ahora, eso no es una Comuna todavía.

Vocero Eumar Soares: no.

Presidente Chávez: yo propongo que hablemos de una Comuna en construcción, es una Comuna que se está construyendo. ¿Tú convendrías conmigo que ese término es correcto? ¿Convendríamos que ese término es correcto?

Asistentes: ¡Síii!

Presidente Chávez: y luego cuando tengamos los mínimos elementos, no vamos a plantearnos que harán falta diez años, o cinco años para que una Comuna lo sea, tal, no, unos elementos mínimos para que arranque la Comuna.

Asistente: ¡Apure ya la tiene!

Presidente Chávez: Apure ya la tiene.

Bueno, vamos a terminar de oír al compañero Eumar. A ver Eumar.

Vocero Eumar Soares: bueno, Comandante, como siempre lo hemos venido diciendo, estamos en un proceso de construcción, la Comuna es algo nuevo. Así como iniciamos en el 2006 con los Consejos Comunales, estamos ahora en un proceso con las Comunas, y estamos en un proceso de construcción que lo estamos viviendo según las actividades y según las vivencias de nuestras comunidades.

Lo más importante, Comandante, es que nosotros estamos creando este proceso, y que, según nuestras necesidades, nuestras debilidades, nuestras fortalezas organizativas estamos dando el aporte para lo que es la creación de las Comunas.

Presidente Chávez: la creación de las Comunas.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: fíjate, también tenemos aquí a Eddie Margarita Coroy, María Marrufo... María Marrufo, por ejemplo, ¿de dónde es? De Coro, de Churuguara, Consejo Comunal carretera Coro-Churuguara...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: los Consejos Comunales hay que decirlo, los Consejos Comunales son, o han sido, y son igual que los Bancos Comunales, instrumentos que nos permiten ahora ir amasando la Comuna, son como materia prima ¿verdad? Como el maíz para la arepa, como la harina para la arepa, por ejemplo, qué nos dice María, María Marruco

María Marrufo: yo vengo del Municipio Petit, específico del Pueblo Nuevo de La Sierra, nosotros a través de la mancomunidad que tenemos en esa parroquia, hemos venido trabajando con los Consejos Comunales y de allí donde los Consejos Comunales tienen ese fortalecimiento con la mancomunidad que pudiéramos decir que este, se llevaría este impulso hacia las propuestas de las comunas, ya los Consejos Comunales ellos mismos en el seno de sus comunidades vienen pronunciando conformarse en comunas, a raíz de que cada vez vemos como usted hace mucho hincapié sobre lo que es la Comuna y es hacia allá hacia dónde vamos.

Presidente Chávez: María ¿verdad?

María Marrufo: sí señor.

Presidente Chávez: María, vuelve a surgir el término ahora por Falcón de mancomunidad, pregunto yo, de dónde surgió ese término, mancomunidad.

María Marrufo: la unión de varios Consejos Comunales viendo la necesidad de que estos Consejos Comunales, como lo dijo usted al inicio de la actividad, anteriormente no teníamos nada, esperábamos que llegara lo que quizás los gobiernos anteriores tenían pensado hacerle a cualquier comunidad, a raíz de que nacen los Consejos Comunales hemos visto como se han desarrollado las comunidades independientemente en el sitio donde estén, o en el territorio donde estén han llegado muchas respuestas y a través de la organización de los mismos Consejos Comunales.

Presidente Chávez: sí, correcto, ahora yo me refiero a los términos, ¿no? Pregunto, ¿consideramos que la mancomunidad es un paso hacia la Comuna?

María Marrufo: sí Presidente.

Presidente Chávez: y dónde, pregunto, si hay una manca... a mí me… Bueno, es quizás un asunto de gustos personales, nunca me ha gustado esa palabra de mancomunidad. No. Tiene una connotación, tiene una connotación incluso, digamos visto en otra dimensión, imperialista, ¿no?, y las palabras son importantes. Me parece que es una palabra del pasado, me parece, es mi opinión, eh, del pasado, y cuando digo el pasado no me refiero… Hay pasados buenos y pasados malos. De lo peor del pasado. Es de Bolívar la palabra unión. “Unión, unión”, decía Bolívar; “Unión, unión, o la anarquía nos devorará”. Si no nos llamamos al orden y a la unión, un nuevo coloniaje legaremos a la posteridad, digo yo. Por qué no en vez de mancomunidad, ah… figura de la Cuarta República también: mancomunidad de alcaldes. Eso viene de hace tiempo atrás. Entonces son, son valores, son códigos que todavía viven y nosotros a veces sin darnos cuenta podemos darle vida, más vida al código que debemos combatir, que tienen connotaciones, simbología.

La unión, a mí me gusta por ejemplo unión de Consejos Comunales, unión de Consejos Comunales, porque cuando tú me dices mancomunidad de Consejos Comunales, ¿dónde quedan, por ejemplo, los Comités de Tierra Urbanos?, ¿qué papel juegan en esa mancomunidad de Consejos Comunales? Pregunto, ¿quién me responde?

María Marrufo: ellos irían a la integración porqué cuando hablamos de los Consejos Comunales, dentro de él, están las vocerías que es allí donde nombramos estos comités y esta asociación, verdad, entonces, cuando vamos…

Presidente Chávez: o sea, ustedes tienen dentro de los Consejos Comunales los Comités de Tierra urbanos.

María Marrufo: sí, sí hay Comités de Tierra Urbanos, igual que las Mesas Técnicas de Agua, que, en un principio, como usted lo dijo, se conformaron primero las Mesas Técnicas de agua, pero que ahorita están dentro de los Consejos Comunales, trabajando en conjunto.

Presidente Chávez: ok, ahora ustedes organizaron una agrupación de Consejos Comunales, una agregación de Consejos Comunales.

María Marrufo: sí.

Presidente Chávez: ok. Esos Consejos Comunales cada uno de ellos tiene un ámbito territorial, ¿verdad?, y entonces son diez, ponte tú, se van agrupando, y el ámbito territorial también se va agregando en consecuencia. Ustedes no creen que ese ámbito territorial que hoy tienen ya agregado, que pertenece... ¿qué, al mismo municipio?

María Marrufo: sí, al mismo municipio.

Presidente Chávez: en un solo municipio, correcto. A lo mejor dentro de una parroquia.

María Marrufo: dentro de una parroquia.

Presidente Chávez: pero pudiera no serlo. Fíjense ustedes lo que les voy a decir, me parece importante, porque hay que romper los viejos paradigmas. No nos dejemos atrapar por la división político-territorial. Por ejemplo, Apure, ustedes que están allá los apureños.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Apure. El Municipio Rómulo Gallegos, capital, cuya capital sabemos es Elorza. Si mal no recuerdo y si no han cambiado los límites, comienza en el Arauca, es decir, el límite norte es el Arauca; cuando uno cruza el río ya está en otro municipio. Nosotros, en la conformación de las Comunas debemos desentramparnos de esa llamada división político-territorial que no tiene nada que ver con la realidad del territorio, la realidad geográfica, de la geografía radical, la geografía socialista; esa es la geografía muerta, la que nos divide. La nueva geografía tiene que unirnos, la nueva visión geográfica tiene que unirnos.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: entonces, y además cuando se habla de un río, el río realmente no divide, el río une territorios, y no solo de una banda a la otra, o de una orilla a la otra. A lo largo de él, es un gran camino que además... Un río. Miren, hay que ver cómo nosotros desperdiciamos el potencial del río. Un río es como esa… ¿cómo se llama? Esas escaleras mecánicas o esos… ¿Cómo se llama eso que ponen…? Esos en los aeropuertos, hay algún aeropuerto… Unas correas donde la gente se encaraman y los llevan, ruuuun, ése es el colmo de la flojera, ¿no? A menos que alguien esté enfermo, esté muy cansado. Lo que falta es que lo acuesten y lo lleven acostado, ruuuun [risas].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: hasta el taxi y la maleta y todo. Ahora, los ríos son como eso, tú te encaramas ahí en una lancha, claro, si quieres remontar el río, ponle un motor y vas más rápido, porque si no tienes que, mire, ras, ras, canalete. Ahora, si vas bajando de Elorza hacia el Yagual, uhhh, te puedes acostar a dormir, pues, solo que, si te sale el caimán ése de allá, el patrullero, puedes tener problemas. Pero digo yo, rompamos la división político-territorial. No tiene por qué ser necesario, pues, que una Comuna esté abarcada, o dentro de la misma parroquia, o dentro del mismo municipio, puede abarcar una parte de un municipio y otra parte de otro municipio, o de un estado con otro estado. ¿Ah? Lara, allá donde fuimos, ¿verdad?, ¿te acuerdas? ¡Ahhh! ¿Tú eres de allá? ¡Ajá! ¿Cómo? La sala de batalla.

¿Cómo va eso por allá? Ese es un buen ejemplo.

Asistente: saludo Comandante. Allá vamos a hacer una Comuna, si Dios quiere, entre dos estados, entre dos municipios, entre Lara y portuguesa, especialmente la Comuna de El Maizal. Si Dios quiere pues.

Presidente Chávez: correcto, es allá donde rescatamos las tierras aquellas.

Asistente: donde están los latifundios, allá cerca del Cerro El Caballito, toda esa zona Comandante.

Presidente Chávez: allá tuvimos una vez hace poco, que nos llegó la noche, ¿te acuerdas?

Asistente: hace como un mes.

Presidente Chávez: quizás un poquito más, pero ponle un mes.

Ahora, por ahí están las tierras de Murphi. ¡Ajá! Le tengo el ojo puesto a eso también.

Asistente: Presidente, la tierra de Murphi se dice de que tiene un millón de árboles sembrados y que a diario consumen un litro de agua cada planta, después la cortan, y eso nos produce a nosotros una sequía. Nos está consumiendo los pozos de agua que surten a toda la población.

Presidente Chávez: y eso es cierto, una zona muy seca. Ese es el capitalismo, ese es un ejemplo de lo que es el capitalismo. Una empresa transnacional, le dan unas tierras para que siembre allí eucaliptos, que es un árbol que chupa mucha agua. Jacqueline tú sabes mucho de eso, ¿verdad? Porque fuiste ministro de Ambiente. El eucalipto chupa mucha agua, entonces ahora no hay agua, se secaron los ríos. Además de la tala allá arriba que también es otro problema, ¿no?

Pero se secaron, esos árboles se chupan toda esa agua. ¡Ahhh! ¿Por qué? Porque esta gente lo que quiere es ganar dinero, no le importa que la gente se quede sin agua. Qué les va a importar a ellos. Entonces ese es un problema. Aprovecho para recordarles a los organismos correspondientes, a la ministra del Ambiente, el vicepresidente, el ministro de Agricultura que me presenten... Ellos están haciendo un estudio –porque hay que hacer los estudios científicos–, pero ya yo tengo algunas conclusiones.

Bueno, ese es un ejemplo de una Comuna que muerde, digámoslo así, una parte de Lara y otra parte de portuguesa, porque están los límites, ¿correcto? No en todos los casos tiene que ser así, pero solo digo eso para que no nos entrampemos.

Bueno, yo propongo que ustedes discutan, Érika, y ahí donde tenemos ya las mancomunidades pasemos a un nivel superior y dejemos atrás las mancomunidades de Consejos Comunales.

¡Ajá! A ver, dime Rosa María.

Vocera de Consejo Comunal: allá nosotros a raíz de esta mancomunidad tenemos ya una propuesta de Comuna, dándole el paso hacia adelante a las Comunas, y tenemos ese ejemplo: el Municipio Petit con el Municipio Colinas; tenemos alrededor de once a doce Consejos Comunales que están dentro de una propuesta de Comuna. Ya se ha venido conversando, se han venido haciendo asambleas tanto en los Consejos Comunales como vocero. Solicitamos voceros de cada consejo y se hacen las diferentes asambleas de esos doce Consejos Comunales de los dos municipios. Entonces, cuando decimos vamos a romper el eje, porque las comunidades que están del Municipio Colina hacia el Municipio Petit, se surten más del Municipio Petit que del mismo Municipio Colinas.

Presidente Chávez: bien. Bueno, me parece que es un buen enfoque, un buen plan para avanzar rumbo a las Comunas. Y decir rumbo a las Comunas es rumbo al socialismo, desde abajo, como tiene que ser; desde lo pequeño, pero de lo pequeño hacia lo grande; la conexión de lo local con lo regional, con lo nacional, con lo universal.

Bueno, fíjense, los Bancos Comunales. Tengo aquí unas cifras…, un poco para revisar todo lo que hemos venido haciendo rumbo a las Comunas. Ahora, yo creo que el mes de Julio, del natalicio de Bolívar, el mes de la Independencia, será un buen mes; yo quisiera arrancar en Julio con los primeros ensayos de Comuna. ¿Estamos de acuerdo?

Asistente: ¡Sííí!

Presidente Chávez: bueno, los primeros ensayos. Yo voy a pedir un informe a Érika de su opinión acerca de aquellas Comunas en construcción, o territorios potencialmente Comunas, donde podemos comenzar. Ya me dijeron los de Lara, están listos; ya me dijeron los de Apure, están listos; de Falcón ya están listos. ¿Dónde más? De Anzoátegui, de Falcón, de Portuguesa.

A ver, ¿qué nos dice Nelson? De Anzoátegui, de Miranda, de Trujillo, de Caracas. Bueno, Caracas no se puede quedar atrás, no.

Érika tenemos que entregar unos recursos, hoy vamos a entregar unos recursos, pero dame el total, por favor, dame el total.

Ustedes saben que los Bancos Comunales son parte esencial de este proyecto, porque se trata de ir creando esas instancias para transferirle poder al pueblo, transferirles poder a las comunidades.

Miren, aquí no hay alcaldes, no vino ningún alcalde, gobernadores tampoco, no invitamos a ningún alcalde o gobernador.

Bueno, desde aquí les hablo a gobernadores y alcaldes bolivarianos, revolucionarios. Esto va a ser una prueba también para alcaldes y gobernadores, y para Chávez también, y para los ministros y ministras de Chávez. ¿Por qué? Porque donde una Comuna nazca, pero que de verdad nazca, no va a ser el llamado parto de los montes: “el bramido del monte dio un parto y salió un ratoncito” [risa]. No. Un parto vergatario. Para que sigan diciendo que soy vulgar, por allá, los europeos.

Ahora, un parto, una Comuna. Entonces el gobernador, el alcalde, estoy seguro que va a motivarse, y además va a asumir una responsabilidad. ¿De qué? De transferirle a la Comuna más poder.

Por ejemplo, ya yo hablé del tema de la recolección de desechos, la basura; ese es un tema que, en manos de las Comunas, yo estoy seguro que va a funcionar muy bien, y no en manos de empresas privadas, contratadas, que no cumplen muchas veces...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: el tema de la seguridad ciudadana, la seguridad en las calles; ese es un tema que sin la participación del pueblo –como bien lo ha dicho el ministro Tarek El Aissami, en la instalación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, hace pocas horas–, no tiene arreglo, no tiene solución sin la participación organizada. Porque no es que va a salir el pueblo con una maceta a buscar los criminales, o vamos a aplicar, ¿cómo se llama?, a combatir el crimen con más crimen. No, no. Se trata del poder del pueblo sobre su espacio, para combatir esos males. El tráfico de drogas hay que combatirlo allí en la comunidad, en la localidad. Que si llegó por ahí... ¿cómo llaman?, un jíbaro, ¿no es que llaman? Bueno, hay que denunciarlo, ahora que tenemos –Jacqueline–, Movilnet, sistemas de comunicación, que los vecinos puedan comunicarse, los voceros, con un puesto de comando para denunciar delincuentes, gente sospechosa en el barrio. O como hace poco denunciaron desde Petare, una casa por allá donde llegaban, entraban y salían 10, 15, 20 personas todos los días; allanamos esa casa, no se consiguieron armas, ni drogas, pero había cerca de 20 personas de otro país, fronterizos indocumentados. Nada bueno estaban haciendo ahí, no porque sean indocumentados, no, sencillamente porque estaban ahí en secreto, enconchados, enconchados. Bueno, los deportamos a su país, con todo respeto a sus Derechos Humanos y todo, pero nosotros no podemos permitir que se nos llenen los barrios, las comunidades, de extranjeros indocumentados. Que muchas veces vienen es ¿a qué? A secuestrar, a atracar y a llenar de inseguridad nuestros espacios.

Yo estoy hablando –ustedes saben que nosotros les abrimos las puertas a todos los seres humanos del mundo–, de los que vienen aquí a delinquir, hay que denunciarlos. Y nadie mejor que ustedes, sea extranjero o sea venezolano, narcotráfico, los atracadores, bandas, etcétera.

Entonces hoy vamos nosotros dentro de esa dinámica de seguir fortaleciendo el Poder Popular rumbo a las Comunas, a entregar recursos a Bancos Comunales, perdón, a los Consejos Comunales, para proyectos, y muchos de estos Consejos Comunales están aquí...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: miren, en el año 2008, hay que recordar estas cifras, fueron financiados por el Estado 11.728 proyectos. Y esta cifra, fíjense ustedes, difícilmente esto esté ocurriendo en ningún otro país del mundo –es bueno comparar–, y menos hoy con la crisis mundial que hay, que lo que están es botando gente por todos lados. Y por ahí quebró General Motors. Na' guará. La General Motors, ¡taqui!, se vino abajo. Y no sé cuántas empresas en Estados Unidos, en Europa. El desempleo en Europa es horroroso, legiones de gente hambrienta buscando qué comer en Estados Unidos. Quebró el capitalismo, menos mal que nosotros picamos adelante, y estamos adelante. El siglo XXI creo que empezó temprano en Venezuela; comenzaba a amanecer el siglo XXI cuando “El Caracazo”. Antes de tiempo, nos adelantamos, picamos adelante, y hemos ganado espacio y tiempo, pero no es para cantar victoria, es para cuidar lo que hemos logrado. Pero que, en un año, el año pasado, 2008, nuestro gobierno financió solo por vía de los Consejos Comunales un total, proyectos por un monto de 4.898 millones de bolívares fuertes, 4.800; si esto lo llevamos a dólares, dividamos entre dos aproximadamente, y estos son 2.400 millones de dólares solo por vía de los Consejos Comunales. Hoy vamos a entregar este total, ¿verdad Érika? 4.017. Hoy estamos entregando, bueno, y en todo el país, se comienza a entregar hoy financiamiento para 4.017 proyectos por un total de 371 millones de bolívares fuertes, solo en el día de hoy...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Cuál es el total este año Érika? Hay que comparar siempre.

Ministra Érika Farías: tenemos para financiar, Comandante, 4,5 millardos de bolívares fuertes, es más o menos...

Presidente Chávez: tú deberías tener un micrófono aquí. ¿No hay un micrófono?

Ministra Érika Farías: sí, está aquí.

Presidente Chávez: ¡Ah, tienes un micrófono ahí! Bueno, explícanos por favor.

Ministra Érika Farías: sí, el año pasado, como usted bien lo está informando, Comandante, financiamos 11.728 proyectos por 4,8 millardos de bolívares fuertes, billones de los anteriores. Y este año tenemos estimado la cantidad de proyectos, no podemos decirlo en su totalidad porque son proyectos que recibimos de parte del pueblo, pero sí tenemos 4,5 millardos de bolívares fuertes disponibles para el financiamiento de proyectos comunales este año.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: 4,5 una cifra casi igual a la del año pasado. Ahora, como a pesar de que el precio del petróleo se vino abajo, y lo estamos recuperando poco a poco, poco a poco, poco a poco, sin embargo, Érika, no quisiera yo, a pesar de todo, que la cifra de este año sea inferior a la del año pasado. Entonces tú hazme los cálculos para que lleguemos por lo menos a 5 mil millones de bolívares este año, este año...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: es decir, si ya tú tienes un presupuesto de 4.500, ve preparando una solicitud para el segundo semestre ya, a lo mejor para el último trimestre echar un empujón allí, y los precios del petróleo, si los seguimos recuperando –el Plan de Ahorro Nacional que hemos activado ha funcionado bien–, frenar los gastos que no sean necesarios. Y yo hago un llamado a que todos nos pongamos en esa política de ahorro; no al derroche, no al consumismo, gastemos solo lo necesario.

“Ay”, que, si “cayó la venta de vehículos”, a mí no me importa mucho eso, se los digo. Critican al gobierno de Chávez porque el año pasado se vendieron 200 mil no sé cuántos vehículos y este año van apenas 30.000; no me importa mucho, si son vehículos de lujo, esas camionetotas y... ¡Ah, vehículos de trabajo! Eso sí, camiones, tractores, eso sí, transporte público; a eso hay que darle prioridad. Pero cómo vamos a seguir nosotros con esa locura de que aquí cada quien quiere tener un carro; no caben los carros aquí, compadre, no caben. Y hay gente [a la] que nos meten en la cabeza desde jóvenes, desde niños, yo era uno, yo salí como loco de subteniente buscando un carro, y como no tenía carro me sentía mal, oye, otro teniente tenía un carro: ¡Ruuu! Y pasaba, ¿ves? Por fin el comandante vendió un Volkswagen, y yo levanté la mano: “se lo compro”, un volkswagito rojo, tenía sirena: uuuu.

Una noche llegue tocando sirena, parrandeando por la sabana; llegamos a El Real tocando sirena, y resulta que el policía de El Real, el único policía –primo hermano mío, Benito Chávez– me detuvo, “estás detenido, bájate de ahí, dame la llave”. Bueno, y me multaron, Benito Chávez; nunca se me olvida Benito [risa]. Ahí está, policía, toda la vida policía, hay que condecorarlo por eso, porque yo andaba faltando, tocando sirena a media noche en un pueblo por allá, en El Real, eso era un abuso, había una fiesta por allá: uuuu, ese es un abuso. Entonces yo tenía 21 años con un volkswagito rojo: ruuu, corría duro ese bicho.

¡Ah, pero...! Entonces andaba uno loco por tener un carro ¿ves? Ese es el capitalismo llevado al exceso, ya al extremo.

¿Ustedes no ven? Pónganse a ver las colas que se arman aquí en Caracas, siéntense en la orilla, en un banquito en la autopista y pónganse a contar los carros, hagan un muestreo pues, no a contar los carros. Hagan un muestreo de 100 carros pues, cuántos pasajeros lleva cada carro, les aseguro que un alto porcentaje lleva un pasajero, al señor que va o la señora: ¡Aaaa, voy chévere aquí! Qué estupidez vale, y en morrocoy yo iría más rápido, en una bicicleta, en una patineta, una cosa; quemando gasolina y en una cola, donde uno caminando pudiera echar 20 minutos, tú te echas cuatro horas, pero vas en carro. ¡Ahhh, qué chévere! Es la estupidez del capitalismo, el consumismo exacerbado.

Bien bueno, digo yo que quebró –me da lástima por los trabajadores–, pero quebró General Motors, ojalá que no quiebren las fábricas de alimentos. ¡Ahhh, necesitamos más alimentos no más vehículos! ¡Alimentos para el mundo! Que hay mucha hambre en el mundo, alimentos, viviendas, viviendas...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: medicamento, medicina, escuela, libros, libros, eso sí hace falta, ¿ves?

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, entonces hoy entregamos 371 millones de bolívares a 4.017 proyectos.

¡Ajá! Un comentario de la ministra Érika.

Ministra Érika Farías: nosotros desde el año 2008 Comandante, venimos haciendo un trabajo fuerte con los Consejos Comunales para que el Poder Popular organizado también asuma responsabilidad en áreas que tienen que ver con la producción de alimentos, en áreas que tienen que ver con la cultura y la educación, y en áreas que tienen que ver con la protección a las personas que viven en nuestras comunidades y que presentan mayores vulnerabilidades. Por ejemplo, el día de hoy uno de los títulos que vamos a entregar es a un Consejo Comunal que va a trabajar de forma voluntaria en la construcción de aulas para los niños con discapacidad; es una nueva forma de financiamiento que estimula la solidaridad y el trabajo voluntario dentro del Poder Popular.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: correcto. Me parece muy bueno, porque eso es demostración de que ahí está brotando, está creciendo la conciencia del deber social, así como la sustitución de ranchos por viviendas, ¿ves? Esa es una cosa maravillosa, ranchos por viviendas...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: los sistemas de agua, llevarle agua a toda la comunidad. Entonces ustedes, la Comuna, tiene que llegar el día en que la Comuna maneje, gestione a través de sus órganos del Poder Popular, el sistema de agua de la Comuna, lo gestione; el sistema eléctrico de la Comuna, lo mantenga. Es de propiedad de ellos, es propiedad comunal, claro, es propiedad social, pero ahí en ese espacio es propiedad comunal, y responda por ello.

A ver, ¿qué es lo que quiere decir Nelson Majome?

Nelson Mahomé: Mahomé Presidente.

Presidente Chávez: Perdón. Mahomé.

Nelson Mahomé: hijo de árabe limpio, Presidente, campesino, vivimos en el campo. Señor Presidente buenas noches, de parte de la gente de portuguesa y de Suruguapo, mi caserío...

Asistentes: [aplausos].

Nelson Mahomé: señor Presidente, nosotros nos hemos estado organizando en una posible Comuna, ya tenemos cinco asambleas de ciudadanas y ciudadanos, con el Ministerio de Agricultura y Tierras, la gente del Ministerio de la Comuna, se han sumado todos a nosotros, porque la posible Comuna la conforman nueve caseríos señor Presidente, nueve Consejos Comunales, vamos a hablarle así, nueve Consejos Comunales, es la posible Comuna de Lanceros de Suruguapo, Presidente.

Las instituciones que se han sumado a nosotros... Se formó el cuarteto, señor Presidente, donde está Fundacomunal, Fondemi, el Frente Francisco de Miranda nos falta, y el INCE, señor Presidente. Ahí organizamos, formamos el equipo de control, señor Presidente, donde se involucraban 18 voceros y voceras de los nueve caseríos, de los nueve Consejos Comunales, nos montamos en un plan de arranque en que todos los nueve Consejos Comunales teníamos que hacer el censo, el diagnóstico de la posible Comuna de Lanceros de Suruguapo.

Señor Presidente, en tres días nos montamos con la gente del cuarteto que de verdad nos ha apoyado bastante, nos montamos, hicimos el censo, arrojó algunas de las necesidades prioritarias en el territorio posible Comuna. De verdad le felicito señor Presidente porque vamos hacia el camino del socialismo.

Presidente Chávez: bueno, a ustedes los felicito, Nelson.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Nelson, tú dices que el área de la Comuna en construcción abarca nueve caseríos, ¿correcto?

Asistentes: [aplausos].

Nelson Mahomé: eso es correcto señor Presidente, y tiene una extensión de tierra de cinco mil hectáreas señor Presidente.

Presidente Chávez: cinco mil hectáreas para la siembra.

Nelson Mahomé: no señor Presidente, ahí vamos a trabajar en diferentes rubros, la idea es que tenemos que hacer la rotación de cultivos y diferentes rubros. Nosotros trabajamos, señor Presidente, con los nueve caseríos de la posible Comuna de Lanceros de Suruguapo, tenemos casi el mismo tipo de producción: ganado doble propósito, la siembra, tenemos un proyecto socio-productivo, tenemos las maquinarias señor Presidente, que esa Comuna no necesita kit de maquinaria, unidad de mecanización porque ya la tenemos.

Presidente Chávez: ¿De quién son las tierras?

Nelson Mahomé: las tierras son del pueblo, Presidente; la tierra es de quien la necesita, y el que tiene ganas de trabajar.

Presidente Chávez: está bien, ese es el principio general, está bien. Pero en el caso particular de la Comuna en construcción. Es decir, entiendo que el área de la Comuna en construcción es mucho más grande, mucho mayor que cinco mil hectáreas.

Nelson Mahomé: no señor Presidente, hicimos...

Presidente Chávez: los nueve caseríos están contenidos en unas cinco mil hectáreas.

Nelson Mahomé: los nueve caseríos en las cinco mil hectáreas señor Presidente.

Presidente Chávez: correcto. De esas cinco mil hectáreas ¿qué cantidad estará disponible para la siembra, para la actividad agropecuaria?

Nelson Mahomé: señor Presidente, para la siembra de maíz, de verdad la zona de nosotros es muy fértil, pero para ganado de doble propósito señor Presidente, y para otros rubros como el ovejo...

Presidente Chávez: está bien, pero de esas cinco mil hectáreas ¿cuántas estarán disponibles para la agricultura?

Nelson Mahomé: para la agricultura señor Presidente, de esas hectáreas, deben estar como 900 hectáreas para los rubros de vegetal.

Presidente Chávez: correcto, recordemos que hay agricultura vegetal, agricultura animal, agricultura forestal y pesquera, todo eso es agricultura, todo lo que son ramas de la agricultura. Correcto, para la agricultura vegetal y el animal. ¿Tendremos qué?, ¿la mitad?, ¿unas 2 mil hectáreas?

Nelson Mahomé: no señor Presidente, casi la parte de la posible Comuna; nosotros trabajamos con ganado doble propósito, ganado de leche, como unas 2 mil 500, 3 mil hectáreas...

Presidente Chávez: bueno, ponle tú que la mitad, unas 2 mil 500, 3 mil hectáreas, el resto están ocupadas por las viviendas, en la carretera, la escuela, las construcciones, okey.

Ahora fíjate, ese es un caso, digo yo, un buen ejemplo para decir lo siguiente, por eso te pregunto: esas 2 mil hectáreas disponibles para la agricultura ¿son propiedad privada o propiedad social?

Nelson Mahomé: propiedad social Presidente.

Presidente Chávez: es decir, eso no está parcelado.

Nelson Mahomé: está parcelado. Los nueve caseríos señor Presidente, el censo arrojó 436 familias; hasta ayer, señor Presidente, que me vine de allá, teníamos un censo de 1.720 habitantes en la posible Comuna.

Presidente Chávez: ¡Ajá! Está parcelado, y las parcelas son, ponte tú, de diez hectáreas más o menos.

Nelson Mahomé: sí señor Presidente, hay parcelas de diez hectáreas...

Presidente Chávez: veinte hectáreas.

Nelson Mahomé: hay parcelas que tienen media hectárea, hay parcelas que tienen dos, tres hectáreas...

Presidente Chávez: y entonces ¿por qué tú dices que es propiedad social si está parcelado? Y en cada parcela hay una persona que la está ocupando, y esa tierra es solo ocupada y explotada, o producida por esa persona, o esa familia.

Nelson Mahomé: no señor Presidente, la tierra es producida por los que viven ahí, porque de verdad en la zona de nosotros, la posible Comuna, casi todas las personas viven en el territorio.

Presidente Chávez: correcto. Lo que digo con esto es que hay que tener claro el diagnóstico; si son parcelas, perfecto, perfecto.

Ahora, hay que tratar de unir las parcelas, porque si nosotros seguimos trabajando: “no, aquí está Juan que tiene su parcela y él trabaja ahí solo”; “allá está Jacqueline que tiene otra, y allá ella se arregla”; “aquí está Érika que tiene otra, y ella tiene veinte hectáreas, y tiene más que yo que tengo media hectárea. Y oye, no tengo ni agua, y Érika tiene tremendo pozo y riega”.

O sea, si no rompemos ese modelo individualista, no estaríamos hablando de Comuna, por eso se requiere un proceso de creación.

Entonces, aquí habría que ir hacia la unidad de los productores, la unidad, a lo mejor yo asumo la... y aquí hay una serie de combinaciones, porque incluso en el extremo de que Hugo Chávez tenga cuatro hectáreas, y Érika Farías tenga diez hectáreas, una parcela, y vengas tú Nelson, y tengas cuarenta, tienes más que nosotros, ¿ves? Ahí hay una situación de diferentes magnitudes, bien, pero es la situación que hay. Nosotros sumamos 40 más 4, más 10, 54 hectáreas. Y nos ponemos de acuerdo en que cada quien mantenga la suya; bien, pero buscamos un ámbito de unión en el trabajo. Si vamos a sembrar maíz, bueno, en vez de sembrar yo mis cuatro hectáreas solo aparte, y aquella siembra sus 40 y ésta siembra sus 10, vamos a trabajar todos juntos, sumando el potencial. Si hay una maquinaria, es de todos, y trabaja para todos por igual, para ir saliendo progresivamente del modelo individualista que es clásico del capitalismo, pues, y que nos condena a la desigualdad, al egoísmo, a la competencia entre nosotros.

Pero me parece que es un buen ejemplo, digamos, para tomarlo como proyecto piloto.

Entonces tienen ustedes una cantidad importante de hectáreas, ahí se pueden hacer muchas cosas, se puede crear una... Ahí, por ejemplo, pudiéramos pensar en una zona industrial para que la Comuna en el futuro tenga una industria procesadora de lo que allí producen, si es maíz, si es arroz, ganado, un matadero...

Nelson Mahomé: ovejos.

Presidente Chávez: ovejos.

Nelson Mahomé: señor Presidente nosotros en el territorio Comuna tenemos 36 créditos de ovejos, una de las cosas del proyecto macro que arrojó el censo es lo que usted está hablando: necesitamos montar un matadero de ovejos con sus respectivas unidades, porque de verdad, si usted sabe que una oveja pare dos veces al año, y cuando pare, pare dos; cuando pare, pare uno o dos, necesitamos de verdad, ¿para qué? Un matadero de ovejos para nosotros mismos tener nuestro mismo gasto en la comunidad y en los nueve caseríos, en los nueve Consejos Comunales. Por eso uno de los proyectos macros que arrojó el diagnóstico es un matadero de ovejos señor Presidente.

Presidente Chávez: me parece que es una necesidad para que la Comuna, y perfectamente ese matadero puede ser de propiedad comunal, pero no individual, comunal, es decir, de todos los nueve caseríos que están ahí, de todas las personas que viven allí, y luego el Poder Popular se encarga de gestionarlo, es la autogestión, y luego de allí con los beneficios económicos que haya, que debe haberlos, ¿verdad?

Nelson Mahomé: sí, lo hay, señor Presidente.

Presidente Chávez: eso no es para que se lo agarre un solo…, el patrón, el capitalista, no, sino que sea distribuido por igual. Y no solo para la familia, sino que de allí cuando haya producción en un nivel mayor, a lo mejor ustedes entonces deciden crear una nueva escuela, y gestionar la escuela, una Casa de Alimentación para los más pobres mientras salen de la miseria ¿Ves? Hacen un sistema, un pozo para llevar agua a los que no tienen agua; inversión para la comunidad, no solo para... “¡Ahhh, vamos a repartirnos esto, tanto pa’ ti, tanto pa’ mí” y listo. No, porque estaríamos en lo mismo, el individualismo, hay que pensar siempre en el bienestar del colectivo, y además por supuesto el bienestar del colectivo es la sumatoria del bienestar de cada individuo, de cada hombre, de cada mujer.

¿Tú querías decir algo? Que te vi que estabas... ¿Cómo te llamas tú hermano?

Rafael Mayora: Rafael Mayora.

Presidente Chávez: Rafael Mayora, de Miranda, del Consejo Comunal Villa Acevedo, ¿no? Consejo Comunal Villa Acevedo.

Vocero Rafael Mayora: sí señor.

Presidente Chávez: ¡Ajá! ¿Qué dice José Rafael?

Vocero Rafael Mayora: yo estoy oyendo y me parece bien interesante la propuesta, pero siento que estamos dejando un vacío, porque en construcción... Estamos en este momento en un proceso de construcción de Comuna, que parte del proceso de capacitación, de la formación que arranca precisamente con el despliegue del político de promoción del Proyecto Nacional Simón Bolívar. Y que en este momento cuando oigo hablar de esto digo, bueno... Pero bien interesante el ejemplo, pero hay que fortalecerlo con la formación socio-política. ¿Por qué? Porque eso es lo que realmente va a dar aporte suficiente para fortalecer la propuesta de Comuna, y un poco ir como apresando los elementos teóricos que se deben manejar en las Comunas, llevándolo al mismo ejemplo que usted decía, de que si estamos trabajando como por parcela. Ese proceso de formación nos va a permitir a nosotros poder demoler esa estructura, o acabar con esa estructura de parcela miento individual e ir a una proyección más colectiva donde no haya alambradas.

Yo decía, cuando me tocó hacer el despliegue político, en el caso del Peñón de Tapipa, en Acevedo, que por qué ellos construían un puente que en vez de dar hacia el río Tuy, daba para las haciendas de cacao, y le hacía la pregunta porque era necesario que ellos comprendieran que ellos estaban marcando la pauta de lo que podría ser, digamos, el fortalecimiento del proyecto de producción socialista, porque llevar un puente hacia las haciendas de cacao, implicaba que los camiones podían llegar más rápido a los sembradíos de cacao, y las mujeres hacían menos esfuerzo cargando los canastos de cacao, y se bajaban los costos, y había mayor ingreso para resolver los problemas sociales, que daba un mayor capital dentro de la Comuna. E incluso cuando me tocó hacer el despliegue luego en el Municipio Sucre, a propósito, bien oportuno, me tocó a mí el Municipio Sucre, yo les decía a los compañeros de Maca cuál es su fortaleza en cuanto a producción, qué es lo que ustedes más producen. Y entonces ellos dijeron una serie de cosas: panificadora. Yo le dije “no, yo me he venido a pie y aquí lo que más se produce es basura”, y entonces podemos hacer un intercambio con el Municipio Acevedo donde está proyectándose la planta de desechos sólidos, y ustedes nos llevan la basura, y nosotros le damos de la zona sur, de El Jovito, de la misma parroquia José Félix Ribas, tubérculos, y estamos haciendo un intercambio y nos estamos fortaleciendo, y está creciendo el país, y está creciendo el socialismo.

Y desde ese punto de vista siento que no solamente debe incorporarse el INCE a ese ejemplo, sino también la Escuela del Poder Popular...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Escuela del Poder Popular. Muy buena la intervención de Mayora. Sin eso estaríamos liquidados, recuerde, yo hablaba hace un rato de cinco frentes: el moral, el ético, el social que tiene que ver con la conciencia, la cultura, la capacitación, el conocimiento, además del político, del económico.

Si nosotros, por ejemplo, nos quedamos solo en lo económico. ¡Ahh!, estaríamos liquidados.

Por ahí vino un buen amigo de otro país a ver lo que aquí pasaba, y después de varios días conversé con él y me dijo, me parece bueno lo de los Consejos Comunales, estuve por aquí, estuve por allá; pero él me dio una sugerencia que yo quiero hacerla aquí colectiva, quiero hacerla para todos pues, él me dijo: “Hugo, es riesgoso comenzar, es riesgoso que la vanguardia del proyecto sea lo económico (los proyectos como los que estamos financiando aquí, los que hemos venido financiando desde que nació este proyecto) es riesgoso si eso no va acompañado de lo moral, de la conciencia, de la conciencia...” Agrego yo del deber social. “Qué bueno sería, me dijo, que los Consejos Comunales antes de estar pidiendo, solicitando recursos para este o cual proyecto de infraestructura, se organizaran en una lucha, una abatida contra la basura, por ejemplo, para ayudar ahí mismo a los que viven en la miseria, para luchar contra la criminalidad...”

Yo creo que el razonamiento de este mi amigo es válido, solo que agrego lo siguiente: nosotros vamos a seguir financiando proyectos, inyectémosle a ese proceso, en una dosis muy grande la conciencia del deber social, pero para demostrarlo, no para decirlo, para hacerlo, y además inyectémosles lo que decía mi paisano Rafael Mayora, mi tocayo, quise decir, Rafael: la formación socio-política.

Miren, ustedes saben, yo puse una vez un ejemplo de una comunidad, una comunidad, por aquí cerca en los Valles del Tuy, Valles de Aragua, rescatamos la tierra, les asignamos unos tractores, semillas, unos cursos para siembra; después le construimos hasta las viviendas, construimos unas viviendas, un pueblito pues, tremenda carretera, les metimos energía eléctrica, agua. A los pocos meses ¿qué había ocurrido ahí? Una cosa horrible, la reproducción del modelo que estamos combatiendo, porque ese modelo, el individualismo, el capitalismo, el egoísmo está ahí dentro de nosotros, lo que llama Fidel “los reflejos condicionados”, y si no estamos atentos, eso como un virus se reproduce. Uno cree que estamos cambiando, y al final no cambiamos nada. Vean lo que pasó en la Unión Soviética, quisieron hacer el socialismo, pasaron 70 años, y eso desapareció compadre; la Revolución Francesa, aquí mismo, después de 20 años de guerra, Bolívar terminó: “He arado en el mar.…” No pudieron hacer revolución social.

Ahora, lo que pasó ahí, yo me reía, pero en el fondo me dolía mucho, resulta que uno de los señores ahí –que todos eran pobres–, se había adueñado. Eso fue antes de hacer el pueblito, las casitas que hicimos en una lomita, una casa para cada familia, ninguno tenía vivienda; cerca de la autopista. La única casa que fue la casa de la hacienda, en otra época, uno, el más bravo, el de más labia, o qué sé yo, se adueñó de la casa, se llevó su familia para allá, y esa era su casa, ahora el nuevo patrón, uno de ellos mismos, y los demás sencillamente reconociéndolo como patrón. Vestigio de las viejas cadenas, los demás, nadie protestó, sencillamente todos aceptaron que hacía falta un jefe, un dueño como el nuevo patrón, y este nuevo patrón llegó al extremo de que el tractor que nosotros les dejamos allá lo agarró pa' él, y lo tenía amarrado el bicho, el tractor, lo amarró a un palo, le puso una cadena, un candado para que nadie lo moviera, y él con la llave, y lo usaba, además de trabajar ahí, para ir para el pueblo, a dar vueltas por el pueblo. ¿Ves?

O como pasó por allá, en los llanos en un latifundio que recuperamos, y el ganado que estaba allí nosotros lo pagamos. No vamos a robarle una vaca a nadie; pagamos las casas, pagamos el ganado, las bienhechurías pues, y después llegó un grupo de compatriotas ahí, que eran muy pobres, y se asentaron allí, por supuesto, bueno, los dejamos ahí, “vamos a trabajar”. Al año siguiente no querían venderle ganado a Mercal, porque querían venderlo era más caro en San Fernando, no sé dónde. ¿Te das cuenta? El veneno lo tenemos por dentro. ¡Cuidado! El enemigo está dentro de nosotros. Por eso lo que dice José Rafael es de lo mejor que se haya dicho esta noche aquí en este Aló Presidente número 1...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Aló Presidente Teórico, que era de una hora y ya lleva tres horas, son las 10 y 30. Va corto, yo me tengo que ir ahorita mismo para San Cristóbal y Nieves, me están esperando, tengo que amanecer allá en la Cumbre de Petrocaribe.

Ahora, fíjense una cosa, por eso yo digo, paisano, tocayo, lo que dije al comienzo, no es que nosotros vamos a bautizar como Comuna ya, algo que no es Comuna. No, no nos apresuremos, esto es tan importante que no debemos apresurarnos, debemos ir amasando como cuando “la masa está pa’ bollo”. Bueno, tiene que estar “pa’ bollo”, si no está “pa’ bollo” no hay bollo. O el muchacho y los nueve meses en la barriga pues, el parto feliz, sin el apuro de un prematuro, o alguien que…, qué sé yo. No, marchemos sin desespero, yo por eso digo, podemos hacer unos ensayos, unos ensayos, pero créanme que no es nada fácil, no es nada más que “ya tenemos los Consejos Comunales”, que “ya hicimos una mancomunidad” o como la han llamado, que “ya tenemos aquí unas parcelas y ahora somos la Comuna”. No, no caigamos en el error de apresurarnos, por decir “ya somos Comuna”. No, no, nosotros cuando declarábamos territorio libre de analfabetismo es porque realmente ya ahí habíamos cumplido la meta, no puede ser antes de tiempo.

¿Ustedes creen que Venezuela... ¿A quién se le puede ocurrir decir que Venezuela hoy es un país socialista? No, eso sería engañarnos, nosotros estamos en un país que vive todavía en capitalismo, solo que hemos iniciado un camino, estamos dando pasos contra la corriente mundial incluso, hacia el proyecto socialista. Pero eso es de mediano pa’ largo plazo. Por eso es que la oligarquía aquí está empeñada en detenernos, porque ellos saben que vamos para allá. No nos van a detener.

Yo llamo al país, llamo a todo el Partido Socialista, a los partidos aliados, a los movimientos sociales, a todo el que le duela el país, a que se una a nosotros, pero en cuerpo, alma, nervio y espíritu, y que defendamos esta Revolución con la vida, si hubiera que defenderla.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Con la vida!

La oposición anda desesperada. Han lanzado una nueva reedición de lo que fue la Coordinadora Democrática, tan tristemente recordada; la infausta y falsamente llamada “Coordinadora Democrática”, que fue la coordinadora golpista, terrorista. Nos han enviado amenazas. Porque el Estado está cumpliendo con sus funciones, aquí tiene que acabarse la impunidad, definitivamente, aquí no hay vacas sagradas, que no se pueden tocar. No. El que infrinja la ley tiene que ser sancionado, según la Constitución, según las leyes.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: que era mentira lo de El Salvador. Absolutamente cierto.

Nos querían tumbar el avión de Fidel, de la Cubana de Aviación. La gente de Posada Carriles, que es experta en eso, ya tumbaron un avión de cubana, desde aquí montaron esa operación.

A Fidel lo iban a volar en Panamá, afortunadamente la inteligencia cubana detectó el movimiento, y ellos fueron más eficientes, porque capturaron, capturaron en Panamá. Yo recuerdo que estábamos cenando en Panamá esa noche, Fidel y yo; la cumbre empezaba al día siguiente. Yo llegué en la noche y me dijo: “Chávez, vente que es urgente, quiero comunicarte algo...” Y él siempre tan atento, una mesita, y comíamos algo siempre, y hablando y hablando. Eran como las siete de la noche, ocho; y me dijo: “Esta noche va a ocurrir algo...” Y me empezó a contar, esto y esto.

Cuántas veces a Fidel trataron de matarlo. Que se sepa, 600 veces, que se sepa. Por envenenamiento, francotiradores, bomba, un avión, bacterias. ¿Ves?

Entonces, ah, estos quieren mamar gallo, ah, quieren mamar gallo porque ellos quieren que eso ocurra.

Entonces Fidel... Claro, en aquella ocasión, los cubanos, con una inteligencia mucho más…, órganos de inteligencia mucho más expertos que los nuestros... Y contaron con la colaboración del gobierno de Panamá entonces, capturaron a Posada Carriles: él mismo en persona estaba con identidad falsa, pasaporte falso, nombre falso.

¿De dónde había salido Posada Carriles? En esa ocasión desde El Salvador, porque ahí hizo su nido de terrorista durante muchos años. Posada Carriles y todos esos terroristas pagados, financiados por la CIA y por el imperio. Y eso está vivito allí.

Ahora aquí andan unos militares retirados, unos civiles, casi retirados [risa]; tratando de fraguar otra operación aquí dentro. Andan buscando militares en los cuarteles, tirando panfletos en los cuarteles, haciendo correr rumores, que si “se alzó el batallón tal”. Hace como cinco días tenían rumores por todos lados, que si “en Fuerte Tiuna se alzó no sé quién”, que si “en Maracay los paracaidistas no sé qué más”. Es lo que ellos quieren, generar un rumor y “pescar en río revuelto”.

Andan buscando la manera. Que si la guarimba, que si la violencia, que “si Chávez se descuida lo quebramos”, dijo uno por ahí. Bueno, yo ando en manos de Dios, yo no voy a estar escondido; yo ando en manos de Dios y del pueblo. Ahora, como lo dijo Mario Silva anoche, si esta oligarquía enloquecida llegara a hacer algo de eso, ustedes saben lo que tienen que hacer.

Asistentes: [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez: y yo les recomiendo que, si van a tratar de matarme que lo hagan bien, porque si lo tratan y no lo logran... ¡Ay compadre! [risa] ¡Ay compadre! ¡Ay compadre!

Asistentes: [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez: el Chávez aquel del 2002, que llegó... No, yo siempre llegaré con mi crucifijo, pero llegaría con crucifijo y látigo. “El látigo Chávez”, que en paz descanse Isaías Chávez.

Asistentes: [aplausos].

Asistente: ¡Que viva el Comandante!

Presidente Chávez: yo...

Asistentes: ¡Que viva!

Presidente Chávez: yo respeto la Constitución, respeto las leyes, los derechos de los demás, pero que nadie crea, que nadie crea; que nadie se crea intocable pues.

Un canal de televisión...

Asistente: ¡Pa’ fuera Globovisión!

Presidente Chávez: un canal de televisión, por ejemplo, al que se le ha llamado la atención, se le vuelve a llamar la atención. Ahora le metieron una multa, entonces ellos dicen que no... Imagínense ustedes el descaro de decir que todos aquellos llamados a golpe, y todo lo que hicieron, fue propaganda institucional [risa]. ¡Ah, okey! Y no quieren pagar, dicen. Bueno, allá ellos. Y siguen atropellando personas, difamando, eh, como política del canal. Un canal así no lo merece Venezuela. ¡No lo merece este país!

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: ¡No lo merece! ¡No lo merece!

Es decir, para ser más claro, si ese canal... Porque uno pudiera esperar milagros, sí, uno pudiera esperar milagros, así como un delincuente uno no puede condenarlo para toda la vida ¿verdad?; no, una persona que estuvo preso y tal, por delincuente, porque robó y volvió a robar. “Bueno, vale, pero rectifica, chico, coge el camino del bien, ponte a estudiar, a trabajar”. Uno no puede decir que esta persona va a ser delincuente pa’ toda la vida. ¡No! Yo pudiera esperar... Bueno... Claro, con las personas que están ahí no crea que haya capacidad de rectificación, porque están enloquecidos, es un odio, lo que los mueve ya es el odio, no hay razonamiento. Pero si hay alguien allí, en las directivas de ese canal... Óigaseme bien lo que estoy diciendo, hasta dónde estoy hablando, porque ese canal como va este país no lo puede seguir tolerando...

Asistentes: [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez: no lo podemos seguir tolerando. Porque es un asunto de salud pública, es un asunto de salud pública.

Miren, yo estaba viendo hoy un grupo nuevo que salió, les recomiendo que estén pendientes de ese grupo. Vi a mi nuevo amigo el doctor Bianco, el sexólogo... ¿No es sexólogo él?

Ministra Érika Farías: sí señor.

Presidente Chávez: pero hoy no habló de sexo, sino que habló de la salud mental.

Bueno, entonces él y otro grupo de científicos estaban explicando. Y esto es científico, es científico. Ese canal al que me estoy refiriendo envenena, como el que le echa veneno al agua, alguien que le echara veneno a un sistema de acueducto, o al aire, pues. Ese canal envenena la mente, llena de... Siempre, todos los días están en eso, todos los días, ¡todos los días! Y casi a toda hora. Ese es su objetivo eh, generar temor, odio, disparar violencia en el espíritu de la gente.

Entonces si en esa directiva, le hablo a la directiva de ese canal, si hay alguien en esa directiva de ese canal, que pueda pensar de manera racional, el gobierno está dispuesto, dispuesto a apreciar un cambio. Yo no estoy diciendo para nada, ustedes saben, a mí me importa un bledo que me critiquen, no tiene nada que ver con la libertad de crítica y libertad de expresión. No, no, no, es otra cosa, compadre; es una locura. ¡Eso no es libertad de expresión!

¡Ah! Esa es la excusa que ellos utilizan para enmascararse, para enmascararse: ¡libertad de expresión! A mí que me critiquen.

Bueno, hace poco no vinieron unos supuestos intelectuales, porque yo soy de los que digo que todos somos intelectuales. ¿Qué es intelectual, pues? ¿Y nosotros no tenemos intelecto? ¿Ah? [risa]. ¡Ah!, que son escritores. ¡Okey! Escritor, esa es una profesión, escritor. No, que es... profesión, profesión: pensador. No, no estoy de acuerdo, todos somos pensadores [risa].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¿Ah? Escritores. A lo mejor dramaturgos... ¿Qué otra cosa...? No sé. Bueno, periodistas, bueno, está bien; investigadores sociales, literatos, poetas. Bueno, está bien, no todo el mundo es poeta, no todo el mundo es literato. Eso requiere dedicarse a eso, ¿verdad? ¡Okey!

Ahora, vinieron y dijeron aquí: “Bueno, el dictador el Chávez. Venezuela y no sé qué más...” Yo más bien los invité a este programa, y eso está grabado, porque ellos han querido manipular que yo y que arrugué... ¡Que yo arrugué, ellos arrugaron!

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¡Ellos arrugaron! [risa]. Ellos no quisieron venir al programa Aló Presidente.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Yo los invité! Ahora, yo... mira, ojalá fueran... A ver…, que vayan a otro país cualquiera a ver, que vayan a cualquier otro país, sea cual sea, sea cual sea; bueno, saldrían como corcho ‘e limonada, los sacarían, que no los dejarían ni entrar. En cambio, aquí el Presidente, el “tirano Chávez” los invitó a que debatieran con otros invitados, de otros países, y además yo ahí, moderando o participando, yo no tengo ningún complejo ante nadie, ni de nada; ni hay tema que yo pueda... ¡Nooo! Y después salieron con la ridiculez: “No, que quería el escritor este person to person...”. ¡Person to persons, chico! ¡Arrugaste, compadre! No te atreves, no te atreves.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: en fin, entonces esta dictadura pues. No se trata de eso, ustedes saben que no, nadie se deje manipular con esa campañita de que si es que este gobierno está persiguiendo a los periodistas que lo critican, o a los que lo critican. ¡No! Nosotros no perseguimos a nadie.

¡Ah, los golpistas! Tenemos que estar pendientes de ellos. Los que andan planificando terrorismo, bien sea mediático o terrorismo de armas y bombas, magnicidios, asesinatos, eso tenemos que... Es una obligación nuestra cuidar al país, cuidar la seguridad del país, las instituciones que el pueblo se ha dado, la democracia; el cumplimiento de la Constitución y las leyes. De ahí no nos sacará nadie. Entonces no tiene nada que ver con eso.

Los canales, otros canales. Televen es un canal libre, ahí tiene programas en la mañana, ¡ufff! yo a veces los veo, no los veo en la mañana, los veo grabados, sobre todo que Mario Silva pasa en la noche videos. Anoche vi uno que tenían, una entrevista en la mañana, tenían a un señor ahí hablando y criticando. ¡Que lo hagan!

El otro canal, Venevisión, igual, es un canal libre de criticar. Que yo le haya pedido a estos... ¡Nada! Ellos verán, que asuman ellos su responsabilidad. ¡Nada! Y no sé cuántos cientos de canales regionales, que nos critican, que nos atacan, que denuncian; que denuncien. La denuncia y la crítica más bien nos hacen falta.

Yo hoy, por ejemplo, llamé a Diosdado, porque estaba leyendo ahí... ¿qué fue?, ¡ajá! En un periódico salió que por allá en un... Aquí en las Terrazas de Las Acacias, habíamos comenzado... Ahí donde construimos esos bonitos edificios, eso era un basurero ahí, bueno, y por ahí va el Metrocable ahora, vi a Tania que estaba en el Metrocable.

Entonces, dice el periódico, un periódico... Yo no estoy al tanto de saber si eso es absolutamente cierto, pero me pareció una denuncia seria, y llamé de inmediato. Ya esta noche debo tener un informe, hoy mismo, yo me valgo mucho de la crítica, ¿para qué?, para corregir, para reclamar, para orientar. No, que estaban haciendo las viviendas para los médicos cubanos, y entonces se detuvieron, la obra se detuvo.

Llamé a Diosdado de inmediato: “Diosdado, estoy leyendo esta noticia. Mira, manda a alguien por allá de inmediato”. Estaba Diosdado por allá no sé dónde, en Vargas, en el Puerto de La Guaira, pasando revista, que lo mandé por allá. Porque el Puerto de La Guaira lo estamos modernizando, entonces parece que van a quedar varias hectáreas disponibles, donde hay un bojote de containers, muchos de ellos abandonados, de privados, entonces le dije: “Recupera eso, y el que no aparezca le clavas una grúa a ese container y me lo mandas no sé pa’ dónde...” Y ahí vamos a construir a lo mejor unos apartamenticos, unos edificios ahí pa’ los pobres, que están allá arriba en los ranchos, en el cerro. 

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: entonces no se trata de la crítica. No, pero para nada, es otra cosa, es un tema... Ni siquiera de que... Ni siquiera es que ese canal va a tumbar este gobierno. ¡No, compadre! ¡No, no, no! ¡No, no, no! ¡No, no, no! ¡No, no, no, no!

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: ¡¿Tumbá este gobierno?! Ese canal cree que me quita el sueño a mí. ¡No! ¡Ah! Pero es que yo tengo 55 años, a mí no me envenenan. ¿Y los jóvenes que están viendo eso?, ¿y los niños?, ¿y la familia? Es un tema de salud mental. Y es un tema además de Constitución y de leyes pues, están violando las leyes. Atropellan la verdad, de manera intencional; atropellan dignidades, de manera intencional. Y nunca aclaran algo; no, generan violencia, angustia.

Repito, repito, si en las directivas de ese canal hubiera, aunque sea una persona, con capacidad de reflexionar, que tenga como dice mi madre -échame la bendición, Elena; esa debe estar viéndome allá, segurito-, cuatro dedos de frente dice mi mamá, cuatro dedos de frente, no sé qué; bueno que piense un poquito, con la cabeza fría, y traten de rectificar.

Porque si no lo hacen, ese canal, así lo digo, poco tiempo le queda saliendo al aire.

Asistentes: [ovación y algarabía].

Presidente Chávez: bueno, es lo que quería comentar sobre este tema.

Pero, digo, ellos amenazan: “No, que...” Cuando terminó la concesión del canal 2, decían que el gobierno se caía. No, este gobierno no se va a caer, así que déjense de ese cuento y tratar de meterle miedo a la gente. No, nada, nada, no van a tumbar el gobierno.

¡Ah! Bueno, que si empiezan a llamar a la violencia... ¡Ah! Tendremos que actuar entonces también de otra manera pues, pero no vamos a permitir, tendrán que ir a prisión entonces, pues, tendrán que responder ante la ley, ¿no? Ya no solo por las transmisiones, sino por la actitud violatoria y atentatoria contra la paz pública.

Si algunos deciden salir a las calles a guarimbear, bueno, habrá que enfrentarlos, como ya nosotros sabemos bastante. Yo les agradezco a ellos que nos han enseñado, ya tenemos la estrategia antiguarimba, pero clarita, ya sabemos cómo es pues. Sí. ¡Ya sabemos cómo es!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: si van a dar un golpe de Estado, porque tienen no sé qué, unos militares, algunos que puedan quedar por ahí; no lo creo, pero digamos, vamos a suponer. Bueno, ¡adelante!, tenemos bastantes militares, patriotas y listos para defender la Constitución, las leyes y al pueblo venezolano.

Asistentes: [ovación y algarabía].

Presidente Chávez: y además tenemos al pueblo venezolano, ¡al pueblo revolucionario!, listo para defender la Revolución.

Asistentes: [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez: bueno, Érika, vamos a entregar los recursos.

Vamos a ver, Ana Karina Solórzano, vamos a entregar algunos...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: Gaudy María García García.

Ana Karina es de Ocumare del Tuy, estado Miranda...

Asistentes: ¡Nooo!

Presidente Chávez: ¿No?

Asistente: Santa Teresa.

Presidente Chávez: ¿Ah? Aquí dice Ocumare del Tuy. Hay que tener cuidado con estas hojas, con estos datos.

Patios productivos de la Comuna Paraíso del Tuy. Esa es Ana Karina. ¡Ajá!

Gaudy María, construcción del liceo Caserío Monte Carmelo, en Lara, Sanare.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: y Marcos Salinas, del municipio Paz Castillo, construcción de seis aulas para educación especial en la Escuela Doctor Francisco Espejo.

Ana Karina, Gaudy María y Marcos Salinas. Vamos a entregarles los recursos pues.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Hola! ¡Hola! ¡Hola! Por aquí vamos a ver.

¿Qué pasó, muchacha? ¿Tú de dónde eres?

Ana Karina: yo soy de Santa Teresa del Tuy, parroquia Santa Teresa.

Presidente Chávez: ¿Tú naciste ahí?

Ana Karina: nací en Ocumare.

Presidente Chávez: ¡Ah! Tú eres india, como yo.

Ana Karina: sí [risa].

Presidente Chávez: claro. Ana Karina.

Ana Karina: del Paraíso del Tuy.

Presidente Chávez: dime una cosa, y ustedes... ¿Hay un micrófono por ahí, por favor? ¿Ah?

Ministra Érika Farías: sí, cómo no.

Presidente Chávez: Ana Karina, ¿qué proyecto tienen ustedes allá en Paraíso del Tuy? ¿Eso queda aquí exactamente dónde?

Ana Karina: bueno, ante todo muy buenas noches.

Presidente Chávez: ¡Ah! Buenas noches.

Asistentes: ¡Buenas noches!

Ana Karina: el sector donde vinimos queda ubicado en Santa Teresa del Tuy, parroquia Santa Teresa... Perdón, municipio Independencia, parroquia Santa Teresa, en el sector Paraíso del Tuy, lo que era llamado antes Hacienda Sauce, Tierra de Bolívar.

Presidente Chávez: Tierra de Bolívar.

Asistentes: [aplausos].

Ana Karina: bueno, estamos conformando la futura Comuna, dos municipios, municipio Independencia y municipio Paz Castillo, 32 Consejos Comunales...

Presidente Chávez: ¿Una Comuna, dos municipios?

Ana Karina: sí, una Comuna dos municipios.

Presidente Chávez: ¿No será muy grande eso? Dos municipios.

Ana Karina: no, porque es pequeño, el Paraíso, a pesar de que es grande...

Presidente Chávez: ¡Ah! Bueno, que abarca territorio de dos municipios.

Ana Karina: sí, abarca para allá.

Presidente Chávez: ¿Cuántas hectáreas crees tú que haya, o kilómetros?

Ana Karina: aproximadamente...

Presidente Chávez: así por así, más o menos, así por así.

Ana Karina: bueno, 676...

Presidente Chávez: ¿Kilómetros?

Ana Karina: no, kilómetros no, hectáreas.

Presidente Chávez: hectáreas. ¡Ajá!, hectáreas.

Ana Karina: yo me refiero a hectáreas.

Presidente Chávez: ¡Aaaah! Hectáreas [risa].

Ana Karina: a hectáreas [risa].

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Ajá! ¿500 hectáreas?

Ana Karina: no, 676 hectáreas.

Presidente Chávez: seiscientas hectáreas.

Ana Karina: seis mil 676 hectáreas.

Presidente Chávez: seis mil 600... Esta negra sabe. 6 mil 603 hectáreas.

¿Midieron todo eso, ya?

Ana Karina: bueno, eso es lo que tenemos, ¿verdad?, recopilado desde aproximadamente...

Presidente Chávez: ¿Y son tierras que quieren ustedes que sean de la comuna?

Ana Karina: sí, son tierras fértiles que queremos que sean para la comuna. Porque, bueno, ahí tenemos un potencial fuerte, ahí en esa tierra.

Presidente Chávez: ¿Y qué van a hacer en esas tierras?

Ana Karina: bueno, ahorita vamos a arrancar con lo que es el primer plan ¿verdad?, como quien dice la comisión promotora de la comuna. Tenemos ahorita los patios productivos, pero en realidad tenemos muchos proyectos a desarrollar, ya que la tierra tiene demasiada potencialidad.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¿Y tú qué estás estudiando?

Ana Karina: en la Misión...

Presidente Chávez: ¿Estás estudiando en qué?, ¿dónde?

Ana Karina: estoy estudiando en la Misión Sucre, de la UBV. Estoy estudiando en el programa Formación de Educadores y Educadoras, en el primer semestre.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: primer semestre.

¿Y cuándo sacaste bachillerato?

Ana Karina: bueno, en realidad saqué bachillerato en el 2005, pero hice un curso en Vuelvan Caras, entonces me chocaba con el horario de la universidad, entonces tuve que esperar terminar el curso y después arrancar...

Presidente Chávez: ahora estás en la Aldea Bolivariana allá.

Ana Karina: en la aldea. Sí, en la Alternativa de Santa Teresa.

Presidente Chávez: ¡Ah! La Misión Sucre. Bien, educación llevada hasta el municipio, que ya tú puedes estudiar con flexibilidad, no tienes que venirte para la universidad ni tienes que mudarte de pueblo, y vas sacando materias poco a poco, trabajando.

¿Ya tienes hijos?

Ana Karina: bueno, tengo un niño.

Presidente Chávez: ¿Qué edad tiene tu niño?

Ana Karina: seis años.

Presidente Chávez: ¿Cómo se llama?

Ana Karina: Luis José.

Presidente Chávez: ¡Luis José! ¿No vino, ¿no?, está descansando.

Ana Karina: no, no, está en la casita.

Presidente Chávez: ¡Ajá! Que Dios lo bendiga.

Ana Karina: amén.

Presidente Chávez: ¡Epa! Y entonces, ¿cuántos son...? ¿Tú eres vocera?

Ana Karina: sí.

Presidente Chávez: ¿De qué?

Ana Karina: bueno, soy vocera...

Presidente Chávez: ¿Del Consejo Comunal?

Ana Karina: Soy vocera en... Vine en realidad, bueno, aquí primero que nada representando mi Comuna, bueno, Tierra de Bolívar, por allá arriba están...

Asistentes: [algarabía].

Presidente Chávez: Tierra de Bolívar.

Ana Karina: pertenezco también a un Consejo Comunal, y a la comisión promotora de la Comuna.

Presidente Chávez: tienen bastante trabajo.

Ana Karina: bastante.

Presidente Chávez: ¿Tú eres Ana Karina?

Ana Karina: disculpe, Comandante. Y con el Discurso de Angostura, que lo vamos a discutir con la señora ministra aquí presente, dentro de una semana y algo.

Presidente Chávez: ¿Cómo es, lo van a discutir?

Ana Karina: sí. Vamos a tratar de explicar de qué se trata el Congreso de Angostura, que se quería decir ahí, la suprema felicidad social, que también parte de ahí también, o sea la segunda línea.

Asistentes: [ovación].

Presidente Chávez: ¿Viste? La ideología.

Bueno, en ese Discurso de Angostura, ese Discurso de Angostura es una mina, una mina de oro, de ideas. Una de las frases de Bolívar ahí es grandiosa, es socialista, socialismo puro, del bueno, cuando dijo Bolívar: “Mi opinión es, legisladores, que el principio fundamental donde debe descansar nuestro nuevo sistema, depende, inmediatamente y exclusivamente, de la igualdad establecida y practicada en Venezuela...” Eso es socialismo puro.

Ana Karina: sí.

Presidente Chávez: o cuando dijo: “Moral y luces son los polos de una República. Moral y luces nuestras primeras necesidades”.

Bueno, estudiemos eso para practicarlo.

Mira, Ana, entonces te entrego, Ana Karina, vocera del Consejo Comunal Virgen de Fátima. ¿Sí?

Ana Karina: bueno, yo vengo en representación de la comuna en construcción, pero no soy del Banco de Virgen de Fátima, pero vengo en representación de ese proyecto, para recibir la entrega.

Presidente Chávez: claro, ¿ustedes tienen ahí cuántos Consejos Comunales?

Ana Karina: bueno, mire, tenemos 32 Consejos Comunales, pero decidimos en asamblea de ciudadanos y ciudadanas que el recurso se nos llegara a ese Banco Comunal, para después ser distribuido en los 32 como tal.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: correcto.

Bueno, este es el certificado de transferencia de recursos. El Safonac, que es el Servicio Autónomo Fondo Nacional de los Consejos Comunales, le transfiere a Ana Solórzano, vocera del Consejo Comunal.

Proyecto: Construcción de patios productivos, por un monto de 1.238.836,05 bolívares.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: es decir, estos son 1.200 millones de los viejos, pues. Todavía tenemos que hacer algunas veces la comparación.

Es decir, si tú divides esto entre dos, te da en dólares, son como 500 mil dólares, 600 mil dólares.

Ahora, ¿qué van a hacer ustedes con esto? Patios productivos.

Ana Karina: bueno, ahí se van a cultivar, ¿verdad?, unos rubros, hortalizas, pimentón, cebollín, ají, tomate y cilantro. Vamos a comenzar primero con hortalizas, para que satisfaga las necesidades de la cadena alimenticia de Paraíso del Tuy.

Esos cultivos tienen una duración para ver cosecha dentro de tres meses. ¿Qué vamos a hacer cuando ya tengamos todo eso sembrado? Bueno, lo vamos a llevar a un lugar de almacenamiento, para como quien dice venderlo ahí a un precio solidario, en la Comuna, que se beneficien todas las comunidades de Paraíso del Tuy.

Pero nosotros tenemos ahí... Ese dinero, esa plata la vamos a distribuir en los 32 Consejos Comunales ¿verdad? Por cada comunidad son cinco patios socio productivos, en esos patios productivos se trata de sembrar en la parte posterior de la vivienda, por esos son patios productivos. Ahí la persona le va a poner amor a su siembra y va a estar pendiente que su cosecha esté bien, pues, o sea le ponga la mayor atención posible, para que se le lleve al consumidor.

Presidente Chávez: un aplauso para Ana Karina, pues.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: toma, Ana, para todos los Consejos Comunales. Muchas gracias.

Ana Karina: pero deme un beso, Comandante, ¿oyó? [risa].

Presidente Chávez: [beso] Gracias, Ana.

Ana Karina: gracias.

Presidente Chávez: ahora Gaudy, Gaudy... ¡Ajá! Agarra aquí este, por favor. No te vayas, no te vayas, Ana Karina, quédate ahí. Gaudy García.

Gaudy, del Consejo Comunal Monte Carmelo ¿no?

Gaudy García: sí.

Presidente Chávez: eso es estado Lara.

Gaudy García: ¡Ajá! Municipio Andrés Eloy Blanco.

Presidente Chávez: parroquia Pío Tamayo.

Gaudy García: ¡Ajá!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: cuéntanos. ¿Y qué van a hacer ustedes con estos recursos?, ¿cómo están allá los Consejos Comunales?

Gaudy García: bueno, esos Consejos Comunales allá están trabajando bastante bien, se ha consolidado una muy buena organización; bueno, aparte de que nosotros ya teníamos una trayectoria de organización comunitaria desde hace bastantes años, pero ahora los Consejos Comunales y la posible comuna, como usted dijo, viene a consolidar todo ese desarrollo organizativo que hemos tenido nosotros allá como comunidad.

Y creo que dentro de lo que es la potencialidad Comuna ya nosotros hemos dado un paso adelante a través de la asamblea de ciudadanos y ciudadanas, ya se conformó todo lo que es la parte de la vocería, con representación de todos los...

Presidente Chávez: ¿A esas asambleas...?

Gaudy García: ...agentes vivos, o sea las organizaciones que hacen vida activa, la presencia también de las misiones, todas las organizaciones sociales que existen allí, dentro de la comunidad, estamos formando parte de la vocería de la Comuna María Teresa Angulo.

Presidente Chávez: a esas asambleas, te iba a preguntar Gaudy, ¿ha ido la mayoría de los habitantes?

Gaudy García: sí, cómo no. Mire, allá en las reuniones de los Consejos Comunales hay un galpón grande y eso se pone full.

Presidente Chávez: y discusión, debate.

Gaudy García: discusión, debate, ahí bueno se hace de todo, pues.

Presidente Chávez: claro. Y yo hago un llamado a las comunidades a que sigan este ejemplo, que todos nos incorporemos, incluso, y esto hay que decirlo, cuidado con el sectarismo, si ahí hay gente, por ejemplo, habitantes que no participan en política, que no pertenecen a partido alguno, y ustedes lo... Bueno, no importa, bienvenido.

Digo más, si vive por ahí alguien de la oposición, llámenlo también, que venga a trabajar y a demostrar, y a ser útil, la Patria es de todos, y hay que abrirle espacios, y ustedes verán que con la praxis mucha gente se va transformando, porque es la praxis la que los transforma a uno. La teoría, bueno es la teoría, pero si esa teoría no prende en el alma, en los huesos, en los nervios, en el espíritu del ser humano, y en la realidad, nada se transformaría. No vamos a transformarnos con puros libros...

Gaudy García: exactamente.

Presidente Chávez: los libros son fundamentales, la teoría es fundamental. Pero hay que llevarla a la práctica. La praxis es la que transforma al ser humano, finalmente.

Entonces...

Gaudy García: Comandante, una cosa que...

Presidente Chávez: ¡Ajá! Dime.

Gaudy García: ...muy importante para nosotros como comunidad, es que este liceo, si Dios quiere y la Santísima Virgen, lo vamos a construir nosotros como comunidad, ahí vamos a trabajar desde los alumnos, alumnas, profesores, profesoras, y gente de la comunidad, porque ese es el compromiso que ya hicimos nosotros como comunidad, allá en el Caserío Monte Carmelo.

Presidente Chávez: ¿Es un liceo de cuántas aulas?

Gaudy García: bueno, el diseño que tiene es... Como contamos con un terreno pequeño, es dos plantas, serían seis aulas. Bueno, claro, con su buena sala de baño. Lo único que no está incluido dentro del diseño es la cancha, pero también nosotros pensamos que como tenemos una cancha allá dentro de la comunidad, ¿verdad?, que yo considero que está subutilizada, entonces para no generarle tanto gasto al gobierno venezolano, entonces dijimos, no, vamos a utilizar la cancha y se... se...

Presidente Chávez: ¿Queda cerca del liceo?

Gaudy García: cerquita. Sí, como estamos en una zona rural, donde a los muchachos también hay que darles como ese espacio, algunas veces utilizar lo que se llama el aula abierta, ¿verdad?, en campo...

Presidente Chávez: abierta. ¡Claro, claro, claro!

Gaudy García: entonces es muy importante eso.

Presidente Chávez: en el campo, en el terreno. Excursiones, deportes, cultura.

Gaudy García: exactamente. Allá utilizamos mucho el trabajo de campo.

Presidente Chávez: ¿Cuántos muchachos hay ahí, para el liceo, digo yo?

Gaudy García: mire, la matrícula hasta ahora ha estado entre 90 y 95 muchachos de primer año...

Presidente Chávez: ¿No hay liceo por ahí cerca?

Gaudy García: no.

Presidente Chávez: ¿Tienen que irse a dónde?

Gaudy García: Mire, la población más cerca es Sanare.

Presidente Chávez: Sanare. ¿A cuánto queda?

Gaudy García: y está a 5 kilómetros.

Presidente Chávez: ¡Ah! A 5 kilómetros.

Gaudy García: y ya ahorita, gracias a Dios, contamos con transporte, pero antes no se contaba con eso.

Presidente Chávez: y cuando terminen ustedes el liceo ¿han pensado en los profesores?, los profesores, el sistema educativo. ¿Eh?

Gaudy García: bueno, nosotros sí queremos en realidad, pues, desarrollar ahí un proyecto educativo de calidad que vaya de acuerdo con el Plan Nacional Simón Bolívar, y de acuerdo también con lo que es el desarrollo endógeno.

Asistentes: [aplausos].

Gaudy García: porque estamos en una zona agrícola. Entonces tenemos que aprovechar al máximo los recursos que tenemos allí en la zona.

Presidente Chávez: claro, correcto.

Y hay que incluir, y entonces ahí está el papel de nuestro gobierno, el gobierno local, el gobierno del estado, y el Gobierno nacional. Porque si por ejemplo en la comunidad no hubiese profesores, que tengan título de profesores ¿verdad?, entonces tenemos que asignarlos nosotros.

Gaudy García: sí, ya contamos con esos profesores, ya nosotros tenemos los profesores, lo que nos falta es la sede.

Presidente Chávez: ¡Ah! Tienen los profesores. ¡Ah! Tienen los profesores ya. Tienen los profesores. Tienen los estudiantes...

Gaudy García: de hecho, Comandante, yo...

Presidente Chávez: les falta la sede. Y eso pudiera ser también la aldea universitaria.

Gaudy García: pudiera ser.

Presidente Chávez: la misma sede.

Gaudy García: pero, bueno, ahí dentro de los objetivos del proyecto está convertir la sede del liceo bolivariano en un área de encuentro, unos espacios de encuentro para el debate, bueno, para tantas cosas, para compartir alegrías, tristezas, todo lo que sea, pero convertirlo en un espacio de encuentro.

Presidente Chávez: bailar tamunangue.

Gaudy García: exactamente. Para la cultura.

Presidente Chávez: bueno, muy bien Gaudy. Qué bonito habla Gaudy, ¿verdad?

Gaudy García: bueno, eso [risa].

Presidente Chávez: y ¡con qué ánimo, con qué ánimo!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: que a uno se le contagia.

Gaudy García: ¡Ah! Comandante, que yo me siento orgullosa de ser fundadora de ese liceo de Monte Carmelo, porque yo soy docente...

Presidente Chávez: ¡Ah! ¡Tú eres docente!

Gaudy García: y, miré, yo estudié después de muy madura pues...

Presidente Chávez: no vieja, madura.

Gaudy García: [risa] bueno, soy madura.

Presidente Chávez: ¿Cuándo te graduaste de docente?

Gaudy García: miré, yo saqué el bachillerato cuando tenía 46 años, Comandante. Y me gradué de licenciada en Educación cuando tenía 51 años. Entonces, bueno, soy fundadora del liceo...

Presidente Chávez: eso fue el año pasado.

Gaudy García: [risa].

Asistentes: [risas].

Presidente Chávez: bueno, ahora fíjate, fíjense; fíjate Gaudy, el poder popular, en la medida que vaya avanzando la Comuna, llegará el momento en que ustedes, el director o la directiva de ese liceo, no se nombre desde Caracas, ni se nombre desde Barquisimeto, sino que ustedes, la comunidad allí designe la directiva, los profesores de mayor preparación, de mayor responsabilidad, de mayor capacidad, mayor antigüedad, ¡eh!

Gaudy García: bueno, sí, ya...

Presidente Chávez: que ustedes manejen esa escuela, la gestionen.

Por eso decíamos hace un rato, estábamos hablando de la autogestión general. Lo mismo va a pasar... Allá debe haber Misión Barrio Adentro.

Gaudy García: así es, hay Misión Barrio Adentro, Misión Madres del Barrio, Misión Sucre. De hecho, tenemos varias egresadas de la Misión Sucre, compañeras de trabajo mío también, porque nosotros también trabajamos con un proyecto de transformación de frutas y hortalizas, que la ministra Érika lo conoce bastante. Es de manera artesanal, pero mire eso nos ha ayudado bastante a nosotros a valorizarnos y a tener un trabajo digno y estable dentro de la comunidad, como mujeres campesinas...

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: mira, fíjate una cosa. Trabajo estable dentro de la comunidad. Llegará el día, cuando tengamos la comuna, allá; y allá y allá, en que... Yo seré el primero en levantar la mano en el Consejo de Ministros el día que eso se proponga, porque créanme que mientras yo viva y esté aquí, en este cargo que el pueblo me ha dado, haré todo lo que pueda para que cada día el pueblo tenga más poder.

Gaudy García: ¡Esa es la idea!

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Más poder! Pero poder real, verdadero, verdadero.

Cuando hablaba yo hace un rato de los cinco ámbitos –paisano, paisano digo, tocayo– el ámbito moral, estamos hablando del poder moral.

El socialismo, decía Carlos Marx, lo que busca es que el ser humano individual (tú, tú; tú, compañeros, compañeras) desarrolle el máximo de su potencial, “los poderes creadores” decía Nazoa, Aquiles Nazoa, ¿ves?

Y entonces si tú desarrollas el máximo de potencial, Gaudy, y el otro, y la otra, y la otra; bueno, la sumatoria del potencial individual no va a ser sumatoria, ni siquiera, va a ser multiplicación, va a ser multiplicación del poder colectivo, de los poderes creadores, los poderes milagrosos del pueblo.

Entonces, fíjate, por eso yo digo, cuando hablo del ámbito moral es para que el pueblo, la Comuna tenga el máximo poder moral, poder moral; valores, valores humanos, los valores del socialismo, del verdadero cristianismo, para los que somos cristianos.  

Gaudy García: exacto.

Presidente Chávez: cuando hablo del ámbito político se trata de que en la Comuna se desarrolle el más alto poder político posible del gobierno comunal, enlazado con lo nacional. Acuérdense, no podemos quedarnos en la célula, es la red, el enjambre, la red nacional, del ámbito nacional, y hasta internacional.

Cuando hablo del poder económico es para que ustedes tengan poder económico, el ámbito económico, poder económico. Y nunca tendrá el pueblo poder económico hasta que no sea el dueño de los factores de la producción, de los medios de la producción: tierra, maquinaria, tecnología, conocimiento, capital, trabajo. Que sean ustedes dueños de su propio trabajo, y no haya un patrón que sea dueño de ustedes.

Gaudy García: o sea nosotros somos dueños de nuestra pequeña microempresa, nosotros bueno, reconociéndonos como mujeres que no solamente somos creadores de hijos, productoras de hijos, sino productoras de conocimientos, productoras de saberes.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Bravo Gaudy! Toma pues, Gaudy.

Gaudy García: y mire, Comandante, dándole las gracias porque usted ha valorado mucho la mujer venezolana, y sobre todo la mujer campesina.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, digo otra vez, soy feminista.

Gaudy García: [risa].

Presidente Chávez: sin la mujer el mundo no vale nada. Y no solo no vale nada, para salvar al mundo las mujeres deben tener cada día más poder, para enderezar este mundo.

Mira, Gaudy, te entrego para los Consejos Comunales, 1,9 millones de bolívares, para el liceo del Caserío Monte Carmelo.

Gaudy García: ¡Ajá! Muchas gracias, Comandante.

Presidente Chávez: ¿Esto está depositado ya?

Ministra Érika Farías: sí.

Presidente Chávez: ¿Dónde se lo depositaron?

Ministra Érika Farías: en el Banco Banfoandes, en la cuenta del Consejo Comunal.

Gaudy García: Comandante, esta es una aspiración de muchos años, y bueno, mire, creo que nuestros muchachos y nuestras muchachas se lo merecen, y nuestra comunidad.

Bueno, yo de parte de la comunidad de Monte Carmelo... Bueno... [risa]. No hallo ni cómo expresarle el agradecimiento, ¿sabe?

Presidente Chávez: eso va a quedar bien bonito.

¡Viva Monte Carmelo!

Gaudy García: ¡Que viva Monte Carmelo!

Asistentes: ¡Que viva! [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, ahora vamos a pasar, Gaudy, a entregarle a Marcos. Gracias, Gaudy. Quédate por ahí.

Gaudy García: chao, mi Comandante.

Presidente Chávez: pero no te vayas, quédate ahí mientras hablamos con Marcos. Él viene de Paz Castillo, ¿no?

Marcos Salinas: Santa Lucía del Tuy.

Presidente Chávez: Santa Lucía, estado Miranda. Van a construir seis... ¿Cómo es la cosa, Marcos?

Marcos Salinas: seis aulas.

Bueno antes que todo, muy buenas noches, Comandante, camarada, amigo, el pueblo está contigo, en este momento y a nivel nacional.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: muchas gracias, hermano, Marcos.

Marcos Salinas: una de las cuestiones, Comandante, hoy este es un día histórico, histórico para mi comunidad de Santa Lucía, municipio Paz Castillo, por primera vez se van a construir unas aulas para niños especiales, porque allá no tenemos, para niños con discapacidad.

Asistentes: [aplausos].

Marcos Salinas: ¿Qué ocurre? Nuestros niños, que tenemos allá en el municipio, van a estudiar para Luis Tovar, que queda en Santa Teresa del Tuy, y la zona de Charallave.

Por eso es que le digo, esto es histórico, vamos a construir nuestras seis aulas allá, cada aula va a ser para diez niños ¿verdad?, serían 60 niños en total. En nuestra comunidad tenemos alrededor de 36 niños con ese problema, ¿verdad?, niños especiales. Tenemos maestras especiales que viven en nuestra comunidad, y nuestra comunidad es la que va a trabajar para hacer esas aulas.

Es la comunidad comprometida con nuestro Consejo Comunal, que tenemos ahí, y queremos decirle, Comandante, que este lunes arrancamos, porque nosotros pensamos en 90 días terminar esas aulas. ¿Por qué? Porque la familia de aquel municipio se nos ha acercado mucho a nosotros que quieren cambiar los muchachos para allá, por el costo, donde están pagando ellos en Luis Tovar y en Charallave, porque es caro eso ¿verdad?

Por lo tanto, tenemos 1.400 casos ya en Santa Lucía de nuestra población. Y también, mi Comandante, tenemos 161 Consejos Comunales, para este sábado 13 nos vamos a reunir, es la segunda reunión que tenemos para las Comunas. Nos vamos a reunir trece Consejos Comunales, pero para la parte oeste de Santa Lucía del Tuy estamos arrancando. Ya la ministra sabe, porque ella ha estado en varias oportunidades allí en el municipio de Santa Lucía, y es lo importante, mi Comandante, que nosotros cuando terminemos esas aulas, que sea usted fundamentalmente el que vaya e inaugure eso, porque eso es por primera vez que tenemos en nuestro municipio, donde se van a construir esas aulas.

Si hay alguna pregunta, mi Comandante, dígamela.   

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: bueno, tengo varias, pero quizá has explicado todo muy claro.

Pero nos decías que en el municipio ¿cuántas personas con discapacidad...?

Marcos Salinas: mil cuatrocientos.

Presidente Chávez: esa es la Misión José Gregorio Hernández.

Marcos Salinas: José Gregorio Hernández.

Presidente Chávez: ¡Ajá! De esas 1.400 ¿cuántos son niños?

Marcos Salinas: tenemos 622 varones.

Presidente Chávez: ¿Y la escuela va a tener capacidad para cuántos?

Marcos Salinas: para 60 niños. O sea que queremos construir más escuelas dentro del municipio, porque no se da abasto. En la Manuel Piar se van a hacer seis aulas también, que eso queda en el sector de Las Adjuntas, en el municipio Santa Lucía, también de Paz Castillo.

Presidente Chávez: ese es un tema que tenemos nosotros que abordar a nivel nacional, con mayor cantidad de recursos, mayor esfuerzo con los gobiernos estadales, porque la Misión José Gregorio, como ustedes saben, gracias a Cuba, la Cuba revoluciona, socialista y solidaria, casa por casa, ese grupo de médicos especialistas cubanos, venezolanos, el Frente Francisco de Miranda, recorrieron todo el país, casa por casa, un trabajo pero descomunal, inimaginable, que solo en dos países en este planeta se ha hecho: en Cuba y en Venezuela. En ningún otro país de este planeta alguien lo ha hecho.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: entonces, ahí tenemos –tenemos digo yo, Érika– un esfuerzo muy grande que nosotros hacer, porque de esos más de 300 mil casos detectados, ¡más de 300 mil!, hay un porcentaje, hay una cantidad, no recuerdo exactamente ahora mismo, pero son como unos 40 mil, por ahí anda la cifra, en edad escolar, y que pueden estudiar, pero no están estudiando, porque no hemos creado las condiciones.

Por eso decíamos hace un rato... Y ese es un ejemplo de lo que Bolívar dice en el Discurso de Angostura, revisen esa parte para que vean, que incluso como yo lo escribí en una Línea de Chávez hace como dos semanas, Bolívar, 50 años antes que Carlos Marx lo escribiera, Bolívar lo dice. Y creo que lo dice más claro que Carlos Marx, Bolívar dice: “La naturaleza nos hace desiguales...” Y es verdad, una persona que nació con una discapacidad, como el Síndrome de Down, bueno vino con una desigualdad terrible, ¿verdad?, una desventaja pudiéramos decir, física, mental.

¡Ah! pero entonces dice Bolívar “nacemos desiguales”. Pero luego debe venir la sociedad, el Estado, las leyes, la educación, la cultura, las artes y la industria, etcétera, y debe colocar a nosotros, que somos desiguales, en condiciones de igualdad. ¡Generar condiciones de igualdad!

Entonces eso es socialismo. El capitalismo condena a los más débiles a la muerte, los excluye, para ellos no hay... Bueno, incluso en el capitalismo a nosotros nos enseñaron a llamarlos inválidos, los inválidos. ¿Qué significa inválido? Que no es válido, no tiene validez de nada. ¡Imagínate tú!

No: ¡un inválido! ¡Qué cosa tan horrible, vale! Pero así decíamos hasta hace poco, yo mismo también decía.

No, que, por allá un compañero nuestro, que en paracaídas saltó y se fracturó las dos piernas, y quedó inválido. ¿Cómo que va a quedar inválido, chico? Cuántas cosas podrá hacer. ¡Ah! Que no puede saltar más en paracaídas, es verdad; que no puede trotar como antes, es verdad. Pero cuántas cosas puede hacer, cuánto valor tiene.

¡Ah! Que en el capitalismo dice que es inválido para el trabajo explotador. Entonces, para el capitalista no, “eso no, apártalo, exclúyelo, que se muera. No me importa. No le puedo sacar valor, precio”. ¡Eh! Ese es el capitalismo. Es la perdición del mundo el capitalismo. Es la perdición de este mundo.

Eso está ahí. Entonces este es un ejemplo, nosotros estamos obligados a apurar eso, a construir la cantidad de escuelas que hagan falta, a capacitar la cantidad... Érika, tú sabes que se están graduando miles y miles de educadores integrales, ahora en la Misión Sucre, dentro de poco se graduarán, bueno, creo que 30 mil más.

Bueno, ahí están. Ahora, hay que capacitarlos para la educación especial, si hubiera que mandarlos a Cuba, o a donde sea, aquí mismo también, que hay capacidades instaladas, pero Cuba tiene más. ¡Vamos a enviarlos! Desde ahora, a un postgrado, rápido, y que vengan a encargarse, si hubiera que encargar a uno por uno, que sea uno por uno.  

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Los niños! Es decir, si hubiera que encargar, por cada niño, o persona con discapacidad, sin importar su edad, porque a veces hay personas que avanzan en edad, pero no avanzan en cuanto al coeficiente, los coeficientes lógicos de lo intelectual, por la misma problemática. Ah. Entonces a veces son niños pa’ toda la vida. Eh, bueno, es un niño, y a lo mejor tiene 30 años, pero es una niña, es un niño. Si necesitáramos, Érika, poner un educador para cada uno de ellos, hagámoslo, para cada familia. Pero eso es el socialismo. Que hay que pagarle un salario, hay que pagarle un salario al educador. Que si el Consejo Comunal, la Comuna más adelante, obtiene ingresos, y como ahora no es que se lo apropia un patrono y se volvía rico. No, sino que ahora es de todos, entonces colocan en el Banco Comunal un fondo, con la ganancia, y a lo mejor la Comuna asume el pago de ese profesor especial para un niño ahí en la comunidad, pues la Comuna tiene que hacerlo, porque es el gobierno de la Comuna, es la autogestión de la Comuna.

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: tiene que gobernar. El cogobierno. Es decir, gobernar junto con el Gobierno nacional, el gobierno estadal, el gobierno regional, la cogestión, la autogestión.

Bueno, compadre, Marcos Salinas... Mira, ¿qué hora es?, son las once y media, me van a castigar aquí, porque el programa era para una hora.

Marcos Salinas, tome compadre.

Marcos Salinas: bueno, gracias Comandante.

Presidente Chávez: gracias a ustedes.

Marcos Salinas: un saludo a mi gente de Santa Lucía, a mi pueblo querido.

Presidente Chávez: ¡Santa Lucía!

Marcos Salinas: allá estuvimos aquella vez, cuando el Movimiento Bolivariano 200.

Presidente Chávez: el MBR-200, Valles del Tuy.

Gaudy García: bueno, Comandante, abierta una invitación a la comunidad de nosotros.

Presidente Chávez: bueno, yo... yo... Mira, tengo invitaciones, Reyes Reyes, que está cumpliendo años, el ministro Reyes está cumpliendo años...

Gaudy García: ¡Ah! Yo quiero saludar a Reyes Reyes. ¡Venga Reyes!

Presidente Chávez: ven acá, Reyes Reyes, ven acá.

Mira, mira, mira donde está. Está cumpliendo años.

Gaudy García: ¡Cómo no lo voy a dar un abrazo a Reyes! Felicitaciones.

Presidente Chávez: vamos a cantarle cumpleaños feliz a Reyes.

Gaudy García: miré, Reyes sabe la lucha que yo tuve con este liceo.

Presidente Chávez: ¡Aaaah! ¿Desde cuándo...?

Ministra Érika Farías: cumpleaños.

 

[Cantan cumpleaños feliz al ministro Luis Reyes Reyes]

 

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Y canta bien ésta! Mira cómo canta bonito [beso]. Ahí está tu comandante Reyes.

Gaudy García: mi comandante Reyes, mire nosotros lo queremos mucho a él.

Presidente Chávez: bueno, con esta canción...

Gaudy García: lo apreciamos muchísimo a Reyes también.

Presidente Chávez: es un gran compañero, un gran hombre, un gran revolucionario y cumplió una tarea fenomenal, y la sigue cumpliendo ahora aguantándome a mí ahí. Se está poniendo más viejo ahí.

Bueno, éste ha sido el Aló Presidente número 1. Aló Presidente Teórico.  ¿Qué les pareció?

Asistentes: ¡Bien! Muy bueno.

Presidente Chávez: duró cuatro horas. ¿Cómo estuvo el tiempo?

Asistentes: ¡Bien!

Presidente Chávez: tocamos una serie de puntos. Bueno, nos vamos para San Cristóbal y Nieves a Petrocaribe. El sábado lanzamos la película Zamora, tierras y hombres libres, y el domingo tenemos Aló Presidente práctico, y Las Líneas de Chávez. Les recuerdo el Poder Popular es fundamental para la construcción del socialismo. La teoría revolucionaria es fundamental para la Revolución, para el impulso revolucionario, para el rumbo revolucionario, para el rumbo socialista; estudiemos, leamos, impregnémonos de lo teórico, individualmente y en colectivo, en los Consejos Comunales, los círculos de lectores, el Plan Revolucionario de Lectura. Recordemos como dijo Martí: “ser cultos para ser libres”. O como dijo Bolívar: “por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”.

Y entonces hay que decir: con la sabiduría, con la conciencia romperemos todas las cadenas con las que nos han dominado.

Bueno, despedimos este Aló Presidente. Buenas noches a Venezuela toda. 

Asistentes: [aplausos].

Presidente Chávez: ¡Que vivan los Consejos Comunales!

Asistentes: ¡Viva!

Presidente Chávez: ¡Que viva el poder popular!

Asistentes: ¡Viva!

Presidente Chávez: ¡Patria, socialismo!

Asistentes: ¡O muerte!

Presidente Chávez: ¡Venceremos!

Asistentes: ¡Venceremos!

Presidente Chávez: buenas noches a todos, buenas noches a todas. Gracias.

 

 

 

 


 

[2]      Jorge Rodríguez Gómez: político y dirigente nacional del PSUV; médico psiquiatra y escritor. Fue rector del Consejo Nacional Electoral y vicepresidente ejecutivo de la República. Coordinó por órdenes del Comandante Hugo Chávez en el año 2008 la unión de movimientos y partidos de izquierda que dio como resultado la fundación del PSUV. Actual alcalde del municipio Libertador de Caracas para el período 2013-2017.